11 de julio de 2011

VERANO, VERANO


El Otto Neurath entra en zona de calma chicha durante el próximo mes y medio o así. Espero volver con el destornillador afilado para retomar los argumentos contra el anti-reduccionismo y lo que se tercie.
.
Saludos en especial a los lectores del Otto Neurath a quienes conocí personalmente en el curso "Yo quiero ser divulgador científica" de la UNED de Denia, la semana pasada. Lo pasé muy bien con ellos y los demás participantes.
.
Durante el descanso veraniego, dejaré programadas unas "reposiciones", para los incombustibles.
.
Y por último, no puedo dejar de recomendar el último libro que me he leído: El optimista racional, de Matt Ridley; un baño de sensatez tan refrescante como una ola del Atlántico, y absolutamente necesaria con la tromba de apocalípticos que está cayendo. Hablaremos de él a la vuelta.
.
Agur.
.

4 comentarios:

  1. Paselo usted bien querido Don Jesús
    y recuerde...
    Vivimos en el mejor de los mundos posibles.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡ Hermosa playa!! Las olas del atlántico, son bravas y frías.
    Un saludo cordial
    rosa paredes
    http://Twitter.com/rrosaparedes

    ResponderEliminar
  3. La tromba de apocalípticos no ha empezado a caer ahora. Lleva cayendo desde hace varios milenios. Y seguirá cayendo durante muchos más.

    http://antoniolopezpelaez.com

    ResponderEliminar
  4. Hegelin de Ubrique9 de agosto de 2011, 1:38

    Ya lo decia mi primo, el de Stuttgart,
    Todo lo real es racional y todo lo racional es real.

    De ahí lo del fin de la historia del Fukusima ese.

    ResponderEliminar