10 de junio de 2012

POR MÍ Y POR TODOS MIS COMPAÑEROS (Y POR MÍ EL PRIMERO)

No se cansan de decirnos que ahora, después de los varios rescates, estamos mejor que hace unas semanas... Vete tú a saber. Pero de lo que no hay duda es de que ahora estamos MUCHO PEOR que lo que hace unas semanas CREÍAMOS que estábamos.
.
Aunque a mí, de pequeño, más que jugar al rescate me gustaba jugar al dólar.
.
.
(Por cierto, durante unos días ha estado inhabilitada la opción de los comentarios en el blog; no tengo ni idea de por qué. Me parece que ya está arreglado)

54 comentarios:

  1. Y nadie va a la carcel.

    Por lo menos ya sabemos lo que nos espera: tres años más de recortes y reformas estructurales. No va a hacer falta apretarse el cinturón: directamente lo podremos cambiar por una pulsera.

    Después de eso, otra burbuja, puesto que ésta les habrá salido gratis a los mercados financieros. Y vuelta a empezar.

    ResponderEliminar
  2. Retrocedemos (varios pasos atras) a la economía polarizada, a la económica pre-crack del 29. Pre-revolución del 17.Los felices veinte. Para las oligarquias, claro. Los Gatsby y compañia. ¿Rescate?. Secuestro en toda regla. ¡Con nuestra propia pasta¡ Para unas risas, la verdad.

    ResponderEliminar
  3. preocupado por mis ahorros11 de junio de 2012, 1:37

    Jesús, y resto de contertulios, ¿que buenas ideas podéis ofrecer a los que tienen algunos ahorrillos?

    ResponderEliminar
  4. Contactar con la asesoría fiscal de Urangarín

    ResponderEliminar
  5. Y seguimos con defender a los culpables. El nuevo protocolo enviado por el ministro del interior a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado (sic) para casos de asesinato es el siguiente:1º- El cuerpo hay que enterrarlo porque es lo único importante en estos momentos, ya que si lo dejamos a la vista el hedor se hace insoportable y lo mismo la ciudadanía se rebela. 2º- Los gastos del sepelio correrán a cargo de la ciudadanía, al fin y al cabo son lo que se evitarán el hedor, (nosotros estamos acostumbrados como prueba el art 14 de nuestros estatutos políticos, los de Deusto y los de Icade),y en cuanto al asesino hay que dejarle en paz, que no son cosas de ir por ahí molestando. Bastante tiene el pobre con esconderse de las miradas ajenas en la playa de Ipanema.

    ResponderEliminar
  6. Pues yo creo que, como dos cosas que sean exactamente iguales en todos sus aspectos físicos (incluidas sus relaciones físicas con otras cosas) serían exactamente iguales en todo, entonces la Swayer no tiene razón

    ResponderEliminar
  7. Creo que es la vieja confusión entre reduccionismo ontológico y epistemológico.

    ResponderEliminar
  8. incluidas sus relaciones físicas(...)

    Eso es lo que precipita a Sawyer fuera del fisicalismo, si no la entiendo mal, esto es, su creencia de que las relaciones físicas no son aspectos físicas, o sea, que la constitución física por si sola no puede determinar que propiedades posee una cosa, y en consecuencia no puede determinar qué clase de cosa es

    la vieja confusión(...)

    Más que una confusión...es la madre de todos los corderos en cuanto a una discusión...lo que sorprende de Sawyer es que considere la discusión reducible al tema externalismo/internalismo

    ResponderEliminar
  9. ...y el UNO, que diría acertadamente Juan Antonio (creo), porque si no, no podrías contabilizar lo que hay en el universo

    ResponderEliminar
  10. Me refiero a que no se trata de ver las propiedades de UNA cosa (ese teléfono móvil), sino las propiedades de un sistema (y el sistema más grande que podemos conocer es el universo). Las entidades a cuya existencia nos comprometa nuestro conocimiento matemático son otro cantar: esas no tienen propiedades físicas, aunque las propiedades físicas presuponen propiedades matemáticas (p.ej., que la carga de dos electrones sea igual a la de un protón multiplicada por -1).

    ResponderEliminar
  11. y el sistema más grande que podemos conocer es el universo

    ¿Y entonces como es que entendemos a Leibniz cuando dice que este universo es el mejor de todos los universos posibles?

    ResponderEliminar
  12. Héctor: he dicho que el universo es el sistema más grande que podemos conocer, no el sistema más grande (o más pequeño) que podemos COMPRENDER.
    .
    Pero, vamos, deja de marear la perdiz y ve de una vez al punto al que pareces estar pretendiendo ir.

    ResponderEliminar
  13. ve de una vez al punto al que pareces estar pretendiendo ir

    No, no-nó, esta vez estaba improvisando sobre la marcha: el comentario de Sawyer ilumina el asunto desde una grieta desde la que nunca me hubiera planteado dinamitar el fisicalismo...y no sé hasta cuánto da de sí, ojo.

    ResponderEliminar
  14. Héctor,

    la constitución física por si sola no puede determinar que propiedades posee una cosa, y en consecuencia no puede determinar qué clase de cosa es

    La afirmación permite una lectura trivialmente verdadera: para que una piedra tenga la propiedad de hundirse en el agua no basta con la existencia de la piedra, también es necesario la del agua.

    Habría sin embargo una versión más problemática, más interesante, que consistiría en afirmar que la constitución física de una cosa determina las propiedades que podría tener: esto es, que una piedra seguiría teniendo la propiedad de hundirse en el agua aunque no existiera el agua.

    Una manera más sencilla de formular la cuestión sería así: ¿puede existir una misma cosa en dos universos distintos?

    ResponderEliminar
  15. Ejecución:
    ¿puede existir una misma cosa en dos universos distintos?
    A mí me parece obvio que no. Imagínate que te hacen la siguiente proposición: si pulsas este botón, entonces dentro de 5 minutos empezará a existir otro universo con una copia exacta de ti mismo y de todo lo demás, y en ese universo tú (o tu copia exacta) se hará multimillonario y tendrá una vida llena de felicidad; a cambio, en ESTE universo en el que te encuentras ahora, tu "copia" será ejecutada sumariamente por medio de una inyección totalmente indolora. Yo, personalmente, no aceptaría la proposición: no me sirve de consuelo que el "yo" del otro universo viva de puta madre si a cambio mi "yo" de este universo la tiene que palmar; siento que yo soy el yo de ESTE universo, y no aquella copia pirata.

    ResponderEliminar
  16. Jesús

    ...tú (o tu copia exacta)...

    De acuerdo, no somos el mismo. Pero entonces, ¿por qué referirnos precisamente a esa criatura del universo de al lado como "mi otro yo"? ¿Por qué a esa y no a una puerta, por ejemplo?

    ResponderEliminar
  17. No estoy seguro de que la pregunta que he planteado sea equivalente a la segunda versión que he ofrecido de la afirmación de Héctor.

    La respuesta a la pregunta, en efecto, parece clara: un conjunto de átomos idéntico al conjunto de átomos que aquí llamamos "Puerta de Alcalá", por ejemplo, sería algo distinto en otro universo.

    La segunda versión de la frase de Héctor, en cambio, parece invitar a definir un objeto como el conjunto de todas sus realizaciones posibles en todos los universos posibles.

    Estaríamos en la situación borgiana del Menard: decidir si hablamos del mismo libro o de dos libros distintos podría ser una cuestión puramente convencional.

    ResponderEliminar
  18. Hombre, qué entendemos por un "objeto" es siempre convencional, en alguna medida, lo que no quita para que algunas convenciones nos resulten más útiles que otras, o añadan más coherencia al conjunto de nuestras creencias.

    ResponderEliminar
  19. Yo creo que aquí entra en juego el famoso tema de la consciencia. ¿Tú crees Jesús que dos personas físicamente exáctamente iguales tendrían las mismas sensaciones y pensamientos en dos mundos exactamente iguales?. Me imagino que conoces la teoría que especula conque la consciencia es precisamente "algo" que se encuentra más allá de lo físico.

    ResponderEliminar
  20. Castellano. ¿Cómo voy a ignorar que existe esa especulación? Pero no veo motivos para tomarla en serio. En la situación que dices, en efecto, la persona de ese universo estaría pensando lo mismo que la persona de este universo, si todo es exactamente igual en ambos universos desde el punto de vista físico.

    ResponderEliminar
  21. Pues a mí el argumento del zombie de Chalmers me parece bastante concluyente. Podrían existir dos seres físicamente iguales y uno ser consciente y el otro no.

    ResponderEliminar
  22. Pues yo creo que no. Un concepto de "consciencia" que permita sacar esas conclusiones, seguro que pierde aceite por más de un sitio.
    Me parece más convincente la teoría que defienden muchos otros (p.ej., en el libro "The ego tunnel", señalado en la lista que hay en la columna de la derecha del blog), según la cual la APARIENCIA de inmaterialidad y de independencia de las condiciones materiales es un truco de nuestro cerebro para hacernos creer que lo que estamos viendo son las cosas, y no una IMAGEN de las cosas que es PARTE de nosotros.

    ResponderEliminar
  23. Pues yo creo que no. Un concepto de "consciencia" que permita sacar esas conclusiones, seguro que pierde aceite por más de un sitio.
    Me parece más convincente la teoría que defienden muchos otros (p.ej., en el libro "The ego tunnel", señalado en la lista que hay en la columna de la derecha del blog), según la cual la APARIENCIA de inmaterialidad y de independencia de las condiciones materiales es un truco de nuestro cerebro para hacernos creer que lo que estamos viendo son las cosas, y no una IMAGEN de las cosas que es PARTE de nosotros.

    ResponderEliminar
  24. Jesús dijo:
    Un concepto de "consciencia" que permita sacar esas conclusiones, seguro que pierde aceite por más de un sitio.

    En este punto estoy de acuerdo contigo, Jesús, quiero decir, y como ya dijo Witti: "NO hay conducta sin dolor", o sea, no es que toda experiencia qualica implique de suyo una conducta (el famoso caso de los niños mal anestesiados en los quirófanos de los 50) sino que nuestro lenguaje ha logrado que conceptos internos y a priori inverificables como "dolor" o "salado" tengan significado justamente porque podemos asociar una familiarizable serie de conductas que son las que nos permitirían distinguir a una persona que tiene sensaciones de dolor o salacidad frente a un zombi que no.

    Quiero decir, con independencia del correlato físico que puedan tener los qualia (muy discutible esas traducciones, ojo) parece claro que el tener o no tener qualia sí es distinguible (de lo contrario no podríamos acotarlos con el lenguaje), por lo tanto, en un universo en donde apareciera un zombi éste cantaría como distinto al resto.

    Pero por cierto, y por último, el tema de los universos diferentes en todo menos una cosa me recuerda al tema del tercer hombre que se sacó de la manga ¿Aristóteles? contra Platón (si es que al final va a ser verdad lo de la puta nota a pie de página...mientras se sea metafísico :P)

    p.d: Jesús, molaría un post sobre el tema de los múltiples yo´es, ¿qué no?

    ResponderEliminar
  25. Vaya, cuando nos interesa seguimos los dictados de la razón y de nuestro cerebro a rajatabla y creemos que Dios, al no ser captado por nuestros sentidos no existe y luego cuando nos encontramos con algo que no es explicable ni rechazable de la misma manera decimos que es producto de la imaginación. Me he leído el libro de Metzinger y reconozco que está muy bien, pero más imaginativas me parecen las escenas donde él experimenta las escenas de estar fuera del cuerpo y comenta que, con un poco de práctica, todos podemos lograrlas.

    ResponderEliminar
  26. Héctor:
    conceptos internos y a priori inverificables como "dolor" o "salado" tengan significado. Dolor y salado vienen de una estimulación sensorial. Aquí sí que es fácil, como tú dices, asociar una serie de conductas. Pero, ¿qué me dices de un cuadro?, ¿de un paisaje?, ¿de la música?. ¿Qué es lo que hace que tenga tan diversas experiencias y que cada uno de nosotros las tenga tan distintas frente al mismo estímulo?. ¿Es esto meramente físico?.

    ResponderEliminar
  27. Castellano:
    cuando nos interesa seguimos los dictados de la razón y de nuestro cerebro a rajatabla y creemos que Dios, al no ser captado por nuestros sentidos no existe y luego cuando nos encontramos con algo que no es explicable ni rechazable de la misma manera decimos que es producto de la imaginación
    ¿¿¿??? ¡¡¡Pero si es justo DE LA MISMA MANERA!!! En ambos casos se trata de ilusiones cognitivas creadas por nuestro cerebro, posiblemente con funciones bastante razonables desde el punto de vista evolutivo. La creencia en Dios se basa en la tendencia de nuestro cerebro a identificar "agentes" como los responsables de todo, y la creencia en la mente inmaterial, en la tendencia a identificar las percepciones como algo AJENO (y por lo tanto, LO QUE percibe las percepciones es interpretado ERRÓNEAMENTE como algo DISTINTO de las percepciones).
    Pero es tan irracional creer que un bicho (o sea, alguien con pensamientos e intenciones) creó el mundo, como creer que nuestra actividad mental es otra cosa que una parte del funcionamiento del cerebro. No sé a qué diferencias te refieres.
    .
    Espero que hayas aprendido algo más sobre el libro de Metzinger aparte de la parte más novelesca (que, ciertamente, está muy bien)

    ResponderEliminar
  28. Castellano:
    ¿qué me dices de un cuadro?, ¿de un paisaje?, ¿de la música?. ¿Qué es lo que hace que tenga tan diversas experiencias y que cada uno de nosotros las tenga tan distintas frente al mismo estímulo?. ¿Es esto meramente físico?.
    Claro que sí. Los cerebros son complejísimos y no hay dos cerebros iguales, así que es normal que los mismos estímulos produzcan reacciones diferentes en redes sinápticas tan diferentes como la tuya y la mía, p.ej.

    ResponderEliminar
  29. Entonces seremos capaces de crear robots conscientes en el futuro, ¿no?.Tenemos el material, que es "físico", así que es cuestión de tiempo.

    ResponderEliminar
  30. Castellano:
    Entonces seremos capaces de crear robots conscientes en el futuro, ¿no?
    Por supuesto, no veo por qué no. Ten en cuenta que la consciencia, es decir, la capacidad de TENER SENSACIONES, es una cualidad no sólo humana, sino de la mayor parte de los animales. El ser humano es consciente DE MÁS COSAS, porque tiene un cerebro bastante más complejo, pero los mecanismos que hacen que un bicho tenga frío, hambre, miedo, placer, dolor, etc., son bastante primitivos (lo que no quiere decir que estemos cerca de poder reproducirlos artificialmente, pero no veo ningún impedimento absoluto, sólo dificultades técnicas).

    ResponderEliminar
  31. Jesús.
    Un robot consciente sería equivalente a un ser humano. La consciencia que nosotros podemos crear es la consciencia humana porque nosotros no podemos saber qué es ser consciente para un mono (o para un murciélago, como el famoso paper). Además la consciencia humana es el rasgo que distingue y caracteriza al ser humano con respecto a un zombie o a un animal. Es más, un robot consciente como un humano sería, por una parte, el equivalente a un ser humano inmortal, porque la "carrocería" se podría renovar perfectamente y, por otra, y lo que es peor (o mejor, según se mire), el hombre se convertiría en una especie de Dios porque sería capaz de fabricar "hombres". Nietzsche se tiraría de los pelos porque no solamente moriría Dios sino que el hombre pasaría a convertirse en Dios. Ese hecho (el poder crear robots conscientes, con personalidad) daría lugar a un cambio tan bestial en la condición humana que por eso no es factible. Estudio este área con detenimiento y pienso que conceptualmente hay una contradicción en el hecho de crear robots conscientes.

    ResponderEliminar
  32. Castellano:
    es como si dices que los españoles sólo podrían crear conciencia española, porque la conciencia que ellos conocen es la conciencia española. O que sólo podemos crear conciencia mamífera, porque nosotros somos mamíferos. O que sólo podemos crear sistemas digestivos primates, porque nosotros somos primates. Al fin y al cabo, la conciencia no es más que un elemento más en el proceso causal que da lugar a la conducta de los organismos (de algunos organismos; de otros, no), y es estudiando ese proceso causal como podremos averiguar cómo funciona la conciencia y cómo reproducirla de modo artificial. Exactamente igual que podemos hacer unas u otras pruebas químicas para averiguar cómo es la estructura molecular del metano y para sintetizarlo de modo artificial (al fin y al cabo, las moléculas individuales de metano son EXACTAMENTE IGUAL DE INOBSERVABLES para nosotros que la conciencia de mi vecino lo es para mí; de hecho, la INMENSÍSIMA mayoría de las cosas de las que hablamos, con las que contamos, y que manipulamos, son ESTRICTAMENTE inobservables -lo único que observamos son las SENSACIONES que esas cosas producen, en general MUY indirectamente, en nosotros-).
    .
    Sobre si un robot sería potencialmente inmortal... pues exactamente igual que un ser humano UNA VEZ QUE SE DESARROLLE LA TECNOLOGÍA APROPIADA. Se trata únicamente de una dificultad TÉCNICA, no de algo que por principio no se pueda conseguir. Y sobre si seríamos dioses, pues exactamente igual que lo somos cada vez que encendemos una bombilla, quitándole el monopolio del poder de crear luz.
    Y obviamente, la condición humana cambiará, aunque no sepamos en qué sentido. Dentro de 10.000 años, o de 100.000, o de 100.000.000 de años, la "condición humana" (o la de los seres inteligentes que vivan por entonces) será tan diferente a la nuestra como nuestra condición es diferente de la de un mandril.

    ResponderEliminar
  33. El Castellano,

    Lo que dices sobre las obras de arte es cierto pero es que tampoco una obra de arte, o más genéricamente, una percepción compleja genera UN tipo homogéneo, compacto y unitario de experiencia sensorial.

    Wittgenstein ya pensó ese tema desde esa perspectiva, mira este link si quieres averiguar qué dijo

    ResponderEliminar
  34. Jesús,

    La diferencia es que ser español NO incide (mucho) en la naturaleza de tu consciencia pero tener una materialidad neurobiológica u otra puede dar lugar a un nuevo bautismo, y es que en el fondo, aquí hay que distingui lo que llamamos consciencia que, como toda categoría del lenguaje, es arbitraria (no azarosa, ojo) su demarcación, y lo que es la consciencia. Cito a Quine:
    De este modo, en muchos frentes limitados, el hombre continúa su ascenso desde la barbarie sacudiéndose trozo a trozo, como una costra, un vestigio, aquí y allá, la vieja y cenagosa noción de género o similaridad. La química, ciencia en donde mora el concepto de solubilidad en el agua, es una rama que ha alcanzado ese estadio. Una similaridad comparativa del tipo que interesa a la química puede ser establecida enteramente en términos químicos, esto es, en términos de composición química.
    (...)
    (...); la teoría que resolviese la noción de similaridad no analizada que subyace en tales casos está por venir. Un ejemplo es la disposición denominada inteligencia -la aptitud, dicho en términos vagos, de aprender con rapidez y resolver problemas-. Algún día, sea en términos de proteínas, o coloides o redes nerviosas o comportamiento abierto, la rama relevante de la ciencia puede alcanzar el estadio en donde resulte posible construir una noción de similaridad capaz de hacer respetable incluso la noción de inteligencia. Y prescindible.

    [La relatividad ontológica y otros ensayos, W.V.Quine, Géneros naturales, pág. 172:]


    La cuestión es que los conceptos de lenguaje son, a mi ver, proxys (o hiperónimos) de múltiples realidades concretas arbitrariaramente (no azarosamente, insisto) homogeneizadas (lo dicho otras veces de constelaciones y saber-cómo...que tu no compartías, si mal no recuerdo), o sea, y en resumen, que hay que saber distinguir el concepto consciencia (que no es más que un instrumeno coordinativo) y la realidad ontológica de la consciencia que no creo que podamos mostrarla en su, digamos, esencia.

    Ahora bien, la cuestión es que si bien el concepto/ caballo es una quimera verbal de fronteras difusas, podemos acotar su naturaleza al terreno estricto de la biología, o sea, sea lo que sea un caballo, sin duda es un bicho, bien, ¿podemos decir lo mismo de la consciencia?, esto es, ¿que solo juega en terreno de lo neuronal y lo físico? A mi ver, es el tema que decía Sawyer, no se puede hablar de lo mental sin traspasar el terreno de lo cerebral (u objetual) y entrar en términos relacionales como la Luna NO es solo un sistema físico tal y tal sino también se define por su (incorporea) relación con la tierra

    ResponderEliminar
  35. O sea, Jesús, y por plantearlo en los términos de Quine, ¿la consciencia (o inteligencia) como concepto genérico es un atajo memotécnico (o verbal) para mentar una serie de redes neuronales, proteínas & etc. como concluis los materialistas, o más bien es un nodo que anuda una serie de comportamientos y relaciones que no se deja decir de otra forma igual que ninguna combinatoria salida de la abla periódica de los elementos da lugar a una "Luna"?

    ResponderEliminar
  36. Jesús:

    "La creencia en Dios se basa en la tendencia de nuestro cerebro a identificar "agentes" como los responsables de todo..."

    Concretamente, agentes humanos. La sonrisa de las flores, que decía Pessoa, "que tuvieron para el primer mirar del primer hombre, que las vio recién aparecidas y las rozó levemente, para saber si hablaban".

    "Pero es tan irracional creer que un bicho (o sea, alguien con pensamientos e intenciones) creó el mundo..."

    Desde luego, poner a un dios personal como causa primera del universo es muy poco coherente con el resto de nuestra literatura científica. Resulta más problemático, sin embargo, hablar del mundo como si fuera una cosa. Precisamente, porque cada vez se parece más a un bicho. O más que a un bicho, al sistema de la biosfera, que manifiesta en mayor medida que los organismos individuales su capacidad para desarrollar nuevas formas y soluciones. Kevin Kelly dice que la evolución biológica (y tecnológica) es el último capítulo de la historia del universo como expansión del ámbito de lo posible. Me suena a Teilhard de Chardin, pero ya obedezca al despliegue de un algoritmo inscrito en sus condiciones iniciales, a la consecución de una causa final o una creatividad propia de los sistemas en desequilibrio que apenas empezamos a entender, por lo que sea, el universo es cada vez más complejo y diverso. Kauffman propone que sigamos llamando Dios a esa creatividad impersonal de la naturaleza. Dada la carga histórica del término, no me parece buena idea. Pero es que además esa creatividad ya no es impersonal. El universo es personal desde que los seres humanos empezamos a hablar, pero probablemente ser personal es solo una gota en un río de formas extremadamente complejas y diversas. Solaris está ahí fuera y no es una persona.

    ResponderEliminar
  37. Cada día que pasa me parecen más obtusos y más estúpidos los que defienden el neoliberalismo, me empiezan a parecer una secta con sus dogmas y su obcecación. No sé cual será la salida o la solución pero el neoliberalismo no la es. Me recuerdan a esos viejos comunistas empeñados a la mínima en contarte las "hazañas" logradas por el comunismo. Mundo de locos.

    ResponderEliminar
  38. Héctor:
    seguramente TODOS los conceptos son del segundo tipo, ya lo sabes.
    .
    Por cierto, tal vez ser español no sea muy significativo para el tipo de conciencia que uno puede tener, pero, ¿a que no te atreves a decir lo mismo sobre ser vasco? ;)
    .
    Masgüel:
    no te dejes pillar por las artimañas de tu cerebro: el universo NO es un bicho, aunque tenga ALGUNAS propiedades parecidas.

    ResponderEliminar
  39. Jose: totalmente de acuerdo. Lo que hay que ser es post-liberal.

    ResponderEliminar
  40. Castellano,

    Podrían existir dos seres físicamente iguales y uno ser consciente y el otro no.

    Por poder, también podrían existir dos ordenadores físicamente iguales y uno estar mostrando en la pantalla el Paint y el otro el Excel, pero yo en principio encuentro la hipótesis descabellada, y sospecho que usted también.

    ResponderEliminar
  41. "no te dejes pillar por las artimañas de tu cerebro"

    Bart- ¡Lisa, baja de las nubes!.
    Lisa- ¿Por qué? Si así estoy muy bien...

    Una de las ventajas de darle cancha al cuento de la nueva alianza que propone Prigogine (del hombre con la naturaleza), es que le sube a uno la moral. En un universo mecánico, somos un mero accidente. En un universo creativo, cada accidente es el ensayo de una nueva posibilidad. Y puestos a explorar posibilidades, por estos andurriales, somos cinturón negro. Eso de ser el vector más caudaloso de la creatividad de la naturaleza (al menos en el vecindario galáctico) nos devuelve a la cresta de la ola. "Nosotros somos la fuente de las sorpresas" (escribía Frank Herbert en uno de aquellos maravillosos prólogos a los capítulos de la saga de Dune).

    ResponderEliminar
  42. Masgüel:
    si no tengo nada en contra de la creatividad; sólo te señalo que esa creatividad seguramente no tiene nada especial que ver con los bichos (ni siquiera con eso que tenemos los humanos y que en nuestro caso llamamos "creatividad", y que usamos SÓLO A MODO DE METÁFORA para entender un poquillo de qué va eso de la "creatividad de la naturaleza")
    Por lo demás, es cuestión de gustos: otros disfrutamos igual con lo que es EMPÍRICAMENTE INDISTINGUIBLE a aquello con lo que disfrutas tú, aunque no pensemos que es ontológicamente "nuevo" en ningún sentido radical.

    ResponderEliminar
  43. "usamos SÓLO A MODO DE METÁFORA"

    En mi opinión, de eso va el juego. Entre las muchas cosas que creamos los seres humanos están las explicaciones que damos y las preguntas que nos hacemos respecto a nuestra condición. Las fichas de ese juego son metáforas. Esto creo que ya lo he dicho alguna vez. Cuando nuestro principal instrumento de transformación del entorno era la fuerza animal, figurábamos el mundo como un animal. Cuando nuestro instrumento pasó a ser la máquina, lo mismo. Ahora que es sobre todo la información, algunos empiezan a imaginar el mundo como código. Cosa, bicho o programa, como dice Kauffman, a niveles de complejidad por encima de los que estudian la física y la química, la naturaleza es "grotescamente" (palabras suyas) no repetitiva. Con la misma tabla de elementos se las apaña para dar a cada terruño fruto de distinto sabor.

    ResponderEliminar
  44. "esa creatividad seguramente no tiene nada especial que ver con los bichos (ni siquiera con eso que tenemos los humanos y que en nuestro caso llamamos "creatividad""

    Eso puede entenderse de dos maneras. Si quiere decir que lo que llamamos, usando una metáfora "creatividad de la naturaleza", incluyendo las formas que desarrolla al margen de la actividad de los seres humanos (estoy usando una aproximación naturalista standard para no liarnos con la ontología), tiene características propias que obedecen a desarrollos contingentes dispares en cada rincón del universo, pues seguramente.

    Pero en la sudorosa superficie de esta patata caliente, es falso que no tenga nada especial que ver. Aquí, esa creatividad de la naturaleza es, entre todas las formas de la biosfera, también, la creatividad humana. Es un caso local y con características locales de la emergencia de complejidad (sea cual sea su origen o, quizás, no me cierro a ninguna posibilidad, su propósito).

    P.D. Perdona por abundar en el off topic, pero la tarde estival anima a divagar.

    ResponderEliminar
  45. Lo siento, Masgüel, pero no me lo trago: la creatividad humana tiene EXACTAMENTE lo mismo que ver con la "creatividad" de la naturaleza que todo aquello que hay en la naturaleza y en el ser humano, y a lo que no te parecería apropiado denominar "creatividad".

    ResponderEliminar
  46. Pues no se. Ponme un ejemplo. Pruebo yo con uno. Los seres humanos compartimos con la mayor parte de los vertebrados terrestres la exaptación que cambió la función de unos huesos que llevaban agua a las branquias en parte de nuestro oido interno. No me parece mala metáfora llamar creativo a un proceso semejante, aunque no obedezca a la voluntad de un sujeto. Si una forma compleja aparece donde antes no la había, sea cual sea la conjunción de azar y necesidad que tenga que darse para tal emergencia, eso, lo que sea que haya tenido que pasar, ha creado esa nueva forma.

    ResponderEliminar
  47. Perdón, el anónimo anterior era yo.

    ResponderEliminar
  48. Masgüel:
    si lo que quiero decir es que seguramente TODO es igual de consecuencia de eso que llamas la "creatividad" de la naturaleza, tanto la creatividad artística del homo sapiens como la monotonía artística del homo habilis. Naturalmente, la creatividad humana tiene ciertos aspectos que nos hacen parecer apropiada usarla como metáfora para referirnos a la "creatividad" de la naturaleza, pero seguramente esa metáfora sea EXACTAMENTE igual de inadecuada "en el fondo" que lo eran las metáforas del mecanismo, del ordenador, del reloj, del reino, etc.

    ResponderEliminar
  49. preocupado por mis ahorros17 de junio de 2012, 12:29

    Contactar con la asesoría fiscal de Urangarín

    --------

    Como ironía está bueno. Pero mi pregunta era en serio, ¿Que buenas ideas se pueden aportar desde aquí para los que tienen algunos ahorrillos?

    Gracias

    ResponderEliminar
  50. Mi respuesta tamibén iba en serio: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/04/20/barcelona/1334955673.html
    Y a falta de cuenta en Suiza, siempre queda el colchón.
    .
    Yo no sacaría todo del banco, pero sí una parte, por si Rajoy y Guindos niegan tantas veces el corralito que al final lo terminen haciendo.

    ResponderEliminar
  51. Preocupado:

    Depende de lo que te preocupe. Si además de tus ahorrillos te preocupa lo que haga un banco con ellos para darte el interés prometido, te recomiendo el banco donde yo tengo los míos: Triodos. El interés es bajo, pero tu dinero solo se ensucia con el estiercol de los cultivos ecológicos.

    Por lo visto su directiva está relacionada con la antroposofía, un movimiento que no tiene mala prensa, pero huele a secta. No es casualidad que su especial dedicación a proyectos de agricultura ecológica (respecto a los que tengo mis dudas), tiene mucho en común con el programa de agricultura biodinámica que la antroposofía viene predicando durante décadas.

    Por lo demás, no creo que eso afecte a la actividad del banco, de cuya transparencia no dudo. No invierte en fondos especulativos, fabricantes de armas o deshuesadores de bebés etíopes (que decía Sarah Silverman).

    ResponderEliminar