19 de julio de 2012

HOMEOPÁTICOS GENÉRICOS

Entre las nuevas medidas del gobierno para ahorrar en gasto sanitario está el fomento de los productos homeopáticos, por su conocida proporción efectividad/precio. Para rizar el rizo del ahorro, la ministra Mato fomentará el uso de la pneumopatía, es decir, la ingestión de productos homeopáticos diluidos en el aire. Es sabido que la mera exposición de las sustancias medicinales al aire en el proceso de su fabricación provoca una concentración media de dichas moléculas que es mayor que la que está presente en el agüilla que se vende en las (para)farmacias bajo el marchamo de "homeopatía". Así que para tomar estas medicinas homeopatopneumáticas bastará con que el paciente haga unas cuantas inspiraciones profundas en el mostrador de la tienda, al módico precio de un euro por inspiración.

7 comentarios:

  1. A esto hay que añadirle el medicamento gastropático, que consiste en apostarse en el mostrador o en el suelo de la farmacia o la parafarmacia y realizar varios abdominales. Se trata de tocarse las rodillas con la nariz. Todo esto es muy divertido.

    ResponderEliminar
  2. No lo pillo, entiendo la crítica, pero no se que tiene que ver la homeopatía en todo esto. Deberías informarte un poco sobre la tendencia de las farmafiaceuticas y los gobiernos a prohibir cientos de remedios naturales cada año, que se han usado durante siglos con probada efectividad y que en muchos casos crecían en la naturaleza y eran fáciles de recolectar para aquel que tenía un mínimo conocimiento (por ejemplo la valeriana, que ahora se vende en forma de grageas en las farmacias y apareció en la lista de nuevas sustancias prohibidas hace pocos años...).

    ResponderEliminar
  3. Sobre el tema recomiendo esta página

    http://www.migueljara.com/

    la valeriana no se si llegó a prohibir, pero si te puedo decir que hay quen interpreta este tipo de prohibiciones como una guerra "comercial", en la que las farmaceuicas lo que buscan es quedarse con el monopolio de la venta de sustancias que crecen de manera natural y que llevan siglos utilizándose con fines lúdicos y terapeuticos sin los problemas que han acarreado a raíz de su prohibición. Está claro que el tema de los estudios clínicos es objetable, pero no me parece suficiente ni muy creible viendo los efectos secundarios de muchas de las sustancias que se venden en las farmacias.

    ResponderEliminar
  4. otro enlace más específico sobre la homeopatía

    http://elpais.com/diario/2010/03/06/sociedad/1267830001_850215.html

    ResponderEliminar
  5. Pharmakoi: no pasaré por el anticlímax de explicar el chiste. Si no lo pillas, o lo pillas y no te hace gracia, peor para mí.
    Por otro lado, no es un chiste "contra" cualquier remedio no fabricado en un laboratorio farmacéutico multinacional, ni "a favor" de tales laboratorios, sino sólo en contra de lo que se dice en él.

    ResponderEliminar
  6. pharmakoi, ¿a qué viene hablar de las plantas medicinales en un artículo que se ríe de la homeopatía?

    Si lo ridículo de la homeopatía es que sus "medicamentos" no contienen sustancia activa alguna, ni natural ni artificial.

    ResponderEliminar
  7. ya, ya sorry, sí lo pillo y tiene gracia, lo de las plantas medicinales lo mezclé yo jaja.
    Es que no sabía muy bien lo que era la homeopatía la verdad, pero ahora que he visto un poco más sobre el tema no termina de convencerme, me pega más la explicación del placebo.

    ResponderEliminar