27 de septiembre de 2012

DE SOL A SOL: LOS TRES ÚNICOS CAMINOS

Reedito esta entrada de la pasada primavera, al albur de los acontecimientos del 25S. Vaya desde aquí mi solidaridad con los motivos de los manifestantes, pero también mi rechazo hacia las formas en la que ingenuamente pretenden llevarlos a la práctica, que no hacen más que proporcionar argumentos gratis a los que quieren identificar esos motivos con algo así como la revolución castrista.

Este artículo es el primero de los recogidos en el libro Más allá de la indignación: supositorios de pensamiento para después del 15M y del hundimiento del sistema político (Amazon, 0,98€)



Sólo se me ocurren tres caminos para los "indignados" del movimiento 15M (los isidrines, como me gusta llamarlos cariñosamente); o mejor dicho, dos posibles caminos para su movimiento, no para ellos como personas, faltaría más. Y me refiero a caminos pacíficos y legales. También sería posible que la cosa degenerase en un movimiento revolucionario y violento, pero supongo que la inmensa mayoría de los isidrines rechazarían tal cosa.
.
Uno de los caminos es de la contestación y la revuelta permanente, la "resistencia-pasiva activa", el convertirse en un movimiento de "agitación social", dirigido fundamentalmente a promover entre la sociedad el boicot de todo aquello que se considere antidemocrático o perjudicial para la inmensa mayoría de la población. Por ejemplo: "los políticos no se preocupan del bienestar de los ciudadanos; usemos por lo tanto todos los medios legítimos posibles para poner de manifiesto en sus propias narices su falta de interés; boicoteemos con las reivindicaciones ciudadanas las reuniones de los consistorios municipales, de las asambleas autonómicas, del gobierno central, etc., etc., especialmente cuando se estén decidiendo cosas en contra de los intereses ciudadanos" (se trataría de acciones intermedias entre el "oso-antimoroso" que perseguía al alcalde de Madrid, las performances de Greenpeace, las madres de la Plaza de Mayo, y las megamovilizaciones ante el G-8, pero organizadas de modo constante y frente a todos los niveles de la administración).
.
O, por ejemplo: "los bancos y el sistema financiero explotan injustamente a la sociedad; boicoteémoslos, convenciendo a la gente de que saque su dinero de los bancos que no cumplan unos mínimos -o máximos- criterios éticos; o hagamos campañas informativas sobre los trapicheos de los que tengamos noticia".
.
O, por ejemplo: "el sistema actual no garantiza el acceso a la vivienda: organicemos un movimiento general de 'okupación' de viviendas vacías".
.
O, por ejemplo: "los empresarios aprovechan la coyuntura económica para explotar a los trabajadores: boicoteemos los productos de sus empresas".
.
O, por ejemplo: "las políticas de austeridad crean más miseria: agrupemos todas nuestras acampadas frente a la sede del Banco Central Europeo y frente a los domicilios de sus principales dirigentes, hasta convencerlos de que adopten una política monetaria keynesiana y empiecen a imprimir billones de euros con los que financiar los déficit públicos y las políticas de bienestar que se están reclamando" (y de paso, todos con camisetas con la cara de Paul Krugman).
.
O, por ejemplo: "el sistema educativo es una mierda: que los padres de los alumnos se pongan en huelga y no lleven a sus hijos al colegio hasta que haya soluciones verídicas".
.
Naturalmente, el problema de este camino es que, con toda probabilidad, sería seguido sólo por una proporción mínima de los presuntos indignados. La mayor parte de la gente, incluso de aquellos más persuadidos de que las reivindicaciones isidriles son razonables y justas, no asumirían el coste de estas acciones (ni se pasarían la vida de cacerolada, ni se atreverían a sacar el dinero del banco -si lo tienen, o lo que tengan-, ni dejarían de comprar, etc., etc.). Ello por no hablar del riesgo de que, a medida que sólo los más radicales se quedaran siguiendo este camino, emprendieran acciones cada vez más violentas.
.
.
El segundo camino, que a mí personalmente me parece el más razonable y productivo, es transformar el movimiento 15M en un partido político creíble (aunque sea con todo el dolor de su corazón), que intente convencer a la gente de que las medidas que propone serán beneficiosas, y que las lleve a cabo desde dentro de las instituciones.
.
Al fin y al cabo, si el movimiento tiene unas reivindicaciones, se supone que a quienes éstas van dirigidas es a los partidos políticos representados en el parlamento, que es la institución que puede tomar la decisión de instaurar leyes que recojan aquellas reivindicaciones. Pero, ¿qué sentido tiene pedir, o "exigir", a un partido que vote por una propuesta que no figura en su propio programa electoral? Es más sensato presentarse directamente a las elecciones con dichas propuestas, y si es verdad que la gran mayoría de la población las considera suyas, pues lo expresarían así con sus votos, ¿no?
.
Naturalmente, los isidrines parecen pensar más bien que no. O bien no confían en que la gente votará en número suficiente a un partido basado en el movimiento 15M, o bien no confían en que el "sistema electoral" les dé "igualdad de oportunidades". Pero esto último es una falacia, aceptada tan sólo por el miedo a perder. Es cierto que los grandes partidos tienen cogidos por los huevos los mecanismos tradicionales de propaganda y "creación de opinión", pero si algo ha demostrado el 15M es que esos mecanismos tradicionales hacen aguas por todos los lados, gracias en gran medida a internet, a las redes sociales, y a ese tipo de cosas.
.
Otra cosa es el miedo a perder: ¡seguramente que no ganarán las elecciones! (al menos a corto plazo); pero incluso una pequeña presencia en el parlamento podría ser muy importante como vía para expresar sus reivindicaciones y a lograr parcialmente algunas de ellas, sobre todo allá donde se convirtieran en "bisagra". Al partido socialista le costó décadas conseguir un primer diputado, y más de un siglo llegar al gobierno (y mucho menos volverlo a perder). A los liberales británicos no les va mucho mejor. Pero carajo, en eso consiste en gran parte la democracia, en aceptar que tus reivindicaciones sólo tienen la fuerza de la cantidad de gente que las apoya con sus votos, y ni un miligramo más, por muy legítimas y autoevidentes que les parezcan a sus redactores.
.
Y por último, el tercer camino, el más incierto y nebuloso. La principal idea-fuerza (qué expresión más horrible) tras el movimiento 15M es que los políticos se han olvidado del interés de los ciudadanos. Una posible forma de reacción tendría que ser, por tanto, la de incrementar la relevancia social de todos aquellos ámbitos e "instituciones" (en el sentido sociológico de la palabra, no en el político) en donde los políticos no tengan nada que hacer ni que decir. Esto es ciertamente difícil en un mundo como el nuestro, en el que casi todo está censado, regulado y gravado con impuestos. Pero se trataría de ir inventando formas de crear espacios "libres de intervención política", que poco a poco fueran extendiéndose hasta tener la fuerza suficiente como para negociar con las otras "instituciones" (en el sentido político: el Estado, los ayuntamientos, la Unión Europea, etc.).
.
A la corrupción de la democracia en la antigua Grecia le sucedió un movimiento así, una especie de "descubrimiento de lo privado", que dio lugar al Jardín de Epicuro y a otras cosas parecidas (incluida la Iglesia cristiana). Frente a los absolutismos de la Edad Moderna, la gente reaccionó también con la creación de lo que se ha llamado "la sociedad civil" (que fue precisamente la que negoció con las "instituciones políticas" la creación de los estados democráticos a partir del siglo XVIII). Tal vez sea hora, por tanto, de un tercer movimiento de verdadera "privatización" de la vida pública.
.
Aunque, por supuesto, los tres caminos se cruzan y se mezclan ad infinitum.
.

55 comentarios:

  1. ¿Por qué no nos ahorramos tanta palabrería y sacamos los tanques a la calle?

    ResponderEliminar
  2. Porque tengo un Nissan. ¿Cuantas plazas de garaje necesitas para guardar el tanque?.

    ResponderEliminar
  3. Cuidado con los saboteadores que aparcados en Sol.
    Saluds

    ResponderEliminar
  4. El Vengador gusticiero y su pastelera madre4 de junio de 2011, 23:58

    Existe una cuarta posibilidad aun no contemplada, el arma definitiva para acabar con todas las acampadas y ademas nos podemos forrar.
    Se trata de negociar con los comerciantes, Esperancita y el pérfido Rubalcaba la posibilidad de sacar en procesión a Jordi.
    Seria tal la estampida que no quedaría nadie en la Puerta del Sol.
    Luego repetimos en pza de Cataluña y así sucesivamente.
    Seguro que nos forramos

    ResponderEliminar
  5. Voto por la tercera propuesta mezclada en parte con la primera a modo de protestas ocasionales y (pacíficamente) contundentes. Si cada vez que se hace una barbaridad (véase la Ley Mordaza de la Pajín, que está pasando desapercibida) saliesen 30.000 personas a la calle a modo de presión, ya se pensarían hacer ciertas cosas.

    La segunda opción me parece una equivocación mayúscula. No se trata de tener más partidos políticos, de poder votar a esto, de entrar de nuevo en el sistema (ya hay muchos partidos a los que votar) se trata (en mi opinión) de introducir la idea de ciertos cambios sociales y de mentalidad. Lo que no puede ser es que un aproximado 60% de los votantes vote a los dos partidos mayoritarios sin importarles una mierda qué es lo que están haciendo o que es lo que proponen. Ya está bien.

    Por cierto, Jordi sigue con lo de los tanques. Ese chico es un poco belicoso, no?

    ResponderEliminar
  6. Bueno Eulez, yo no soy belicoso.

    Sólo anhelo que nuestro amado caudillo resucite y devuelva el orden y la ley frente a esta minoría de marginados antitodo iluminados por el consumo de alucinógenos y demás yerbas.

    ResponderEliminar
  7. Cara al Sol con la camisa nueeeva!!

    ResponderEliminar
  8. Eulez:
    en lo que precisamente no estoy de acuerdo es en que "se trate de INTRODUCIR LA IDEA de ciertos cambios".
    No: en primer lugar, se trata de CREAR esa idea, que, de hecho, no la hay. Hay un montón de "reivindicaciones", pero no veo en NINGUNA de ellas algo parecido a un "cambio de sistema"; más bien se reivindica algo tan simple como que lo que pone en las constituciones, declaraciones de derechos, etc., se cumpla. Pero no hay ninguna idea RAZONABLEMENTE TRASLADABLE A LA PRÁCTICA acerca de CÓMO ORGANIZAR LA ACTIVIDAD COLECTIVA A GRAN ESCALA (o sea, no sólo la de unos pocos miles de marchosos) para conseguir que esos derechos se realicen.
    Mis propuestas van en ese sentido: no son ideas sobre QUÉ conseguir (que sobre eso ya hemos visto de sobra), sino ideas sobre CÓMO intentar conseguirlo.
    .
    En segundo lugar, lo de "introducir ideas" es poco más que un reconocimiento de la impotencia. Llevamos siglos cometiendo la falacia de que "para resolver tal problema hay que 'mentalizar' a la gente". TODO el mundo lo dice, así que, "mentalizados", ya deben de estarlo bastante. Lo que hay que hacer es, precisamente, HACER, es decir, hacer cosas QUE NO CONSISTAN SOLAMENTE EN EXPRESARSE, sino en llevar a la PRÁCTICA formas de organización colectiva que no tengan los defectos que criticamos, y que puedan servir, al menos a medio o largo plazo, para SUSTITUIR a esas otras formas que nos parecen insatisfactorias.
    .
    Y en este sentido, considero que lo ÚNICO que puede servir para llevar a la práctica ALGUNAS de las reivindicaciones en ALGUNA medida razonable (quiero decir, antes de que sean nuestros tataranietos los que empiecen a disfrutar un poquito de una sociedad como la que deseamos), es a través del ÚNICO mecanismo de tiene CAPACIDAD REAL de organizar a gran escala la gestión de las decisiones colectivas (o sea, el sistema político que tenemos). Si, o bien por un prejuicio de "pureza ritual" ante la posible "contaminación" que supondría el convertiros en "asquerosos políticos", o bien por el cinismo de no querer reconocer el miedo que os da la posibilidad que, si os presentáis a las elecciones, os comáis más bien pocos colines, si por cualquiera de estas cosas renunciáis a la utilización de esa herramienta, no podréis honestamente echar a nadie la culpa de que "no nos han hecho caso".

    ResponderEliminar
  9. Jesús, yo a lo de "un nuevo partido" le veo tantos problemas prácticos que no me parece factible.
    Pero, en cualquier caso, hay otro problema de principio: un partido es, por su propia naturaleza, una estructura jerárquica y vertical.
    Si hay que buscar un punto común a toda le heterogeneidad de reivindicaciones, ideologias y puntos de vista de este movimiento, es que reniega de la verticalidad, tanto en lo formal como en el funcionamiento práctico.

    (Por otra parte, este movimiento no tiene un programa poĺítico medianamente coherente y completo, para presentarse con él a unas elecciones, sino muchas opiniones diferentes sobre todo lo sustantivo, pues las reivindicaciones comunes y básicas se refieren a la forma de administrar lo político, las reglas democráticas, etc. Esto puede haber sido oscurecido por la evolución de los isidrines las dos últims semanas, pero es que ahí quedan en este momento, votando a mano alzada todo el día tan fervorosos, los que un chaval de 20 años que conozco, simpatizante del movimiento de primera hora pero que ya se desentendió los últimos días, caracterizaba el otro día como "estudiantes que tienen todo el día para militar y ninguna obligacion en otra parte", es decir, entusiastas del exito obtenido que no saben cuando es hora de pasar a otra cosa. No creo que representen a muchos)

    Los movimientos de largo recorrido que han tenido cierto éxito en la segunda mitad del XX han sido más bien transversales, y los éxitos conseguidos lo han sido más bien por asunción de parte de sus postulados por las jerarquias vigentes en sus programas.

    No digo que esto vaya a ser igual, entre otras cosas porque se puede asumir cierto grado de igualdad de sexos o de preocupacion por el medio ambiente mientras se sigue subido en el caballo y mandando.
    En cambio este movimiento reivindica sobre todo más democracia, más control de la ciudadanía a los políticos, más participación y transparencia... cosas que tocan directamente el status de los aparatos de los partidos y su control de lo público. Asumir eso es menos agradecido para el propio poder.

    ResponderEliminar
  10. i este movimiento tiene algún efecto será a medio plazo y solo si las cuestiones que plantea vienen a primer plano y son discutidas o apoyadas por mucha más gente que los "isidrines".
    Por ejemplo, hace algunos años que existen algunas páginas que intentan llevar la cuenta de promesas electorales y su (in)cumplimiento, o de qué han votado en tal cual votación europea (donde hay menos disciplina de partido que aquí) Fulano o Mengano.
    Si iniciativas de esas llegan a tener un gran seguimiento (o todas las que controlen de alguna forma la actuacion de electos y gobiernos) podríamos decir que ese movimiento responde a una demanda amplia y que tira para delante de alguna forma (independientemente de lo que hagan los isidrines). Si no, pasará como han pasado otras, al menos a corto plazo.

    Es mi opinion por el momento, pero igual en dos meses tengo otra, porque no creo que se puedan hacer profecias seguras.

    Por otra parte, es llamativo que este sea el momento en que el PP (que es completamente lo contrario de la transparencia, el ímpetu por profundizar la democracia y la lucha contra la corrupción) arrasa electoralmente.
    La relación entre ambas cosas puede ser colateral, o no.
    Podría ser colateral si simplemente ambas cosas son efectos diferentes y separados de la crisis económica (al menos parcialmente) y del hecho de que la mayoría de los votantes del PP no son sensibles ni al voto de protesta ni a la abstención políticamente deliberada: o sea, van a votar aunque se presenten el Pato Donald y los Golfos Apandadores de cabezas de lista. El resto de los votantes son más proclives al voto de castigo y a la abstención "activa".

    En cambio, no sería colateral si ambas cosas están relacionadas entre sí. Una reacción enérgicamente conservadora a una ola de protestas percibidas como antisistema por alguna gente es cosa que ya se ha visto antes, desde la Francia del 68 o la Gran Bretaña de finales de los 70 a otras ocasiones más sombrías, como los años 30 europeos.

    A su vez, la percepción de que no hay alternativa política a la que votar porque la alternativa bipartidista al gobierno actual es elegir entre la sartén y las brasas (y por tanto, incluso el vuelco electoral previsible no da expectativa positiva alguna) está claramente en el origen de este movimiento, explícitamente en los de #nolesvotes.

    Disculpas por la extensiòn.

    ResponderEliminar
  11. Los tres caminos son complementarios.
    Respecto al primero, diría que hay que aprovechar la fuerza que el propio mercado nos brinda. Manifestarse en la calle no sirve de nada si nuestra conducta individual no es acorde a nuestras reivindicaciones. Como consumidores responsables, podemos dar la vuelta a la tortilla. Además de valorar cuidadosamente qué comprar y a quién, tenemos que tener muy claro quién maneja nuestro dinero y en qué lo invierte. Existen alternativas para el consumo y el ahorro responsable. Usémoslas, desarrollémoslas.

    "La mayor parte de la gente, incluso de aquellos más persuadidos de que las reivindicaciones isidriles son razonables y justas, no asumirían el coste de estas acciones (ni se pasarían la vida de cacerolada, ni se atreverían a sacar el dinero del banco -si lo tienen, o lo que tengan-, ni dejarían de comprar, etc., etc.)."

    La imitación es el mecanismo más importante de transformación social. Para abrir camino hacen falta muchos pies, pero alguien tiene que ir delante. ¿Por qué no uno mismo?. Hoy resulta muy cómodo refugiarse en la pereza, el egoísmo y el miedo. Pero eso cambiará a medida que se multiplique la conducta responsable y el ostracismo hacia la conducta irresponsable. Internet ayudará enormemente a la difusión de corrientes de opinión y a no dejar piedra sin levantar. Las propias empresas se están dando cuenta de que no aplicar políticas de responsabilidad corporativa daña su imagen de marca.

    Respecto al segundo punto, también hay síntomas esperanzadores. Los Verdes se consolidan como tercera fuerza política en Europa. Equo se presenta a las generales en 2012. Contarán con mi voto.

    Y respecto al tercero, no hay más que ver el protagonismo que en las dos últimas décadas han asumido las ONG. La sociedad civil se está desabrochando las legañas.

    ResponderEliminar
  12. Por añadir un punto de política-ficción, sería de gran ayuda (a veces pienso que sería nuestra única posibilidad de salvación) el desarrollo de un entactógeno de mínima toxicidad y tolerancia, sin el efecto estimulante del MDMA ni el efecto somnífero del GHB.

    Cuando todas las personas experimenten hacia "todo lo que se mueva" el afecto que siente una hembra hacia sus cachorros, se acabarán todos nuestros problemas.

    P.D. En este aspecto no soy nietzscheano. Hace muchos años que asumí sin vergüenza mi decadente sensibilidad cristiana ;)

    ResponderEliminar
  13. Ese es uno de los problemas de ser filósofo: que al final, terminas creyéndote Maquiavelo o Campanella.

    Jesús: el "movimiento 15-M", también conocido como Le Cirque du Soleil o los Indignaos, es como el cristianismo primitivo. Nadie tiene ni puñetera idea de qué cojones quieren. Hay hippies, ladrones, zelotes, oportunistas y simples gilipollas que pasaban por ahí.

    ¿Quieres escuchar las parábolas de Jesucristo? Lee las paridas de cualquiera de las comisiones:

    "Porque el Reino de los Indignaos, hermanos, es como un higo que brotó en la cumbre de una colina de desperdicios, pero llegaron las comadrejas y empezaron a tocarle el culo a las de Feminismos. Y entonces fue el llanto y el crujir de dientes."

    Comprendo que como filósofo traidor (porque te gustan los experimentos y eso es una traición a la filosofía de la buten) quieras experimentar con estos insectos y ver cómo se desarrolla el asunto. Pero te recuerdo que:

    1- Primero vas a tener que buscar a Jesucristo en la colina de la mierda. Si encuentras primero a Judas, lo vas a tener más sencillo: le puedes pedir que le de un beso.
    2- Cuando encuentres a Jesús, ¡mátalo!
    3- No olvides destruir el Templo, es decir, el Campamento, y dispersar a los jodíos.
    4- Luego, prepárate para sufrir a los correspondientes gnósticos, ofitas, estilitas, arrianos, docetitas, donatistas y pelagianistas.
    5- Y todo eso, para que al final, la minoría católica (es decir, los cabrones más cínicos con los pies en la tierra) termine por hacerse con el mando, empiece a imitar a los mitraístas del instituto Juan de Mariana e impongan dos mil años de Cretinismo.

    ¿Merece la pena tanta mugre para tan magro resultado?

    ResponderEliminar
  14. Por cierto, la leyenda del cartel de la foto es solamente eso: una leyenda. El primer verbo es un poco exagerado.

    ResponderEliminar
  15. Ah, y si hay que crucificar a alguien, propongo democráticamente a Willy Toledo. Eso sí, nada de taparrabos: que lo crucifiquen en vaqueros, por favor. Démosle alguna esperanza a imaginación de las futuras monjas...

    ResponderEliminar
  16. ¿Una salida digna al 15M?


    Yo cuando acampo ilegalmente en el campo, viene el Seprona y me multa, y si digo mu, me echan a la fuerza.

    En el caso de Sol, veo una incoherencia el que se permita acampar a la gente en plena vía pública de forma indefinida, perjudicando los intereses de los comerciantes y dañando la imagen de la ciudad.

    Es obvio que existen infinitas fórmulas alternativas para llevar a cabo una reivindicación de esta índole.

    ResponderEliminar
  17. infinitas fórmulas alternativas

    Que se concentren en el Zoo. O que se vayan al Monte de los Olivos (el Gólgota les queda a un tiro de piedra). O que colonicen la montaña rusa del parque de atracciones. Al ser una estructura tridimensional, seguro que tendrán espacio para una vivienda más digna. Y la Selección Natural podrá seguir su curso haciendo que se caigan los más idiotas.

    ResponderEliminar
  18. la mayoría de los votantes del PP no son sensibles ni al voto de protesta ni a la abstención políticamente deliberada

    No se trata de eso Aloe.

    La vida, efectivamente, no es blanco y negro, y la política no es unidimensional, con dos polos opuestos representados por dos grandes partidos. Etc, etc, etc... En todo eso, de acuerdo.

    Pero a la hora de la verdad, tienes que decantarte por decisiones binarias. Ceros y unos. Es la clave de la acción. Toda la "fuzzy logic" de este turbio asunto que es la política nacional se traduce al final en una decisión binaria: dejas que el PSOE siga jodiendo la marrana o los echas del poder.

    A mí, ni el PP ni Rajoy me entusiasman en lo más mínimo. Pero la alternativa, que son nada menos que cuatro años con Rubalcabra, me entusiasma muchísimo menos.

    Ante una alternativa más sencilla, el Asno de Buridán se murió de inanición, por supuesto.

    ResponderEliminar
  19. Pero a la hora de la verdad, tienes que decantarte por decisiones binarias

    Je n'en vois pas la nécessité...

    ResponderEliminar
  20. If you choose not to decide
    You still have made a choice.


    Pero ni siquiera se trata de que tengas tres acciones. Son tres acciones que llevan a dos resultados: PSOE sí, PSOE no.

    ResponderEliminar
  21. Áloe:
    bueno, la cuestión no es tanto si las reivindicaciones de los isidrines son razonablemente compartidas por una gran mayoría de gente (que yo creo que, en abstracto, sí que lo son), sino si son capaces de llevar a esa gran mayoría de gente a ACCIONES POLÍTICAS CONCRETAS.
    .
    Aloe y Freman:
    es cierto que, dado el "mercado electoral" actual en España, la única alternativa factible al PSOE es el PP. Pero, obviamente, yo preferiría que hubiera más opciones con posibilidades de influir en la acción del gobierno. Que no las haya se debe en parte a las características del sistema electoral, en parte a la pereza cognitiva de los votantes, en parte a lo bien que se lo han montado PP y PSOE para cuasi-monopolizar la derecha y la izquierda respectivamente, y en parte a lo patosos que han sido otros posibles movimientos alternativos.

    ResponderEliminar
  22. Masgüel:
    estoy de acuerdo, salvo por el tono de mera confianza en la simple "concienciación" de la gente que traslucen tus palabras.
    Con respecto a Ecquo, tal vez me animaría a votarles si dejaran de ser antinucleares.

    ResponderEliminar
  23. No es confianza ciega. Percibo síntomas que pueden apuntar a una posible recuperación del paciente. Empieza a desarrollar anticuerpos contra la infección, pero bien pudiera ocurrir que resulten inefectivos o no lleguen a tiempo para salvarle la vida.

    ResponderEliminar
  24. Masgüel:
    Percibo síntomas
    Otros dicen: "oigo voceeeees..."

    ResponderEliminar
  25. Al menos, de momento, no veo muertos. :)

    ResponderEliminar
  26. Voices tell me evil things...

    Por cierto, ¿os acordáis de cuando éramos ricos, nos sobraba dinero y queríamos regalar el 0.7% a eso que los gabachos llamaban el Tercer Mundo?

    ResponderEliminar
  27. El movimiento campista es de momento un movimiento browniano, que tiene mucha agitación, introduce ruido en el sistema social, pero no es capaz de influir en él en ninguna dirección coherente.

    Está mucho más cercano de la primera opción que propones. Basta con ir donde haya políticos o bancos y armar ruido. Así pueden perpetuarse indefinidamente mientras haya gente indignada dispuesta a hacer caceroladas y piquetes, pero tampoco saldrá nada positivo. Cada vez nos pareceríamos más a Argentina y menos a los países de Europa donde la sociedad civil tiene una vida más rica y las reivindicaciones se llevan de otro modo: asociaciones, recogidas de firmas, interlocución a congresistas y senadores sobre puntos concretos, prouestas de leyes, grupos de presión...

    Es el modo europeo en que tienen la sociedad civil de influir en los políticos. No la reconozco en tu nebulosa tercera opción, así que la pongo como cuarta opción.

    Por supuesto que requiere infinitamente más trabajo de concepción y organización y más perseverancia que para una serie de caceroladas, para la que una o dos neuronas es más que suficiente.

    Pero los campistas están todavía a años luz de eso. Les falta visión, foco y una organización más efectiva que lo que el movimiento asambleario puro puede dar de sí.

    Tienen todavía que recorrer mucho camino antes de salir del "estamos indignados, queremos que todo cambie, y si nos sentamos, hablamos y lo deseamos muy fuerte toda la sociedad nos dará la razón y todo cambiará".

    Pero visto lo visto, mucho me temo que en cuanto a movimientos cívicos todavía nos parecemos más a Argentina que a Europa.

    ResponderEliminar
  28. si nos sentamos, hablamos y lo deseamos muy fuerte toda la sociedad nos dará la razón y todo cambiará

    ... eso, los más tontos del movimiento. Los más cabrones, por el contrario, copian las tácticas de Hamas. Ahora van propagando el rumor de que a un guarro del Circo de Barcelona le han roto el hígado y los pulmones cuando el desalojo y que la ha palmado (para reventarle ambas cosas, tuvo que pasarle Dumbo por encima). Luego ha resultado ser mentira.

    Nos pareceremos a Argentina, pero hay algunos hideputas que preferirían que esto fuese la franja de Gaza.

    ResponderEliminar
  29. Gulliver:
    gracias por el comentario-aclaración; ciertamente, mi "tercera vía" consiste en un fortalecimiento-extensión-enriquecimiento de la "sociedad civil", con todo lo que ello conlleva. Veo que me he dejado llevar por la oratoria filosófica y no se ven claros los detalles, así que gracias por las precisiones.

    ResponderEliminar
  30. Existe un partido nuevo que incluía buena parte de las reivindicaciones del 15M tiempo antes de que los indignados tomasen la calle. Se llama Equo y este fin de semana confirmó su intención de presentarse a las elecciones generales. En cualquier caso, creo que la tercera vía, la de una sociedad civil responsable y participa, resulta imposible imaginar sin la complicidad del sector educativo y los grandes medios de comunicación, responsables hasta ahora de la anestesia mental de buena parte de la infancia y la juventud en este país.

    ResponderEliminar
  31. Gracias, Mujer Cero: totalmente de acuerdo

    ResponderEliminar
  32. Existe un partido nuevo que incluía buena parte de las reivindicaciones del 15M tiempo antes de que los indignados tomasen la calle. Se llama Equo y este fin de semana confirmó su intención de presentarse a las elecciones generales. En cualquier caso, creo que la tercera vía, la de una sociedad civil responsable y participa, resulta imposible imaginar sin la complicidad del sector educativo y los grandes medios de comunicación, responsables hasta ahora de la anestesia mental de buena parte de la infancia y la juventud en este país.

    ResponderEliminar
  33. Gath & Chaves7 de junio de 2011, 10:44

    "Pero visto lo visto, mucho me temo que en cuanto a movimientos cívicos todavía nos parecemos más a Argentina que a Europa."

    Una pregunta pibe.
    ¿Vos conocés la Argentina?

    ResponderEliminar
  34. Esto entra dentro de las alternativas al consumo y el ahorro de que hablaba Masgüel, ¿no?

    ResponderEliminar
  35. Pero eso es lo que vas a conseguir, Masgüel. Y después dirás como los gurús del hinduísmo: "neti, neti". O como Ortega y Gasset: "¡no es esto, no es esto!".

    Si intentas cabalgar sobre el lomo de un tigre, es el tigre quien decide cuándo se acaba el viaje.

    ResponderEliminar
  36. Yo hablo de gastar, ahorrar e invertir tu dinero de forma social y ecológicamente responsable. No veo tigres por ningún lado.

    ResponderEliminar
  37. El Vengador gusticiero y su pastelera madre8 de junio de 2011, 12:35

    Escuchad las sabias palabras de Janos Kadar* en la Dieta de Budapest y aplicaros el cuento.

    "Camarada lo último que un comunista debe hacer es creerse su propia propaganda".


    *Fue un hijoputa bastante pragmático y realista, inventor del comunismo gulash

    ResponderEliminar
  38. El Vengador gusticiero y su pastelera madre8 de junio de 2011, 12:46

    P.D.
    Parece que los acampados de Sol han decidido marcharse el jueves.
    Lastima...¿Nuestro gozo en un pozo! no podremos utilizar a Jordi como arma de disolución masiva.

    ResponderEliminar
  39. Jesús Zamora: Amén.

    Freman: el mundo no es binario, no al menos a escala macroscópica.

    Gulliver: Será Argentina, en todo caso, quien ha heredado la ausencia de sociedad civil de España. Muchos siglos de ser súbditos de malos gobiernos e hijos sumisos de la Iglesia. Yo tengo la esperanza de que cada vez nos parezcamos menos a nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  40. Freman: el mundo no es binario, no al menos a escala macroscópica

    Aloe, es que en este caso ni siquiera hay necesidad de ponerse tan profundo. Hay veces en que las cosas son lo que parecen, y hay veces en las que no merece la pena "postergar el placer", "planificar para el futuro" y todas esas cosas.

    Me explico: un comportamiento del tipo "castigo a ambas partes por igual" (PSOE y PP, en este caso), tiene sentido si las partes van a aprender algo... y si vas a vivir para verlo y disfrutarlo. Es el tipo de razonamiento que se hace cuando uno se cree inmortal y omnipotente... o cuando estás invirtiendo en la educación de tu descendencia. No es el caso. El beneficio de "darles una lección" es ínfimo comparado con el coste de permitir otros cuatro años de psocialismo.

    Será Argentina, en todo caso, quien ha heredado la ausencia de sociedad civil de España

    Joder, pero qué herederos tan agradecidos, y qué estudiantes tan innovadores han resultado ser. Incluso han inventado eso del peronismo; algo que no se le hubiera ocurrido ni a la mente más calenturienta de Calasparras. La idea del peronismo es exageradamente perversa, incluso según los estándares de Jaén y Almería.

    ResponderEliminar
  41. Señores y señora Argentina siempre estuvo en vanguardia de...
    El Peronismo ¡que horror!se adelanto al Franquismo,y el corralito a lo que les espera.
    Por lo demás la sociedad civil Argentina era una de las mas ,sino la mas, preparada cultural y profesional del continente hasta que llegaron la recetas de ajuste del FMI de la mano del peronista Menem
    España país de zopencos franquistas y nuevo ricos ni siquiera tiene un fundamento social liberal, cosa que la Argentina si tuvo, que le permita crear una sociedad civil.

    ResponderEliminar
  42. Anónimo argentino: Un cuento de historia-ficcion mu bonico.
    No es que tenga algo que ver con la historia real de Argentina, pero bonico sí es.

    ResponderEliminar
  43. Freman: Yo no soy una beneficiaria de la burbuja bancaria, ni una perjudicada por su estallido.
    De ahí mi comentario volteriano.

    ResponderEliminar
  44. Cierto que no se ajusta del todo a la realidad, "lo cualo" es generalizable a casi todos los comentarios aqui vertidos
    los españoles, como nación,no estamos en condiciones de dar lecciones históricas sobre liberalismo, sociedad civil o cultura cívica a ningún país, y menos a los argentinos.
    Esas pretensiones de nuevo rico con chalet adosado sin pagar la hipoteca, y audi en la puerta de dar lecciones a los demás aparentando lo que no se es y nunca se ha sido si que es un cuento bonico (sic)

    ResponderEliminar
  45. Anónimo viajado: Te doy la razón, excepto en que todos no somos nuevos ricos, ni tenemos Audi. No pretendía dar lecciones a nadie, y efectivamente la historia de todos los países está tan suficientemente llena de infamia y estupidez como para procurar no invocarla para presumir. La de España, tan poco o menos que ninguna, desde luego.

    Por lo mismo, suponer que la desgracia del peronismo empezó con Menem, y que Argentina tuvo alguna vez una sociedad civil vigorosa, tambien me parecen presunciones bastante injustificadas.

    ResponderEliminar
  46. No se trata de tener un Audi o un BMW. Sino de esa extraña pretensión de que siendo un país sin tradición democrática ni cultura civil y politica fuera del clientelismo y el caciquismo electoral (solo hay que ver los resultados de cualquiera de las últimas elecciones, no ha habido otras) de querer dar lecciones al mundo España no es precisamente modelo de nada, ni siquiera de como hacer una transición por mucho que algunos pretendan dar lecciones de.

    Bueno es que el peronismo o su desgracia no lo empezó Menen, no se de donde sacas eso, fue Juan Domingo Perón, un militarote de ideología mas o menos fascista que estableció un modelo económico populista. (El articulo de Wiki lo explica muy bien)
    Argentina fue y es, te recomiendo que te des una vuelta por allá, una sociedad muy culta y con un grado de formación profesional y cultural muy importante. Durante años también fue uno de los mas industrializados del continente sur.
    Por desgracia esto se vino abajo en los 70 con las politicas de desindustrialización-liberalización en parte impuestas por el FMI.
    Presuponer que Argentina por ser hoy un país subdesarrollado (a finales del s.XIX y principios del XX era la septima potencia económica mundial) No tiene sociedad civil es mucho presuponer.
    Poe ejemplo allá la ley de punto final, inspirada en nuestra ley de amnistia del 76, fue derogada. La sociedad civil también esta para eso, no solo para hablar de ella en abstracto en foros supuestamente liberales.

    ResponderEliminar
  47. Yo creo que lo que deberíamos hacer es apoyarlos en sus reivindicaciones, pero: no deben ser un partido político porque la democracia participativa que hacen es incompatible con un partido que por definición está burocratizado y al que se le debe obediencia, ¡como a la iglesia!, deben concretar sus propuestas en un foro organizado en la red, de manera que la recogida de firmas, que es una forma de que la propuesta entre en el parlamento, sea su fuerza. Las manis, están bien cuando se pide algo particular, las acampadas están bien para el campo, como su propio nombre indica pero no para estar tirados días en medio de una ciudad, porque eso no lleva a nada y sólo da alas a los de siempre.
    Os dejo un enlace para las sevillanas indignadas del canijo, el de Los Delinqüentes y otros compis jerezanos
    http://www.youtube.com/watch?v=dHCMevzImtE

    ResponderEliminar
  48. Pulgano, "ellos" pueden "hacer" una democracia participativa etc., etc., pero "ellos" no son el conjunto de todos los ciudadanos españoles con derecho a voto, así que lo que "hacen", mientras no lo hagan de modo que tengan voz en el Congreso, lo harán a título exclusivamente PRIVADO.
    .
    Por otro lado, los partidos no están burocratizados "por definición". Los partidos son como le sale de los cojones a sus miembros. Si los del 15M quisieran convertirse en un sujeto capaz de VOTAR LEYES, pues no veo por qué no iban a hacerlo mediante un partido que fuese como ELLOS quisieran.
    Y gracias por el enlace

    ResponderEliminar
  49. A lo primero que dices me refería, a que al no ser un partido que se "pueda votar", la única forma legal de influir presentando propuestas es la presentación de estas avaladas con firmas. Paradoja: que las van a votar dentro del congreso los partidos representativos, que en principio son incompatibles. En cuanto a lo segundo, acepto que los partidos son como les da la gana, pero a todos les da la gana de ser burocratizados y autoritarios, el que se mueva no sale en la foto y no come. Que es el fin que persigue el político profesional.

    ResponderEliminar
  50. Buena reedición de entrada, la verdad. Ya había olvidado, en los últimos meses, por que co.. leía este blog. Buena entrada de filosofía política, esa tan olvidada últimamente. Como simpatizante del 25 S, añadiría que esta alternativa TAMBIEN se mezcla y cruza (y se compatibiliza) con las 3 opciones expuestas en la trabajada enterada.

    ResponderEliminar
  51. He releido los comentarios (y la entrada, claro) con motivo de esta su segunda edición, y lo que me maravilla es que en su primera publicación hubiera tantas opiniones rotundas y que yo tuviera alguna de ellas.

    Ahora no tengo ninguna.
    Tiendo a esperar lo peor, no de los manifestantes, sino del resto.

    Algunos ratos intento recordar que el futuro no se puede prever y que eso se aplica también a las peores profecias, no solo a las optimistas. Algunas veces eso me anima un poco.

    Por lo demás, lo que digan Soraya Santamaría, Rajoy o El Pais de los manifestantes no sé a quien le puede importar, ni qué diferencia puede hacer.

    ResponderEliminar
  52. Al hilo de ese futuro, de difícil pronostico ciertamente, me parece que es conveniente (y mucho) echar un vistazo a la historia. Historia económica, política, lo que quieran... Y echándoselo a la económica, yo me atrevería a predecir, que cuando los del otro lado de la cuerda (los de arriba, para dejarnos de sutilezas) tensan demasiado la cuerda, esta acaba siempre por romper. Más tecnicamente: cuando las desigualdades económicas se disparan (todos, todos los índices y datos lo indican desde hace aprox 2 décadas. Y no antes, por cierto), las políticas económicas adoptadas no varían, y no lo hacen ni lo harán porque existen leyes economicas muy concretas que hacen que las crisis ecónomicas literalmente forren a algunos , ya se habrán dado cuenta, y, finalmente, las brechas sociales del pasado vuelven a profundizarse, es entonces, y sólo entonces, cuando esa mayoría social expoliada decide que va siendo hora de proponer un conocimiento económico, político y social nuevo. Y sus propuestas son siempre y sistematicamente de tipo disruptivo, innovador, no de tipo acumulativo ni reformador. En otras palabras, sucede el 'cambio brusco de fase'. Repasen la historia. Lo mejor, esta por venir, en mi opinión.

    ResponderEliminar
  53. Bien por recoger otra vez la indignación, pero me temo que vas a tener que dedicar un apartado especial para este tema. Comparto varias de tus "soluciones" excepto la del partido político. Y me gusta especialmente la tercera, pero sabiendo como son la mayoría de los humanos políticos que mandan, harán lo imposible para no dejar que cosas así ocurran. Prueba de ello está en los nuevos decretazos que hacen de la resistencia pasiva un agresión a la autoridad, o el de querer juzgar a los asistentes o a los organizadores por la audiencia nacional, cual si de terroristas se trataran. Esto se parece al tiempo de los grises pero realizado de forma democrática. Yo no he votado a ningún partido, porque a día de hoy, sólo representan a sus votantes, y no a todos, y a conseguir perpetuarse en el poder o en el cargo para disfrutar de sus conciertos económicos, con lo que me siento legitimado para manifestarme contra todos ellos porque a mí no me representan, (vale, ya se que legalmente sí), pero aunque hubiera votado al PP, algo que mis neuronas tienen prohibido por genética, estaría igualmente legitimado para manifestarme por incumplir de forma flagrante su programa prometido. (Y ya de paso todos los que han sido, son y serán). Están desguazando la mierda de estado del bienestar que teníamos para dárselo a las empresas privadas, contratando a estas porque faltan "Funcionarios", (tengo el BOE) en la mejor línea de Thacher and Reagan....(Hay resultados contrastados de us resultados). Así que hay que hacer todo lo posible por evitarlo y "casi" de cualquier forma, porque lo que están haciendo no trata de que uno presente la propuesta de un premio nobel de economía keinesiano o de derechas, de lo que se trata es de que ambos dicen que la austeridad desmedida únicamente trae miseria y sólo hace ricos a los que prestan capital. Y esta clase política tendrá mala leche pero tontos, tontos no son. A pesar de lo que dijera Ortega, así que si lo hacen sólo queda la opción primera.

    ResponderEliminar