17 de octubre de 2012

ASOMANDO LA PATITA EN EL MÁS ALLÁ

.
Dicen (según "El Confidencial") del médico americano (cómo no) Eben Alexander, tras vivir una "experiencia cercana a la muerte" (ECM), que la causa de esas experiencias no puede ser algo tan anodino como la falta de oxígeno, porque (cito) "si la causa fuera la anoxia, todos los que vuelven a la vida tras estar cerca de la muerte tendrían ECM porque todos la sufren, pero en cambio, sólo el 18% tiene esas experiencias".
.
¡Pero el tipo olvida que eso vale también para la hipótesis del "cielo"! Si la causa de las experiencias fuera que tras la muerte hay una "dimensión transcendente", también sería verdad que todos los que vuelven a la vida tras estar cerca de la muerte tendrían ECM, pero sólo el 18% tiene esas experiencias.
.
.
Más:
.
Carta a un creyente anónimo
.
Echándole las cuentas a la teología
.
Cómo investigar en astrología
.
La ciencia no demuestra que dios no exista, pero...
.
Rezándole a la virgen para salir de la crisis
.
Benedet, y un señor de Murcia
.

23 comentarios:

  1. Por algún lado se comentaba que ser neurocirujano no significaba que este señor tuviera los suficientes conocimientos como para hablar con autoridad sobre las bases neurobiológicas de la conciencia. A mí más bien me parece que lo obvio es que ser un médico, incluso uno muy bueno, es perfectamente compatible con ignorar absolutamente los principios más elementales del método científico y con carecer del más mínimo espíritu crítico. Y estoy convencido de que esto lo sufrimos los usuarios de la sanidad.

    ResponderEliminar
  2. Si este hombre cree que las ECM son reales y no alucinaciones, tendrá que creer también que los sueños son viajes a una "dimensión desconocida". ¿No?

    No me extraña que al pobre hombre el coma le haya dañado el cerebro y alucinara. Lo que me extraña es que los periodistas le hagan caso. Esa falta de criterio en los medios de comunicación sí que la estamos sufriendo todos.

    ResponderEliminar
  3. "¡Pero el tipo olvida que eso vale también para la hipótesis del "cielo"! Si la causa de las experiencias fuera que tras la muerte hay una "dimensión transcendente", también sería verdad que todos los que vuelven a la vida tras estar cerca de la muerte tendrían ECM, pero sólo el 18% tiene esas experiencias."

    No exactamente. El argumento paralelo solo vale si supones que estar cerca de la muerte implica necesariamente "sufrir" la dimension trascendente. En el caso de este tio, la suposicion analoga la hace explicita, dice que todas las personas que estan cerca la muerte sufren anoxia. Pero en lo que tu añades, tu no sabes si todas las personas que estan cerca de la muerte sufren la causa "cielo", te falta esa pieza.

    ResponderEliminar

  4. Él puede haber visto la luz al final del túnel sacándose unos buenos cuartos vendiendo libros y esperanzas. Esas afirmaciones "sí hay vida después de la muerte, lo he comprobado", no son nada científicas. Una experiencia personal, subjetiva, no es ninguna prueba, ni aunque se una a la de miles de personas que la han padecido. Por otro lado, tampoco es científico afirmar que está comprobado que esas experiencias se deben a falta de oxigeno. Científicamente se sigue investigando ese tema, pueden mantenerse algunas dudas razonables, como es la "visión a distancia" de los que han tenido ECMs. Pero la Ciencia no ha demostrado de forma definitiva ni concluyente el por qué de esas experiencias.

    Yo no creo que haya algo así como un alma inmaterial que sobreviva y la ciencia lo que ha descubierto tampoco hace pensar en que esa hipótesis (que hay después de la muerte física) sea acertada, mas bien lo que opino es que, el estudio y funcionamiento del cerebro y la mente sigue siendo en parte desconocido. Y considero ese planteamiento como el más honesto.

    ResponderEliminar
  5. David: no tiene por qué. Igual que no todo el que bebe tres vasos de whisky nota los mismos síntomas, no todo el que sufre anoxia tiene por qué tener alucinaciones. Sobre si los que han "visto el otro lado" realmente han muerto, el problema es que si dices que quien estuvo al borde de la muerte pero no vio nada es porque realmente no murió, no tienes otra forma de saber si "realmente" murió o no (quiero decir: en realidad NINGUNO de ellos murió, porque la muerte es irreversible, y todos los casos discutidos son de gente que ha sobrevivido). Así que no hay ningún criterio independiente para determinar (si la hipótesis del cielo es correcta) quiénes lo han visto realmente y quienes no, salvo lo que ellos nos cuentan.

    ResponderEliminar
  6. Jesus

    Lo unico que he dicho es que a tu version paralela le faltaba una pieza, precisamente porque, a diferencia de la anoxia, no se puede comprobar si alguien sufrio la causa cielo, mientras que la anoxia si se puede verificar por mecanismos _distintos_ a su efecto de halucinaciones. Al no poderse verificar la condicion "cielo", no se puede comparar el porcentaje de su prevalencia con la de su supuesto efecto.

    El verdadero problema de la tesis del doctor no es que se pueda hacer el argumento paralelo que has puesto (que no se puede), sino que en general, proponer una causa cuya unica verificacion posible es el efecto que propone explicar es vacuo, y con tufo a "ningun verdadero escoces".

    No obstante hay que admitir que ni "Anoxia" y "whisky" por si solas no explican el fenomeno, habra circunstancias adicionales medibles que intervienen para producir un efecto u otro. Pero claro, esto no es lo que decia el señor doctor.

    ResponderEliminar
  7. Las experiencias “trascendentes” también se obtienen por hiperventilación, el exceso de oxígeno alcaliniza el cerebro, hay un cambio en el ph sanguíneo, etc.

    ResponderEliminar
  8. Me complace observar que este blog continua bien de salud después de los 4 años que hace que no me acerco. Felicidades. Con respecto a su texto, veo que sigue cometiendo los mismos errores que en nuestra pasada discusión: totaliza en exceso. Creo que en aquella ocasión ya le cité a David Bohm y su opinión, compartida por mí, de que la Naturaleza responderá según la teoría con la que uno se le acerque. Eso significa, querido amigo, que nuestra opinión sobre la vida después de la muerte no es PARA TODOS, sino solo PARA NOSOTROS. Es decir, que aquellos/as que crean que no hay nada, eso obtendrán, igual que los que crean que sí, también eso obtendrán.

    Así, el ateo podrá estar seguro de lo que le sucederá a él, pero nunca de lo que les sucederá a los demás. Un pequeño cambio de perspectiva, ¿no?

    Así, esta hipótesis demuestra que esa dimensión transcendente pueda existir para unas personas sí y no para otras, según su creencia o deseo, lo que desmonta su afirmación.

    Con respecto a la Astrología, congratularme que en estos 4 años he conseguido localizar que sismólogos chinos predijeron el terremoto de 1976 basándose en las aguas subterráneas, como ya le cité entonces. Es decir, que los 4 caminos de predicción han sido demostrados. Falta desear de verdad querer trabajar en ello y combinarlos.

    También he conseguido localizar un experimento que demuestra la correlación existente entre el día de nacimiento y la posibilidad de sufrir un accidente laboral, según el Sol actual se sitúe en los 4 puntos críticos según la Astrología.

    Y también he averiguado algo que ya suponía: las justificaciones epistemológicas para dotar de carácter científico a disciplinas como la Historia o la Antropología son también válidas para la Astrología. Efectivamente, el doctor en Filosofía Patrice Guinard defendió esa tesis, lo que le valió la creación del Centro Universitario de Investigación Astrológica en Paris, del que es director. Pero tapadito, claro, como que la medicina Ayurveda se enseña en multitud de universidades del mundo, y está basada en la Astrología.

    Por último, y ya que me pedía pruebas sobre predicciones, en enero de 2011 predije, con casi 4 meses de antelación, el movimiento del 15M. Y delante de las cámaras.

    Así que las cosas han cambiado un poco: ahora la Astrología es una ciencia demostrada también experimentalmente. Lo que sucede es que aquellos que, interesadamente, silencian todo esto, siguen actuando: ciencia y religión. Qué curioso: ¿tan importantes somos que tenemos a la Iglesia llamándonos pecado mortal y a la ciencia llamándonos mentirosos sin una sola prueba?

    ResponderEliminar
  9. Hola de nuevo, Oscar. Gracias por alegrarte por el estado de salud de mi blog (que no es tan estupendo como puede parecer a primera vista; digamos que se mantiene a base de medicación). Lo que siento es no poder alegrarme por la buena noticia que habría sido el ver que nuestras charlas de hace años hubieran tenido el efecto deseado por mí. En fin, lamento que tu mente siga hundida en esas pantanosas pamplinas. Eso sí, a ver si en vez de apuntar como tu mayor éxito el haberte sumado a la marea de gente que pronosticaba que en España hay caldo de cultivo para una gran protesta social, nos dices de una vez si Rajoy va a pedir el rescate, a cuánto van a estar la prima de riesgo y el IBEX en los próximos meses, y cosas un poco más sustanciosas.
    .
    Sobre el tema del más allá, me temo que te equivocas radicalmente: es verdad que sólo existe vida después de la muerte para unos pocos, pero es justo para los no creyentes, en parte como premio por haber sido intelectualmente honestos, y en parte una broma de algún ángel desconocido, que les da un sorpresón a los incrédulos. En cambio, la mente de los que creen en el más allá se volatiliza en la nada en cuanto la espichan, porque es una mente sin sustancia alguna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ve cómo sigue totalizando? Me da a mí que es al revés, que más que premio lo que hay es que algunos honestos no creyentes en cuanto ven la guadaña reflexionan epistemológicamente.

      En cuanto a la Astrología, mi mayor éxito no es hacer una predicción correcta por divertimento. Eso es fácil y sirve para poco, salvo en el caso de los terremotos. Mi mayor éxito no lo veré, y fue cuando dije que la Astrología será fundamental en los próximos siglos, coincidiendo con la Era de Acuario, su signo natural. De todas formas, que reputadísmos científicos como Richard Tarnas (¿era la Antropología una ciencia? Sí, es verdad, como la Astrología) dejen boquiabierto al personal universitario mundial, más los progresos que le citaba antes, me hacen sentirme confiado.

      Eliminar
    2. Oscar, yo soy espiritual, puedes agregarme al facebook http://www.facebook.com/luisminheitor y puedes ver mi blog www.cosasluismi.blogspot.com Un saludo, y dame tu facebook :-D agregame tu q yo no puedo

      Eliminar
    3. ¡Qué tierno, el Otto Neurath fomentando el amor entre espíritus puros!

      Eliminar
  10. Oscar:
    lo que hay es que algunos honestos no creyentes en cuanto ven la guadaña reflexionan epistemológicamente.
    ¿¿¿??? No entiendo lo que quieres decir. Yo soy no creyente PORQUE "reflexiono epistemológicamente", no al revés.
    .
    Mi mayor éxito no lo veré
    Totalmente de acuerdo. Ni los demás tampoco. Una pena que, como estás en el segundo grupo que mencioné arriba, tampoco puedas verlo desde el más allá.
    .

    ResponderEliminar
  11. Tiene razón: quise decir re-reflexionan epistemológicamente. En mis tiempos esta re-reflexión epistemológica se llamaba "dice que llamemos al cura, que quiere confesarse".

    No, no, no: no entiende nada. Cada uno elegimos la nuestra propia, y me anda usted eligiendo la de los demás... Lo que me llama la atención es cómo es posible esa seguridad en que no hay nada después de la muerte, y encima extender esa certeza para toda la raza humana, después de Neurath y la mecánica cuántica.

    Ah, claro, el barco, ese maravilloso lugar desde donde se tiran por la borda la existencia de Dios y la Astrología, y se conservan espacios de 7 dimensiones, energías oscuras de presión negativa (mande?)o toda una compleja teoría estelar donde, para una vez que explota una estrella cerca después de 400 años, resulta que es de las que no explotan.

    ResponderEliminar
  12. Oscar
    No, no, no: no entiende nada. Cada uno elegimos la nuestra propia
    ¡Hombre, claro que te he entendido! Lo que te digo es que es justo al contrario de como lo dices tú. A mí me lo contó un monje tibetano que en sus reencarnaciones anteriores había sido el cuñado del cocinero de Nostradamus, y no tengo razones para pensar que me engañaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jesús:

      A ver que me aclare... me está diciendo que usted, partidario del no, obliga al no para todos, al igual que la Iglesia, por ejemplo, partidaria del sí, también obliga al sí para todos, vía infierno.

      Debería leer a Giner, especialmente en estos tiempos donde las cosas se pretenden arreglar poniendo más exámenes en lugar de quitándolos: lo sensato no es todos moros ni todos cristianos; lo sensato es quien quiera moros, moros, y quien quiera cristianos, cristianos. Esta tercera vía, que está igual de demostrada o no demostrada que las otras dos, es la única que trasciende el "tú, como yo digo" hasta ser un "tú, como tú dices".

      Pero, claro, el "tú, como yo digo" es poder, y el otro no.

      Eliminar
  13. Oscar:
    ni estoy en posición de obligar a nadie, ni me gustaría hacerlo si lo estuviera. Me limito a exponer razones y a espantar pamplinas. El que tenga ojos, que oiga.

    ResponderEliminar
  14. Jesús:

    Claro que sí: su teoría de la no existencia de vida después de la muerte nos obliga a todos; es decir, según ella su opinión se transforma en destino igual para todos los seres humanos, no solo usted. Seré muy torpe, pero no veo esas razones por ningún lado, salvo el término "pamplinas". Me encantaría que me demostrara por qué no existe vida después de la muerte y, sobre todo, por qué una verdad como esa tiene que servir para toda la Humanidad, y no solo para quienes crean en ella, algo que es el germen de los fanatismos de todo tipo.

    El problema no es encontrar cómo no ir en contra de media historia de la Filosofía y a la vez defender el ateísmo obligatorio para todos, empezando por Kant, sino que la opción "no hay nada más allá de la muerte" es demasiado desasosegante si es solo para unos pocos. ¿Qué haría si pudiera elegir? Buena pregunta.

    ¿Qué haría usted si fuera Dios, o la Naturaleza? ¿Dar vida a todos después de la muerte, no dársela a nadie o dejar que cada uno eligiese lo que quiera encontrar?

    Solo si es capaz de dar respuesta honesta a esta pregunta podrá entender lo que supone su forma de pensar, que no es ni buena ni mala, sino la que le refleja a usted.

    Pero, bueno, ya sabe que no he entrado aquí a ganar nada, sino a que se puedan generar ideas y, sobre todo, a saludarle y, de nuevo, darle mi enhorabuena por la continuidad de su blog, lamentando la medicación y esperando que deje de ser necesaria. En los tiempos que corren tiene usted un gran mérito, se lo aseguro. Yo seguí también con el mío, hasta que me lo hackearon: creo que me pasé un poco diciendo algunas cosas. De hecho, el programa de la predicción 15M fue el último, ya que la televisión vetó mi entrada en cualquier otro programa. No les gustó lo de que no necesitamos a los políticos para nada. Una lástima, porque una semana después íbamos a hablar de educación, de educaciones prohibidas, de Giner, de Reggio Emilia, de Warisata, del modelo prusiano, de tribunales constitucionales y homeschooling, de inspectores y comités de evaluación, de directores con carnet, de contenidos obligatorios iguales para todos...


    ResponderEliminar
  15. Oscar:
    su teoría de la no existencia de vida después de la muerte nos obliga a todos; es decir, según ella su opinión se transforma en destino igual para todos los seres humanos, no solo usted
    mi teoría de que no hay vida más allá de la muerte te obliga a ti exactamente lo mismo que me obliga a mí tu creencia en la astrología: NADA DE NADA. Si a ti te da por sentir que lo que yo escribo o lo que yo pienso supone una imposición en tu persona, pues allá tú; siente lo que te dé la gana, no voy a decirte yo que no lo sientas, ni a poner una denuncia en el juzgado por reaccionar ilegítimamente ante mis opiniones. En todo caso, si mi teoría es verdad, pues será verdad, igual que la tuya será verdad si es verdad; pero en cualquiera de esos casos, será el hecho de que una teoría es verdad la que nos fuerce a ciertas cosas, no el que alguien crea en ellas o deje de creérselas.
    .
    Seré muy torpe, pero no veo esas razones por ningún lado, salvo el término "pamplinas"
    No, eso no es torpeza tuya. En esta entrada no estoy dando ninguna razón sobre el tema (ya lo hice en otras entradas, y no te aprovechó; como son interesantes, las he recogido en el libro "Filosofía flotante", si no recuerdo mal). En esta entrada sólo estoy tomándote el pelo.
    .
    por qué una verdad como esa tiene que servir para toda la Humanidad, y no solo para quienes crean en ella
    Yo no digo ni que sirva ni que deje de servir; digo que es lo que me parece razonable a mí. En todo caso, si algo es verdad, es verdad para todo el mundo... ¡en eso consiste que sea verdad! Pero, naturalmente, todos podemos equivocarnos al juzgar cuál es la verdad.
    .
    ¿Qué haría usted si fuera Dios, o la Naturaleza?
    Acabar con la humanidad, que ha sido el mayor error de todos los tiempos ;)
    .

    ResponderEliminar
  16. Jesús:

    Por supuesto que obliga: si su verdad fuera cierta, obligaría a que todas las mentes pensantes, no solo usted, desaparecieran sin más rastro una vez muertas. Sin embargo, si mi verdad, que es la de Bohm, fuera cierta, no obliga a nadie a nada, ni siquiera a mí. Cada uno decide, y no una persona o un grupo de personas que deciden por y para todos.

    Si su verdad, como la mía, fuera demostrable, no tendría sentido esta discusión. Como sucede que ninguna de las dos es demostrable, este hecho hace que abandonemos el barco de la ciencia para situarnos en el de la creencia, y es aquí donde su postura pierde toda justificación, porque su creencia trata de abarcar a otras creencias diferentes a la suya y las obliga a un hecho en el que no creen. Mi creencia no obliga a nadie ni da nada por supuesto: en un Universo cuántico es más probable que Dios exista y no exista a la vez, y todo sea cuestión del observador.

    Pero, lo más importante, no ha respondido a mis dos preguntas. Bueno, a una sí, pero con evasivas.



    ResponderEliminar
  17. Oscar:
    no pienso responder a tus preguntas; no creo que nos sirva para nada ni a ti ni a mí.
    Que lo pases bien

    ResponderEliminar
  18. jajajaja... Un abrazo, amigo, y todos mis buenos deseos.

    ResponderEliminar