23 de febrero de 2013

Con la música a esta parte

La Cantata del Café, deliciosamente "puesta en escena". .

7 comentarios:

  1. El enlace imprescindible:

    http://www.bach-cantatas.com/BWV211.htm

    ResponderEliminar
  2. A su manera, el viejo Bach era un cachondo, qué pena que no lo sepan muchos.

    Cómo si no iba a escribir semejante apología de la droga de moda:

    "¡Ah, qué agradable es el aroma del café!
    Más sabroso que mil besos
    y más dulce que el vino moscatel.
    Café, café, necesito tenerlo,
    y quien quiera complacerme
    que me regale café."

    Bach no sólo iba mucho a los cafés, sino que según he leído una de sus posesiones más preciadas era una máquina de hacer café (ignoro el modelo), a la que sin duda debemos gran parte de sus cantatas. También Mozart y Beethoven componían con la taza de café al lado.

    ¿Podría considerarse doping? Si fueran deportistas, sí.

    ResponderEliminar
  3. Epicúreo: no sólo eso; el aria "Heute noch" es de lo más verde

    ¡Hoy mismo,
    querido padre, dámelo!
    ¡Ah, un hombre! ¡Ah, un hombre!
    ¡Esto sí que me conviene!
    Cuanto antes, mejor
    que en lugar del café
    cuando me fuese a la cama,
    tuviera un gallardo mozo.

    ResponderEliminar
  4. http://www.bach-cantatas.com/Texts/BWV211-Spa7.htm

    ResponderEliminar
  5. Aquí unas magníficas interpretaciones de cantatas de JS Bach

    http://www.youtube.com/watch?v=Y3lRdb5BSGA

    ResponderEliminar