22 de febrero de 2013

Un nuevo concepto: el "Least-seller" (A propósito de "La lonja del saber")

Acabo de recibir la liquidación por las ventas en el último año de mi libro La lonja del saber, en mi muy parcial opinión, la obra de filosofía de la ciencia más innovadora e intelectualmente ambiciosa publicada en castellano hasta la fecha (con la excepción de Exploraciones metacientíficas, de Ulises Moulines). Según el informe, desde el año 2003 en que fue publicada, hasta el año pasado, se ha vendido la prodigiosa cifra de.... 138 ejemplares, una media de unos 15 al año (de los que, supongo, la mayoría son alumnos de mis asignaturas "Teorías de la Ciencia" y "Temas de Sociología y Economía de la Ciencia", para los que mando un cariñoso saludo desde aquí).
.
En fin, aprovechando que es viernes, saldré a beber por ahí, para olvidar.

17 comentarios:

  1. estamos en el siglo XXI y la imprenta está (casi) superada. Hay que ir a otras formas de creación y difusión. Es de agradecer el esfuerzo que has hecho en publicar tu libro. Por cierto: cambiarías el copyright (que no te ha dado un céntimo) por el creative commons que te daría difusión?
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Bienvenido, Nemigo (espero que no de mí). El libro se publicó en el 2003, como digo, una fecha en la que me faltaban al menos 5 años para siquiera oír hablar del "creative commons". Además, por desgracia las otras formas de publicación a las que te refieres no contaban, ni cuentan, para lo principal que pretendía al publicar el libro, que son, obviamente, los méritos académicos (no el dinero, por supuesto). Y por último, creo que aunque lo hubiera distribuido gratuitamente, el contenido del libro (las ideas, que es lo que más me interesa difundir, no el papel ni los bits) no habría tenido mucho más éxito: al fin y al cabo, casi todo ello está disponible gratuitamente en mi página web, y no por eso la gente parece leerlo y apreciarlo.
    .
    No entiendas esto como una crítica al "creative commons": al contrario, el sistema me encanta, y todo lo que escribo en este blog está publicado bajo esa figura. Pero tampoco me parece una solución óptima para todos los tipos de publicaciones.
    .
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Yo lo tengo, y corroboro que es un magnífico libro. ¡Pero a quién se le ocurre poner fórmulas, Jesús! Ya sabes que se pierden miles de lectores potenciales con cada una de ellas.
    Si te sirve de consuelo, de mi manual de filosofía de la ciencia, la mitad de cuya edición se quedó el servicio de publicaciones de mi universidad, todavía no se han vendido estos ejemplares (aunque afortunadamente el editor sí vendió los suyos). Y nuestro común amigo Niiniluoto me contó una vez que de su "Truthlikeness" se vendieron unos cien ejemplares.
    En todo caso, es un buen motivo para salir a beber un viernes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. A ver, yo ese libro no lo conocía. Una ruina!!!!, otra vez que me quedo sin ración ni cañas del sábado.

    ResponderEliminar
  5. No te precipites, Pulgano. Primero mira si te interesa en alguna biblioteca (si tienes centro de la UNED cerca, tal vez esté)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya es tarde chaval, además lo he comprado porque estoy seguro que no me defraudará. Hasta ahora ninguno lo ha hecho. lo que muestra que hay gente pa tó.

      Eliminar
  6. Quiero decir que al creyente tiendo a reaccionar con un "perdónales, madre naturaleza, que no saben lo que hacen", mientras que la mención al Barça despierta en mi hipotálamo las pasiones más bestiales. ;)

    ResponderEliminar
  7. ¡Pues gracias, Pulgano! Cuando salga mi novela (finalmente se llamará "Regalo de reyes", en mayo), te tendré que llevar de telonero a las presentaciones ;)

    ResponderEliminar
  8. Lejos de mi la intención de molestar (al menos a Zamora) pero a mi se me ocurre que si escribiste ese libro para el curiculum, el libro cumplió su cometido, y no deberías estar decepcionado.
    Si además querias venderlo, quizá deberías habértelo planteado con el objetivo de venderlo, en lugar del otro. Quiero decir que a lo mejor los libros para el curriculum y los libros para vender necesitan motivaciones distintas y de la distinta motivación resulta un libro distinto.

    De todas formas, se venda más o menos, yo creo que puedes estar satisfecho.

    Luego están los que sí dan ganas de molestarlos, que son los que escriben y venden libros de texto. Muchos de ellos deberían estar en la lista de enemigos públicos.

    ResponderEliminar
  9. Áloe:
    entrando en confidencias, la verdad es que académicamente (es decir, en cuanto a productividad curricular), ha sido una obra de gran rendimiento: de hecho, el texto fue casi tal cual mi tesis doctoral en económicas, luego se convirtió en un libro, y algunos de sus capítulos dieron lugar (eso sí, sólo las ideas, no la redacción) a tres o cuatro "papers" y no sé cuántas charlas. Así que, no me puedo quejar en ese aspecto, desde luego.
    Lo que me deja un poco hecho polvo no es tanto el poco dinero que haya sacado por el libro (con el que más he ganado no habrán sido unos 1.000 euros, así que no tengo ninguna expectativa), cuanto a la escasísima difusión: me da pena que las ideas del libro hayan pasado tan desapercibidas. En fin, puede que no sean tan buenas, realmente.
    Sobre lo de los libros de texto, totalmente de acuerdo (y en la UNED es un escándalo, realmente). Si sirve de contraejemplo, he aquí: http://ocw.innova.uned.es/ocwuniversia/filosofia/filosofia-de-las-ciencias-sociales/adendda/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es una pena que las ideas que planteas en el libro hayan pasado más desepercibidas de lo que deberían. Por ponerte un ejemplo, yo que he hecho la carrera de Filosofía y que me dedico (o al menos lo intento) a esta cosa llamada Filosofía de la Ciencia, no oí hablar de ti ni de tus ideas en toda la carrera a pesar de su originalidad. De hecho, la primera vez que vi tu nombre fue en el libro (reeditado) de Mosterín "Lo mejor posible", cuando te "responde" sobre temas de moral, y no fue hasta que leí algo sobre tu trabajo en algún libro más técnico (puede que fuera de Moulines o similar) que me interesé y llegué después a este blog. Pero bueno, tampoco todos publicamos en Philosophy of Science como haces tú (al menos de momento, jejjej), cosa que demuestra en qué nivel estás y no la venta o difusión de algunas de tus ideas por esta península. Entiendo tu desánimo, pero no se le pueden pedir peras al olmo (a España, se entiende).
      Un saludo.

      Eliminar
  10. Gracias, Víctor. Pero no te vayas a creer que en el extranjero me ponen la alfombra roja por donde voy ;)

    ResponderEliminar
  11. Quizá para difundirse más necesiten ser expuestas de otra manera.

    No creo que sea suficiente, para quitar el almidón de tesis doctoral, una mera pasadita por una nueva redacción.
    Sería necesaria, probablemente, una exposición completamente distinta y planteada desde cero, de otra forma.
    Otra cosa es que eso es un trabajazo de resultado incierto, y seguramente, cumplida la función curricular en cualquier caso, no apetece nada hacerlo. Lógico.
    Pero por eso te digo que no deberías sentirte insatisfecho: hombre ¿esperabas vender una tesis doctoral como rosquillas?

    ResponderEliminar
  12. Áloe:
    el paso de la tesis al libro no tuvo una "mera pasadita" por una nueva redacción. Me limité a darle al "buscar y reemplazar" de word para que donde ponía "tesis" pusiera "libro" u "obra" (y creo que me dejé una).
    Eso sí, había aprendido la lección con mi tesis de filosofía (que sí que me dio mucho trabajo para convertirse en "Mentiras a medias" -¡del que se han vendido aún menos ejemplares!-, pero que no es tan bueno), de modo que "La lonja" la escribí desde el principio pensando en un libro, más que en una tesis. Lo cual no quiere decir que sea una lectura apasionante como "El nombre de la rosa", faltaría más.

    ResponderEliminar
  13. No quisera ser impertinente y decirle a padre cómo hacer hijos, pero no me imagino a los autores de un libro de divulgación de verdadero éxito, o a alguno de los conferenciantes TED más espectaculares, usando su tesis doctoral al efecto. Ni siquiera aunque la tesis haya sido escrita pensando en que sea un libro legible.

    Ilustraré lo que quiero decir con un ejemplo:
    Conozco un caso cercano en que una novia se hizo el traje de novia pensando en no tirar tanto dinero, así que planeó un traje más o menos adecuado para novia, pero que luego pudiera usarse para otras ocasiones formales...
    El resultado se puede adivinar: como traje de novia resultó algo heterodoxo pero aceptable (aunque hubiera resultado mejor sin ese condicionante). Como traje para otros usos, se usó exactamente una vez, y quedó regular. Un fiasco. Carísimo.

    ResponderEliminar
  14. Áloe:
    nunca he pretendido que el libro fuese una obra de "divulgación", o que se vendiera como churros. Es una obra académica bastante especializada, no es en absoluto una obra para "público en general". Me lamento de que aun en esa categoría de obra académica, y con los estándares relativos a esa categoría, el libro (y las ideas que contiene) ha tenido una difusión muy pequeñita.
    Con respecto a tu ejemplo, más bien sería al revés: alguien que pretende casarse con un traje de calle, y no queda tan mal.

    ResponderEliminar
  15. Entonces va a ser que el público objetivo de tu libro académico en España es de 500 personas y en Hispanoamérica de 25.
    ¡Pues no te quejes!

    ResponderEliminar