13 de septiembre de 2008

FABRICANTES DE IGNORANCIA


Decía hoy Philip Mirowski (una mezcla de filósofo-payaso-historiador de la economía) en el congreso de la INEM que hemos estado celebrando en Madrid esta semana (por cierto, que la INEM nada tiene que ver con el paro), decía este señor, digo, que el "sistema neoliberal de mercado" tiene como objetivo la producción de ignorancia, más que la producción de conocimiento. No voy a discutir el tema aquí, aunque da para mucho (y en algo lleva razón), pero me he acordado de ello al encontrarme con esta delirante y autosatisfecha exhibición de la propia ignorancia, a propósito del LHC. No sé por qué Mirowski se admira tanto de la supuesta capacidad del sistema de mercado para generar desconocimiento, cuando nuestra Santa Madre lleva dos mil años haciéndolo tan de maravilla.
.
P.D.: para quienes no desprecéis la ciencia de manera tan alegre, irreflexiva y falta de humor, aquí va un vídeo explicando el funcionamiento del LHC; el que se lo pierda es un agujero negro.

7 comentarios:

  1. Es que el asunto del "agujero negro" es a todas luces muy delicado.

    ResponderEliminar
  2. Qué percal... Menuda página nos enlazas, qué horror. Lo de esta gente sobrepasa la ignorancia y se instala directamente en la estupidez.

    ResponderEliminar
  3. No hacen otra cosa que seguir a su jefe:
    "El afán de tener, de poder e incluso de saber desvían al hombre de Dios".
    B16 dixit:
    http://www.publico.es/150948/ratzinger/cree/amor/dinero/raiz/males

    ResponderEliminar
  4. En Valencia existe el "meninfotisme" del que no he conseguido averiguar, si es indiferencia o ignorancia, pero se mueve muy bien entre los dos.
    ¡Salud!

    ResponderEliminar
  5. Creo que la universidad debería subvencionar al dueño del blog enlazado, con la condicion de que se exhibiera como antiguamente los fenómenos de feria.
    Es una muestra tan acabada de adonde nos lleva la educación en manos de la Iglesia que bien valdría la pena y el gasto.
    Y es que hay por ahí cada vez más gente que como no ha vivido la historia del catolicismo estatal y obligatorio en sus carnes, tiene un optimismo y una ceguera asombrosos con este tema. A esta gente que les pongan delante la desagradable realidad les vendría muy bien.
    Es como cuando suecas o norteamericanas miran los rollos de los islamistas con el velo y el trato a las mujeres con la simpatía "multicultural" de "bueno, son sus costumbres". Claro, ellas llevan igual tres generaciónes siendo consideradas ciudadanas, y tienen nula empatía por la situación que juzgan tan benévolamente, como si fueran los Coros y Danzas de la Folklore Revival Asociation For Peculiar Ethnics. Un año de mili las mandaba yo al Opus o a Arabia Saudí. Por memas.

    ResponderEliminar
  6. Cómo consecuencia de lo expresado por el autor de semejante artículo, para dar validez a leyes de la termodinámica habría que verificar antes su compatibilidad con el misterio de la anunciación y los principios de la Santísima Trinidad, argumento que le convierte de facto en un supersicioso de lo más latinero. Y eso que el pobre se declara "escéptico". ¡Escéptico un hombre que se ha tragado hasta los hígados aquello de la resurrección de la carne!

    Pero haciendo gala de ese relativismo severo, que tan impopular me ha hecho en este blog para los unos y para los otros, voy a reivindicar una postura sensata respecto al dogma científico, por más que este me merezca mucho más respeto que el dogma religioso. Y para ello, en lugar de volver a soltar esas largas parrafadas que no divierten a nadie, sencillamente voy a recomendar un excelente artículo al respecto de la "Responsabilidad Científica", que a mi, particularmente, me parece una manera muy acertada de colocar al científico en el mundo real, en lugar de santificarlo como un ser puro y pensante, suspendido idealmente en mitad de la galaxia.

    http://elgranerocomun.net/article3.html

    ResponderEliminar
  7. Sigo sin comprender cómo coño se amparan en la religión, que se supone que es tener fe...
    ¿Y no se amparan en la ciencia?
    Podemos mirar al cielo, y observar las luces de los aviones... El hombre pudiendo volar al nivel del 'susodicho' Dios.
    Copérnico descubrió que la tierra giraba alrededor del sol, y no al revés.
    Galileo lo confirmó y por culpa de la Inquisición tuvo que retractarse de sus teorías...
    Neil Armstrong pisó la luna... más allá del cielo... ¿se reuniría con Dios?

    Siento que mis comentarios sean duros, yo respeto toda creencia, pero echar pestes a la ciencia es taparse los ojos y no admirar lo que consiguen día a día. Porque el LHC no es un proyecto de un país con científicos ambiciosos en pos de cargarse a la humanidad, sino que es un proyecto internacional, para conseguir información que más tarde SERÁ DIVULGADA HASTA EN LOS LIBROS DE TEXTO. Dejen de comentar bulos acerca de agujeros negros y demás historias que físicamente son imposibles de crear.
    La cultura hoy en día está al alcance de todo el mundo y no queda recluída en los monasterios.
    El acoso de la Iglesia a los científicos e investigadores nos ha hecho retrasar acciones que podrían haberse hecho muuuucho antes, todo por prejuicios y por negarse a descubrir el mundo y ver sus obsoletas creencias hundirse en la miseria.

    Una vez más, lo siento por aquel que sea creyente, pero si la gente no respeta la ciencia, yo no voy a ser el que respete a la Iglesia.

    ResponderEliminar