25 de agosto de 2011

ENIGMAS DICTATORIALES

No sabemos en dónde se esconde Gadafi.



Pero mucho más importante:
No tenemos ni idea de dónde estaba Bashar el Asad la semana en que Dios repartió las barbillas.


3 comentarios: