25 de agosto de 2011

ENIGMAS DICTATORIALES

No sabemos en dónde se esconde Gadafi.



Pero mucho más importante:
No tenemos ni idea de dónde estaba Bashar el Asad la semana en que Dios repartió las barbillas.


3 comentarios:

  1. hegelin de Ubrique25 de agosto de 2011, 15:46

    Pues yo le encuentro un cierto parecido con el príncipe Felipe

    ResponderEliminar
  2. Me uno a que se parece a nuestro principito.

    ResponderEliminar