29 de agosto de 2011

LA CRISIS DE LA FAMILIA



Uno de los temas que les hacen sentir un vacío en el estómago a los rebaños de frikatólicos que se han manifestado alegremente por las calles de mi ciudad la pasada semana es la famosa "crisis de la familia".
.

De ello me he acordado leyendo esta entrada del impagable "Nada es gratis": la principal amenaza para la institución familiar en estos tiempos y en este país es, con rotunda diferencia, la enorme dificultad de alcanzar un empleo estable por parte de los jóvenes. Un puñado más o menos de matrimonios gays, unos cuantos abortos más o menos, unas píldoras o preservativos a tiempo... nada de eso va a afectar ni un milipondio a la estabilidad de "la familia", al menos en comparación con lo que lo hace la situación económica.
.

A eso hay que añadir que la auténtica bomba que puso patas arriba a la "familia tradicional" en todo el mundo desarrollado no ha tenido nada que ver con las manías de Zapatero, sino simple y llanamente con el avance del capitalismo y de la sociedad industrial, la entrada de la mujer en el mundo laboral, y el incremento de los años de educación de los jóvenes, que han hecho francamente poco atractiva la forma "tradicional" de crear una familia (con una niña que pasaba a ser ama de casa y útero en serie a los 18 años -aprox.-, y un chaval que superaba con poca más edad su etapa laboral de aprendiz).
.
¿Se han oído en las concentraciones frikatólicas críticas entusiastas al industrialismo-capitalismo? ¿Han mostrado su indignación por la altísima tasa de paro y han obligado a Rajoy a enumerar las medidas con las que intentará rebajarla? Si alguien lo ha visto, que me lo cuente, pofavó.
.

17 comentarios:

  1. El título es engañoso. "Crisis de la familia" no hay. Como institución, la familia funciona aceptablemente bien.

    Existen ataques contra la familia. Riesgos para las familias. Crisis familiares. Pero no "crisis de la familia".

    No encontrará frikatólicos que afirmen tal cosa.

    La familia es una institución viva, que se adapta, es relativamente moldeable a la realidad de las cosas. Especial ha sido el s. XX para demostrar como ejemplo la fortaleza de esta institución, siempre ligada a la naturaleza humana: todos los cambios que han tenido lugar durante este último siglo (el cambio de la sociedad agrícola a la sociedad urbana, el acceso de la mujer al mercado de trabajo, la revolución sexual, los ataques de las ideologías totalitarias, etc.) han sido llevados con una extraordinaria naturalidad por las familias.

    La crisis económica no es una amenaza para la institución de la familia. En caso de grandes depresiones económicas, la familia se va toda junta al sumidero. Lo que no permanece unido es la sociedad, las comunidades políticas. Los inmigrantes que parten hacia otros países, a menudo a otros continentes, en busca de trabajo o formación no rompen lazos con sus familiares. Al contrario: el envío de pequeñas cantidades de dinero es masivo. Las familias permanecen unidas pese a dificultades tan enormes.

    Lo que es devastador para la institución de la familia son leyes injustas (matrimonio entre personas del mismo sexo, pues equipara realidades distintas); leyes que convierten al matrimonio en un contrato basura (y la consecuente expansión del divorcio), la banalización del sexo en la sociedad (aquí: infidelidad conyugal; aborto masivo; baja natalidad; etc.), la intervención del estado en la formación moral de los hijos (con el consecuente conflicto), etc.

    No ha habido ninguna bomba contra la "familia tradicional". Datos de España:

    1) Más de 11.000.000 de núcleos familiares (todo techo bajo el que vive más de una persona), de los cuales unos 9 millones son matrimonios (hombre y mujer, con hijos, con abuelos) y en torno a 700.000 parejas de hecho (11.000-12.000 homosexuales). Como a lo largo de la historia de la humanidad, lo más normal es el matrimonio tradicional y la vida en familia. No cabe hablar de ninguna bomba, a raíz de los datos estadísticos.

    2) Encuestas de satisfacción: [Pregunta 8] http://www.cis.es/cis/opencms/-Archivos/Marginales/2840_2859/2844/e284400.html . La familia sigue siendo valorado como muy importante por los ciudadanos españoles. Más que el bienestar económico o el trabajo.

    Un saludo. Lea "Las uvas de la ira".

    OJ

    ResponderEliminar
  2. la enorme dificultad de alcanzar un empleo estable por parte de los jóvenes

    Diagnóstico ombliguero: eso vale solamente para España y algún otro país de la zona. En Estados Unidos es muy diferente. Además, el descenso en la tasa de natalidad ha sido más pronunciado, precisamente, en los países europeos y católicos. Todos los países "desarrollados" han pasado por ahí, pero en distinta medida.

    ResponderEliminar
  3. ¿Se han oído en las concentraciones frikatólicas críticas entusiastas al industrialismo-capitalismo?

    No hay nada tan parecido a un perroflauta indignado como un cristofriqui, al menos en el desprecio al capitalismo, el liberalismo y la libertad individual. Y la cosa viene de lejos:

    Americanismo

    Al fin y al cabo, una de las grandes paranoias friquicatólico/socialistas ha sido la de un mundo dominado por banqueros "judíos" o "masones".

    ResponderEliminar
  4. OJ:
    Coincido con usted en que no hay algo así como una "crisis de la familia" (el título era irónico, hombre). En lo que no coincido es en que haya "ataques contra la familia": ni esos supuestos "ataques" han puesto en el más mínimo peligro a la institución de la familia, ni han causado ningún especial trastorno a la inmensísima mayoría de las familias, ni han hecho disminuir el número de familias que se forman.
    .
    Por otro lado, no veo qué tienen de "injustas" ni de "devastadoras" las leyes que cita: por más que miro y remiro la situación de mi familia y de las que conozco, ninguna de ellas ha sufrido NI EL MÁS MÍNIMO PERJUICIO por el hecho de que dos personas del mismo sexo puedan casarse, ni por el hecho de que los cónyuges puedan decidir divorciarse, ni por el hecho de que exista una mayor libertad sexual, ni por el hecho de que los anticonceptivos y el aborto sean más asequibles para todo el mundo. Al menos, en todos estos aspectos las familias que conozco son mucho más sanas y felices que lo que eran las de sus bisabuelos. Le invito a que considere usted si ha pasado lo mismo con la suya propia.
    .
    Por último, tampoco veo que ninguna familia esté siendo agredida por el hecho de que en el cole haya una asignatura de ética. Por supuesto, la indoctrinación masiva y sistemática llevada a cabo en regímenes dictatoriales, como los de Stalin, Gadafi o Franco, y como los de la mayoría de los regímenes absolutistas en los que la religión católica era la religión del estado, sí que ha causado muchísimo mal, en eso estoy de acuerdo con usted, aunque no creo que sea un mal precisamente "a la familia", sino a la libertad de pensamiento individual, libertad que también está por encima del derecho de los padres a adoctrinar absolutistamente a sus hijos; por fortuna, en las sociedades democráticas actuales, el poder de adoctrinamiento de la escuela pública es ridículamente pequeño -y que siga siéndolo-, en comparación con los ejemplos morales -buenos o malos- que los chicos reciben a través de la vida diaria y de los medios de comunicación; no puede decirse lo mismo de ciertas instituciones educativas, de ciertas adscripciones religiosas, que sí que se esfuerzan considerablemente en comer el tarro a los chavales, con la complicidad de sus progenitores, y que, en mi opinión, el estado debería mitigar, por el bien de los jóvenes.
    .
    En realidad, lo único que hay es la utilización de unas cuantas organizaciones de derechas para acumular argumentos propagandísticos contra el PSOE. Pero, como siempre ha ocurrido, los avances sociales que se han puesto en marcha son mirados en el fondo muy bien por la inmensa mayoría de votantes del PP, de modo que este partido difícilmente cambiará en lo sustancial las cosas cuando (Dios quiera que falte mucho tiempo) vuelva a gobernar. (Pero bueno, admito que, como Dios no existe, no podrá impedir que gane Rajoy).
    .
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, OJ, que parece que algunos frikatólicos sí que piensan que hay una "crisis de la familia".

    ResponderEliminar
  6. Lo que es devastador para la institución de la familia son leyes injustas (matrimonio entre personas del mismo sexo, pues equipara realidades distintas); leyes que convierten al matrimonio en un contrato basura (y la consecuente expansión del divorcio), la banalización del sexo en la sociedad (aquí: infidelidad conyugal; aborto masivo; baja natalidad; etc.)

    Este argumento es equivalente al que dijera que lo que supuso un ataque para los vendedores de manzanas fue que el estado permitió poner puestos de venta de heces. Si la "familia" (es decir, lo que una institución teocrática fundada en la fe quiere considerar como tal) fuese algo tan bonito y divino, no podrían seducirnos las torpes tentaciones del diablo comunista.
    Lo que ha hecho daño a la familia, en realidad, han sido las Iglesias, especialmente las "nuestras", metiéndola en el lecho de Procusto de la monogamia heterosexual patriarcal perenne. No sólo ha hecho daño a otras posibles formas de familiarizarse, persiguiéndolas cuanto podía, sino a la propia familia a la que proclama, porque es en el seno de esa familia podrida donde se han producido, y producen, las mayores violencias entre personas, entre hombres y mujeres, entre adultos y menores, entre nueras y suegras... En cambio, la liberalización de la familia, es lo que la está salvando, y de paso está permitiendo, a los que se creen el mito monogámico-hetero-etc, que disfruten de ello dandose el lujo de sentirse atacados, como les pasa a las cosas dignas.

    En cuanto a la formación moral por parte del estado... sí, seguramente sería mucho mejor para la "Familia" que siguiese administrándola la institución de gestión de la ignorancia.

    ResponderEliminar
  7. Juan Antonio,
    ¡no me lo puedo creer!, ¡yo de acuerdo contigo en algo!
    Me alegro, de veras.

    ResponderEliminar
  8. Estoy intrigadìsima...
    Mi familia sigue tan normal como siempre, pese al matrimonio homosexual, al aborto (que en mi paìs "no existe", pero para quien tenga dinero sì) y a la anticoncepciòn.
    Serà que mi familia no entra en los lìmites de OJ y de los borreguitos catòlicos?
    Aclaro que mi familia es mamà, papà y 3 niñas...

    ResponderEliminar
  9. ¡no me lo puedo creer!, ¡yo de acuerdo contigo en algo!
    Me alegro, de veras.


    Espera que revise, seguro que me he equivocado en algo...

    ResponderEliminar
  10. Yo lo que no acepto es que tan alegremente demos por sentado que la Iglesia católica apoya, respeta y aprecia a la familia incondicionalmente.
    La Iglesia siempre ha considerado a las familias como una institución de segunda clase (para la tropa) y como una institución rival a tener controlada, en la pura práctica.
    Tardó más de mil años en considerar que el contrato y los ritos matrimoniales fueran asunto suyo.
    Sacó siempre de la convivencia familiar y de los deberes familiares a cuanta gente pudo (más del 15% de la población en sus mejores tiempos), porque la vida "consagrada", es decir, viviendo directamente encuadrado en su estructura jerárquica, en una especie de comunas llamadas monasterios y conventos, siempre fue considerada muy superior.
    Todas sus instituciones sectarias o más o menos "militantes" siguen haciendo lo posible para cortar los lazos familiares y la autoridad de la familia sobre sus reclutados (incluso hasta la ilegalidad reclutando en secreto a menores de edad).
    Y por muchas loas que cante a la familia de labios afuera, solo se fía de las familias lo justito: exige que le entreguen a sus hijos para adoctrinarlos directamente, no admite que los padres tengan tanta autoridad para ello como el catequista que nombra el obispo.

    Total, que el fervor de la Iglesia por la familia es una cosa muy reciente y bastante impostada. Claro, ahora que ser católico ya no es obligatorio, no le queda otra que hacer hincapié en la "familia cristiana" como fuente de nuevos miembros, porque el Estadp no se los trae automáticamente, y ahora que la familia tradicional ya no es obligatoria tampoco, se ha vuelto muy explícitamente partidaria de ella porque tiene más natalidad y maś tendencia a educar en el catolicismo que las que lo son menos.
    Pero estos entusiasmos son superficiales y puramente pragmáticos.
    El ideal eclesiastico sigue siendo el de la vida sin familia, en comunidades segregadas por sexo, con una comunidad superior de varones rigiendo la vida de cada obispado (y si se puede, de las instituciones civiles del mismo obispado).
    Todo lo que ha sucedido del siglo XIV para acá no han sido más que desgracias sucesivas para la Iglesia, aunque más o menos las han ido metabolizando, y esta es una adaptacion más.

    ResponderEliminar
  11. "En defensa de la familia"

    Hatajo de necios, que no contentos con su status regalado, optan por los eslóganes falsos e hipócritas.

    "Al ataque en interés privado de mi familia"

    Ése es el mensaje correcto.

    Este grupúsculo de anacrónicos enanos mentales sólo siente interés por la intolerancia; a ellos qué más les da lo que cada cual haga con su vida.

    Si pudiera hablar con uno de éstos seriamente y quitándome de en medio los unineuronales -casi todos- acabaríamos hablando de la excesiva individualización de la sociedad, de la escasez de valores morales. No lo niego.

    El problema no es ése que ya de paso Gaia nos lo agradece, sino el exceso de borregos que no saben manejar sus derechos y sus ocios, que les dan circo y lloran cuando no tienen pan, que carecen de un mínimo de interés cultural -para provecho general- y que están a merced del cuerpo gobernante.

    Sí, neoliberalismo e Iglesia se sobreentienden, aunque los segundos dejen caer algún discursillo vacío en contra.

    Los tradicionalistas mientras que sigan balando por la calle, anda que da risa -o llanto- que haya gente madura creyendo en fantasmas celestiales para justificarse.

    ResponderEliminar
  12. Condimento:
    no digo que no, pero recuerda que la iglesia ha sido tradicionalmente enemiga acérrima del liberalismo.

    ResponderEliminar
  13. Poco ha leído usted si considera que son los "frikatólicos" (terminología despectiva suya, no mía) los únicos que consideran que la familia está en crisis. Por otra parte, me temo que usted ignora quiénes son los que están criticando el tema de la homosexualización de la sociedad. Le podría dar algunos nombres de escritores, periodistas, etc. que han manifestado los peligros de una homosexualización progresiva de la sociedad y que no son frikatólicos. Por no ser, no son ni siquiera católicos. Pero no le daré nombres, no sea que tenga usted el mismo nivel de inglés que Zetaparo y no pueda leer a esos autores. Debería Vd. estar mejor informado de las diversas corrientes de pensamiento que hay allende los mares. Sobre todo, allende el océano Atlántico. O sin salir del continente europeo.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo:
    ¿he dicho yo por algún sitio que SÓLO los católicos -afortunadamente, una minúscula minoría de ellos... los más frikis- piensen que "la familia está en peligro por las nefastas leyes de ZP y similares"?
    Eso sí, reconozco que los "frikiprot" son todavía peores que los "frikatólicos".
    Con respecto a mi inglés, no se preocupe, es mucho mejor que el de ZP, y me da para entender de sobra las frikadas que se escriban a ambos lados del Atlántico.

    ResponderEliminar
  15. Zamora: ¿Asi que has leído poco?

    Vaya por dios, y yo creyéndome que te has leído todos esos tochos que reseñas más los mamotretos universitarios.

    A ver si aprendes de Anónimo (me suena ese nombre), que por lo menos, por lo menos, se ha leído las Cartas del Padre, los libros de Urteaga y hasta algún manual de López-Ibor. Con ese bagaje, cómo no te va a mojar la oreja.

    De lo que dices a Condimento, yo te recordaría que hay una versión, no se si neoliberal, paleoliberal o confesioliberal, según la cual tú puedes, como hace Esperanza y otros, ser a la vez, en efecto, liberal y nacional-católica. En su caso, puede ser también marquesa, que en teoría tampoco es una cosa muy liberal que digamos.
    O sea, que eso del liberalismo es una etiqueta de ventas acreditada y de uso flexible, y seguro que en esos casos la Iglesia hace una excepción y no te hace confesarte.

    La Iglesia es que es como una madre que nos malcría. No solo ahora defiende la familia, que ya es una novedad: ¡es que hasta te deja ser demócrata!
    Si no lo eres demasiado, desde luego, que aunque madre cariñosa, hay que poner límites en alguna parte.

    ResponderEliminar
  16. >Anónimo (me suena ese nombre)

    Será el mismo que escribió "Robin Hood" o "El cantar del mio Cid"???
    -----------------------------------

    Lo que es notable de los frikicatólicos es que su visión del poder político de los grupos homosexuales es muy cambiante.

    Por un lado están preocupadísimos de que el número de homosexuales aumente debido a la tolerancia y aceptación de esta forma de sexualidad. Hablan de un misterioso "lobby gay" que puede manejar los medios y las políticas as u antojo. Por el otro alegremente señalan que el porcentaje de homosexuales no superaría el 2% de la población. (Algunos estudios serios hablan que es alrededor del 10%). O sea un grupo poderoso y creciente en número que después resulta que no es numeroso.

    Después se preocupan del "efecto nefasto" del matrimonio homosexual cuya consecuencias directas serían:

    1) La extinción de la humanidad por no poder engendrar hijos. Esto es notable que venga de personas que tienen el celibato y la abstinencia como el estado más deseable. Cuando ellos dicen que pasa si todos nos volvemos homosexuales yo pregunto que pasaría si todos nos hacemos curas y monjas?. Además muchas parejas homosexuales recurren a la fertilización asistida para tener hijos, a lo que los frikis se oponen rotundamente.

    Ellos dicen que el estado debería garantizar a TODO niño un crecimiento y desarrollo saludable y que esto solo ocurre cuando hay un papá y una mamá. Si hay dos papás o dos mamás o si es un padre o madre soltero dicen que el niño sufre y se perjudica. Entonces se les propone según su razonamiento el estado debería obligar a formar pareja a las viudas, sacarle los chicos a las abuelas o las tías que crían niños solas porque sus padres fallecieron o los abandonaron. En ese caso parece que ser criado por la tía y la abuela no afecta. Supongo porque entre tía y abuela no hay relaciones sexuales.

    2) Entran en una pendiente resbaladiza y dicen que si se permite el matrimonio entre personas del mismo sexo por que no permitir el incesto, la poligamia o poliandria, el matrimonio con animales, las orgías, la drogadicción, el asesinato y los abortos masivos y obligatorios.
    Parece que la existencia de leyes que permitan el divorcio hacen que todos se divorcien.
    Expresando con todo esto en mi opinión sus miedos a sus propios deseos, o el miedo a la posibilidad de tener ese deseo.

    Si la homosexualidad es aceptada social mente entonces ya no esta prohibida por lo que cada uno se puede preguntar si es o no homosexual... y creo que ellos temen hacerse esa pregunta. No afirmo que ellos den mayoritariamente una respuesta afirmativa pero que tienen mucho miedo de que esa respuesta pudiera ser afirmativa.

    Saludos
    Kewois

    ResponderEliminar
  17. Será el mismo que escribió "Robin Hood" o "El cantar del mio Cid"???

    Puede que fuera su padre. él no creo, porque no escribe con mucha garra.
    Ya sabes que los hijos de escritores famosos tienen luego un complejo de no estar a la altura...

    ResponderEliminar