13 de septiembre de 2011

PENSÉES DU BISTROT


Este pasado mes de julio estuve durante una semana en un congreso en Nancy, una pequeña capital de provincias del nordeste de Francia, cerca de la frontera con Alemania y Luxemburgo. Tuve allí la ocasión (y la necesidad) de comer bastantes veces en los restaurantes del centro de la ciudad. Me llamó la atención que el precio de la comida era prácticamente el mismo que en un restaurante español de un nivel similar de calidad. En cambio, es sabido que los sueldos franceses son considerablemente más altos que los españoles. También lo son los impuestos, tanto el IVA como los impuestos sobre la renta. Los restaurantes no estaban especialmente llenos, y el número de camareros era aceptable. La atención y la calidad de la comida tampoco dejaban que desear.
.
Esto me hizo pensar que, del dinero que yo pagaba por la comida en un restaurante francés, la proporción que se llevan los empleados y la administración era mayor que la que éstos se llevarían en España, lo que deja una proporción más pequeña para los suministros, materias primas, alquileres... y beneficios. No pienso que todo lo primero sea más barato en Francia que aquí. Por lo tanto, parece que los empresarios franceses se conforman con una tasa de beneficios más pequeña que los españoles... y eso que, según los datos de las declaraciones del IRPF, los estupendísimos "emprendedores" de nuestro país obtienen una renta que es, por término medio, sólo el 43 % de la renta de los asalariados.
.

22 comentarios:

  1. Lo interesante sería comprobar si existe alguna diferencia entre los Mc Donalds de la France y la Espagne.

    ResponderEliminar
  2. Esta si que es una observación científica, Jesús. Viva el empirismo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo:
    mi observación tiene el valor que tiene; el que quiera más datos, los tiene de sobra en las estadísticas oficiales.

    ResponderEliminar
  4. Hombre, pero parece que habría sido más cortés por tu parte facilitar esos datos o al menos dar algún indicio de que te has asegurado de que no es una especulación tirada al aire ¿no crees?

    Dicho esto, suponiendo que lo que dices sea cierto, ¿a qué podemos atribuir que los empresarios franceses se "conformen" con menos?

    ResponderEliminar
  5. Hay cosas que saltan a la vista. No hacen falta estadísticas para darse cuenta.

    Recuerdo que hace años los bares de Francia resultaban mucho más caros que en España, pero ya no. Desde que circula el euro, los precios de bares y restaurantes en España se han multiplicado por 2 (como mínimo). Los sueldos han bajado, ya que los camareros profesionales se han sustituido en su casi totalidad por inmigrantes o jóvenes sin experiencia. Como esos negocios tributan por módulos, casi no pagan impuestos.

    Yo también me pregunto a dónde va la diferencia.

    ResponderEliminar
  6. De esto mismo he hablado muchas veces con los amigos. Probad a comparar precios del mismo producto en distintos países (la comida en un bar es diferente, pero los libros, productos de consumo, etc., son exactamente iguales). Internet y el euro ayudan mucho a darse cuenta de que "semos diferentes". Me gustaría saber la razón, porque las diferencias son abismales.

    Si la impresión de 100 fotos me cuesta 15 euros en Alemania, gastos de envío incluidos, y los alemanes tienen sueldos más altos, ¿cómo es que aquí te piden 25, a recoger en la tienda? ¿A dónde va la diferencia? ¿Más beneficios? ¿Más impuestos? ¿En Europa tienen economías de escala?

    ResponderEliminar
  7. Hola Jesus
    Escribo esto para corroborar tus observaciones, por si alguien tuviese alguna duda.
    El precio medio de un Menú en Paris (fuera de las zonas mas turisticas) es similar a un menú de Madrid 10-12€, En Londres es un poco mas alto pero no mucho mas. No hace mucho comí en un restaurante frente al Lloyd´s en la City por 10 libras. En Berlin mi hermano me cuenta que compra tomates de Almeria de primera calidad a 1.20 € el kilo, a mi el otro dia en el Novísimo y flamante Mercado de San Anton me costaron 3.60 el kg. En Bruselas ya en los años ochenta una cerveza blanche en el café bar L´Ultim Atom cuando había concierto de Jazz costaba 40 F.B.(=120 pts) ¿Recuerda alguien cuanto clavaban en el Café Central cuando había actuación?. Las conclusiones las dejaré para mas adelante.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Falso. Mi mujer han tenido un bar-restaurante y se ha visto obligada a cerrar. Con lo que hay que pagar a los empleados no podía contratar a personal para abrir por la noche. Llenando a mediodía era insostenible. Sólo podía contratar a una cocinera y un camarero. Habría que saber cuánto pagan en Francia (o en USA, o en Alemania, donde pasa lo mismo que usted dice que pasa en Francia)de alquiler de local o de impuestos locales. Los pequeños empresarios en España están ahogados y al borde del cierre, mientras las grandes empresas sí defraudan y corrompen el mercado de trabajo.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, veo en estadísticas más serias que el salario medio en España es de unos 20.000 euros, y en Francia es de unos 29.000 euros.
    El salario mínimo aquí es de unos 700 euros, y allí de unos 1.300.
    La inflación allí ha sido menor que aquí.
    ¿Quién nos está tomando el pelo?

    http://epp.eurostat.ec.europa.eu/statistics_explained/index.php/Wages_and_labour_costs

    ResponderEliminar
  10. Imagino que la explicación al misterio debe basarse en algo como lo siguiente:
    si los trabajadores franceses cobra aproximadamente un 50% más que los españoles, cuando los impuestos y los precios son semejantes (si no más altos), entonces los trabajadores consumen mucho más que aquí, de modo que las empresas venden más, no por tener precios más altos, sino por tener una clientela más pudiente.
    En cambio, en España, donde los empresarios se llevan una parte proporcional mayor de los ingresos de la empresa, la renta que ganan éstos no la dedican mayoritariamente al consumo, sino a ahorrar, a comprar inmuebles, o cochazos (recordar que el único sector de automóviles cuyas ventas han aumentado en los últimos 3 años es el de lujo), en definitiva, que se gastan relativamente MENOS en comprar la producción de los otros empresarios españoles, que lo que se gastarían sus empleados si tuvieran un salario mayor.

    ResponderEliminar
  11. Véase aquí también una comparación internacional e intertemporal de la presión fiscal. En resumen, es unos 9 puntos más baja en España que en Francia.

    ResponderEliminar
  12. No sé por qué ha tenido que cerrar el bar de la esposa de Nuria, pero por estar "ahogados a impuestos" no puede ser. Pagan menos impuestos que cualquier asalariado de similares ingresos. Por los sueldos tampoco puede ser. Hay un monton de gente trabajando en negro o cotizando por menos horas que las que efectivamente hacen (que es más fácil de encubrir). El salario mínimo es muy bajo. En resumen, puedes tener empleados de poca cualificación por cuatro duros.

    Por otra parte, hay en España miles y miles de bares y restaurantes, y hay que suponer que casi todos los que permanecen abiertos después del primer o segundo año es porque ganan dinero. O sea, que es perfectamente posible ganar dinero con un bar-restaurante, y hay ejemplos de ello a decenas de miles.

    En conclusión: o el bar de la esposa de Nuria pagaba un alquiler desmesurado, o no tuvo éxito porque no todos los negocios tienen exito. Algunos, incluso, simplemente están mal llevados y se caen irremediablemente. Creo que se llama capitalismo, o mercado libre, o algo así.

    ResponderEliminar
  13. En el mundo de la hostelería aguantan los que no tienen asalariados o tienen precios altos en lugar inmejorable. Es decir los negocios familiares y los de lugares turísticos. Nuestro bar era un éxito, pero no se podía con él por razones físicas (nadie aguanta trabajando 18 horas diarias)y de dinero: en el último año no ganamos un duro y pagamos todos los impuestos y lo hicimos todo legal, con la gente contratada dada de alta, comprando a proveedores legales y de calidad, sin deudas con ellos y con un alquiler ridículamente bajo para lo que se estila (mil euros).
    No digo esto por contar una anécdota personal, sino como ejemplo de lo que ocurre en general. A nuestro alrededor renqueaban bares trampeando, teniendo gente sin contrato, sirviendo mierda y casi sin clientela.
    Yo también me he preguntado lo mismo que se pregunta Bonilla cuando viajo por ahí, pero es obvio que mis conclusiones son distintas porque conozco el negocio desde dentro. En España el pequeño empresario gana menos que un funcionario, por lo general, pero en el extraño mundo de los funcionarios, profesionales liberales y demás gente rara se piensa lo contario, no sé por qué.
    Que conste que lo de "raro" lo digo por escaso en número. Es curioso que los únicos que opinan en público, no sé si por cultura o por condicionantes económicos, sean los miembros de una clase social reducida que vive en otro mundo en el que no vivimos los demás y no se molesten en averiguar en qué pais y cómo vivimos los demás.

    ResponderEliminar
  14. Nuria
    no entiendo a lo que te refieres cuando dices lo de que "nuestro bar era un éxito", si lo tuvisteis que cerrar. Tanto éxito no sería, digo yo. En mi barrio hay montones de bares, algunos (muy pocos) cierran, pero la mayoría no. No sé si lo harán a base de trampas.
    .
    Lo que quiero matizar sobre todo es lo que dices sobre "el pequeño empresario": naturalmente, si entendemos por "pequeño" el que tiene unas cifras de venta "pequeñas", pues es lógico que sea gente que gana poco. Yo no voy por ahí pensando que los dueños de las tiendas y bares de al lado de mi casa ganen muchísimo más que yo y tengan montañas de dinero en paraísos fiscales; supongo que la mayoría tienen un nivel de ingresos más o menos parecido al mío, o incluso en muchos casos menor. De hecho, yo no creo que a esa gente sea justo llamarlos "empresarios" o "emprendedores" (con la retórica barata que se ha puesto de moda en la acera de Génova): son, o sois, en su mayoría, autoasalariados autoexplotados.
    Pero hay muchísimos otros empresarios, con empresas más grandes, que son los que se compran un bmw nuevo cada dos años, tienen jugosas propiedades inmobiliarias, llevan a sus hijos a los coles del opus, van al fútbol en palcos, etc., etc. Si se dedican a la hostelería, no tienen un bareto, naturalmente, sino una cadena de restaurantes. De hecho, a este grupo de empresarios pertenecen no sólo los DUEÑOS de las empresas, sino muchos altos ejecutivos, que técnicamente son "asalariados", pero que tienen un poder mucho mayor que el del dueño de una tienda.
    Yo creo que lo que necesita la clase de los pseudo-emprendedores, mejor llamados autoasalariados, es que, en lugar de escuchar los cantos de sirena de las gaviotas que intentan convencerles de que, lo que es bueno para el consejero delegado de Metrovacesa es bueno para el dueño del Bar Ptolomeo, reflexionen sobre con quiénes les conviene más hacer causa común (a saber, con los curritos, que son el 99,99999 % de su clientela, y cuanto mejor les vaya a esos curritos, mejor les irá a ellos en sus negocios).

    ResponderEliminar
  15. Puede que Nuria tenga razón, y que la competencia de los negocios exclusivamente familiares, donde toda la familia trabaja por turnos en jornadas muy largas, sea mucha competencia para quienes no están dispuestos a eso.

    Si eso es así, es porque hay muchísima gente dispuesta a trabajar muchas más horas de lo normal en un pequeño negocio por unos ingresos bastante modestos.
    (Los autoasalariados del taxi suelen quejarse de lo mismo).
    De eso hay que concluir que la única razón para ello tiene que ser el alto desempleo y la poca cualificación de gran parte de la población laboral, que lleva a mucha competencia en los pocos negocios que no requieren mucho capital y con los que se atreve todo el mundo, porque no requieren en principio conocimiento especializado, siendo además el coste oportunidad de ese tiempo de trabajo casi cero, porque no hay empleos disponibles mejores.
    Aun así, a mi 1000 euros al mes no me parece un precio de risa excepcionalmente bajo, salvo que se trate de un local bastante amplio con una situacion bastante buena. El mercado inmobiliario en España es una desgracia de primera categoría. Bueno, eso ya lo sabíamos...
    Igual por eso hay tantos locales vacíos en zonas céntricas. Porque sus dueños siguen creyendo que los perros se atan con longanizas y que son dueños de una mina.

    ResponderEliminar
  16. Los casos que conozco de la hostelería son como comenta Nuria. Y en la agricultura, que también conozco, también. Simplemente no les queda otro remedio, como dice Aloe.
    Pero sigo con la intriga de por qué en el resto de países no es así...

    ResponderEliminar
  17. Fleishman, pues una posible explicación es la que digo yo: cuanto más pobre es la clientela en un país, peor les va a los pequeños comercios o negocios. Naturalmente, dado el nivel de salarios de España, un solo tendero no gana nada subiendo el sueldo a sus empleados; pero si TODOS los salarios subieran un 30 %, los negocios irían mucho mejor (y aún nos quedaría un 20% para acercarnos a los sueldos franceses). En cambio, a las grandes empresas les va mejor que los salarios sean bajos.

    ResponderEliminar
  18. Jesús:


    "yo no creo que a esa gente sea justo llamarlos "empresarios" o "emprendedores" (con la retórica barata que se ha puesto de moda en la acera de Génova): son, o sois, en su mayoría, autoasalariados autoexplotados.


    ¿Y a los que pueden contratar a eventuales en temporada pero no pueden mantenerlos el resto del año?

    Muchos empresarios com puro y chistera ves tú, Jesús.

    ResponderEliminar
  19. Sí, Sursum, veo muchos. Hay zonas de Madrid y sus alrededores que están petadas (aunque ya no llevan chistera ni puro, pero sí cochazos que te mueres, chalets acojonantes, y mogollón de otros bienes de lujo que yo, con mi sueldo de funcionario, difícilmente me puedo permitir).
    Sobre lo de los eventuales, ¿qué más da? La cosa es cuántas horas de trabajo al año puede contratar uno. El dueño de una estación de esquí no deja de ser empresario por tenerla abierta sólo cuando hay nieve.

    ResponderEliminar
  20. Igual lo que ves son profesionales bien pagados.

    Pero le problema de España es que ha creado millones de empleos poco productivos y mal pagados que se han ido al carajo con la crisis. Y una resistencia del parado a aceptar un trabajo lejos de su barrio y que se compensó con recolectoras polacas para la fresas de Huelva, que todo el muno sabe que esta a las afueras de Varsovia, llegando por la línea 7.

    Deberíamos alegrarnos todos de que haya mucha gente con grandes sueldos, y mejor si todo está petado, Lo malo para todos es una sociedad con un porcentaje grande de sueldos míseros. Pero así es todo: mala educación/formación/civismo, trabajos poco especializados, industrias poco competitivas un paro mayor que en Grecia...

    ResponderEliminar