1 de mayo de 2010

MANERAS DE MARCAR EL TERRITORIO



10 comentarios:

  1. Aunque la mía sea más parecida a la segunda opción, me parece más acertada la de los perros. Saben exáctamente quién es el dueño.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Eoeoeoeo! ¿Y esa magnífica y carisísima Brompton que aparece en la foto de quién es? Ay, los ciclistas urbanos que escondíos que están...

    ResponderEliminar
  3. Menos mal, ya me había asustado... Y sí, estupenda Brompton, qué envidia de bici :-)

    ResponderEliminar
  4. ... pues tiene una pinta de silla de ruedas que no veas...

    ResponderEliminar
  5. Pues hay otros que para marcar el territorio emplean tanques y soldaditos luego con el tiempo y si la jugada les sale bien ponen una barrera y un gendarme.

    Acerca de la Brompton.
    encontré una muy barata en el recycling center de Limington (Hampshire). La habían tirado por que no le funcionaba el cambio de tres velocidades, un típico Sturmey-Archer, que reparé por 5 libras.
    La sociedad de consumo es lo que tiene, que los ricos tiran a la basura cosa caras y a veces buenas simplemente por que están un poco desgastadas y no las quieren o no las saben reparar.
    un saludo

    ResponderEliminar
  6. La sociedad de consumo es lo que tiene

    Cosas de ricos. Yo, por ejemplo, nunca tiro las novias. Aunque me busque otra, dejo que la antigua se gaste sola. Terminan biodegradándose, créeme, aunque les cuesta un tiempillo.

    ResponderEliminar
  7. Las novias y mas las antiguas, como seres autopoieticos que somos, normalmente lo que pensamos de nuestros antiguos novios, sobretodo de los que van un poco "sobraos" por la vida, es menos mal que me he quitado a este "pesao" de encima (o de debajo)
    un beso my darling

    ResponderEliminar