4 de enero de 2012

COSAS QUE NO HABÍA EN MI CASA CUANDO YO NACÍ


...(o sea, en 1963), pero que sí que las había el año que nació mi hermano (1970).
.
Bañera.
Ducha.
Bidet.
Frigorífico.
Lavadora.
Televisión.
Coche.
Teléfono.
Cocina de gas.
Fregona.
Vacaciones en la playa.
Tocadiscos.
El Espasa abreviado.
Cámara fotográfica.
Magnetofón.
Una biblia.
Unos cuantos libros más.
.
Y supongo que más cosas que no recuerdo.
.

27 comentarios:

  1. y has pensado en las cosas que no existían cuando nacimos nosotros (también soy del 63) y que existen ahora... o cuando nacieron nuestros hijos (el primero mio nacio el 99)... a ese justamente le cuesta entender que pueda haber existido un mundo sin internet no juegos en la pc....

    ResponderEliminar
  2. Hola, compañero de año.
    Claro, también lo he pensado, y era tema para entradas siguientes. Pero realmente creo que "el gran salto adelante" (al menos para mi familia) fue justo en esos años. Posteriormente, tal vez lo único tan importante haya sido internet y los ordenadores. O no.

    ResponderEliminar
  3. Sin ir más lejos, Jesús, el propio teléfono móvil.

    ResponderEliminar
  4. McManus:
    yo no sé en tu casa, pero en la mía no había teléfonos móviles en 1970.

    ResponderEliminar
  5. Había menos cosas materiales pero en cambio había amor y existía además un gobierno como Dios manda.

    ResponderEliminar
  6. Jordi: eres un fascista.Así, sin más preámbulos; aunque lo tuyo sea una provocación de niño mal criado

    ResponderEliminar
  7. Anónimo: seré un nene malcriado, al que le gusta que le azoten de vez en cuando.. seré en todo caso un pequeño burgues.. un provocador e incitador a la lascivia y la lujuria más perversa...un ladrón de guante blanco... un ... pero en ningún caso (es decir, no es verdad que para todo x, o no existe un x tal que...) (no es el caso) Jordi es fascista (aunque si calvo). O casi...

    ResponderEliminar
  8. Mis sobrinas se criaron apretando botones en juguetes. A la mayor, cuando tenía un año, le regalé para variar una muñeca de trapo de las Supernenas (creo que Bubbles). Lo primero que hizo fue apretar obsesivamente la tripa de la pobrecilla con sus deditos, intentando descubrir dónde se escondían los botones.

    Eso es bueno, por supuesto. Están mejor adaptadas al entorno en que les ha tocado vivir.

    ResponderEliminar
  9. Había menos cosas materiales pero en cambio había amor..

    Sí: mi padre, por ejemplo, llamaba "imbécil" y "estúpida" a mi madre cada dos por tres, a pesar de que mi madre había terminado la universidad, y mi padre era (y es) un analfabeto megalómano.

    ResponderEliminar
  10. Echo de menos al final de la lista, Jesús, la apostilla de rigor: "...pero qué felices éramos a pesar de tantas carencias. O quizá gracias a tantas carencias."

    http://antoniolopezpelaez.com

    ResponderEliminar
  11. Hola, Antonio:
    yo no diría que la gente fuera más feliz entonces. Yo, desde luego, de los años 60 recuerdo bien poco, casi nada. Pero no cambiaría mi vida por la de mis abuelos o mis padres.

    ResponderEliminar
  12. Yo, que también soy del 63, tampoco cambiaría la vida de mis abuelos o padres por la mía. Opino que en ningún momento hemos tenido una calidad de vida tan elevada como la actual (a pesar de la crisis y de alguno que añora tiempos pasados). Y aunque no había muchas cosas que hoy consideramos importantes, lo peor era que tampoco podíamos acceder económicamente a muchas de las que sí había.

    ResponderEliminar
  13. No se trata de decir cualquier tiempo pasado fue mejor, pero tampoco que este bienestar material que ahora mismo tenemos se corresponda con un bienestar personal que nos provoque un estado de felicidad. Mirad este artículo. Los datos son escalofriantes y no hablemos de las enfermedades mentales:
    http://www.elmundo.es/elmundo/2011/10/27/espana/1319712105.html

    ResponderEliminar
  14. En la casa de mis padres había..

    Pozo con molino Aeromotor, Invernadero, Establos y Gallineros Piscina en forma de Riñon, jardín con laberinto, calefacción central de carbón, Cocina con horno y termosifón,cocina eléctrica ODAG, calentadores eléctricos para los baños, frigorifico General Electric. Lavadora Hoover, Lavavajillas Hoover. Batidora Oster,
    radio Transoceanic de Zenith y radiogramola Noordmende discos microsurco de la Decca, televisión una Zenith o una PyE no recuerdo. Telefonía interior. Tomavistas y proyector de 8mm Bolex Paillard, camaras fotográficas Leica y Rolleiflex laboratorio fotográfico con ampliadora Beseler. Biblioteca de 5000 libros con el Espasa y la British Enciclopaedia,los libros de Ruedo Iberico llegaron más tarde... Telex en el despacho de mi padre. Pinturas de Pancho Cossio,Sempere,Millares y esculturas de Oteiza y Chillida.
    Mobiliario diseñado por Fisac, de la Sota y Gio Ponti, Muebles Daneses.
    Coches Seat 1400 ranchera (servicio) un Wolseley (mi padre) y un Renault Caravelle (mi madre)
    Es decir lo que entonces se llamaba una Quinta en las las afueras de Madrid.
    Hoy es una urbanización de Chalets Endiosados.

    ResponderEliminar
  15. Castellano, cuanta razón tienes.
    Qué bonitos eran los tiempos en los que la gente se caía por el hueco de la escalera, se estrellaba con el coche en una recta o se disparaba con la escopeta por error, pero jamas se suicidaba. Las estadísticas y los funerales quedaban mucho más monos.
    También ayudaba mucho que la gente se muriera de tifus, neumonía y cólera: de esa manera, en las estadísticas por el orden de causas de muerte los suicidios ocupaban puestos mucho más abajo.
    Y ya, si tienes una guerra y luego una limpieza étnica a fondo, de los suicidios no se acuerda ni blas.

    ¡Imagínate, diez suicidios al día! Donde estén las muertes por malnutrición, la mortalidad infantil y puerperal tercermundistas y las palizas en las comisarias, que se quiten estas cosas inmorales de país medio rico y con estadísticas medio fiables...

    ResponderEliminar
  16. De un anónimo a otro.

    ¡Que gracia me hace toda esa autocomplacencia tan de clase media. ¡Que bien estamos por fin tenemos de todo! (aquello que "nosotros" queremos que tengáis)
    Bueno disfrutadlo mientras podáis por que os vamos a dejar pelaos.


    Seréis tan tontos como siempre.
    Os presentaremos a un tipo con uniforme pardo, gris o negro y le seguiréis como imbéciles, ya lo hicisteis... Si no, sacamos las banderitas rojas y lo mismo...
    Como siempre vosotros abajo y nosotros arriba.

    ResponderEliminar
  17. Anonimo, bonito, no sobreestimes la capacidad humana, ni siquiera pàra el mal.
    Si te paras a pensar un poco, verás que los condottieri de cada época son tan pobres diablos como el resto. Dicho sea sin pretender disminuir tu alegria por ejercer la postura del misionero, que para gustos hay colores. Y feliz Año Nuevo ¿eh?

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Estimada Aloe
    No veo que haya en mi comentario ninguna afirmación que los de arriba seamos mas listos que los de abajo. Es mas por lo general solemos ser bastante imbéciles. Tampoco hay ninguna complacencia en la situación, en el status-quo, solo la simple constatación de un hecho. Unos estamos arriba y otros están abajo, lo mas gracioso de todo es que a esos, a los de abajo, les gusta estar así. Servidumbre voluntaria lo llaman.

    Sobre el posible significado político o de dominación de las posturas eróticas. Reconozco que no se nada. La proxima vez que me cruce a Lidia Falcón se lo preguntaré.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Que la vida es más cómoda y más segura hoy que en 1960 resulta innegable. Que sea más feliz... Bueno. Ahí entramos en un terreno resbaladizo. No me cabe la menor duda de que la comodidad y la seguridad contribuyen -y mucho- a la felicidad. Pero no equivalen a la felicidad. No son lo mismo. Por más que haya entusiastas empeñados en confundirlas.

    http://antoniolopezpelaez.com

    ResponderEliminar
  21. Mira tú, como el Catedrático Bellotas. Gente recia, formada a sí misma, sin ninguna de esas ayudas tecnológicas que tienen los niños malcriados de hoy en día.

    ResponderEliminar
  22. Jesús:

    Son unos hechos con muchas lecturas. La primera, que a tu padre le fue realmente bien esos años porque un coche, una nevera (las llamábamos así) y todo lo demás significaban una pasta aun pagándolo con letras en cómodos plazos (también los llamábamos así).

    Un televisor BN de unas 20 pulgadas podían ser unas 20.000 pesetas, que para un sueldo medio eran varias mensualidades sólo dedicadas a la tele. Así que el coche ni lo quiero pensar, incluso si era un 600.

    Lo mejor es que llegaste a tiempo de ver a Rodriguez de la Fuente en sus primeros programas, y a Luis Miravitlles.

    ResponderEliminar
  23. ¿ Que no veis mi serie ?
    Ahí podéis ver como viviais y lo bien y bonito que nos a ido.

    Ya sabéis en la UNO los jueves a partir de las 10,30. pm

    ResponderEliminar
  24. Jesús, no es el post más interesante que has puesto pero desde luego es de los más bonitos. Debe ser que la Navidad y las reuniones familiares nos ponen nostálgicos. Yo no tenía muchas cosas pero las pocas que tenía poseían un gran valor. Esto me recuerda las palabras que Saint Exupery puso en boca del principito “realmente mi rosa no es una gran cosa, lo que la hace tan importante es el tiempo que le he dedicado” o algo así. Hoy, adquirir algo nuevo es como darle un vaso de agua a un nadador o un dulce a un pastelero. No lo valoramos igual. No sé si es mejor o peor pero estando como estamos en recesión, y lo que te rondaré morena, quienes están acostumbrados a eso de “pedir y se os dará” lo van a pasar francamente mal.

    Por cierto, aunque no sea tema de este post, al fin he comprendido tu pregunta para estadísticos. Soy un poco lenta. Como dice Jose Manuel es un indecidible de Godel, una proposición matemática ilógica, algo así como decir “todo lo que digo es mentira” ¿no?
    Feliz año.

    ResponderEliminar
  25. Anónimo, los que de verdad están arriba se esfuerzan en convencernos a los demás de lo mucho que se sacrifican y de que realmente no están arriba ni los demás abajo.
    Por tanto, tú eres uno de esos a los que les gusta provocar con vocabulario Hayek, pero que realmente no están arriba, aunque les gusta sentirse solidarios con los que sí y viven todavía más engañados de lo que tú sostienes que estamos los demás.
    Tú última frase denota además que no perdonas estereotipo que te haya pasado por delante alguna vez.
    Que lo disfrutes. La ilusión es lo pirncipal en la vida.

    ResponderEliminar
  26. Querida Aloé
    si eso te comsuela,
    pues bueno no estoy arriba estoy de lado.
    Lo de Lidia my darling,no es cuestión de esterotipos si no mas bien de algo más bien "topico". Somos vecinos de chalet en la sierra.

    ResponderEliminar
  27. Se me olvidaba. y perdona mi ignorancia, ¿Que pinta Hayek en todo esto?

    ResponderEliminar