23 de marzo de 2012

EL ORDEN DE LOS DÍAS


La semana es una de las instituciones más antiguas que han llegado hasta nosotros de manera prácticamente inmutable e ininterrumpida. En su versión actual, es una mezcla asimétrica entre la tradición hebrea de dividir el tiempo en series de siete días (lo que a su vez es una variación de la división del tiempo en meses lunares de 28 días), que se retrotrae tal vez a un milenio antes de Cristo, y las denominaciones astrológicas propuestas por astrónomos alejandrinos hacia el inicio de nuestra era. Lo que tal vez muchos no sepáis es por qué los nombres de los días tienen ese aparente desorden (pues son el dedicado a la luna, a marte, a mercurio, a júpiter, a venus, a saturno y al sol; ¡vaya orden más extraño, no!).
.
Curiosamente, ese orden está basado (como no podía ser de otra manera) en las distancias que por aquella época se atribuía a los "planetas" en sus órbitas alrededor de la tierra (en realidad, según el tiempo que tardaban en recorrer el firmamento). De más a menos alejado, los planetas eran 1: saturno, 2: júpiter, 3: marte; 4: sol; 5: venus; 6: mercurio; 7: luna. Lo que hicieron aquellos astrólogos fue asignar uno de estos planetas a cada hora de la semana. A la primera hora de la semana le correspondía saturno, a la segunda júpiter, etc., así hasta la séptima, a la que le correspondía la luna; a la octava volvía a corresponderle saturno, a la novena júpiter, a la décimocuarta la luna otra vez, etc., etc.
.
Hecho esto, a cada día se le asignaba el planeta que "regía" su primera hora, así que el primer día era el dedicado a saturno (sábado). La cuestión es, ¿qué plantea correspondería al día siguiente? Es fácil ver que la luna le ha tocado a la hora número 21, así que tenemos saturno para la 22, júpiter para 23, marte para la 24... ¡y el sol para la 25! (o sea, para la primera hora del segundo día). Así que el día siguiente al dedicado a saturno está dedicado al sol (domingo; sunday). Siguiendo con los cálculos, vemos que a cada día le toca un planeta que está tres posiciones después (o sea, 24 - 21) que el dedicado al anterior. Así que después del día dedicado al sol contamos tres planetas: venus, mercurio y... luna (lunes). Luego otros tres: saturno, júpiter y... marte (martes). Luego otros tres: sol, venus y... mercurio (miércoles). Luego otros tres: luna, saturno... y júpiter (jueves). Y luego otros tres: marte, sol... y venus (viernes).
.
Naturalmente, la primera hora del octavo día corresponde otra vez a saturno, con lo que el ciclo empieza de nuevo.
.
Poco se imaginaban los anónimos inventores de este sistema que dos mil años después miles de millones de personas iban a seguir rigiéndose (salvo por algún que otro pequeño cambio en algunos países) por su ocurrencia.

1 comentario:

  1. Jesús:

    Hay un libro muy interesante que cuenta esto. Supongo que lo conoces (o citas).

    Greek and Roman Calendars. Constructions of Time in the Classical World By Robert Hannah

    ResponderEliminar