1 de agosto de 2012

NFFNSNC: MURIÓ GORE, EL APÓSTATA




El autor de dos de mis novelas históricas favoritas: Creación y Juliano, el Apóstata. La mar de recomendables. El menos americano de los grandes escritores americanos.

8 comentarios:

  1. Me entero por este blog, gracias, don Jesús. Vidal es un gran olvidado.

    A mí también me encantan esas dos novelas, son de las pocas que he releído más de una vez. Y muy recomendables las tremendamente satíricas Duluth y Mesias.

    Siempre se van los mejores.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Justo hace una semana terminé de leer por segunda vez "Juliano el Apóstata"

    También he leido Creación con su sorprendente visión de la historia desde el lado "oriental"....

    Jesús que otras novelas históricas recomienda? De ser posible con rigurosidad histórica y que sean agradables de leer.

    Saludos
    Kewois

    ResponderEliminar
  4. Hola, Kewois. Pues, ¿cuál voy a recomendar?: El evangelio de los Reyes Magos.
    .
    ("Sinuhé el egipcio" tampoco está mal, y por supuesto, "Yo, Claudio"; últimamente, me ha gustado la trilogía sobre Escipión el Africano, de Santiago Posteguillo, aunque es un pelín militarista.

    ResponderEliminar
  5. Aunque más que las de Posteguillo me gustó la saga de "El primer hombre de roma" y sus secuelas (de Colleen McCullough)

    ResponderEliminar
  6. Había leído "Juliano el apóstata", pero no "Creación". ¡Qué buena pinta!. La añado a la lista de espera. ¡Joer!. Cada vez es más larga y yo cada leo más despacio. Es lo malo de la marihuana. Que te quedas un cuarto de hora saboreando una frase, como un imbecil. Jesús, tus magos también están, pero han montao la tienda. Se han cansao de esperar al sol.

    En cuanto a novela histórica, las de Yourcenar y las de Eco son una maravilla. "Q" del proyecto Luther Blissett, también es muy entretenida. Completamente fantástica, pero de ambientillo medieval, "Olvidado rey Gudú" de Matute, es otro caramelito. Si quieres más rigor. Deja la novela y acude a las fuentes, aunque sean traducidas. Desde el poema de Gilgamesh hasta el Popol Vuh, tienes mitos de origen para aburrir. Crónicas a palas. Desde Herodoto, pasando por Marco Polo, Cabeza de Vaca o la jartá de crónicas de viajeros, exploradores, naturalistas y demás aventureros los siglos XVIII y XIX. El viaje en el Beagle de Darwin es mucho más divertido que "El origen de las especies". Pero si no sumas las exploraciones fantásticas, te dejas lo más dulce. Gulliver, Munchausen, Erewon, Crónicas marcianas...

    ResponderEliminar
  7. Y si lees los diarios de Jünger de las guerras mundiales del siglo pasado ("Tempestades de acero" y "Radiaciones"), se te pone el pelo blanco si no lo tienes ya.

    ResponderEliminar
  8. Muy buenas las dos novelas, sí señor.

    ResponderEliminar