17 de agosto de 2010

¡VIVAN LAS BIBLIOTECAS PÚBLICAS! (ARTÍCULO DE MUÑOZ MOLINA)

(Reposición)

Maravilloso panegírico del maestro Muñoz Molina a las bibliotecas públicas, en el último Babelia. A ver si se lo leen muchos concejales, consejeros de cultura de CC.AA., y demás depredadores.
.
Yo puedo contar que mi primera biblioteca fue un viejo bibliobús (no tan viejo como el de la foto), con parada los miércoles por la mañana en Pinar del Rey, y que me parecía el mismo paraíso.
.
.
Aunque otro día tendré que hablar del síndrome de "los estantes llenos y nada que leerme", que me asalta demasiado a menudo y me hace perder horas y horas dando vueltas por los pasillos de las bibliotecas (¿dije "perder"? Lo retiro enseguida). Por ejemplo, esta misma tarde, buscando una novela que llevarme de viaje, y volviendo a casa con las manos vacías...
.
.
¡Os agradeceré cualquier recomendación, siempre que venga con una mínima nota explicativa!
.

11 comentarios:

  1. Puedes leer Fahrenheit de Bradbury que viene al pelo por lo de los libros y las bibliotecas(seguro que ya la leiste) o hacer como el amigo Freman y leer el Maestro y Margarita de Bulgakov, la tienes en el bibliometro, ¿que de que va? imagínate al diablo acompañado por un gran gato negro y unos ayudantes haciendo de las las suyas por el Moscú de los años treinta, todo eso aderezado con un plantel de personajes que al cruzarse en su camino se descubren sus miserias y alguna grandeza y a los que les suceden las cosa mas increíbles. No cuento mas para no destripar la historia.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por comentar el articulo de Muñoz Molina. Y enhorabuena por el blog, que he descubierto hace unas semanas.

    Soy un enamorado de las bibliotecas y un maniático a quien también le encanta gastar dinero en libros. Probablemente trate de colmar una carencia de mi infancia en una casa con pocos libros. Por eso fue tan importante la biblioteca pública de León, donde recuerdo la alegría de los sábados por la mañana cuando me empapaba de la colección completa de Tintín o de Asterix. Y la suerte que siempre agradecimos en el pueblo de mis vacaciones veraniegas, Benavides de Órbigo, que con unos escasos dos mil habitantes tenía desde los años 70 una muy digna biblioteca municipal.
    En fin, no me atrevería a recomendar una novela, ya que leo poca narrativa ultimamente.
    Sí una autobiografía (o más que eso) que seguramente conocerás: El mundo de ayer, de Stefan Zweig.
    Yo he dedicado algo de tiempo de verano a leer un par de biografías de Zweig pero se quedan a años luz de lo escrito de su mano.
    Tengo aparcado en la estantería para echarle mano "La caida de Constantinopla" de Steven Runciman en la edición de Reino de Redonda, la editorial de Javier Marías. Es historia que se lee como novela. Creo que voy a por ella y abandono (derecho soberano del lector) lo que tengo en la mesilla y que es más aburrido.

    ResponderEliminar
  3. ¿Pero hay alguien que se lee el Babelia?

    ResponderEliminar
  4. Aloe
    Parece ser que si, que muchos lo leen y ademas por gusto, otros tenemos que hacerlo por razones profesionales,no solo este suplemento cultural sino que ademas casi todos los que se publican en la prensa, podrás imaginarte el terrible suplicio que supone el tener que hacerlo.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Jesús,


    No conozco tus gustos literarios, así que a lo mejor meto la pata, pero al ver tu entrada pensé automáticamente en "The good soldier", de Ford Madox Ford.

    El argumento es lo de menos: lo bueno es el tono desolado y sonámbulo (esto suena cursi a rabiar, pero es que es así) que yo creo que han intentado imitar sin conseguirlo novelistas como Sebald o Javier Marías, y la forma en que la historia se hace y deshace casi en cada página.

    Como esto no parece muy estimulante, te copio el problema filosófico con el que empieza la novela, muy cercano a tu "Pregunta para racionalistas":

    "Si durante nueve años yo he estado en posesión de una manzana estupenda cuyo corazón está podrido y descubro su podredumbre sólo a los nueve años y seis meses menos cuatro días, ¿no sería correcto decir que yo he estado en posesión durante nueve años de una manzana estupenda?".

    (También tiene tres frases que pueden ser las más tristes de toda la literatura mundial, pero no te las cito para que las descubras en su momento).

    ResponderEliminar
  7. Por si no te tienta la recomendación, el año pasado leí varias novelas de Simenon que estaban muy bien. La mejor, "El hijo del relojero". (El título original es "El relojero de Everton", y creo que se hizo una película que no estaba mal).

    ResponderEliminar
  8. Se me olvidaba: "El buen soldado" iba a titularse en principio "La historia más triste" (The saddest story), que son justo las palabras con las que comienza y que describen a la perfección la novela: "This is the saddest story I have ever heard".

    ResponderEliminar
  9. Yo, que no soporto "perder el tiempo" leyendo una novela a no ser que me parezca extraordinaria desde el principio, descubrí el verano pasado a Murakami: Tokio Blues. Una impresionante novela sobre la soledad del hombre contemporáneo, el paso del tiempo y, cómo no, el amor.

    ResponderEliminar
  10. Jesús

    Que te parece hacer un paseo espiritual por la Biblia e iniciar por el Cantar de los cantares del rey Salomón, o el libro del profeta Ezequiel, el evangelio según San Juan, o la delicada y tierna historia de Ruth y su entrañable amiga Noemi... o mejor, si te place, leer la impactante y espiritual lección del señor KRSNA a su principal discipulo Arjuna en el campo de batalla de Kuruksetra, en los cantos del Bhagavad gita, cuando, y aprender las lecciones sobre las modalidades de la naturaleza material, y de su efecto sobre nosotros... ah! podrias leer el libro mormon asi en minuscula y sin acento - pues a mi gusto lo encuentro insipedo- y conocer mas a fondo al profeta del nuevo cielo norteamericano, joseph smith. o si deseas la coleccion completa de los manuales de metafisica de conny mendez, que segun me dicen se lee de una sentada... o la Doctrina secreta de Madame Blavasky, y adentrarte de nuevo en el apasionante tema de la telepatia y demas facilidades...
    bueno, hay todo un abanico de posibilidades con que entretenerse...

    P.D. excusame un momentito que voy al baño...

    ResponderEliminar