24 de junio de 2009

MOZART, CONCIERTO PARA PIANO Nº 23 (1)

2 comentarios:

  1. Delicioso, gracias por compartirlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Jesús, quería darte la enhorabuena por tu estudio sobre las vocaciones científicas. Te he dejado en ese post un comentario con una opinión personal al respecto, una opinión desde la observación del fenómeno que describes (que en realidad no es tal). Saludos.

    ResponderEliminar