25 de enero de 2011

OTRA DE CHINOS


"Comparados con los padres occidentales, los padres chinos pasan aproximadamente 10 veces más tiempo ejercitando actividades académicas con sus hijos (...) Lo que los padres chinos comprenden es que nada es divertido hasta que no eres bueno en ello. Y para ser bueno tienes que trabajar, y los chicos por su cuenta nunca quieren trabajar, y por ello es crucial pasar por encima de sus preferencias.”
.
Leído aquí.
.
Más:
.
Más chino y más árabe, y menos latín
.
Una de chinos
.

16 comentarios:

  1. Las madres chinas serán como las japonesas, que enseñan a darse picos a sus hijos. Por eso la mayoría de las colegialas japonesas se ejercitan en juegos lésbicos . Algo que hace las delicias de los pervertidos japoneses, y de algún que otro aficionado autóctono al Hentai, como Freman.

    ResponderEliminar
  2. A la mejor habra que reescribir la obra de Weber y llamarla La Ética confuciana y el espíritu del capitalismo.

    Lo cierto es que Max en su obra La religión de China: confucianismo y taoísmo, plantea que el confucianismo (en parte) es una religión que busca la autoperfección y el autocontrol como modo de adquirir status social.

    Los que temen que los Chinos nos invadan gracias (o ademas)a sus curriculums académicos pueden intentar engañarles a base de venderles programas de televisión tipo Gran Hermano o Belenesteban
    con la intención de tener en poco tiempo una estupenda generación NiNi como la nuestra.

    ResponderEliminar
  3. AW
    tener en poco tiempo una estupenda generación NiNi como la nuestra
    De hecho, algo así ha pasado en Japón.

    ResponderEliminar
  4. Estando bastante de acuerdo con el "mensaje"me parece algo peligroso, a nivel de cada individuo o familia en concreto, confundir un mero indicador (el tiempo que se pasa con un hijo haciendo los deberes) con una causa real de un mejor rendimiento académico. El problema de fondo es la falta de una actitud, en general y en la mayoría de las familias, que valore adecuadamente el esfuerzo académico, y la transmisión de esta actitud a los niños. Pero esto no significa que la solución esté en pasar más tiempo con los niños haciendo los deberes, o repetirles de forma mecánica a los niños lo importante que es estudiar y esforzarse. Y este comentario no es una crítica al post, pero no puedo evitar hacerlo al recordarme la gran cantidad de casos que conozco por mi profesión en el que la confusión de los dos planos han llevado a mucho sufrimiento familiar y muy pocos resultados efectivos.

    ResponderEliminar
  5. Jesus pues claro lo llevariamos si triunfase tan maquiavelico plan. El futuro laboral de los Ninis españolitos sera ser los camareros de los turistas Ninis chinos ¡y todos oyendo a Melendi!. ¡Que nivelón!.
    Menos mal que Rajoy lo arreglara todo, todo (como el papa de la niña del anuncio de Catalana de Occidente) en cinco años
    Bueno..eso seria así si el mundo no se acaba en el 2012 como dicen que dice el calendario Maya.

    ResponderEliminar
  6. confundir un mero indicador [...]con una causa real

    Efectivamente. Correlación no es causación, como suelen olvidar en "ciencias" sociales (también pasa mucho en medicina, por cierto).

    Además, los chinos lo tienen fácil para dedicarle tiempo a sus hijos: sólo les dejan tener uno (no te jode).

    ResponderEliminar
  7. Los chinos trabajan un huevo de horas.
    Los chinos pasan 10 veces más (no un rato más) tiempo haciendo deberes con sus hijos.
    ... Supongo que eso significa que los chinos no duermen, aparte de no tener vacaciones, dias libres ni tiempo para comer.

    ResponderEliminar
  8. Ya mas en serio estoy bastante de acuerdo con lo que dice AC en mi casa mis padres no nos daban la brasa a la hora de estudiar o al hacer los deberes, incluso nos dejaban bastante a nuestro aire. Luego mi padre era capaz de explicarte, e interesarte por ello, de como funcionaba el motor de una moto o el funcionamiento de la bomba del agua y su física cuando se estropeaba o explicarte como se hacia una operación quirúrgica ,era cirujano,mientras trinchaba un pollo.
    Mi madre nos aficiono mas a la música a pintorrojear las paredes y a leer mucho a base de comics e historietas.
    Vamos que no hay que darles mucho la brasa a los chavales pero si crearles un mundo de estimulos y aficiones y apoyarles. Bien es verdad que esto hoy es muy difícil, los padres no tenéis tiempo de estar con vuestros hijos ni existen ya las familias extensas como en la que yo me crié.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. AC:
    confundir un mero indicador ... con una causa real
    por desgracia, la condición humana es que sólo tenemos "indicadores", así que hay que apañarse con ellos; lo malo es fijarse sólo en uno cuando hay muchos.

    ResponderEliminar
  10. Jesús, yo me estaba refiriendo más bien a la distinción que ya han apuntado más arriba entre correlación y causa. Evidentemente, incluso de lo que podemos llamar "causas" sólo tenemos indicadores pero en este caso, se trata de una asociación observada de una manera que no permite inferencias causales. Y además, me parece muy probable que sin el patrón cultural de fondo que se da en esos países, simplemente pasar más tiempo con un niño haciendo los deberes puede ser incluso contraproducente. De hecho, a ciertas edades y en nuestro medio, diría que suele ser una señal de que hay algo que va mal.
    Algo parecido suelo pensar cuando la gente critica las leyes educativas (la LOGSE básicamente, por derogada que esté) por no premiar adecuadamente el esfuerzo. Creo que una ley educativa difícilmente puede hacer esto por ella misma y que en realidad la ley se enmarca dentro de esta característica cultural. Me podréis poner como ejemplo las facilidades para pasar de curso. Pero no es una ley la que hace que la idea que tiene la gente acerca de repetir curso sea la de un castigo cruel que hay que evitar a toda costa, que es la que está instalada entre nosotros. De hecho, lo que suele ocurrir hoy en día es que los maestros "negocian" con los padres si el niño repite o no, reforzando de nuevo esta idea pero pasando la carga a quien no debería tenerla.

    ResponderEliminar
  11. por desgracia, la condición humana es que sólo tenemos "indicadores", así que hay que apañarse con ellos

    Dicho esto por un filósofo, me imagino que habrá todo un contexto aclarador (lo digo para no tomármelo literalmente). Entiendo que lo de no tener más que indicadores significa que de momento no hay teorías decentes al respecto. Porque aparte de los datos experimentales, la labor de un científico (y se supone que incluso las "ciencias" sociales las hacen científicos) (se supone, sólo, y a veces ni eso) también consiste en plantear teorías y verificar si se ajustan a esos datos.

    Claro, que es mucho más fácil tirar de estadísticas y correlaciones, y no indagar muy profundamente en las causas, sobre todo si la correlación parece confirmar nuestros propios prejuicios ideológicos (que todos tenemos, por supuesto).

    ResponderEliminar
  12. así que hay que apañarse con ellos

    Jo, y eso me suena a la doctrina "¡pero algo habrá que hacer!" (a veces es mejor no hacer nada). Después de esa doctrina, siempre sale alguien con la doctrina acompañante: "pero, ¿es que nadie va a pensar en los niños?".

    ResponderEliminar
  13. Oye Fremy, no mentes a Jesús como filósofo ya que es un positivista, un traidor más a la causa metafísica.

    ResponderEliminar
  14. Perdón, perdón, no era mi intención ofender...

    ResponderEliminar
  15. Pues mientras discutimos si son galgos, podencos o perros pekineses, China crece a ritmos que ya los quisiéramos por la tierra de los conejos. Y salen ingenieros y gente capaz de poner en marcha a China como una de las fábricas de mundo, si no LA fábrica del mundo, mientras aquí hacemos... ¿qué era lo que hacíamos?

    ResponderEliminar
  16. ¿Habeis visto la conferencia de Martin Jacques publicada hace unos días en TED?.

    http://www.ted.com/talks/martin_jacques_understanding_the_rise_of_china.html

    Creo que da en el clavo, aunque pinta una China demasiado impermeable. China también se ve transformada por la influencia de otras culturas. Aunque el futuro próximo sea asiático, que culturas europeas hayan dominado el mundo durante más de dos siglos dejará secuelas.

    En cualquier caso la conferencia es un claro ejemplo de que el relativismo cultural no es una mera pose intelectual. Es un elemento clave para conseguir la flexibilidad necesaria que nos permita asumir la pérdida de centralidad económica, política y cultural sin añadir dramatismo al que un cambio profundo inevitablemente genera.

    ResponderEliminar