23 de noviembre de 2011

POR EL CAMBIO EN LA LEY ELECTORAL


Una posible forma de cambiar la ley electoral para garantizar la proporcionalidad de la representación en el congreso, y no tener que tocar el absurdo precepto constitucional de que la circunscripción sea cada provincia, sería la siguiente (no es nada original, advierto):
.
1) A cada provincia le corresponde un número de diputados proporcional a su población (si se quiere, podría darse, además de esto, uno o dos diputados de más a cada comunidad autónoma, adjudicados a sus provincias más pobladas).
.
2) Se divide por el número de votos válidos emitidos en toda España entre el número diputados total del Congreso. Esto dará un número V, que es el número de votos que corresponden a cada escaño.
.
3) Primera ronda (ronda de enteros): En cada provincia, se otorga a cada partido el número de escaños que resulta de dividir por V los votos obtenidos por ese partido en esa provincia, y tomar el resultado entero (sin decimales); p.ej., si V es 100.000 y un partido ha obtenido 232.000 votos en una provincia, obtendrá 2 escaños. Un partido que hubiese obtenido 95.000 votos en esa provincia, no recibiría ningún escaño en esta primera ronda.
.
4) Se toma el resto de votos que le ha quedado a cada partido en cada provincia después de asignar los escaños de la primera ronda. P.ej., al primer partido del ejemplo anterior le queda un resto de 32.000 votos; al segundo partido le queda un resto de 95.000 votos. Se consideran todos los restos que han obtenido todos los partidos en cada provincia, y se ordenan en una lista de mayor a menor.
.
5) Segunda ronda (ronda de restos): Los escaños que hayan quedado sin asignar en la primera ronda se otorgan a los partidos que tengan los restos más grandes en esa lista en cada provincia.
.
El resultado sería parecido a esto:
.
Más
.
.

19 comentarios:

  1. ¿Y qué ventajas tiene ese sistema frente al de circunscripción única aparte de ser infinitamente más complicado? Puestos a cambiar la Constitución, y para implantar ese sistema habría que modificarla, la diferencia entre lo que propones y la circunscripción única es una cuestión más de forma que de sustancia.

    La sustancia es si queremos o no un sistema proporcional y yo desde luego no soy partidario. Si nos pilla esta crisis económica con un Parlamento a la belga formado por 7 partidos medianos y media docena de partidos pequeños yo emigro al Congo.

    ResponderEliminar
  2. Gulliver:
    la única ventaja de este sistema frente al de circunscripción única es que el que yo propongo no exigiría cambiar la constitución.
    Naturalmente, si ya nos ponemos a cambiarla por otras cosas, pues se podría quitar lo de que la circunscripción es la provincia (art. 68)
    A la vista de cómo ha gestionado la crisis un partido con bastante mayoría (aunque no absoluta), no tengo yo muy claro que fuese a ser necesariamente peor "a la belga".
    Ya puestos, siguiendo tu tesis podíamos hacer una circunscripción única, y que todos los escaños se los llevase el partido más votado.

    ResponderEliminar
  3. Hombre, Jesús, esto te hubiera quedado genial si nos haces unos grafiquitos viendo cómo quedaría tu propuesta con la votación actual.

    Yo, en esto, estoy de acuerdo con Gulliver. Yo creo que hay que votar personas, no partidos, y eso supone, casi indefectiblemente, falta de proporcionalidad.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Pues los gráficos he estado tentado de hacerlos, pero he resistido la tentación a la vista de todas las otras cosas que tenía que hacer esta mañana.
    Pero para los curiosos, cuelgo un gráfico y un enlace nuevos.

    ResponderEliminar
  5. Y sobre lo de "votar a personas", pues mira, según. En el senado llevamos 34 años haciéndolo y mira los resultados. (También es que el Senado no vale para nada, claro).
    .
    En todo caso, puestos a votar a personas, yo estaría mucho más dispuesto a aprobar que se hiciera así en el ejecutivo, más que en el legislativo. El legislativo creo que debe ser más bien una representación de IDEAS: un sistema mayoritario hace que el 49 % de una circunscripción sean personas que, al fin y al cabo, se quedan en la práctica sin NINGUNA representación, si un candidato saca el 51 %, y no me parece justificable bajo ninguna perspectiva el que ese 49 % de personas sean supuestamente "representadas" por una persona que ellas no desean.

    ResponderEliminar
  6. " el que yo propongo no exigiría cambiar la constitución."

    De acuerdo. Lo había entendido mal. Después de releer lo que propones veo que no hay incompatibilidad.

    ResponderEliminar
  7. "La sustancia es si queremos o no un sistema proporcional y yo desde luego no soy partidario. Si nos pilla esta crisis económica con un Parlamento a la belga formado por 7 partidos medianos y media docena de partidos pequeños yo emigro al Congo."

    La cuestión es si un sistema no proporcional puede legitimarse como democracia (cuando incluso un sistema proporcional tiene ese problema). El argumento que defiende la eficacia de un sistema político con gobiernos fuertes aunque padezcan un crónico déficit de legitimidad democrática me repugna. Gobierno fuerte es el chino y ha demostrado ser capaz de capear la crisis económica muy eficazmente (por ahora), pero nadie ha consultado al pueblo chino el gobierno que quiere tener.

    Me dirá alguno que más vale estómago lleno que capacidad de decisión política. Respondería que el estómago se puede llenar de muchas maneras (y más que podemos inventar) sin necisidad de ceder el poder político a una corrupta tecnocracia (por muy corruptos que puedan ser también los representantes políticos en una democracia representativa proporcional).

    ResponderEliminar
  8. "Me dirá alguno que más vale estómago lleno que capacidad de decisión política."

    Ciertamente sí. Con cinco millones de parados y con la economía del país y de los vecinos a punto de caer por un precipicio o de estancarse indefinidamente, lo que me menos me preocupa ahora es la presunta falta de legitimidad de nuestra democracia. Me preocupa más si nuestras instituciones son capaces de encontrar soluciones, resolver problemas y que estas soluciones sean eficaces y justas.

    ResponderEliminar
  9. Ahora hagamos política-ficción:

    2013. La crisis, agravada con el gobierno del PP, se lleva por delante a éste. En las elecciones adelantadas, el electorado, desencantado, otorga a UPyD 160 escaños y a IU 150.
    Me pregunto:
    Con 310 votos entre los dos ¿cambiarían esos partidos la ley electoral que en 2011 les parece tan injusta?

    Me vuelvo a preguntar: ¿Hay alguna forma no rupturista de cambiar el sistema electoral sin el beneplácito de los partidos en el poder? ¿No es ésteril este debate sobre la representatividad/gobernabilidad que tenemos cada 4 años?

    ResponderEliminar
  10. Por cierto:

    Que a Esperanza ya la he oído varias veces amenazar con implantar en las autonómicas de la Comunidad de Madrid 10 ó 12 circunscripciones "para estar más cerca del ciudadano". Que buena mujer, siempre pensando en nosotros (y en IU y UPyD).

    ResponderEliminar
  11. "POR EL CAMBIO EN LA LEY ELECTORAL"
    A buenas horas, mangas verdes. Ya mejor dejarlo para antes de las próximas, si el PP quiere, que va ser que no.

    Habría que buscar un sistema lo más justo posible (este que señala Jesús no está nada mal) para que todo las personas estén representadas -TODAS-, y no exista el miedo al voto-basura derivando en el voto útil (que no es tan útil, y a las pruebas hasta ahora en la democracia española me remito).

    Habría que reformar tantas cosas... Pero la economía se lo lleva todo por delante. ¡Y lo que rondaré, morena!

    ResponderEliminar
  12. Todo eso está muy bien, pero con cerca de un 30% de abstenciones - si no es la primera fuerza política, será la segunda- me pregunto en qué cambiarían las listas abiertas.

    Quizás lo que ese 30% demandan es un cambio en la Constitución. A ellos ¿quién les representa? Son una multitud y es inteligente saber escuchar. Todas las crisis, como las enfermedades, dan señales. Y la alta abstención es una señal.

    Hace falta un cambio pero no del patido en el poder, hace falta un cambio de las reglas del juego.

    ResponderEliminar
  13. Elena,
    La abstención no ha sido mayor que en muchos otros casos, ni que lo que suele ser en otros paises que no se plantean tanto como nosotros la bondad de su sistema de representación.
    .
    Sobre las listas abiertas, a mí no me gustan en general (en el senado las tenemos, ¿y qué?). Preferiría que la gente eligiera un parlamento con listas cerradas, y que se eligieran en votaciones personales al presidente y a cada ministro por separado.

    ResponderEliminar
  14. Jesús, sí se plantean la bondad del sistema de representación cuando en todo el mundo occidental han llenado las plazas bajo el lema "no nos representan". La abstención crece entre los jóvenes, herederos de un sistema que les ha secuestrado el futuro.

    Dicho esto voy a responderte. Respecto a las listas abiertas, es cierto que es difícil elegir a quienes queremos como representantes cuando no los conocemos, pero sí podemos castigar a aquellos que sí conocemos y que el partido no sanciona. ¿Crees que personajes de la talla de Camps u otros corruptos saldrían elegidos por los ciudadanos?. El problema de los partidos es la falta de credibilidad y no se cree en ellos porque hacen vista gorda a la corrupción. En unas listas abiertas, los diputados se ocuparían de su honestidad además de hacer puntos y medrar dentro de un partido y si no ya sabrían a qué atenerse. A ser cambiados por otros.

    ResponderEliminar
  15. Elena,
    No quiero decir que no haya gente AHORA en otros paises que pongan en cuestion la representatividad del sistema. Lo que digo es que eso no tiene nada que ver con la abstención, porque abstenciones de más del 40% las lleva habiendo 40 años sin indignados saliendo a protestar.
    .
    Sobre si la gente tacharía a Camps de las listas, pues mi confianza no llega a tanto. Podían no haber votado al PP en las autonómicas, sin más.
    .
    Es más, yo creo que las listas podrían no sólo ser cerradas, sino VACÍAS. Es decir, que la gente votara al partido, no a las personas. Si un partido saca el 30% de los votos, pues tiene un 30% de votos en el congreso,o sea, el voto de EL representante de ese partido en el congreso vale por 105 escaños (si el congreso sigue con 350 escaños en total). Así, nos ahorraríamos un pastón en sueldos de diputados ( con que hubiera 4 o 5 por partido, para poder formar algunas comisiones que prepararan las propuestas legislativas, sería suficiente).

    ResponderEliminar
  16. Y no digamos en los 17 parlamentos autonómicos más los plenos municipales de las grandes ciudades. Con eso nos ahorraríamos cerca de 3000 salarios de políticos de un plumazo, más el personal administrativo que les sirve de apoyo.

    ResponderEliminar
  17. “abstenciones de más del 40% las lleva habiendo 40 años sin indignados saliendo a protestar.”

    Así es, el problema de las estadísticas es que se limitan a representar datos, no intenciones, ni entre quienes votan ni entre quienes se abstienen, pero ahora las intenciones de una buena parte de ellos han hablado alto y claro, aunque bien podemos ignorarlas.¿no? Como podemos ignorar las intenciones de los votantes, unos pocos fieles a una ideología trasnochada, otros porque se escaquean unas horillas del curro, otros en base a falsas promesas, otros en base a promesas más reales tales como fumar o no en bares, abortar gratis o no, formar familias homosexuales o no, o ir a la guerra de Irak o mejor a la de Libia, o cascar un huevo boca arriba o boca abajo, vaya usted a saber.

    Un 40% de abstención es un síntoma, antes y ahora, solo que ahora han dicho “no, no estamos en la playa” no votamos porque no queremos.

    “Sobre si la gente tacharía a Camps de las listas, pues mi confianza no llega a tanto. Podían no haber votado al PP en las autonómicas, sin más.”

    Sabes tan bien como yo que ningún votante del pp votaría al psoe pero eso no quiere decir que aprueben la corrupción. Un pepero corrupto es a los votantes, lo que un cura pederasta a los creyentes. No por ello dejarán de votar o de creer, pero no gusta.

    “Es más, yo creo que las listas podrían no sólo ser cerradas, sino VACÍAS. Es decir, que la gente votara al partido, no a las personas.”

    Ay, la España dividida cuánto mal ha hecho. El congreso de los diputados es, debería ser, el representante de la voluntad del pueblo y creer que esa voluntad es la heredera de una guerra civil que enfrentó dos bandos es una visión ¿reduccionista? El Congreso es el órgano legislativo y en consecuencia hace falta que esté formado por un número suficiente de personas capaces de crear marcos legislativos. El problema es que esas personas, dada la responsabilidad del cargo, deberían ser honestas y estar debidamente formadas. Y no es así.

    Bien, ya me has llevado dónde querías. Acepto listas abiertas como animal de compañía.

    ResponderEliminar
  18. Ya ha contraatacado la Espe con lo que comentaba yo un poco más arriba. Si antes lo comento...

    http://www.microsiervos.com/archivo/mundoreal/matematica-electoral.html

    Se ve que lo ha estado refinando y en vez de quedarse en 10-12 circunscripciones se va a 43, y hace un sistema mixto.

    O estamos a setas o estamos a Rolex: o lo dejas como está (y de paso quitas el límite del 5% que provoca que los partidos pequeños necesiten conseguir 6 escaños de golpe para estar representados) o se pone un sistema mayoritario puro (y que cada candidato aguante su vela) pero estos mix para perpetuar el bipartidismo ahora que parece que empieza a peligrar...

    Lo peor de todo es que el PSOE lo va a comprar. Así que otra vez que nos parezca que el sistema electoral es injusto, mejor nos vamos a estar calladitos.

    Yo me apunto a la propuesta de Jesus de listas vacías y representación ponderada (hasta con decimales), pero tampoco es realizable. El sistema se sustenta en parte en base a que haya una masa crítica de paniaguados en cada parlamento y ayuntamiento. ¿Con qué cara les dicen a los suyos (en cada partido) que no hay plazas para tanto "profesional"?

    ResponderEliminar