15 de marzo de 2013

Diagnóstico pre-implantacional de la ludopatía

(Reposición).


Las últimas noticias indican que la ludopatía podría tener un fuerte componente genético. Si esto se confirma, sería posible en un futuro no muy lejano, y gracias al diagnóstico preimplantacional, evitar que nacieran niños con predisposición genética hacia la ludopatía.
.
Esto suscita varias preguntas interesantes:
.
1) ¿Sería moralmente correcto realizar ese tratamiento? ¿Lo sería igual que para otro tipo de enfermedades?
.
2) ¿Sería aceptable su financiación pública?
.
3) Y lo más importante filosóficamente: ¿tendría sentido?, ¿no implicaría una contradicción pragmática -o "performativa"? Al fin y al cabo, si uno es ludópata, ¿no preferirá definitivamente que el procedimiento que determine si sus hijos hereden el gen de la ludopatía o no, sea un procedimiento puramente aleatorio? (Pues si no, vaya mierda de ludópata)
.
[A no ser, claro, que uno sea sólo portador del gen; o que sea la pareja del ludópata].

19 comentarios:

  1. Bueno, yo solo juego a unos cincuenta juegos de ordenador. Estoy en el top ten de los frikis.

    Me paso tantas horas que no duermo, no como, no foll...En fin, pero si es algo genético a ver si la inseguridad social me costea el tratamiento.

    Lo malo es que tendría que ponerme a trabajar, o hacer algo productivo para la sociedad.

    ResponderEliminar
  2. - Hola, querida. ¿Cómo está tu marido?
    - ¿Comparado con quién?

    Todo depende de la alternativa. Si sé que, al rechazar al feto ludópata me enfrento al riesgo de que el feto sea filósofo platónico, filólogo lexicómano o antropólogo cultural, las consideraciones de coste y beneficio harían que me decidiese por el ludópata. Educarlo es menos caro, y es más fácil que le toque el bote a un ludópata que a un filósofo le den un Nobel y le resuelvan la vida (entre otras cosas, porque sólo dan un Nobel por año y hay botes en la Primi todas las semanas).

    ResponderEliminar
  3. “¿Sería moralmente correcto realizar ese tratamiento? ¿Lo sería igual que para otro tipo de enfermedades?”

    La moralidad no es algo grabado a fuego en las tablas de la ley. En parte evoluciona con los cambios tecnológicos, económicos y sociales. Lo que quiero decir es que una vez que la manipulación genética exista y plantee nuevas realidades y nuevos dilemas morales, las soluciones que se le den no serán las mismas que daríamos ahora.

    De todos modos, viendo el tipo de sociedad hedonista e individualista hacia donde nos movemos, donde la gente se gasta la pasta en todo tipo de tratamientos de belleza y se ven casos de adolescentes a las que sus padres les regalan unas tetas de silicona por sacar buenas notas, creo que se darán (y en parte llegaremos a ver) procedimientos de manipulación y selección genética que ni imaginamos (y que es posible que ahora nos diesen asco).

    No es difícil imaginar a padres preocupados porque sus futuros hijos sean lo más felices posibles, o lo que ellos querían ser y no pudieron. Hijos rubios de pelo rizado y ojos azules, con piernas largas o la polla grande, inteligentes o carismáticos, no creo que haya límite a lo que los padres quieran comprar con dinero si la ciencia y la ley lo permite.

    Por supuesto que lo que menos problemas morales planteará será evitar todo tipo de enfermedades físicas y psiquiátricas de origen genético. Pero también existirá la tentación de evitar defectos de la personalidad, como la ludopatía, ¿por qué no?

    ¿Tal vez la predisposición al crimen y la delincuencia? Eso da mucho juego para escribir relatos de ciencia-ficción.

    ResponderEliminar
  4. Hablando ya un poco en serio, para variar, el problema está en que muchas de estas características no se pueden apagar o encender sin afectar a muchas otras características aparentemente sin relación. Hay algún indicio, por ejemplo, de que los genes de la pigmentación de la piel estén relacionados con la tasa metabólica: la selección de pieles más blancas en el norte no se debería a la inutilidad de una piel con más melanina, sino a la presión selectiva para sobrevivir al frío (la enfermedad de Addison, curiosamente, aumenta la generación de melanina, al mismo tiempo que produce menos corticosteroides, con un aumento de la fatiga).

    En otras palabras, es probable que si diseñas niños rubios, los estés también fabricando hiperactivos.

    ResponderEliminar
  5. Gulliver:
    Gattaca: http://es.wikipedia.org/wiki/Gattaca

    ResponderEliminar
  6. Freman, tu comentario sobre la interacción de factores es procedente, pero yerras en el detalle.

    La piel blanca en latitudes medias y altas "no se debería a la inutilidad de una piel con más melanina", por que tal inutilidad no existe. La melanina sigue siendo útil en estas latitudes para evitar los problemas de la radiación solar (tanto agudos como tumores a largo plazo).

    Existen buenas evidencias de una presión positiva hacia el aclaramiento dérmico en latitudes altas, pero debido a la deficiencia en vitamina D: el aclaramiento es adaptativo pues aumenta la tasa de formación de Vit.D.

    Poblaciones que tiene otras fuentes de vitamina D, no solar, no muestran esa tendencia a aclarar la piel. Ejemplo clásico: los esquimales con dieta de hígado crudo.

    ResponderEliminar
  7. Poblaciones que tiene otras fuentes de vitamina D, no solar, no muestran esa tendencia a aclarar la piel

    Buen argumento, sí señor. En mi defensa, el vínculo entre metabolismo y piel clara no es invento mío (aunque ahora no recuerdo a quién se lo leí) (quiero decir, en libros, no en Internet).

    De todos modos, aunque el ejemplo sea incorrecto, sigue valiendo la advertencia: programar la máquina genética no es tan sencillo como programar una máquina Von Newman.

    ResponderEliminar
  8. He mantenido numerosas discusiones sobre temas como este, que involucran a la discapacidad, al aborto, a las relaciones entre personas, a la dignidad humana...
    Por ejemplo, recuerdo una, ciertamente acalorada, entre 2 partidarios de Peter Singer y yo, que me llevaron al confesionario , ya que consiguieron sacarme de mis casillas. Ya no soy tan joven como entonces.

    Como pueden imaginarse yo tengo una visión cristiana (católica) del asunto, fundamentada en la dignidad de la persona y sustentada en el amor.

    El tema, tal como lo plantea Jesús Zamora, parece involucrar si debemos o no aceptar la "loteria genetica" y en que medida. Por ejemplo: al educar a alguien eliminamos incertidumbres para obtener intencionalmente un proposito. La pregunta es, si manipulamos educativamente, ¿Por qué no geneticamente?. O, si los padres quieren lo mejor para su hijos, ¿Por qué no han de querer el hijo mejor que se pueda desde la manipulación genética?

    Y yo sostengo que la primera (la educativa) humaniza y se sostiene desde el amor, en cambio la segunda deshumaniza y sus fundamentos se encuentran el los modelos de racionalidad puramente instrumental, que individualizan y mecanizan la existencia humana.

    Hay un video publicitario que sintetiza en buena medida mi posición. Debemos hacer buenos atletas o debemos estar con la manta de amor que esa buena señora aporta, esa es para mi la cuestión, y yo, como adivinan, lo tengo clarisimo.

    http://www.youtube.com/watch?v=tPwR8mH8PXo

    En fin...

    Saludos,

    ResponderEliminar
  9. 1ª Por supuesto, es moralmente aceptable si tienes dinero y perteneces a la "esencia liberal democrática", a los pobres que sea lo que los dioses quieran
    2ª ¡Si hombre, todos iguales, habrá se visto cosa igual!
    3ª Por supuesto que tiene que ser aleatorio, depende de lo que gane con el juego podrá pagar o no la intervención

    ResponderEliminar
  10. E Rodríguez:

    ¿Y si unos padres tienen el diagnóstico de una enfermedad grave para su hijo? ¿Y si el resto de la sociedad considera que si unos padres han sido libres para tener un hijo con graves malformaciones son ellos los responsables de sus males y sus gastos?

    Está muy bien tener en cuenta la dignidad de la persona, pero no es compatible con olvidarla en los casos en que interesa privar al ser humano de libertad para vivir, para morir, para ser feliz.

    Imagino que seguimos en planetas diferentes, pero ése es mi razonamiento, y cada vez que veo los males con los que la "providencia" nos obsequia, me ratifico más y más.

    ResponderEliminar
  11. A mí me parece que a medida que avancen los conocimientos sobre genética del comportamiento se plantearán muchos dilemas éticos pero no de la forma que has planteado. Porque no existen unos genes que codifiquen la ludopatía, se tratará en todo caso de múltiples genes o grupos de genes, cada uno de los cuales favorecerá una o varios rasgos (probablemente varios, diferentes entre sí), una combinación de los cuales estará asociada a un mayor riesgo de ludopatía. Pero si evitamos esos genes los efectos serán muy complejos, algunos incluso quizás puedan parecer indeseables. Por lo tanto quizás el diagnóstico preimplantacional sí se parezca bastante a jugar a la lotería: estás asumiendo un coste (en este caso incierto) a favor de un resultado también bastante incierto.

    ResponderEliminar
  12. Probablemente, lo que veremos pronto será padres y madres utilizando el diagnóstico preimplantacional para que sus hijos o hijas sean rubios y con ojos azules (lo cual es una ventaja considerable en la vida, hay que reconocerlo). Y habrá que permitirlo, nos parezca inmoral o no. Porque cuando no hay daño para otra persona, las cuestiones morales tiene que decidirlas cada uno según su conciencia.

    A mí, personalmente, y quitando los casos evidentes de anomalías cromosómicas y enfermedades monogénicas, me parece más interesante dejar el asunto en manos de la lotería genética. Y menos arriesgado.

    Porque, como también dice AC en el comentario anterior, seleccionar por un rasgo positivo significa que, inadvertidamente, estás seleccionando otros rasgos negativos. Puedes asegurarte de que el bebé te salga no-ludópata, pero quizá con eso, por otro gen que casualmente está en el mismo cromosoma o por alguna interacción desconocida, estés aumentando la probabilidad de que te salga gilipollas. Y vaya gracia.

    En cuanto a las críticas religiosas de instrumentalizar al ser humano y todo eso, no me parece que tengan mucha base. Porque la mayor manipulación genética posible es negarse a concebir hijos, y esas religiones no sólo permiten la castidad, sino que la fomentan.

    ResponderEliminar
  13. Respuestas
    1. Ostras!.
      Pues yo me lo tomé en serio. Veía gracia al correlocionar ludopatia con loteria genética pero..., En fin... la falta de sentido del humor denota poca inteligencia, tal vez por eso soy creyente.

      Saludos,

      Eliminar
    2. Enric Rodríguez:

      Es que la gracia está en que un ludópata rechace el azar.

      Pero el asunto de la selección genética tiene sus propias aristas y es realmente serio. Y todo lo demás relacionado con tu comentario. Pero mejor dejarlo para otra ocasión.

      Eliminar
  14. Hombre, Jesús Zamora, si te han seguido la coña.
    O si no ¿qué es esto?
    yo tengo una visión cristiana (católica) del asunto, fundamentada en la dignidad de la persona y sustentada en el amor.

    ResponderEliminar
  15. "¿qué es esto?
    yo tengo una visión cristiana (católica) del asunto, fundamentada en la dignidad de la persona y sustentada en el amor."

    Pues según la entiendas como sentence o como proposition.

    ResponderEliminar
  16. En mi catecismo no venía la distinción.
    Pero supongo que es una sentence, porque la propaganda no hace matices.

    ResponderEliminar