28 de febrero de 2010

SUPERSTICIÓN Y PSEUDOCIENCIA: PLACEBO MENTALISTA CONTRA LA RECESIÓN

O también: "Esta tontería sólo la arreglamos entre todos.org"
.
Que las crisis (y las bonanzas) económicas tienen mucho que ver con la confianza es un hecho bien conocido (aunque no muy reconocido por los economistas más fanáticos del mercado y de los modelos matemáticos). Es un viejo (y no por ello menos cierto) tópico keynesiano que la inversión y el consumo dependen más del estado psicológico de los agentes económicos que de sus cálculos financieros.
.
Pero pensar que sólo por decir "venga, que la cosa no está tan mal si pones un poco de tu parte", la inversión va a aumentar, el consumo va a dispararse, y el modelo productivo se va a metamorfosear por arte de magia transformando los chiringuitos playeros e inmobiliarios en flamantes centros de I+D+i+(ocio), eso, o es mera pseudociencia parapsicológica, o un intento de tomadura de pelo, o ambas cosas. Y no sé cuántos millones dicen que han puesto para anunciar este placebo macroeconómico.
.

24 comentarios:

  1. Hombre, viendo a los que "dan la cara", es decir, los titiriteros de siempre, sería trivial de explicar.

    Lo interesante es que, al parecer, algunos "capitanes de la industria" han puesto la pastora para pagar la chorrada. Eso tira por tierra la teoría de los empresarios derechistas contra el pobrecito y santo gobierno de izquierdas.

    Por cierto, si esto lo arreglamos entre todos, ¿entonces también fue que lo jodimos entre todos?

    ResponderEliminar
  2. Todos los economistas que conozco y todos a los que he leído reconocen la importancia de la confianza en al economía y, en general, en las relaciones sociales. Tal vez difieran en los elementos clave de esta confianza para que las cosas vayan bien.

    Así, el dinero funciona por un asunto de confianza y lo mismo los bancos. Adam Smith dijo que no era la confianza en que el panadero sea dadivoso lo que hace funcionar el mercado del pan, sino la confianza en su egoísmo.

    Pero me interesa más eso de la confianza y el placebo.

    Es posible que un sistema económico tenga varios equilibrios y que, en cada uno de ellos, las creencias y las acciones de los agentes se confirmen mutuamente. Un equilibrio puede ser malo (recesión, pesimismo) y otro bueno (actividad, optimismo).

    Si eso describiera someramente la situación actual y estuviéramos en el mal equilibrio, el problema sería cómo pasar al bueno. (No digo que sea así, es por seguir con el juego.) Cambiar las creencias o las acciones coordinadamente no es exactamente un placebo.

    Mi estado de ánimo puede influir en algunas cosas físicas. Si me relajo me duermo más fácilmente, si le doy vueltas a un problema, me quedo en vela. Si me distraigo con algo, un dolor se hace más llevadero, si me obsesiono con él, se hace intolerable.

    El placebo es ligar este posible control sobre el cuerpo con algo que nada tiene que ver con ello, como si uno solo se relaja si toma una pastilla que no tiene nada, pero que uno cree que le hace dormir.

    Ahora nos podemos entretener en si estas propagandas son o no placebo. Yo no lo sé, no he visto la campaña.

    ResponderEliminar
  3. El problema es la "teoría de la mente", en el sentido psicológico del término. Si a mí me dicen que "esto lo arreglamos entre todos", como primate pensante tengo derecho a pensar que me están mintiendo para desviar responsabilidades, o para aliviar la angustia y responsabilidad de determinados grupos o sectores. Y la actuación ante el mensaje no es la ingenuamente esperable.

    ¿Has leído La Carta Robada, de Poe? Describe, al principio, las habilidades de un niño que adivina sin fallar en qué mano esconde otro niño una piedra. Y lo hace, al parecer, utilizando la "teoría de la mente" (la modelación de la mente del adversario). El problema de este uso ingenuo de la TM es que es recursivo: es imposible saber a priori hasta qué grado de sofisticación puede llegar una teoría de la sospecha...

    ... o no: puede que exista un punto fijo, y que dependa precisamente de la capacidad cerebral del oponente. La memoria a corto plazo humana tiene un número finito y muy pequeño de componentes, y cualquier recursión se detiene tras unos pocos pasos.

    En todo caso, esto suele agotar la capacidad pensante del personal: es un proceso muy caro computacionalmente... como se demostró aquel famoso 11 de marzo, en el que TODOS, tanto votantes psociatas, como peperos y veletas, perdieron el norte y olvidaron lo importante tras la manipulación mediática de ese Fouchet que es Rubalcaba. Y sospecho que la nueva idea viene de las mismas fuentes.

    ResponderEliminar
  4. ... y ahora me dirán que esto del "lo arreglamos todo" no tiene nada que ver con la brutal y estúpida subida del IVA que este Desgobierno planea para julio, para sacar dinero y seguir comprando votos y manteniendo el ritmo del despilfarro habitual.

    ResponderEliminar
  5. Querido Jesús:

    Al reivindicar que esto lo arreglamos entre todos estamos reconociendo y remarcando que existe un problema.

    Genelmente el sujeto considera el 'todos' como los demás, sin incluirse él en el paquete.

    Por tanto al razonar cada individuo de forma subjetiva se consigue que 'todos' renonozcan el problema y que ninguno se sienta capacitado para resolverlo individualmente. De forma que el problema persiste o se acrecienta.

    Una joya publicitaria.

    ResponderEliminar
  6. ... sí, una joya que refleja el respeto que sienten algunos por la capacidad pensante del pueblo. Y la verdad es que no van desencaminados, por las muestras a mi alcance.

    ResponderEliminar
  7. De nuevo, nuestro gobierno cree que es lo mismo si corre que si pone cara de velocidad sentado en su sillón. Y de paso, se quita la responsabilidad de encima.

    ResponderEliminar
  8. Eso me recuerda un viejo chiste soviético sobre el Glorioso Tren Que Conduciría Al Pueblo Al Comunismo.

    1. En tiempos de Lenin, cuando un árbol caía sobre la vía, salían masas de koljosianos y komsomoles a despejar el camino gracias al trabajo voluntario.
    2. En tiempo de Stalin, mandaban a fusilar al tronco caído.
    3. Cuando Krushov tomó el mando, aparte de quitar el árbol, había que empujar un poco el tren.
    4. Ya cuando le tocó a Brezhnev, el tren no se movía. Entonces Brezhnev ordenó a todos los que ocupaban un asiento de ventanilla que diesen tumbos de un lado a otro, para que los de fuera pensasen que el aparato seguía moviéndose.
    5. Finalmente llegó Gorbachov y dijo: "hum, tiremos esta mierda de máquina a tomar por culo y compremos una nueva a los capitalistas".

    (en realidad, Vladimir Ilich fue otro cabrón redomado y un asesino sin escrúpulos, pero aceptemos la primera parte para respetar el desarrollo de la historia)

    ResponderEliminar
  9. Otro chiste soviético:

    Llega un turista a Moscú, y se asombra al ver cierto equipo de dos obreros de mantenimiento público. Uno abre hoyos en las aceras, y el otro viene detrás tapándolos. Les pregunta, y le responden:

    - Oh, no... es que hoy no ha venido a currar Ivan, que es el que va entre nosotros dos plantando los abetos...

    ResponderEliminar
  10. La verdad que subyace es "esto solo (se) lo arreglamos entre todos.org"

    R.

    ResponderEliminar
  11. Freman:

    Hay un chiste mejor.

    Ahora mismo en El Pais en digital.

    El Gobierno niega que alimente otra burbuja con su ayuda al ladrillo
    52 comentarios

    Corredor: "Es un cambio de modelo, de construcción a edificación".




    Vean la diferencia: construcción, no, EDIFICACIÓN.

    ResponderEliminar
  12. ¡Ja, ja, recoño! Esto no es un chiste: es un intento de asesinato por espasmo respiratorio:

    [...] no suponen una vuelta al ladrillo ni alimentar una nueva burbuja inmobiliaria, sino que responden a la necesidad de invertir en un sector que emplea a cientos de miles de personas no sólo en grandes empresas sino en pequeñas y medianas que son auxiliares de aquellas [...]

    Este es el momento ideal para decirle a la cúpula psociata aquello de "te lo diiiiijeee".

    José Blanco: "No se puede demonizar al sector del ladrillo"

    Oooh, gran Pepiño, cuán sabias aunque tardías palabras...

    ResponderEliminar
  13. Voy a tener confianza en que construir 800,000 viviendas al año es sostenible.........

    Vaya, no funciona

    ResponderEliminar
  14. David:

    Es que no has captado la diferencia.

    Construcción NO

    Edificación SÍ.



    Prueba con


    Voy a tener confianza en que edificar 800,000 viviendas al año es sostenible.........


    Igual hay suerte esta vez

    ResponderEliminar
  15. Sursum:
    estás corrompido por el pensamiento lineal; la "inflexión" a la que se refiere el ministro no es "hacia abajo", sino "hacia acá".

    ResponderEliminar
  16. Te juro por la segunda derivada que necesito que me expliques el chiste. Ya sé que está muy feo pero es culpa de parte de tu querido público.

    Creo que Corbacho no sabe qué es eso del punto de inflexión pero se lo han dicho y él lo repite: tenemos un menor crecimiento del desempleo, bajamos, pero en vez de ir aumentando la velocidad, la disminuimos.

    Es mejor que nada, pero mientras no tengamos un mínimo local, cada vez más parados y sin garantías de que el empleo se incremente.

    Lo gracioso es el aspecto político-periodístico de la noticia: el ministro puede repetir cinco veces la misma cosa a lo largo de un año sin que el periodista le diga algo como "oiga, Don Celestino, que eso de la inflexión ya se lo publiqué y hace tres meses".

    Aquí no abundan los periodistas que preguntan, sino que se conforman con tomar apuntes y pasárselos al redactor, que se los pasa al lector, éste se los traga y dentro de tres meses, o de tres días, no se acuerda de nada.

    Bendigamos todos a las hemerotecas y al todopoderoso buscador Google.

    ResponderEliminar
  17. ¡Maldito pensamiento lineal! Tú te imaginas la gráfica de la que habla Corbacho como una vulgar gráfica en dos dimensiones, en un panel vertical delante de ti, con una línea (que representa el número de parados en el eje vertical, y el mes en el eje horizontal) que va de izquierda a derecha, a veces subiendo, y a veces bajando. Pero cuando Corbacho habla de "inflexión" no se refiere (como piensa todo el mundo, menos yo, que lo he pillao) a que la línea está empezando a crecer menos deprisa hacia arriba. No, lo que quiere decir es que está empezando a desplazarse HACIA ACÁ, o sea, saliendo del panel bidimensional y aproximándose hacia nosotros.
    ¡ESO sí que es una "inflexión"!

    ResponderEliminar
  18. tenemos un menor crecimiento del desempleo, bajamos, pero en vez de ir aumentando la velocidad, la disminuimos

    ... lo cual sería positivo, de no ser porque hasta a la puñetera curva le han entrado los temblores.

    ResponderEliminar
  19. ¡Ajá!

    Lo del hacia nosotros lo entiendo perfectamente porque la crisis ya me ha acertado en el ojo hace tiempo. Es como los videos de un coche de un rally que de repente se viene hacia el que graba. Estaba yo tan preocupado viendo la crisis y de repente inflexionó hacia mí y mecagontó...

    Claro que si yo fuera un profesor ayudante contratado que ha pasado de calentar banquillo y de no publicar NI UN miserable artículo de opinión en años y años de diputez a viajar en avión para ver a Obama pensaría que la cosa no va tan mal y que lo que ocurre es que no tiráis del carro ni arrimáis el hombro, mamones.

    (Zapatero escribió un artículo sobre Derecho Cosntitucional antes de ser diputado y hasta ahí puedo leer... Google no me dice más).

    ResponderEliminar
  20. Freman:

    Es que esto de que la peste se termine por falta de enfermos no me gusta un pelo...

    ResponderEliminar
  21. Por cierto, ¿y no deberían Corbacho y Zapatero usar de la reflexión y preguntarse si es que aparte de que somos todos unos antipatriotas que nos gusta la hostia tener que reducir gastos y bienestar y no arrimamos el hombro ni tiramos del carro, ELLOS puedan tener alguna responsabilidad en el asunto?

    Vamos, aunque sea pequeñita. Pero la autocrítica no entra en el optimista antropológico de los c...

    Por mucho que nos quede de vida no creo que veamos a José Luis arrepentirse de nada. Y pensar que le seguiremos pagando una pensión de escándalo.

    ResponderEliminar
  22. Otro muy bueno, o de cómo la ministra Salgado quiere que los créditos se den con más alegría.


    El ICO recurrirá a jubilados para dar créditos a las pymes

    EXPANSIÓN 03-03-10 , por C. Rivero / J. J. Marcos

    La vicepresidenta económica, Elena Salgado, considera que la banca no está haciendo bien sus deberes a la hora de evaluar los riesgos al financiar a las pymes.

    Por ello, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, en el marco de la comisión anticrisis, pretende que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) conceda los préstamos directamente al ciudadano: el Estado asumiría el 100% de los riesgos, a pesar de que esta institución cuenta con una estructura exigua para este reto.
    [foto de la noticia]
    Ampliar foto

    Ante la falta de personal y la escasez de recursos –el ICO cuenta sólo con cerca de 300 trabajadores– el Gobierno pretende recurrir de nuevo a los facilitadores de créditos, que actualmente trabajan para que la banca sea más permisiva a la hora de garantizar la liquidez a los pequeños negocios.


    -----


    Dentro de poco podríamos leer una noticia similar a la anterior que di

    <:-)>El Gobierno niega que alimente otra burbuja con su ayuda al CRÉDITO

    Salgado: "Es un cambio de modelo, de crédito a financiación" <:-)>

    ResponderEliminar