16 de febrero de 2010

EL CHEQUE ESCOLAR DE IZQUIERDAS


De un comentario mío en el blog Geografía Subjetiva:
.
.
Déjese a los profesores y centros educativos organizar la enseñanza como mejor les parezca; déjese a los padres libertad para elegir el centro que les parezca; oblíguese a los padres a pagar el coste íntegro de la enseñanza (y subvencione el estado en la cuenta corriente de los padres en proporción inversa a su nivel de renta o según los criterios de justicia social que se prefieran -lo que he llamado “el cheque escolar de izquierdas”).
.
En principio, a menos que la gente sea gilipollas (como diría Darwin, “¡que gran ‘a menos que’!”), los colegios que den una mejor educación a los alumnos tendrán una demanda mayor que los otros, y podrán cobrar más por ello. Y los que no, pues se quedarán sin clientes. Eso debería ser suficiente incentivo para ofrecer una educación de calidad.
.
.
Más:
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

81 comentarios:

  1. No es en absoluto un sistema de izquierdas:

    Los colegios con más éxito subirían sus precios, haciéndose inaccesibles a las clases populares, por mucha subvención que hubiera, que tendrían que conformarse con los más baratos (y peores) que son los que podrían pagar íntegramente con el cheque. Tendríamos (como sucede en Madrid) una educación para ricos y clases medias y otra para pobres y emigrantes.

    ResponderEliminar
  2. Aqui en Madrid no se practica eso de buscar la buena educación, si no, la buena segregación..

    ResponderEliminar
  3. Tendrías que aclarar, Jesús, quien y con qué requisitos daría los titulos oficiales. ¿Cada colegio, como ahora? ¿Exámenes libres para todo el mundo?
    Porque una cosa es "la mejor educación", y otra cosa titular o no secundaria, bachillerato y etcétera.
    Si los colegios e institutos siguen dando (o no dando) los aprobados, será esa la mercancía que venderán, no principalmente la buena educación. Ya lo hacen ahora los privados-privados en buena medida, y si no lo hacen todavía más descaradamente, es porque hay un nivel de referencia dado por la mayoría de los centros y por la selectividad.

    Por otra parte, si los exámenes fueran libres para todos, me temo que pasaría también lo que dice Iwan Manjak.
    Aunque, en ese segundo caso, por malo que fuera el resultado, en el sentido de desigual y clasista, creo que estaríamos menos mal que ahora. Que también tenemos un sistema desigual y clasista, y también dependen los resultados en gran parte de lo que pueda hacer y lo que pueda gastarse la familia. Pero sin poder elegir nada ni jercer el más mínimo control sobre la educación de nuestros hijos.

    ResponderEliminar
  4. Iwan:
    igual que no pretendo que un sistema que garantice a todo el mundo el acceso a un BUEN coche, le garantice a todo el mundo un Ferrari, de la misma manera la libertad de elección conduciría a que hubiera "colegios Ferrari", a los que uno sólo podría ir si sus padres son muy ricos. ¿Y qué? ¿Qué tiene eso de MALO? Al fin y al cabo, si se prohibiera que hubiese ese tipo de colegios, los muy ricos simplemente no llevarían a sus hijos al colegio, sino que los educarían en casa con preceptores e institutrices, como antes, y los niños ricos se juntarían con otros niños ricos en los picaderos y estaciones de esquí para ricos.
    .
    Pero el sistema que propongo permitiría que, si el estado da a todo el mundo los recursos suficientes para pagar una educación de, pongamos, 5.000 euros al año (el coste actual estará cerca de los 2.000 -más caro en los colegios públicos que en los concertados-; lo que yo propongo es que al que no pueda pagar nada, el estado le dé los 5.000, y al que pudiera pagar 4.000, que le dé 1.000), si el estado da recursos a la gente para que pueda gastarse 5.000 euros en educación para su hijo, pues habrá colegios que competirán por esos 5.000 euros (que, insisto, es más del doble de lo que cuesta hoy).
    Repito, si, ADEMÁS de colegios de 5.000 euros al año (el equivalente a un Mercedes), hay quienes ponen colegios de 15.000 al año, pues bueno, pues me alegro. Con su dinero que hagan lo que les salga de los cojones.
    .
    Pero dependiendo de cuánto financie el estado, es una falacia tu identificación de "los más baratos (y peores)", suponiendo que con ello quieres decir "malos". No, los más baratos y peores EN MI SISTEMA podrían ser MUCHÍSIMO MEJORES que los colegios "normales" de hoy en día.

    ResponderEliminar
  5. Cristina:
    efectivamente, el punto más débil de mi propuesta es que, de hecho, a mucha gente se la suda lo buena o mala que sea la enseñanza que dan en un colegio... lo que quiere es evitar que sus hijos estén con determinados otros niños.
    .
    Pero, como dijo Lope: "y puesto que lo paga el vulgo, es justo / hablarle en necio, para darle gusto".

    ResponderEliminar
  6. Áloe:
    no creo que los colegios tuvieran que dar títulos (es como si las autoescuelas dieran el carnet de conducir). Podría haber exámenes oficiales (como el "First") y que cada cual se presente cuando crea que esté preparado. Y sobre todo, exámenes de ingreso en niveles y estudios superiores.

    ResponderEliminar
  7. ¿Admitiriais una Escuela Moderna a lo
    Ferrer i Guardia o un Summerhill a la O´Neill en vuestro cheque escolar?

    ResponderEliminar
  8. ¿Y qué los haría mejores? En estos tiempos la competencia se traduce siempre en low-cost en ofrecer precios lo más bajos posibles cortando la calidad. En ese sistema tuyo es fácil que pasara lo mismo.

    De hecho, lo más perverso del sistema educativo actual me parece la idea del colegio concertado, que creo que debería desaparecer. Quien quiera enseñanza privada que se la pague, pero los fondos públicos deben estar destinados a una enseñanza pública de la mayor calidad posible, y no discriminatoria.

    Sobre todo no puedes es llamar "de izquierdas" a un sistema basado en la destrucción de lo público, y en promover la segregación de los alumnos según su clase social.

    Yo me eduqué en el sistema público, compartiendo clase con niños de clases sociales muy distintas, que venían de familias de distintas religiones e ideologías, y creo que fue muy bueno para mí. Tu sistema promueve el que cada grupo lleve a sus niños a su colegio de guetto, donde le enseñen su visión única, y a no mezclarse con nadie. Y algo así es nefasto para la sociedad.

    ResponderEliminar
  9. quien y con qué requisitos daría los titulos oficiales

    ¿Y para qué sirve el título oficial? ¿Para abrir las puertas del Paraíso del Empleo Público? El "título oficial" es una petición de principio. A mí, en ninguno de mis antiguos empleos me lo pidieron jamás. Cada empresa debe ser responsable de elegir a sus empleados.

    Quien quiera enseñanza privada que se la pague

    ¿Y le devuelven la parte que presuntamente ha apoquinado para el fondo perdido? ¿O la expropiais, que es muy de izquierdas?

    ResponderEliminar
  10. Para mí, ser de izquierdas consiste básicamente en que la renta se redistribuya desde los que tienen más hacia los que tienen menos, para intentar que los que tienen menos tengan al menos lo que a la sociedad en general le parece digno.
    .
    Que eso se haga a través de funcionarios pagados por la administración pública, subvencionando a empresas que hagan ese servicio, o sencillamente ingresando el dinero en la cuenta de los que han de recibirlo, es una cuestión TÉCNICA (habrá que elegir en cada caso lo que sea más eficiente), pero no una cuestión IDEOLÓGICA (como si por ser de izquierdas o de derechas te tuviera que parecer mejor una forma de subvención u otra).
    .
    Todo el mundo tiene derecho a comer y a vestirse, pero el estado no obliga a la gente a comer en comedores públicos o a comprar la ropa fabricada por los funcionarios del ministerio del vestido. No veo por qué el derecho a la educación tendría que ser distinto. La segregación no se evita agrupando a todos los niños POR OBLIGACIÓN: la PRINCIPAL segregación se debe a que los ricos suelen vivir a muchos kilómetros de los pobres, y por eso van a colegios distintos (en los barrios ricos, los colegios públicos tienen niños ricos).
    .
    Por último, te equivocas de cabo a rabo si piensas que el sistema que propongo conduce a la "segregación". Al contrario: AHORA mismo, los colegios concertados consiguen "segregar" en alguna medida, gracias a que, pese a que son concertados, obligan a unos gastos (uniforme, comedor, rutas, extraescolares) que muchos no pueden permitirse; con el sistema que propongo, entonces, los que AHORA no pueden acceder a esos colegios tendrían dinero de sobra para poder hacerlo (y, en cambio, los que ahora van a ellos, tendrían que pagar una parte muy elevada de su bolsillo, y posiblemente preferirían ir a un colegio público si fuera más barato).

    ResponderEliminar
  11. Anónimo:
    admitiría CUALQUIER escuela que respetara los derechos humanos (y, obviamente, que tuviera un mínimo de calidad educativa reconocida: igual que los restaurantes no necesitan estar subvencionados por el estado, pero el estado controla que no intoxiquen a la gente).
    .
    Lo importante es que cada escuela elegiría el tipo de servicio que quiere dar, y esto determinaría el precio (el coste medio actual está en unos 2.500 euros; pongamos que con este sistema se pone en 4.000: las habrá de 2.000, y de 10.000, claro). Los que tienen menos recursos, recibirían 6.000 euros al año por niño, y pueden mandarlos a la escuela que les dé la gana con es dinero (y si quieren poner algo más de su bolsillo, pues estupendo); a medida que la renta aumenta, lo que te da el estado para educación disminuye (de modo que, p.ej., al que gana 60.000 euros al año, no se le da ya nada). Y que cada cual, sumando el dinero que recibe para educación, y lo que está dispuesto a poner él mismo, lleve a sus hijos a donde le salga de los cojones.

    ResponderEliminar
  12. Querido Jesusín:

    Yo propongo tres tipos de centros educativos: A,B y C. El centro tipo A estaría formado por los alumnos de máxima excelencia, el de tipo B, por los alumnos de mediana calificación, y el de tipo C por los alumnos de calificaciones mediocres o malas.
    El coste educativo en centros de tipo A sería del 0%, el de tipo B, sería del 50%, y el de tipo C, sería del 100%.
    Logicamente en los centros de excelencia tipo A habría cabida para la investigación.
    Los alumnos podrían progresar del tipo C al B, y al A. O bien, regresar desde el A, al B o hasta el C.
    En fin es solo una propuesta, pero te animo a que la estudies para que la compartas con tus compañeros del gremio. A ver si llega hasta el ministro.

    ResponderEliminar
  13. Si, si.. y tambien podemos llamar a los centros educativos Alfas, Betas, Gammas, Deltas y Epsilones y así tendremos la eduación feliz,no?

    ResponderEliminar
  14. Querida Cristinita:

    Que más da, lo importante es captar la esencia del sistema que propongo.

    ResponderEliminar
  15. Querida Cris:

    Además, en mi sistema el que se lo curra le sale todo gratis y disfruta porque esta rodeado por otros que se lo curran.

    También los que obtienen peores calificaciones al estar juntos se les puede orientar mejor para que suban de nota y puedan ascender de "status".

    Esto último haría que existiesen pedagogos especializados en combatir el fracaso escolar en los centros o clases de tipo C, mientras que en los centros o clases de tipo A, habría profesores especializados en introducir al estudiante en estudios de orden superior y en investigación.

    ResponderEliminar
  16. ...y los niños crecerían desde pequeños aislados de otros sin sus mismas capacidades, y creciendo en burbujas estancas.

    Algo importantísimo para la educación es conocer a gente que no vive ni piensa como tú. Y con esos dos sistemas que proponéis lo que se hace es favorecer la segregación desde muy pequeños.

    ResponderEliminar
  17. Estoy de acuerdo con Iwan.

    Jordito:

    Claro que he captado tu idea.. A mi esto que propones, me suena a "Un mundo feliz"...

    ResponderEliminar
  18. Jesús:

    No tengo apenas peros que ponerle a tu propuesta- He aquí uno: ni entiendo, ni se que significado añade a “cheque escolar” el calificativo “de izquierdas”. Y no porque yo considere, como lo hace Iwan Manjak, que esa propuesta tuya “no es en absoluto un sistema de izquierdas” (sino de derechas), sino porque considero que “de derechas” y “de izquierdas” no es pertinente. La mejora de nuestro sistema educativo es en lo esencial una cuestión técnica y no ideológica, en el sentido no peyorativo de ‘ideológico’. De todos modos pregunto ¿gana algo tu propuesta si el cheque es de izquierdas y pierde algo si fuera de derechas? ¿Qué? Nada de nada, aunque tal vez yo peque en esta cuestión de un excesivo nominalismo navajero que pretende no multiplicar los entes sin necesidad, ni ponerle a los productos etiquetas estético-ideológicas (en el sentido negativo de ideológico: deformación, ocultamiento) para no caer en una especie de esencialismo fundamentalista, ya sea moderado o radical, de izquierdas o derechas –que me da igual que me da lo mismo. De todos modos te pregunto ¿Qué añade al cheque lo “de izquierdas”? ¿De verdad crees, Jesús, qué hoy en día, en este reino de la ecualización que es ‘nuestro’ actual mundo y/o momento político que nos toca vivir, no podría la ‘derecha’ (¡?) proponer ese cheque tuyo que en mi opinión no es ni de izquierdas ni de derechas, como dije? ¿No es concebible una derecha’ redistribuidora de la renta (en el sentido que tu dices: de los que tienen más a los que tienen menos? ¿Por qué? Yo desde luego no discutiría el adjetivo, pues lo que hay que juzgar es si el cheque ese es útil (vale o no vale, puede o no puede) mejorar la educación, y en mi opinión, si, aunque sería obviamente algo por ver, por verificar. Creo que llegar a algo peor que lo que hay (me refiero a nuestra educación) es difícil, aunque no imposible (a la experiencia de los últimos tiempos me remito).

    Mauricio Patapalo

    ResponderEliminar
  19. No mis queridos Iwancito y Cris:

    Porque es un sistema flexible, ya que los niños podrían ir pasando de un "compartimento" a otro constantemente según su rendimiento escolar en cada momento,por lo que podrían evolucionar o involucionar en todo momento, y conocer todas las realidades y niveles de conocimiento.

    ResponderEliminar
  20. Iván, a ese “tendríamos (como sucede en Madrid) una educación para ricos y clases medias y otra para pobres y emigrantes.” habría que aplicarle no solo la Navaja de Ockam, pues lo de “cómo en Madrid”, creo que sobra por diversas razones, sino también algún producto antisectarismo, pues creo que ese paréntesis, más allá del error, se alimenta de prejuicios. Eso sucede en Madrid, pues claro… ¿Y en Barcelona, no? ¿En que lugar de España o del Mundo (salvo donde solo pueda repartirse la miseria, claro está, y a lo mejor también) no ocurre eso? ¡Se recompensara a quien de una sola pista al respecto. ¿Dónde, Ivan? ¿En qué maravilloso país de las maravillas? A lo mejor, ahora va y resulta que el Summerhill de Neil, era un colegio para niños pobres, ¿eh?

    Mauricio Patapalo

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  22. Yo conozco bien Albacete, donde la educación pública sigue siendo mayoritaria y gente de distintas clases, ideas y religiones se mezclan desde pequeños, y Madrid, donde eso ya no sucede.

    No sé qué sucede en Barcelona ni en otros lugares.

    Y repito, todo lo que sea una educación segregacionista desde pequeños, sea por criterios de capacidad, económicos o como sea, lleva luego a perpetuar y amplificar una sociedad clasista.

    ResponderEliminar
  23. En cuanto a la cuestión ‘quién da los títulos’ –inseparable de esta otra: ‘quién evalúa a los evaluadores’, se me ocurre lo siguiente:

    1) ¿Y si, ‘en lo que luego diré sólo, eh, que nadie se asuste!, volviéramos a la época de Franco? ¿Por qué no volver a las REVÁLIDAS? Una al acabar 6º de primaria, no demasiado dura claro, solo para ver si la gente sabe leer y las operaciones básicas, otra en cuarto de la ESO para dar paso o no al Bachillerato, otra tras acabar el Bachillerato, y luego una prueba Específica de Cada Facultad antes de entrar en ella. Esto es más o menos lo que había antes. ¿Acaso es reaccionario? ¿Por qué? Desde luego si se comprobase que al acabar bachillerato un solo alumno no sabe escribir o leer correctamente (y creo que eso hoy ya ocurre) habría que tomar medidas drásticas: ¿cerrar el colegio –sea el de los Maristas o el de el C.P. del Pozo del Tío Raimundo?

    2) Las pruebas de las reválidas y la corrección de las mismas las podría hacer un órgano colegiado más o menos ‘neutral’ y, al mismo tiempo, ‘interesado’ en la buena educación (con participación del estado, patronal, centros de probada calidad de la enseñanza, etc.). Si los resultados de los muchachos en esas pruebas se desviasen entre un punto o punto y medio por debajo de la media de los obtenidos por ellos (en su escuela pública o privada de procedencia) se penalizaría a esta de la forma que fuese (por definir). Y se reforzaría de la forma que fuera, habría que verlo, a los centros y alumnos con mejores resultados, y a los centros que mejor evaluaran (es decir aquellos en que la nota media de la mayoría de sus alumnos coincidiera o fuese más baja que la sacada en las Reválidas.

    3) Habría que hacer otra Reválida más al acabar la Facultad…
    Comprendo que esto es complejo, burocrático incluso, no se si inviable o tonto o inútil…pero no pasa de ser una mera ocurrencia en aras del debate.

    Mauricio Patapalo

    ResponderEliminar
  24. Iwan, yo no conozco Albacete, y por lo visto tampoco Madrid, donde llevo viviendo 52 años y dando clase en la pública (y feliz que me siento de ellos) desde hace casi 30 años, y tan mierda más o menos me parece la educación con Esperanza, que no sabe bailar chachacha y con los gobiernos de ‘izquierdas’ (¿) que hemos soportado anteriormente. O me da Iwan razones más allá del tópico progre, que no progresista, o no lo veo… Además tampoco veo el segregacionismo en la propuesta de Jesús.

    Mauricio Patapalo

    ResponderEliminar
  25. Yo conozco bien Albacete, donde la educación pública sigue siendo mayoritaria

    ... y ya sabemos cuántos premios Nobel ha producido la noble Albacete.

    ResponderEliminar
  26. Mauricio:
    un cheque escolar "de derechas" sería uno que diera la misma cantidad a todo el mundo, o incluso que diera más dinero a los ricos que a los pobres. Si da más dinero a los pobres que a los ricos, para mí es de izquierdas.
    .
    No sé qué otro significado relevante puede tener el cocnepto de "izquierda" o "derecha".

    ResponderEliminar
  27. Iwan:
    yo reconozco que con mis hijos soy "segregacionista". De hecho, los he sacado de un centro concertado religioso, donde la inmensa mayoría de los alumnos (y sus familias) sentían un interés menor que cero por la calidad de la educación, y los he llevado a uno en el que sólo admiten a los que pueden sacar buenas notas, aunque los hay de muchos países y religiones.
    Vaya, que he optado por segregar a mis hijos de aquellos alumnos que están en el cole sólo para molestar, por muy españoles de pura cepa y mucho bmw que tenga su padre.
    No estoy de acuerdo con que el estado, sea por razones de low-cost o por chuliprogresía, me obligue a tener a mis hijos estudiando con una panda de ineptos que no tienen el menor interés por aprender.

    ResponderEliminar
  28. Yo tampoco estoy de acuerdo con que el estado te obligue a que tus hijos estudien en un centro u otro, pero mucho menos a que favorezca la segregación financiándola. Ya el concepto de los colegios concertados me parece nefasto, como para ir más allá.

    Lo que se debe promover desde el estado es una educación de calidad, y que todos puedan acceder a los mismos servicios, sin segregacionismos.

    ResponderEliminar
  29. Milton Friedman planteó una idea similar. Aquí un poco más de información: http://www.cato.org/pubs/briefs/bp-023.html

    Saludos cordiales,
    MAAG

    ResponderEliminar
  30. ¡Caramba, MAAG, qué noticia! ¿Tal vez por eso he puesto una caricatura de Milton Friedman en la entrada?
    .
    Iwan:
    es que no veo por qué dices que mi sistema "financia la segregación": lo que financia es la EDUCACIÓN, pero no te obliga a elegir UN MENÚ EDUCATIVO en particular. Naturalmente, doy por asumido que los centros susceptibles de cobrar el "cheque escolar" respetan los derechos humanos y los valores constitucionales; si un centro sigue una política de discriminación, se cerraría y punto.

    ResponderEliminar
  31. No te obliga, pero lo favorece. Ahora mismo todo el mundo contribuye con sus impuestos al sistema de enseñanza público, al que todos pueden acceder. Si este sistema llega a ser lo bastante bueno no hay ninguna razón, más allá del puro segregacionismo, por la que las clases más pudientes quisieran llevar a sus hijos a colegios privados, que deben pagar en su totalidad. Con ese "cheque escuela", esa razón para que todas las clases sociales tengan la misma educación desaparece, con lo que el estado favorecería la segregación.

    ResponderEliminar
  32. Ahora los ricos no llevan a sus hijos con los "pobres". Con mi sistema, los "pobres" podrían tener educación mucho mejor que la mierda que tienen ahora, y apuntarse al colegio que les diera la gana (dentro de un coste razonable... tampoco tiene que haber ferraris para todos). Si fulanito se quiere segregar de ti, y tú no quieres que se segregue, te vas al colegio donde está él, y ya está.

    ResponderEliminar
  33. Y además, insisto, Albacete es tal vez demasiado pequeño, pero en Madrid los que viven en La Moraleja no llevan a sus hijos al mismo colegio que los que viven en Pan Bendito.

    ResponderEliminar
  34. Perdón, en el último comentario, me refiero a quienes llevan a sus hijos a colegios públicos de La Moraleja y de Pan Bendito, o a colegios concertados de La Moraleja o de Pan Bendito.
    La segregación fundamental es por barrios. Supongo, Iwan, que a ti lo que te gustaría es que el estado nos diese una casa a cada uno en un barrio multiétnico, y la gente no tuviera la opción de comprarse la casa donde quisiera.

    ResponderEliminar
  35. Con tu sistema los pobres sólo podrían pagar la educación low-cost. Y, dado que las clases medias sí podrían permitirse colegios algo más caros (que dudo que fueran mejores que la educación pública actual) no habría ningún tipo de presión social para que la calidad de estos colegios low-cost mejorara

    ResponderEliminar
  36. Iwan:
    Con tu sistema los pobres sólo podrían pagar la educación low-cost
    Ese NO es "mi" sistema. Mi sistema consiste en que todo el mundo pueda pagar una educación que consideremos "de alta calidad"; si cuesta 4.000 euros, se le paga eso al que no pueda pagarlo.

    ResponderEliminar
  37. El problema es que entonces la educación low-cost subiría hasta los 4000€, que es lo que todo el mundo podría (y estaría obligado durante la enseñanza obligatoria) y la de calidad 8000€. Y tendríamos el mismo problema de segregación.

    ResponderEliminar
  38. Claro, amén de la caricatura una explícita (y mejor) mención lo valía. Nada más.

    Saludos cordiales,
    MAAG

    ResponderEliminar
  39. “Yo conozco bien Albacete, donde la educación pública sigue siendo mayoritaria…”

    Iwan, insisto, en lo ya dicho, recurriendo ahora no a ideas (tópicos y prejuicios de rancia ideología ‘progre’) sino a las impresiones, sin las cuales las ideas re reducen a eso: puro vacío o sinsentido… A tal fin he recurrido a una guía cuyos datos, sin duda, estarán sesgados, pero creo que en lo esencial no importa demasiado. La Guía Comercial de España (en particular Albacete y Madrid) sección de Educación, enseñanza privada, educación privada e internados. Estos son los datos:

    MADRID: Empresas Encontradas: 256
    ALBACETE: Empresas Encontradas: 38

    Si tenemos en cuenta la población de Madrid y de Albacete, los datos cantan.

    En cuanto a lo de que “gente de distintas clases, ideas y religiones se mezclan desde pequeños [en Albacete], y donde eso ya no sucede [en Madrid].” Pongo la lista de los 18 centros privados de Albacete que huelen a mezcla de gentes de distintas clases, ideas y religiones: Terciarios capuchinos de nuestra señora de los dolores ; Colegio de cristo crucificado ; Colegio santo angel; Religiosas dominicas de la anunciata ; Comunidad compañia de maria ; Religiosas esclavas de maria ; Colegio sagrado corazon ; Colegio ave maria ; Escolapios ; Colegio san cristobal ; Colegio diocesano de E. G. B. ; Colegio amor de dios ; Hermanas apostolicas de cristo crucificado : Religiosas de la anunciata ; Lopez perez P. J. ; Misioneras cruzadas de la iglesia: Colegio nuestra señora del carmen.

    Mauricio Patapalo

    ResponderEliminar
  40. “Con tu sistema los pobres sólo podrían pagar la educación low-cost.”

    ¿Y ahora, Iwan, acaso es otra cosa lo que opcurre? Además no se trata de low-cost o hight-cost, sino de low-quality o hight-quality. Y si la calidad mejora por encima de la actual (es decir si nuestro sistema educativo levanta cabeza) para la mayoría de la población, que leches nos importa que algunos paguen más y se segreguen por montar a caballo o buscar la excellence. Una sociedad ha de fabricar los individuos sociales aptos (es decir que ella necesita), y se requiere para ello una buena educación. Y la que pueda conseguirlo es la que nos interesa. Y no apetece ser el actual modelo. O no acabo de entender a Iwan o parece que más que buscar con su sistema educativo lo mejor para los más, quiere buscar lo pero para los menos, es decir, joder al rico aunque al hacerlo se perjudique al pobre.

    Mauricio Patapalo.

    ResponderEliminar
  41. Jesús:

    Llego tarde al debate, pero yo te apoyo. Los pronósticos acerca de la segregación que supondría están injustificados. El problema es si habrá más o menos segregación que ahora y si será más fácil prevenirla con el cheque escolar que en la situación actual.

    Yo creo que será más fácil con el cheque. Por ejemplo, se puede usar para pagar no solo la matrícula, sino las actividades extra que ofrecen los colegios y que son una de las maneras de discriminar entre los alumnos. También se puede requerir que las matrículas incluyan estos costos.

    Con todo, habrá que poner condiciones a las escuelas que quieran participar en el programa. Por ejemplo, pueden estar obligadas a aceptar a los solicitantes por un cierto orden preestablecido y que no tenga en cuenta más que las calificaciones del alumno, por ejemplo.

    Cuando hay dinero de por medio para las escuelas, más fácil es hacerles abandonar la idea de no atraer cierta sociología de alumnos por miedo a perder clientela, ya que van a tener más garantizada que antes la clientela si ofrecen una buena educación, por contraposición a ofrecer también segregación.

    ResponderEliminar
  42. Interesante debate.
    Propones la industrialización de la enseñanza. Me imagino, el sistema de colegios franquicia, como la educación rápida; la formación de temporada o la formación pret a ported y la guía michel de la enseñanza, ... o aún mas divertido, el i-tunes de la enseñanza y los colegios piratas.
    Interesante debate
    Fdo.: Joseluís

    ResponderEliminar
  43. Liberalizar el pago de la educación concertada individualizándolo en cada beneficiario (que viene a ser lo que propones, porque a la escuela pública y sus cuerpos enseñantes no los metes en esto ni a punta pistola) en mi opinión se quedaría en nada, en cuanto a cambiar, renovar y mejorar la educación (que es lo que hace falta) si no se cambia el resto de la reglamentación.
    Porque evitar la segregación en los colegios pagados con dinero público, si se quisiera, sería tan sencillo como hacer una bolsa común de peticiones de plaza (ahora en marzo-abril, que son las reservas para el año que viene) y adjudicarlas por estricto orden de puntuación y petición de cada familia. En lugar de permitir que cada colegio concertado maneje sus peticiones de plaza en plan Juan Palomo, por estricto enchufe.
    No se hace porque no se quiere, pues la segregación es un valor que compra la clientela de los concertados, probablemente el principal. Y son muchos votos, y además los hijos de la clase social que gobierna y organiza la burocracia están entre ellos.

    Es decir, que cualquier cambio que incremente la facultad de elección de las familias y cierta necesidad de los centros de "ganarse" a la clientela, si se limita solo a esto, no va a ninguna parte (probablemente sólo a encarecer el servicio educativo en general).

    Es decir, si no se liberaliza también la posibilidad de elegir y variar cosas como el curriculum ofrecido, la metodología empleada, la distribución de asignaturas y su reparto entre los profesores, el tamaño y criterio de los grupos de alumnos, los horarios, y muchas cosas de ese tipo, a lo del cheque no le veo la punta.
    Desde luego, no es probable que la mayoría de lso centros usasen la mayoría de esa libertades para nada, pero uno aquí y otro allá necesitarían alguna de ellas, si es que querían hacer algo un poco mejor. Y los centros que se atreviesen a ser innovadores, necesitarían la mayoría.

    Sin ambargo, por los comentarios que leo, la mayoría sólo piensan en cambios liberalizadores en términos de la pasta, guita o parne. Lo demás suponen que seguiría igual y además no se plantean que pudiera ser distinto.

    Si el viaje se limita a eso, las alforjas sobran. El sentido que le veo a tu propuesta es, en todo caso, que incentivara la mejora permitiendo y alentando la elección de cada familia, la pluralidad de opciones y tipos de escuela y premiando (automáticamente, mediante el "voto con los pies") las experiencias con éxito y la adaptación de los centros a los alumnos y no al revés.

    Si no, pa qué.

    ResponderEliminar
  44. Por cierto, si a mi me hubieran dado la opción en Primaria de recibir 4000 euros por nene, para educación, mi opción hubiera sido (no digo que le valga a todo el mundo, pero en mi entorno sí):
    - Juntarme con otras familias y reunir 8 cheques= 32.000 euros.
    - Con eso contratar un maestro de primaria a tiempo completo para los 8 (de edades parecidas pero no necesariamente del mismo año).
    - Lo que no alcanzara el maestro o no llegara con el cheque, lo pondríamos los padres, en trabajo, en especie o en dinero. Por ejemplo, la casa donde se dieran la mayoría de las clases, los extras de música o inglés... Solo lo que pagamos ahora en libros, material y excusiones, ya nos daría 4000 euros adicionales.

    ¿Nos dejaría hacer eso tu sistema, Jesús? Porque si NO nos deja, no se puede decir que ofrezca mucho, ni que elimine el mercado cautivo que tenemos ahora, en el cual los centros se pueden permitir vender mierda, porque de todas maneras se la tenemos que comprar.

    ResponderEliminar
  45. Jesús:

    Pues en principio, NO de acuerdo. Estaría más de acuerdo con un sistema de becas para quien demuestre que estudia, tratando de lidiar con la dificultad que tiene una valoración objetiva del aprendizaje.

    Y con eso, que cada padre escoja el centro al que va a mandar a sus hijos.

    Lo lamentable es que aparece aquí el intervencionismo como marca de fábrica de los que se llaman "de izquierda": son ellos los que deciden qué se va a subvencionar y a quién. Total, a un paso del "¡Expropiese!" de Chaves!

    ResponderEliminar
  46. Sursum Corda dijo: Estaría más de acuerdo con un sistema de becas para quien demuestre que estudia,

    Sursum, ahora mismo YA HAY una sistema de becas universal para primaria y secundaria (y prácticamente, bachillerato, aunque curiosamente, mucho menos para FP). Eso no es lo que se discute, porque ahora mismo la educación ya es (supuestamente) gratuita. Si no lo fuera, o sólo para algunos provilegiados, inmediatamente tienes que admitir que la educación, correlativamente, no sea obligatoria. Ni universal.
    Y, con ese principio ¿por qué los que no estudian le van a pagar los estudios a los que sí estudian?. O dicho más claramente ¿Por qué los pobres le van a pagar los estudios a los acomodados?

    tratando de lidiar con la dificultad que tiene una valoración objetiva del aprendizaje.

    Mismamente. ¿Y qué harás con los que tienen resultados regulares o malos, que en gran parte coinciden con los de familias de menos renta o menos educadas? ¿Les vas a castigar sin pagarles la educación, cuando son los que más necesitan, tanto la educación como que se la financien? ¿O vas a valorar el handicap de cada uno para valorar resultados? ¿Y no es eso clasificar a la población en clases desde el Estado? ¿Vamos a Brave new World derechitos?

    Las valoraciones de la calidad de un servicio público pueden -y deben- tener en cuenta el status socioeconómico y los handicaps del entorno, pero no individualizando y clasificando a los alumnos. La Administración debería valorar los centros y puntuar en todo caso a los profesores, no clasificar a los alumnos en categorías estamentales y a continuación darles mas derechos o menos en función de eso.

    Y con eso, que cada padre escoja el centro al que va a mandar a sus hijos.
    Lo que, según la ley, ya sucede ahora. No es nada nuevo.

    Las limitaciones que esto tiene en la práctica son las dos siguientes:

    * Una, que no solo elige la familia al centro, sino que se deja a los centros elegir a las familias (a los concertados).
    Y evidentemente, todo lo que se deja elegir a los centros, es lo que no se deja elegir a la familia. (Y eso se hace con el dinero de los impuestos).

    * Dos, que da lo mismo la libertad teórica que tengas de elección, si todos los centros son prácticamente la misma basura, con pocas diferencias. Y son así porque la reglamentación estatal y autonómica de la educación llega a todos los aspectos de la enseñanza, desde las asignaturas hasta el detalle más cominero.
    Pero en cambio no alcanza a hacer lo que debería ser su primer deber en este asunto: la evaluación externa de la calidad de cada centro (y cada departamento de éste) y la publicación transparente y abierta de esa evaluación.

    ResponderEliminar
  47. ...Lo lamentable es que aparece aquí el intervencionismo como marca de fábrica de los que se llaman "de izquierda": son ellos los que deciden qué se va a subvencionar y a quién. Total, a un paso del "¡Expropiese!" de Chaves!

    Lo lamentable es que el intervencionismo es el mismo en cualquier lado del espectro político: la izquierda tiende al intervencionismo paternalista, la derecha al intervencionismo autoritario hasta la dictadura cuartelera.
    Ambos lados se aprovechan de los tics intervencionistas del otro, para decir: "¡Lo veo y subo cinco más!"
    Como muestra de lo primero, la LOGSE: llena de intervencionismo bienintencionado, nunca se puso en práctica... excepto en los aspectos de ampliar las obligaciones de alumnos y familias (nunca las de la otra parte contratante).
    La derecha hizo bandera de la oposición de boquilla a la LOGSE, porque así le da coba al profesorado, pero NO ha quitado ni de coña una coma de la ley en lo que tenía de intervencionista y de obligarnos a los ciudadanos. Eso le gusta mas que a un tonto un lápiz.
    ... Y no ha hecho más que ampliar esas obligaciones con más reglamentismo y mas intervención, esta no en plan buenista, sino en plan Clint Eastwood entrenanado reclutas.
    Para muestra (pero hay cientos más y peores), su empeño en impedir que los centros y las familias tengan voz y voto en las repeticiones, o su empeño en no dejar que el bachillerato se apruebe por asignaturas, como fue toda la vida.
    Para muestra llevada ya al estilo carcelario, el Decreto de Régimen interior de los centros aprobado sigilosamente en Madrid en 2007 por Espe: léetelo y luego di si eso no es intervencionista y autoritario hasta prescindir del Estado de derecho.

    ResponderEliminar
  48. Aloe:

    Así que ya hay becas y cada padre puede escoger el centro para sus hijos. Bien. Cerramos la discusión porque la propuesta de Jesús sólo añadiría un lacito de seda a la ya presente felicidad.

    Pero como preguntas "¿por qué los que no estudian le van a pagar los estudios a los que sí estudian?. O dicho más claramente ¿Por qué los pobres le van a pagar los estudios a los acomodados?" volvemos a la dura realidad.

    Que tú sepas, los impuestos no son finalistas, o no lo eran cuando tratábamos de los dineros de la Iglesia. Si siguen sin serlo hoy y para esto, los pobres pagan impuestos según la ley, como todo ciudadano. Además pagan menos, obviamente. Pero si todos pagamos impuestos ¿a los acomodados no se les debe dar servicios? ¿Los acomodados que se paguen la sanidad, la seguridad ciudadana, el asfaltado de su calle? Parece que tú les impondrías un segundo impuesto: después de pagar más por ser más acomodados, recibir menos por el mismo motivo. Cualquier día añades el escarnio público. Quizá no te ves muy acomodada y recomiendas penitencias para los pecadores que lo son.

    También los sanos les pagan a los enfermos, los que no necesitan VPO a los que la necesitan, los que no investigan a los que investigan. LO nuevo sería esa sociedad de pagar y luego que te den... por acomodado. En una palabra: "¡Exprópiese!"

    ResponderEliminar
  49. Cuando dije lo de valorar, medir, el aprendizaje, me refería al problema de que los colegios no inflen las notas de sus alumnos por cualquier motivo de su conveniencia.

    Pero tú añades metralla al explosivo.

    "¿Y qué harás con los que tienen resultados regulares o malos, que en gran parte coinciden con los de familias de menos renta o menos educadas? ¿Les vas a castigar sin pagarles la educación, cuando son los que más necesitan, tanto la educación como que se la financien?"

    Pues depende, Aloe. Si no quieren estudiar o no son capaces de rendir se les tratará como a cualquiera, sea pobre, rico o se declare Hijo de Dios. ¿O es que los pobres son esencialmente incapaces de dar buenos resultados?

    Estamos tratando del tema de la valoración del aprendizaje, que valorará el aprendizaje no si el padre del niño tiene un SEAT o un Porsche. Los que tengan resultados malos o regulares, como si se trata de las Olimpiadas ¿O es que se manda a un atleta en función de su renta y no de su crono?

    No dividas entre acomodados a los que todo va bien, son listos, estudiosos y regalados de todas las virtudes, y pobres, que sufren latigazos sin parar en la cantera de piedra para las pirámides de los acomodados.



    "¿O vas a valorar el handicap de cada uno para valorar resultados? ¿Y no es eso clasificar a la población en clases desde el Estado? ¿Vamos a Brave new World derechitos?"

    No, parece que vas a valorar tú la ventaja como desventaja y la ventaja como desventaja. A los hijos de acomodados ni becas ni postre en la comida. Quizá algún acomodado lo es porque se ha partido los cuernos trabajando y algún pobre lo es porque le da al sillón-ball con empeño digno de mejor causa. No generalices.

    ¿Y quién dará a los acomodados el trato que sin duda merecen y que no vamos a esperar a ver si hay infierno? ¿Algún profeta con látigo? anda Aloe, que pareces nueva.

    ResponderEliminar
  50. "Las valoraciones de la calidad de un servicio público pueden -y deben- tener en cuenta el status socioeconómico y los handicaps del entorno, pero no individualizando y clasificando a los alumnos."

    ¿En bloque mejor? ¿Y se aplicará una discriminación positiva a todos los pobres y negativa a todos los acomodados? ¡En qué mudo vives, o pretendes hacernos vivir!


    "Y evidentemente, todo lo que se deja elegir a los centros, es lo que no se deja elegir a la familia. (Y eso se hace con el dinero de los impuestos)."

    Claro, porque las familias siempre eligen MAAAAAL, pero los políticos marca Aloe, que administran los impuestos con suma inteligencia y bondad siempre eligen BIEEEEEEEN, porque por eso son políticos buenos y altruistas marca Aloe, mientras que las familias son malas, egoístas y acomodadas.


    "que da lo mismo la libertad teórica que tengas de elección, si todos los centros son prácticamente la misma basura, con pocas diferencias."


    Bueno, aquí ya entramos en las generalizaciones a voleo, en los profesores payasos y todo eso en lo que no estamos de acuerdo.

    Y eso que me convence mucho algo que has dicho más arriba sobre la capacidad de los padres para escoger profesores, intervenir en la enseñanza y todo eso. Claro que se referiría a padres como tú, que no eres como esos que se equivocan todo el rato y que son acomodados que te cagas. ¿No eres algo, un poco quizá, injusta?

    ResponderEliminar
  51. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  52. "Lo lamentable es que el intervencionismo es el mismo en cualquier lado del espectro político: la izquierda tiende al intervencionismo paternalista, la derecha al intervencionismo autoritario hasta la dictadura cuartelera.
    Ambos lados se aprovechan de los tics intervencionistas del otro, para decir: "¡Lo veo y subo cinco más!""



    Amoavé: descomponiendo en factores primos, de acuerdo en que los gobiernos una vez tienen el poder empiezan a encontrarse muy sueltos y a creer que como ellos ninguno y que AHORA es cuando se van a hacer las cosas bien de verdad. Y toma leyes y reglamentos a todo pasto.

    Pero el intervencionismo NO es el mismo a cada lado, salvo que te vayas a los extremos, que como todo el mundo sabe no sólo se tocan sino que se sobetean.

    Y claro, la izquierda no es de dictaduras sino paternalista. Como en la URSS, Corea del Norte, Cuba y otros ejemplos al caso.

    En el resto de cosas que dices, de acuerdo: según aumenta el intervencionismo sólo se sustituye la voluntad de la mayoría de carne y hueso por la de unos políticos que dicen representar una mayoría. el problema de todo intervencionismo es ése: que siempre gobiernan personas y si un gobierno pretende regulara toda la economía o toda la educación, lo hará con sus conocimientos y sus preferencias, no con conocimientos y preferencias procedentes de un mundo objetivo más allá de las limitaciones humanas.

    Cien mil empresarios son cien mil personas que no se equivocan siempre a la vez. Un gobierno son pocas decenas de personas con poder de decidir y que pueden equivocarse todos a la vez si van en el mismo barco ideológico y de intereses.

    ResponderEliminar
  53. Sursum Corda: Hay que poner un poquito de parte de uno para entender qué quiere decir el que escribe.
    El gasto público puede ser progresivo o regresivo (o neutral). Si tú financias un servicio público al que luego sólo dejas acceder a los que cumplen unos requisitos, y esos requisitos incluyen, en la práctica, una fuerte discriminación a favor de los más acomodados, estás gastando el dinero público de forma regresiva, lo que técnicamente quiere decir que ese gasto público redistribuye renta de los más pobres a los más ricos.
    Y yo puedo discutir sobre gastos públicos neutrales, o que no discriminan positivamente a los más pobres, pero de ninguna manera puedo admitir discriminación positiva a favor de los ricos. En ese caso, que cada uno se pague lo suyo y no se pague con dinero público.

    Lo demás que dices no es más que ideología, y achacarme opiniones que no son las mías.
    Léete las leyes vigentes, y los decretos principales, y luego me criticas lo que digo partiendo de hechos, no de plantillas ideológicas.
    Así no caerás -entre otros errores- en la equivocación de suponer que yo digo que el Estado elige mejor que las familias, porque lo que digo es exactamente lo contrario.
    ¿Que te escuece que diga que la derecha es tan autoritaria como la izquierda en este tema (o más bien más)? Pues te rascas, y luego me demuestras, con citas legales y hechos, por qué estoy equivocada. Que va a ser que no.

    Por cierto, financiar la educación con subvención a centros (y una red pública gratuita) es, en sus principios y funcionamiento, bastante diferente de financiar esa misma educación con "cheque escolar" a cada familia. Aunque costase el mismo dinero.
    Jesús Zamora es consciente de que uno de los efectos del cheque escolar clásico es la regresividad del gasto público que representa, y su financiación insuficiente para los pobres y regresiva para los ricos. Por eso propone, como modificación, que sea inversamente proporcional a la renta familiar.

    Si no empezamos por saber de qué estamos hablando, hay poco que hablar.

    En cuanto a la evaluacón externa de la gestión de un servicio público, es tema muy estudiadito y muy trilladito. Y la valoración del entorno donde se presta el servicio es fundamental en esa evaluación: Por ejemplo, evidentemente no será lo mismo el resultado medido en mortalidad hospitalaria de un centro sanitario que atiende a una población envejecida que a uno que atiende a una población joven. Tendrás que tenerlo en cuenta para evaluar la eficacia de sus resultados. Pero eso NO es lo mismo que poner trabas al acceso de los mayores al centro sanitario para así mejorar sus resultados aparentes, ni menos poner a los viejos y a los enfermos crónicos una estrellita en la base de datos de sanidad para que los administrativos de turno sepan que a esos se les da hora para dentro de seis meses y se les trata peor que a los demás, porque no son "rentables". Y eso tiene poco o nada que ver con limitar la voluntad de los enfermos o su libertad de elección. Todo lo contrario.
    Aplica el cuento a la enseñanza.

    ResponderEliminar
  54. Aloe:

    "Hay que poner un poquito de parte de uno para entender qué quiere decir el que escribe."

    Excelente consejo que deberías aplicarte inmediatamente.

    Si digo que el nivel de ingresos no debe ser un obstáculo para que alguien estudie en un sistema de calidad (y sin necesidad de ganarse un sueldo desde que está en edad de trabajar, por ejemplo) con los mejores medios a su alcance y TÚ sacas la conclusión de que eso favorece a los acomodados, te recomiendo el consejo, mejores gafas y menos sectarismo.

    No acumules palabras sobre medidas progresivas y regresivas, que ya llevan en sus propios nombres un fuerte sesgo ideológico, y atente a lo que se decía: medidas de promoción del que tiene capacidades, y de cohesión social para que su medio familiar no sea un obstáculo. Y de forma correlativa, para que el hijo del privilegiado no tenga un trato de favor por parte del que le debe favores o piensa debérselos a su papá en un futuro alcanzable.

    Y sobre picar y rascar de dictaduras, sigues en tu linea de no reconocer tus errores ni aunque tengan el tamaño de la gran pirámide: las dictaduras más sangrientas, más duraderas, sobre más población, vienen de las ideologías llamadas "de izquierda". Puedes disimular, silbar "Los pajaritos" o hablar del tiempo. La realidad es que tus afirmaciones necesitan traducirse del lenguaje prejuicioso a la pura realidad de Lenin, Stalin, Mao, Pol Pot, Castro, Kim Il Sung...


    El decreto, supongo que es éste:

    BOCM 25/4/2007

    DECRETO POR EL QUE SE ESTABLECE EL MARCO REGULADOR
    DE LA CONVIVENCIA EN LOS
    CENTROS DOCENTES DE LA COMUNIDAD DE MADRID

    La entrada en vigor de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de
    Educación supone una modificación importante en la regulación de la
    convivencia en los centros escolares por lo que se hace necesario una
    adaptación de la normativa de la Comunidad de Madrid en esta materia.

    etcétera.

    Preferiría que fueras al grano y ahorramos tiempo.

    ResponderEliminar
  55. No te líes: Yo no miro a otra parte porque hables de dictuduras, porque yo no defiendo ninguna, ni ahora ni jamás en mi vida. Si quieres denigrar una posición política más o menos socialdemócrata (con matices, porque en muchos aspectos soy más liberal que otra cosa) con la excusa de que equis dictaduras se llaman a sí mismas "de izquierda", pues por mi vale, pero no pretenderás que te tome en serio ni te conteste a eso. Gilipolleces las justas.

    Yo no veo motivos para limitar la financiacion de la educación (en los tramos de primaria, secundaria y profesional, al menos) a los que tengan alto rendimiento ni muchísimas ganas de estudiar (que además es casi nadie, porque en todo caso, de lo que tendremos ganas es de aprender, o de conseguir un buen trabajo, o de quedar el primero de la clase y contentar a papi y mami).

    Y eso es porque el objetivo que justifica financiar la educación es doble: perseguir la igualdad de oportunidades y fomentar un bien público como es una población educada.
    Esto último puede incluir desde luego favorecer la excelencia y el talento excepcional de los que lo tienen, de lo que también la sociedad saca partido, pero eso sólo es una parte, porque más importante es fomentar la educación de la gente en general.

    (Y mas necesario, porque a los excelentes, con que los pongas donde hay ya tomarán ellos, y con que les dejasen tranquilos a su bola ya les iría mejor que ahora, que reciben más trabas que ayuda)

    El primer objetivo (la igualdad de oportunidades) tomado en serio implica muchas cosas: no sólo que haya una escuela gratis (que luego no es gratis tampoco) y yastá. Eso no es bastante, y no cumple ese proposito al que en teoría sirve. Entre otras cosas, y para lo que se discute aquí, implica reconocer que la variable que más influye en el nivel educativo, estadísticamente hablando, es el nivel educativo y socioeconómico de la familia. Eso es un hecho, y con los hechos no vale la pena pelearse.
    Lo que vale la pena es actuar en consecuencia, y eso quiere decir, en este caso, que las necesidades educativas de la parte de la población de nivel económico más bajo (y de nivel educativo de sus padres más bajo) SON MAYORES, en promedio.
    Y necesitarán, por tanto, más atención, más calidad y más recursos, en promedio, que los de los deciles opuestos, precisamente para compensar ese handicap en la medida de lo posible. Justo al revés de lo que tú sostienes.
    Todo ello si se toma en serio la igualdad de oportunidades, lo que, siendo un mantra liberal, no debería causarte salpullido, o deberías disimularlo si te lo causa.

    Eso no implica no dar incentivos positivos y calidad suficiente a los capaces de excelencia, todo lo contrario. Responde al mismo principio: dar a cada uno lo que se adapta a sus necesidades para que llegue lo más lejos que pueda, lo cual, mira qué bien, es mejorar la cantidad disponible de un bien público, así que no pierde nadie.

    ResponderEliminar
  56. Cómo se consigan esas cosas... es otro tema.
    Pero algo se puede decir seguro: Los hechos demuestran que en España, de tradición educativa tremendamente autoritaria, y a la vez, tremendamente mediocre, el Estado NO lo hace bien reglamentando todo como hace (y en cambio no haciendo lo que debería).
    Y que más de lo mismo, que es lo único que se les ocurre a los mantas que mandan, es lo mismo de malo... o peor.

    También está claro que eso es aplicable: al Estado... y las CCAA.
    A los gobiernos del PSOE... y a los del PP.
    A la tradición "ilustrada" paternalista... y (todavía más, desde luego) a la educación tradicional dada por la Iglesia (que era y es una mierda pinchada en un palo, con perdón de la expresión).
    No se puede decir que la educación haya primado tradicionalmente al elitismo intelectual sobre la educación inclusiva: porque no ha hecho ninguna de las dos cosas.

    Lo que ha primado, y sigue haciendolo a pesar del bla-bla, es una educación clasista, mediocre, impuesta, uniforme, anticuada y castradora. Para los que considera "buenos" y para los que considera "malos" (solo que estos últimos salen perdiendo más porque no tienen las alternativas de la hija de Jesús Zamora). Desde la derecha y desde la izquierda.
    Porque todos ellos están acostumbrados a considerarnos súbditos, y no ciudadanos. Subordinados medio analfabetos, y no sus iguales.
    Culpables por defecto de incompetentes e irresponsables. Gente a la que no se debe dejar decidir sobre sus hijos (y menos todavía dejar decidir a estos, ni siquiera a los alumnos excelentes y ya mayorcitos).

    Si quieres hablar en concreto del por qué de alguna de mis afirmaciones, vale. De todo al msmo tiempo no se puede hablar. Mi opinión p.e. sobre el decreto de la C. Madrid es que es un abuso inaceptable pero lo aceptamos porque se produce en una opinión pública adoctrinada que traga en este tema ruedas de molino gigantes. Pero no es más que una muestra, y ni siquiera de lo peor.

    ResponderEliminar
  57. Aloe:

    Estoy mucho más de acuerdo con lo que piensas que con lo que expresas, porque dices

    "Si quieres denigrar una posición política más o menos socialdemócrata (con matices, porque en muchos aspectos soy más liberal que otra cosa) con la excusa de que equis dictaduras se llaman a sí mismas "de izquierda", pues por mi vale, pero no pretenderás que te tome en serio ni te conteste a eso. Gilipolleces las justas."


    Pero dices más arriba:

    "Lo lamentable es que el intervencionismo es el mismo en cualquier lado del espectro político: la izquierda tiende al intervencionismo paternalista, la derecha al intervencionismo autoritario hasta la dictadura cuartelera."

    ¿Te estás refiriendo SÓLO a los regímenes internos, a la política de educación o al intervencionismo en general? Porque yo estaba hablando de intervencionismo en política general, en impuestos, en legislación. Y tratábamos de impuestos y subvenciones con arreglo a la renta, ¿Recuerdas? NO de orden en los pasillos y los patios.

    Al final mezclamos decenas de temas y decenas de respuestas a cada tema y se lía la madeja.

    Se supone que ambos estamos a favor de la igualdad de oportunidades, pero imagino que ambos deberemos de estarlo con respecto a la responsabilidad de los que estudian. No vale ese simple mecanicismo de que hay correlación entre niveles de padres y de hijos. Quizá la actitud de esfuerzo de los padres se transmite genética y/o culturalmente y se refleja en los resultados de los hijos. ¿Qué hacemos, lastrar con dos puntos menos de media a los hijos de universitarios desde primaria? ¿Dejarles sin bibliotecas o laboratorios porque ya lo pueden pagar sus padres?

    Reconduce la cuestión, Aloe. Hablo de que el Estado debe apoyar la educación -cierto, no sólo la excelencia sino la media y aún más el mínimo, porque una sociedad de peones queda destinada al atraso- independientemente de que los padres sean peones de albañil ingenieros. Si intentamos remediar a los incomodados jorobando a los acomodados vamos mal y dudo de que en realidad pusieras en práctica una tontería semejante. Y si algunos individuos -detestable manía de determinar a la gente como elementos de una clase- no quieren estudiar, se les podrá dar oportunidades y exigérseles responsabilidad. que al final es lo que sucede, porque mucha palabrería y buenas intenciones pero cuando alguno busca trabajo se encuentra con que si vale entra y, si no, con ésa se queda. A ver si tú y tus padres de cooperativa ibais a contratar a una nulidad de profesor de matemáticas porque de pequeño era pobre.

    ResponderEliminar
  58. Sursum:
    además de que he estado varios días sin acceso a internet, y entretanto hay mucho que comentar y poco tiempo para leerlo, me da la sensación de que el sistema que me atribuyes no es el que yo he propuesto. La propuesta es realmente breve, así que te pido que la releas.

    ResponderEliminar
  59. Jesús:

    La releo y la recopio y la recomento.


    "Déjese a los profesores y centros educativos organizar la enseñanza como mejor les parezca;

    DE ACUERDO



    déjese a los padres libertad para elegir el centro que les parezca;


    DE ACUERDO


    oblíguese a los padres a pagar el coste íntegro de la enseñanza


    DE ACUERDO

    (y subvencione el estado en la cuenta corriente de los padres


    DE ACUERDO

    en proporción inversa a su nivel de renta o según los criterios de justicia social que se prefieran -lo que he llamado “el cheque escolar de izquierdas”).


    NO DE ACUERDO


    Me parece que es como si se ofrece sanidad universal, pero al enfermo que tenga buen sueldo se le cobra en proporción inversa de su renta.

    ¿No se le habían cobrado ya impuestos para eso? Pagó para no volver a pagar, para ser tratado como un igual en un sistema de mutualidad.

    Si se le va a cobrar, que se le desgrave de los impuestos.

    ResponderEliminar
  60. Sursum:
    naturalmente, lo que defiendo es que NO se ofrezca "educación universal", sino que se pague con la suma de lo que la gente reciba como "cheque escolar" y lo que aporte por su cuenta. Los impuestos deberán ser los que tengan que ser para financiar los gastos del estado, incluyendo el cheque escolar (puede que el resultado sea que el estado se gaste MENOS que ahora en educación, o puede que sea que se gaste más: depende de de qué cuantía queramos que sea el cheque para cada uno).

    ResponderEliminar
  61. Jesús:

    "naturalmente, lo que defiendo es que NO se ofrezca "educación universal", "

    Bueno, ese detalle no está en tu entrada. El problema en ese caso es que si no se ofrece educación universal pero se sufraga por el Estado, deberá exigirse un nivel de educación mínimo. Como el seguro a terceros pero en padres que deben garantizar que educan a sus niños.

    Yo creo que se puede hacer como en la sanidad: se garantiza el servicio universal pero no la gestión de cada elemento del sistema. Por ejemplo, el Estado puede concertar con centros privados que demuestren que sus resultados son aceptables bajo inspección, sean empresas o cooperativas de padres.

    De todos modos, no creo que los grandes cambios signifiquen grandes mejoras. Si suprimes las escuelas, institutos y universidades deberías garantizar que quedan privatizados de forma adecuada y el Estado compensado en los gastos e inversiones.

    ResponderEliminar
  62. Además creo que es más barato para la sociedad garantizar una educación pública gratuita que asumir los riesgos de gente sin educación.

    Lo malo de los sistemas actuales es que incluso con educación pública gratuita seguimos teniendo gente sin educación o con un sucedáneo de educación que ni siquiera se parece al original.

    ResponderEliminar
  63. Naturalmente, los centros (privados, públicos o unipersonales) que se encargaran de la educación, deberían cumplir unos mínimos de calidad, como cualquier negocio o actividad productiva (y si no, se les juzga por fraude). Lo que quitaría sería cualquier cosa semejante a un "currículo oficial" curso por curso.
    .
    Por otro lado, mi propuesta no implica que desaparezcan los centros públicos (a lo mejor los que desaparecen son muchos privados, si no consiguen ofrecer algo por lo que la gente tenga que pagar); al contrario, lo que sugiero es que se les dé también libertad (dentro de unos límites muy genéricos, marcados por las administraciones correspondientes) para organizarse de una manera o de otra, y que se financien también en función de lo que ingresen.

    ResponderEliminar
  64. Estoy demasiado lejos del mundo académico -salvo amistades- como para discutir detalles. Pero en mis épocas de estudiante se exigía un currículo de conocimientos básicos que se iba especializando cada año.

    Creo que sigue siendo necesario que un ciudadano tenga educación porque dejado al buen tuntún que se estudie matemáticas o no, nos encontramos con mucha edad y el cerebro endurecido para entender qué es una ecuación o una función.

    Creo también que lo mismo que SABEMOS que es necesario lavarse o vacunarse, sabemos que es necesario leer, escribir, matemáticas, conocimientos del medio natural y cultural, idiomas y no con un nivel elemental sino de cierta competencia.

    Es doloroso encontrar que un buen porcentaje de nuestros conciudadanos no tienen ni idea de conceptos básicos de la ciencia y la cultura. Y es obvio que los curriculums no deben venir de las inmensas sabidurías de los gobiernos sino del sentido común de los ciudadanos que somos los que nos gobernamos, pero no regular un curriculum obligatorio es como dejar que alguien llegue a los 18 años para ver si desea vacunarse... si ha sobrevivido.

    Insisto en que la enseñanza pública es una mínima garantía de que la educación va poder llegar a todo el que quiera. Yo he pasado por privada, pública, privada y pública sucesivamente y no he visto diferencias radicales más allá de la competencia o incompetencia de los que la gestionaban. Y creo que algunas de nuestras universidades públicas tienen un nivel bastante aceptable en investigación, que se convierte casi en desierto según uno se adentra en el continente de lo privado: universidades y empresas.

    Teníamos unos sistemas de educación y de sanidad bastante soportables. ¿Los vamos a acabar desmontando para hacer probatinas?

    ResponderEliminar
  65. Sursum Corda preguntó: ¿Te estás refiriendo SÓLO a los regímenes internos, a la política de educación o al intervencionismo en general?
    Me estoy refiriendo, en este caso, al intervencionismo en materia educativa (que incluye desde luego la imposición de regímenes internos y encima autoritarios y contrarios al derecho), y me estoy refiriendo a España.

    Tú te referías a las subvenciones (o a lo que quieras, tú verás) pero yo me vengo refiriendo desde al principio del hilo a la observación de que NO BASTA con replantear el modo de financiar la educación (replanteo que si entiendo a Jesús Zamora, él hace con la finalidad de dar una posibilidad a la libertad de elección y a la mejora educactiva como consecuencia deseable de esa libertad).
    Y NO BASTA (en mi opinión) si no das más libertad que esa, y si realmente quieres fomentar la libertad de las familias y la mayor calidad de la educación.

    Por tanto, yo me mantengo en mi tema, y está relacionado con el del post.
    Tú no sé donde te mantienes, pero has tirado para otro lado: a discutir que financiar la educación de todos sea bueno, y a defender que no se financie más que a los mejores. (O eso creo, resulta difícil seguirte un hilo argumental)

    Para cualquiera que quiera entenderme -quiero creer- es evidente que lo que defiendo no es tratar mal a los que lo tienen fácil, ni bajar o subir "puntos" a nadie: lo que defiendo es que quien lo necesite tenga un sistema a su alcance que le facilite alcanzar objetivos, y por tanto conseguir (sin trampa) esos "dos puntos". Ni lo he dicho, porque a quien se le va a ocurrir lo contrario.
    Conocer la sociedad no es "mecanicista". Las personas individuales salen como salen, pero sus características como grupo vienen en parte condicionadas por su entorno familiar y social.
    Sabiendo eso, lo justo es que la sociedad se esfuerce por compensar el handicap de los que lo tengan, haciendo lo que pueda (que nunca consigue éxito total, pero algo puede conseguir) para que los que parten diez metros más atrás lleguen también a la meta (no que se mueva la meta tramposamente para ellos, no digo eso).

    ResponderEliminar
  66. Me hace gracia tu "repaso" de un curriculum mínimo que crees que debe ser obligatorio: algo de mates, leer y escribir, unas cuantas cosas más...

    Y me hace gracia, porque ESO ES lo que yo vengo defendiendo (abusando de la paciencia de Jesús, de puro repetitiva) con ocasión y sin ella, como San Pablo.

    La cuestión es, claro está, que las leyes, decretos, resoluciones, circulares, y etcéteras, hacen muchisimo más que eso.
    Obligan a un currículo detallado hasta cabrear al Santo Job, desmesurado y lleno de cosas que no son ni mucho menos imprescindibles ni indiscutibles.
    Obligan a dar ese currículo de una manera determinada, en un orden determinado, en un curso determinado, con un tipo de evaluación determinada.
    Obligan además, en la práctica, a dar sólo ese curriculum, porque ni financian otro, ni dejan tiempo apenas para hacer nada más, de puro hinchado que está el oficial.
    Y se permiten, además, reglamentar quien, cuando, adonde, para hacer qué... puede pasar de tal a tal curso, volver a estudiar materias aprobadas, hacer tal estudio o tal otro.
    Ciertamente, el Estado tiene el derecho de, si da títulos oficiales, poner los requisitos de conocimientos para conseguirlos. Que tenga derecho adicional para reglamentar minuciosa y estúpidamente cómo hay que llegar a esa meta (a la pata coja, por la trocha del molino, dando dos vueltas a la finca del tío Venancio, trayendo un ramo de flores azules y con la bendición del párroco en el bolsillo) es lo que me niego a aceptar.
    Cuando encima subcontrata el arbitraje de la llegada a la meta a unos particulares con intereses propios en el asunto (que efectivamente regalan dos puntos a los que han hecho el camino bajo su patrocinio) mientras trata despectivamente y abandona a los demás, la cosa ya cabrea más todavía.

    Y encima hay que oir y leer que quien lo hace mal es el que no sabe correr a la pata coja, se pierde en la trocha, y no le da la gana de dar dos vueltas a la finca de Venancio. Porque los que ponen las reglas, y los que cobran de ellas, todos lo hacen estupendamente.

    Es indudable que con cualquier sistema habrá gente que no lo conseguirá. Es evidente que con cualquier sistema, tendrás un remanente de alumnos no rescatables.
    Lo que no es cierto es que ya tengas el mejor sistema cuando el porcentaje de los que fracasan es innecesariamente alto, y cuando los que tienen "éxito" han recibido de todas formas una educación muy mediocre.

    Y, por desastrosas que sean algunas familias, la mayoria lo harían, dejadas a su propia elección, por lo menos igual de bien y en muchos casos mejor, siempre que tuvieran recursos para ello.
    Porque esa sería la forma de que el sistema "aprendiera" (y sus agentes de paso): igual que "aprende" cualquier mercado de prestación de servicios cuando hay competencia de verdad y cuando se deja al usuario que elija lo mejor para él.

    ResponderEliminar
  67. Aloe:

    Yo comento después de bastantes otros comentarios y digo que estoy de acuerdo en que se financie de forma pública la educación dejando a los padres la elección de centro e ideales educativos, PERO QUE NO estoy de acuerdo en que se haga en función inversa de la renta cuando YA los impuestos son en tipo creciente con la cuota.

    Y de ahí lo del intervencionsimo del Estado en los impuestos, porque tú parecías partidaria del que paguen y se aguanten.

    Al contestar tú que la derecha es más intervencionista y dictatorial yo seguía en temas de politica general y no de reglamento de los centros, así que te dije que para dictatorial la izquierda, cosa que como liberal y aun como socialdemócrata debería de parecerte evidente.

    Como luego parece que sólo te refieres al decreto de Espe, pues me lo he leído, lo tengo delante en copia del BOCM y me parece que exageras un pelín. A ver que copie tu frase: "regímenes internos y encima autoritarios y contrarios al derecho".

    Me puedes decir qué te parece autoritario o contrario a derecho en que en que se castiguen las faltas que impiden la convivencia en un centro escolar. Ayer, creo, vi en un telediario una noticia sobre padres de un centro catalán que han dejado de mandar a sus hijos y que los tienen con profesores particulares en locales municipales porque hay un individuo de nueve años que amarga la vida de los niños. Y que la consejería autonómica les responde que se conformen, que en otros sitios están peor.

    No sé si eso es autoritario pero sí es un desprecio al ciudadano y supongo que contrario a derecho pues los funcionarios tienen e deber de cumplir y hacer cumplir las leyes.

    El hilo argumental es bastante simple y claro.

    Y de lo último: que el entorno familiar condiciona en parte sus características como grupo, DE ACUERDO, pero creo que si el entorno familiar dificulta que el crío tenga medios y actitud para el estudio, el Estado debe compensar eso para que no tengamos individuos ni clases marginales, por su bien y el de todos. LO que no se sigue de ninguna lógica es que a los que ponen un entorno favorable al estudio se les deje de financiar o se les financie menos. Que es una respuesta que tú te sacas de la manga a partir de una interpretación de lo que he dicho y que también te sacas de la manga.

    Si yo digo que a los que estudian se les financie por resultados ¿de dónde te sacas -de la manga, obviamente- que a los pobres no se les va a pagar la educación o que los pobres se la van a pagar a los ricos?

    Aloe, tú que recomiendas leer para entender, lee y entiende.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  68. Veo que dices más. Luego sigo, que ahora no puedo.

    ResponderEliminar
  69. Sursum Corda: Estoy a un paso de dejarlo por imposible, porque no se puede hablar de todo a la vez.
    El hecho de que UN impuesto (entre los muchos que hay) sea LIGERAMENTE progresivo no es justificación bastante para que el gasto público sea regresivo.
    El cheque escolar clásico es regresivo.
    La financiación de un sistema público gratuito NO lo es en principio.
    Pero sí lo es (regresivo) hasta cierto punto en la práctica, porque ni es del todo gratuito, ni hay solo una red pública financiada, sino una red privada paralela que ADEMÁS de cobrar dinero público cobra a las familias (aunque no sea legal está tolerado) y que elige a sus alumnos, aunque no sea legal que lo haga (está tolerado igualmente).

    Dejando aparte ese tema, por el momento, el inconveniente de resolver la financiación de la escolaridad con centros gratuitos oficiales (u oficiosos) obligatorios, es ESO: Que son obligatorios. Uniformes y obligatorios.
    Que la libertad de enseñanza (teóricamente reconocida) se queda en nada.
    Si el despotismo ilustrado fuera nuestro ideal político, el estado actual de cosas sería el deseable: las familias y los interesados no saben lo que les conviene, y el Estado, por medio de sus sabios agentes, sí. Así que tienen que elegir por nosotros, porque es por nuestor bien.
    La realidad es, sin embargo, que el despotismo real NUNCA es ilustrado, o no lo suficiente. Y esa es la razón por la que, decidiendo TODO el Estado por nosotros en este asunto, como hace en España, los resultados dejan mucho que desear.

    En cuanto a que la educación deba ser gratuita para todos, yo tampoco lo veo indiscutible. Habría gente a la que habría que pagarle encima, gente a la que no habría que cobrarle, y gente que a lo mejor no tiene por qué ser financiada, como no lo son los que eligen un colegio privado no concertado.
    Eso pasa, a diferencia de lo que supones, con muchos servicios públicos: la gente con pasta no recibe subsidios no contributivos, las prestaciones a los mayores están muy graduadas según sus ingresos en varios casos, las becas dependen en parte de la renta, el acceso a viviendas sociales también...

    No sé si estoy de acuerdo o no con la idea de Jesús, pero al menos vale la pena darle una vuelta, porque Jesús, a diferencia de ti, sí que tiene las cifras principales y los problemas principales de la educación en la cabeza, no hay que empezar a discutir por el abecedario. Hombre.

    ResponderEliminar
  70. Aloe:

    También a mí me parece un despropósito sobrecargar los currículums y las tareas de profesores y alumnos cuando la cosa básica: la materia de estudio, acaba flojeando. ¿De qué nos sirve que se hagan programaciones y reuniones de evaluación y demás chocholadas psicopedagógicas si no se enseña a los alumnos las habilidades básicas, los críos se lían con las nociones elementales y no las saben aplicar, sea de lenguaje, de matemáticas o de lo que se trate?

    Me ha tocado enseñar a veces matemáticas o física y me he quedado asombrado de cómo se puede progresar a base de una hora diaria y machaque de los conceptos y de los ejercicios. Claro que si la hora de clase se va en "callaos" y "Gutierrez, que le veo", es muy difícil explicar la cosa más simple. Estoy hablando de cursos de BUP o ESO, de ideas elementales que ocupan dos meses en fila y pare usted de contar. Y se tienen casi ocho netos.

    Luego, cuando se llega al bachillerato o universidad en temario se hace extenso y profundo, pero lo que falla es que sin base no se puede asimilar al ritmo adecuado.

    Así que me parece absurdo -me he reído un montón- que se haga correr la trocha y dar la vuelta a lo del Tío Venancio. Toda la enseñanza me parece más simple. Incluso creo que el tiempo sobra para la materia que se da. LO que falta es ambiente de estudio y eso se debe cultivar de otras maneras y en otros lugares, además de que el profesor tenga una mínima ilusión y competencia para educar y enseñar.

    En eso estoy -creo- bastante de acuerdo contigo. Y me parece que sobra discutir detalles o consume una cantidad de tiempo que lo perdemos para otras cosas. LO que yo discutía es la doble jodienda fiscal de primero te cobro más y luego te doy menos porque eres un acomodado. Ya además sería demasiado largo y de irse por las ramas si me parece que las políticas fiscales a veces parchean una realidad que sería la que necesitaría cambio o revisión. Pero a mi juicio hay que promover la actitud hacia el estudio y a los que desempeñan su etapa de estudiantes con provecho para ellos mismos y para el país que los apoya. Y a los que no, encima no les vamos a pagar por molestar. Si acaso, que elijan un camino y les apoyaremos si lo hacen con responsabilidad. Si tampoco, no lloraré por lo que les suceda.

    Me quedo en que yo he pasado por un sistema que no era demasiado complejo, que nos preparaba algo y que ha permitido que se desarrollaran personas que valoro mucho como científicos o profesionales. Y que cuando fallaba era más culpa de que el profesor era un incompetente o un rebotado con su empleo o que el alumno era un incapaz o un desorientado.

    LO terrible del caso es que la mala formación y el fracaso escolar en España se concentra en los sectores que van a perpetuar su situación de ignorancia, empleo mal pagado, probabilidad de paro y demás. No e spor nada que la industria puntera se está desplazando a países en desarrollo mientras que en España vamos a tener un paro de irás y no volverás. ¿O es que alguien se cree que van a volver los años de irse sin estudios a la construcción a ganar una pasta? Eso se fue y se han ido industrias. Sin preparación para manejar maquinaria compleja, para especializarse en trabajos que aporten valor añadido, España se queda con un suelo de paro que k-gate lorito.

    ResponderEliminar
  71. NO se puede hablar de todo y menos A LA VEZ.

    El tema fiscal ya da mucho de sí. Me mencionas los casos de servicios que se conceden o se pagan según la renta. Pero ese punto básico es el que discuto, aparte, claro está, de si el gasto del Estado es eficaz. Si no se dan, por ejemplo, plazas en residencias para ancianos en función de la renta, es porque no se hacen ni se atienden. Y eso en un país o sistema en el que los impuestos en cascada acaban por quedarse más de la mitad de la riqueza nacional es de risa.

    Pero quizá es la prioridad del gasto y no la "progresividad" del pago lo que hay que discutir. Si no, acabaríamos en sistemas dobles: de calidad para unos y de caridad para el resto. Pero en un sistema público se aspira o a la universalidad de la prestaciones o a la caridad o al panem et circenses para ganar votos. En mi opinión, si no se quiere que el sistema público de sanidad, el de educación o el de pensiones se conviertan en panem o en compra de votos DEBE SER UNIVERSAL y con prestaciones de calidad, con las precauciones necesarias para que el gasto no se dispare por otros motivos ajenos al servicio que se presta. Así que reservar la educación (sanidad, pensión) pública para lo que no se pueden pagar una privada me parece nocivo por varias razones: porque en realidad reduce la calidad de la prestación pública; porque segmenta la población entre lo que pueden y los que no pueden y porque usa impuestos públicos para comprar votos.

    He conocido escuelas e institutos públicos, y por supuesto universidades, de una calidad muy alta. He disfrutado de una sanidad de calidad. Si ahora me dicen que no podemos no es que no podamos: es que LO HACEN MAL, señores en el poder. LO hacen mal, lo han hecho mal y ahora quieren cargarnos el muerto a los ciudadanos que construimos esos sistemas.

    Y ya que nos hemos ido del todo de tema, vaya nivelazo que da la población española en los programas de TV. ¿Los escogen por antiméritos?

    ResponderEliminar
  72. Aloe:

    Ya, off topic total, pero qué más da...


    "el acceso a viviendas sociales también... "

    Y claro, nos han jodido, con un sistema que regala unas cuantas viviendas por sorteo y que deja al resto a verlas venir. Y eso a base de cargar los costes sobre el resto de la vivienda. Pues eso se ha acabado por unos años, me temo, y los ayuntamientos se las van a ver para pagar lo que deben como para seguir viviendo de la construcción.

    Eso ni es progresividad ni #AUTOCENSURADO#, es mamoneo político para quedar bien de consejero de vivienda dando al bombo. Hemos padecido aquí a un tal Madrazo, de IU vendida al PNV, que tenía tela. A base de los impuestos, un tipo que se pone medallas y que habla de VPO encima de nuestra chepa.

    ¡Y Freman me llamaba estatalista...!

    ResponderEliminar
  73. Si no se dan, por ejemplo, plazas en residencias para ancianos en función de la renta


    Si SE DAN, obviamente. Pero como no siempre el inteligente lector remedia al mal escritor...

    ResponderEliminar
  74. ¿De qué nos sirve que se hagan programaciones y reuniones de evaluación y demás chocholadas psicopedagógicas si no se enseña a los alumnos las habilidades básicas,
    De nada. Pero ambas cosas se hacen en horarios distintos, y no se estorban: y la primera (bien hecha) es la que deberia permitir y ayudar a hacer la segunda. Pero hacerse bien, no se hace. Se finge que se hace, nada más.

    Me quedo en que yo he pasado por un sistema que no era demasiado complejo, que nos preparaba algo y que ha permitido que se desarrollaran personas que valoro mucho como científicos o profesionales.
    Yo me quedo en que ese sistema (y también pase por él) era malo o muy malo desde varios puntos de vista. Incluido el puramente académico, porque las personas punteras como cientificos o profesionales... o brillaban por su ausencia o eran bien escasas.

    Y ya que nos hemos ido del todo de tema, vaya nivelazo que da la población española en los programas de TV. ¿Los escogen por antiméritos?

    No. La población adulta española ese es el nivel educativo que tiene en general. ¿O por qué crees que sostengo yo lo del párrafo anterior?

    ResponderEliminar
  75. Aloe:

    No se trata por supuesto de que no se hagan ni planes de estudio ni evaluaciones de por qué en una clase hay un 80% de suspensos. El problema es que los planes sirven a la realización, y la evaluación la juzga. Pero si no se da a la explicación de los temas y al ambiente en el aula la mayor importancia, el resto es como poner velitas a los dioses de la pedagogía.


    El sistema era malo en la medida en que permitía que algunos energúmenos fueran profesores o que llegara año tras año el mismo indolente con los mismos folios amarillentos de cuando preparó la oposición. Pero se centraba en un currículum básico con materias que se iban desarrollando de forma progresiva sin pretender abarcarlo todo.

    El como tú estudiaste y no parece que te fue mal. ¿Cuál era la parte mala? Que los menos dotados en aptitud o actitud no sobrevivían a una especie de selección natural con fracasos de los que nadie ni nada se responsabilizaba.

    El nivel educativo de una gran cantidad de españoles es de dar pena. NO es ya sólo el espectáculo bochornoso del otro día, sino de que desde el lenguaje, las matemáticas hasta los idiomas, los niveles son de dar pena, risa, según el caso.

    Apenas veo tele y NUNCA veo Pasa palabra. Pero un día la vi en casa de unos familiares. Los concursantes hacían un papel digno -mejor que yo en general- pero ¿y los invitados? ¡Pupa!

    ResponderEliminar
  76. Y por cerrar aquí mis comentarios y dedicarme a otras cosas, te diré que me parece importante que haya enseñanza pública gratuita, con currículums y horarios más ajustados. No que se contenten con las habilidades básicas, sino que las desarrollen tanto como sea posible en quienes se dejen enseñar. el resto, que no retrase a la mayoría ni la incordie.

    Y apoyo que se pague a los padres vayan a colegios concertados, privados, en cooperativa o como sea. La elección de los padres debe ser un derecho más básico que el de que unos políticos diseñen una sociedad a su gusto. Ahí veo un exceso de intervencionismo nocivo.

    ¿Y si los padres deciden formar un colegio sólo para pelirrojos? No es nuestro problema. Como si lo hacen para dar mayor papel a las matemáticas, a los idiomas, al ajedrez o al deporte, a los superdotados, a los retrasados o a los niños celíacos. La sociedad ya se segmenta como para que creamos que vamos a suprimir las diferencias por decreto. Lo único que podremos prohibir es lo que vaya contra los derechos básicos y el ordenamiento legal.

    ResponderEliminar
  77. Sursum Corda pregunta: ¿Cuál era la parte mala?

    Y se contesta (parcialmente) él mismo:
    El nivel educativo de una gran cantidad de españoles es de dar pena. NO es ya sólo el espectáculo bochornoso del otro día, sino de que desde el lenguaje, las matemáticas hasta los idiomas, los niveles son de dar pena, risa, según el caso.

    Pues eso.
    La otra parte mala es que ni siquiera los que sí cursaban estudios con buenas notas y sí sacaban los títulos académicos adquirían la más mínima mentalidad científica, el más mínimo espiritu crítico o inquisitivo, la más mínima independencia de espíritu, ni la más mínima curiosidad.

    Es decir, algunas personas tienen algo de estas cosas, pero las tienen a pesar del sistema, y porque disimulaban en lo posible que las tenían.
    Y sin eso, ni tienes excelencia intelectual ni tienes ciudadanía que no vaya con los hombros encogidos como un súbdito.

    Hablo en pasado, pero sigue siendo exactamente lo mismo. Con la diferencia de que ahora hay otros medios de aprender, y otros valores sociales (en pequeña medida, pero los hay). El que ahora busca cultivar sus cualidades y quiere aprender, tiene donde hacerlo fuera del sistema curricular oficial, siempre que pertenezca a una familia de nivel medio-alto.

    He llegado a la pesimista conclusión de que el sistema escolar no mejorará hasta que pase una generación más y tenga suficiente descrédito social, como ya lo tiene el sistema de conservatorios entre los músicos profesionales y entre los adultos aficionados que lo padecieron y pueden comparar porque ahora conocen otras cosas y otras maneras de aprender.

    ResponderEliminar
  78. Qué curiosos comentarios dando vueltas a un circo educativo "perfectamente" montado. España tiene el sistema soñado por la extrema derecha de Estados Unidos. La izquierda, cualquiera de ellas en España, lo quiere hacer aun más "perfecto".
    11 asignaturas para niños de 13 años??? No más si es posible para contratar más y más profesores que son afines al que les llena los estómagos. Habría que recortar el número de asignaturas. Los privados se aseguran que los estudiantes hacen los deberes y les elevan la autoestima por las nubes.
    Las escuelas públicas llenas de niños de todo tipo de familias pero que rebajan la autoestima.
    Los CONTACTOS en las privadas los tienen de por vida y ya empiezan a programarles para que se crean la casta que debe dominar la sociedad en los altos cargos de todo tipo. Solo hace falta estudiar los estatutos de los Jesuitas, Maristas, Teresianas, etc para ver cual es su verdadero cometido: Educar a los futuros poderes.
    En las escuelas públicas el desánimo se respira por todas partes. Se habla mucho de Formación Profesional y la palabra Universidad les suena a Chino.

    Unos queriendo y otros sin querer todos los partidos abocan a todos vuestros hijos y nietos a perpetuarse en las clases dominadas. Habrá algunos casos que sean "ejemplo" del gran sistema educativo. Igual se hace con los médicos que son venerados como los faraones y como es políticamente incorrecto criticarles nunca tendrán incentivos de mejorar. Con 22/23 años alguien puede ser médico lo cual es algo caduco, algo propio de la era Franquista o Cubana cuando los conocimientos necesarios eran muy básicos y poder tener tantos médicos para cubrir todo el país.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Anónimo. Estoy básicamente de acuerdo, salvo con lo de la extrema derecha americana: no creo que sean tan tontos como para querer algo así.

      Eliminar