29 de marzo de 2010

MÚSICA PARA LUNES

World Science Festival 2009: Bobby McFerrin Demonstrates the Power of the Pentatonic Scale from World Science Festival on Vimeo.


.
Visto en BioTay.
.

12 comentarios:

  1. Amazing!
    Los grandes filósofos del s.XVIII ya traducían los numéros y las matemáticas en música... de la relación binaria surgió una de las mejores sinfonías de Bach... Y es sabido que el sonido que produce el universo en movimiento es la música ancestral de la vida...

    Una cosita... yo soy de las Islas y, si a alguien más lo es, le dejo un link para conseguir entradas para los conciertos en directo que ha preparado hyundai... has de hacerte fan por eso..

    http://www.facebook.com/home.php#!/pages/HYUNDAI-FRIENDS/417038896101

    ResponderEliminar
  2. Bah. Marikotxorradas, e indigencia intelectual pseudoprogre:

    1- Lo único que pretende demostrar es que cualquier gilipollas tiene memoria para cinco notas.
    2- Pero en realidad, lo único que demuestra es que es fácil OLVIDAR las otras dos notas. Porque en todo Occidente y buena parte de China y Japón, los críos conocen a la perfección las escalas cromáticas y diatónicas.
    3- La escala pentatónica no se populariza, contrariamente a lo que se cree, desde Oriente, sino gracias al jazz y al blues. Es decir, a culturas africanas. Los bantúes solían estar demasiado pendientes de los leones y cocodrilos como para gastar los siete slots de sus short-term memories en una escala diatónica completa.
    4- Es curioso, entonces, que la demostración del hippie guarro de McFerrin sea una sencilla duofonía: un estilo musical propio de los perversos occidentales, que no llegó a cuajar en el resto del mundo. Sí, la melodía y el acompañamiento son pentatónicos, pero se trata de una demostración de polifonía muy sencilla.

    ¿"Bobby McFerrin demonstrates the power of the pentatonic scale"? No. Lo único que demuestra es que aceptamos más fácilmente a un bufón cuando nos parece deforme. Antes eran enanos y otros mutantes. Ahora somos menos exigentes. Nos basta con un negro peinado a la rastafari.

    ResponderEliminar
  3. Freman, ¿de dónde sacas que el Jazz se asocia particularmente a *culturas africanas*? Ya me contarás que hay de particularmente africano en esto, por ejemplo:
    http://www.youtube.com/watch?v=z4PKzz81m5c

    o en esto:

    http://www.youtube.com/watch?v=rXBpVctOEVw&feature=related

    Por otro lado para tener sesenta años Bobby tiene una pinta genial, así yo no le veo nada deforme.
    Eres un criticón.
    J.N.

    ResponderEliminar
  4. ¿de dónde sacas que el Jazz se asocia particularmente a *culturas africanas*?

    La escala pentatónica era utilizada a manos llenas en la música que dio origen al jazz, al blues y todo eso. Que a las alturas en las que apareció Chet Baker, el jazz tuviese ya más de europeo que de africano me da la razón: los tonteos sobre la "potencia de la pentatónica" no son sino un guiño populista pseudoprogre (pseudo, porque en realidad, la nostalgia de unas raíces inventadas nada tiene de progresista) (progresista soy yo, que creo en el futuro neuroquímico de la humanidad).

    Por otro lado para tener sesenta años Bobby tiene una pinta genial, así yo no le veo nada deforme.

    Cumple con el prototipo del bufón a la perfección. Y antes de que me lo digas: evidentemente, McFerrin no es un tribalista ingenuo que compone sobre la tradición pentatónica. Es un individuo empapado hasta sus raíces (urbanas) de música occidental, pero que finge ser un tribalista ingenuo.

    Es lo malo del concepto moderno del "arte" como "performance". Impide concentrarse en lo que importa, que uno supondría que es la propia música.

    ResponderEliminar
  5. (por eso, de vez en cuando, tengo que aclarar que a pesar de mi nick masculino occidentalizado, soy en realidad una negra lesbiana: confío que, bajo esa personalidad, mis manías sean más aceptables socialmente)

    ResponderEliminar
  6. Freman, a mi me parece que lo que dices es una sandez.
    Pero meterme a discutir sobre escalas me da pereza, así que tendrás que aceptarlo bajo palabra.

    (Por cierto, a mi Bobby Ferrin me parece un tipo que no está nada mal, pero no siendo lesbiana como tú, comprendo que mi criterio no tiene tanto valor como el tuyo ;-). A ver si va a ser que le tienes envidia...)

    ResponderEliminar
  7. Hombre, al ser lesbiana, precisamente me cuesta comprender los criterios de elección de las mujeres heterosexuales.

    Es un misterio lo de la atracción sexual, y barrunto que se debe tratar de un sistema basado en "hacks". Hay aves que copulan con imagenes de carton que simulan los colores de las hembras de su especie. Hay mujeres que salen con enanos acondroplásicos e incluso una vez vi un vídeo muy desagradable de una brasileña que fornicaba con un caballo.

    Extraños son los caminos del Señor y la Selección Natural cuando se trata de encontrar atractivo a alguien...

    ResponderEliminar
  8. Bueno, es un hecho comprobado de la naturaleza que los hombres se suben a escenarios, tarimas, trampolines, podios y demás para parecer más altos y para exhibirse, como los pavos reales haciendo la rueda. Y por idénticos impulsos.
    Cuando algo se hace tanto, es porque tiene éxito.

    No sé si para las lesbianas como tú la cosa es diferente. Siempre han sido un misterio para mi los criterios por los que son elegidas ls mujeres, más allá de los obvios (o sea, estar buena), que para una lesbiana (con mayor motivo que para un hombre heterosexual) no son tan importantes.

    ResponderEliminar
  9. los criterios por los que son elegidas ls mujeres

    Je. ¿Crees tú que los hombres seleccionan a sus mujeres? Sí, da esa impresión, pero en realidad, un hombre sano simplemente responde a la presión y el interés que recibe por parte de la hembra. Luego, a intereses iguales, ya entran otras valoraciones, como la fidelidad. Pero ahí todo depende de la inteligencia del macho, y de su capacidad de valoración de costes y beneficios. Yo soy bastante conservador, por ejemplo (lo que el resto de los humanos llamáis "fidelidad").

    De todos modos, no me hagas mucho caso, porque soy bastante atípico. No soporto el furbo, no veo la Formula I, no me entusiasma beber cerveza con cuatro tíos tras la jornada de trabajo. Prefiero las amigas a los amigos, toco el piano, escribo e incluso de niño aprendí a tejer a dos agujas. Vamos... lo normal para una negra lesbiana.

    ResponderEliminar
  10. Nada, que me quedaré sin oir una explicación coherente.
    Veo que las lesbianas tenéis la misma poca afición a la franqueza que los hombres heterosexuales.:-)

    Con lo fácil que es entender a las mujeres, y lo raritos que sois vosotros. Qué cruz.

    ResponderEliminar
  11. :) Eres tú la que nos complica, intentando montar algo coherente con datos erróneos. Los hombres somos muy simples: hacemos caso a las hembras que nos hacen caso. Ese es todo el propósito del exhibicionismo masculino. Es muy raro que un tío elija hembra. Sois las mujeres las que hacéis la elección.

    Otra cosa es cuánto dure una relación, pero el criterio de cuál tía está buena o no, pesa poquísimo. Nos gusta alardear de cazadores, pero en el fondo, somos recolectores: comemos lo que encontramos disponible.

    Y créeme o no: personalmente, no hay nada que me ponga tanto como una tía inteligente. Soy fan de la doctora Brennan y de la agente Scully.

    ResponderEliminar
  12. Vale, Freman. Espero que también cantes gospel con sentimiento, como corresponde a tu yo interior.

    ResponderEliminar