27 de junio de 2011

¿ES REDUCIBLE LA CONCIENCIA A LA MATERIA? OTRA RAZÓN EN CONTRA MENOS


UNA EXPLICACIÓN EXTENSIONAL DE LA INTENSIONALIDAD

Uno de los participantes en el debate sobre la entrada anterior de este proyecto de serie adujo el argumento de Quine según el cual los conceptos mentales son intrínsecamente intensionales, y que, por lo tanto, no pueden reducirse a hechos de los que pueda hacerse una descripción puramente extensional ("en tercera persona").
.
Las descripciones "extensionales" tienen la ventaja de ser muy fácilmente domesticables desde el punto de vista lógico. Por ejemplo, si sustituímos en una frase un término por otro que sea sinónimo, o incluso por uno que tenga una extensión mayor (o sea, que represente un conjunto del que sea un subconjunto el conjunto que representa el primer término), la frase seguirá teniendo el mismo valor de verdad que tenía originalmente. Veamos, sea la frase (que supondremos verdadera):
.
"Hay un perro en mi habitación"
.
Probemos a sustituir "perro" con un sinónimo ("can"), o por un concepto más amplio ("mamífero"); entonces las dos frases siguientes son también verdaderas:
.
"Hay un can en mi habitación" / "Hay un mamífero en mi habitación".
.
En cambio, si consideremos la frase siguiente:
.
"Juan cree que hay un perro en mi habitación".
.
Ahora, aunque esta frase sea verdadera, no está garantizado sólo por el significado de los términos que éstas también lo sean:
.
"Juan cree que hay un can en mi habitación" / "Juan cree que hay un mamífero en mi habitación",
.
pues puede suceder que Juan NO SEPA que "can" significa "perro", o no sepa que los perros son mamíferos. La frase "hay un perro en mi habitación" está, en estas últimas oraciones, en un contexto INTENSIONAL.
.
El argumento al que se refería el comentarista viene a decir que una descripción del mundo en términos puramente extesionales (p.ej., una descripción que diera el estado preciso de cada célula en cada momento) no podría servirnos para inferir frases que estuvieran en modo intensional (el argumento es similar al de Hume sobre la falacia naturalista: en vez de decir que no se puede deducir un "debe" -o un "es-normativo"- de un "es" -o de un "es-fáctico"-, lo que diríamos ahora es que no se puede deducir un "es-intensional" a partir de un "es-extensional").
.
Pero el argumento es incorrecto, y está basado, creo, en la suposición injustificada de que "creer" (o "desear", o "saber", o "pensar", u otros verbos "mentalistas") son el caso paradigmático de contextos intensionales. Pues podemos mostrar que el fenómeno de la intensionalidad se puede dar en situaciones (o "mundos") donde no hagamos referencia a nada "mental". Basta con pensar en el caso del verbo "decir" (o aún mejor, "escribir").
.
Imaginémonos un mundo en el que unos bichos de conducta compleja pero sin "mente" (en el sentido de mente consciente) han sido capaces de desarrollar un lenguaje, es decir, pueden DECIR COSAS, mediante un código que permite formar frases. Imaginemos que estos seres "dicen" esas cosas formando cadenas de símbolos visuales en su piel, más o menos como los calamares. En una primera generación de esos bichos, podríamos suponer que se limitan a decir o escribir frases puramente extensionales ("descripciones en tercera persona de hechos no-intensionales"). En una segunda generación, podemos imaginar que los bichos aprenden a hacer descripciones que incluyen el hecho de que otros de sus congéneres están haciendo ciertas descripciones.
.
Pues bien, es obvio que los bichos de esta segunda generación producirían (escribirían, dirían) frases que estarían en contextos intensionales ("el calamar Pepe dice que hay un cachalote cerca de aquí"), pero ello no se debe a la influencia de lo mental (que hemos supuesto que no existe), sino más bien al hecho de que los calamares han aprendido a utilizar el lenguaje para referirse a los propios productos lingüísticos (es decir, han descubierto el metalenguaje).
.
Por lo tanto, el hecho de que los conceptos mentales sean habitualmente intensionales no prueba, pues, que la mente no sea reducible a la materia, pues hemos visto que seres SIN MENTE pueden generar expresiones intensionales.

¿Es reducible la materia a la conciencia? (1)

22 comentarios:

  1. No veo de qué manera la distinción intensional / extensional, incluso suponiéndola bien definida y restringida a lo mental, puede tener ninguna implicación para la cuestión de la entrada.

    ¿Acaso el que en un mundo material no se puede ser ignorante o creer en cosas que no son de este mundo?

    De otra manera: ¿Acaso la descripción en plan extensional del mundo (sea lo que sea eso) no puede incluir el hecho perfectamente extensional de que alguien no sabe que un perro es un mamífero?

    Todo me parece una petición de principio. Y todas estas distinciones me parecen poco útiles.

    ¿Es la descripción del mundo ofrecida por un modelo una descripción intensional o extensional?

    ¿Es extensional? Pero, ¿cómo, si el modelo de la mecánica clásica no sabía que gravedad era equivalente a aceleración?

    ¿Es intensional? Entonces ¿qué carajo es lo extensional? ¿la cosa en sí?

    ResponderEliminar
  2. José Luis:
    la diferencia entre extensional e intensional es nítida, no te preocupes por eso; no es una diferencia "metafísica", sino que se refiere meramente a la influencia que la forma gramatical tiene en la forma como el valor de verdad de un enunciado depende de las propiedades semánticas de las expresiones contenidas en dicho enunciado.

    ResponderEliminar
  3. De momento, esa era la cuestión que menos me preocupaba (¿estás seguro que está demostrado que no se puede esconder por ahí algún barbero de Russell?). ¿Qué me dices de todas las demás?

    ResponderEliminar
  4. Jesús, creo que hay una errata en el párrafo que comienza

    Pero el argumento es incorrecto, y está basado, creo, en la suposición injustificada...

    Me parece que donde dice son el caso paradigmático de contextos extensionales debería decir son el caso paradigmático de contextos intensionales.

    ResponderEliminar
  5. José Luis:
    lo qeu intento motrar es, obviamente, que el hecho de que el mundo sea "material" no impide que exista el fenómeno de la intensionalidad (como una peculiaridad del lenguaje, y que, por lo tanto, no tiene nada especial que ver con la "mente").
    Sobre si la descripción del mundo ofrecida por un modelo es intensional o extensional, pues veamos: un modelo de los "típicos" (es decir, formado meramente por un dominio y un conjunto de relaciones entre elementos del dominio) creo que es típicamente extensional. Ahora bien, nada impide elaborar modelos más amplios, que tengan un subdominio formado por ENTIDADES LINGÜÍSTICAS, que puedan estar a su vez en relación con otras entidades, y en ese caso la descripción el modelo podrá incluir sin problemas enunciados intensionales.
    Vamos, que se trata meramente de introducir modelos que contengan individuos capaces de tener lo que se llama "actitudes proposicionales" (o sea, de relacionarse con enunciados).

    ResponderEliminar
  6. Jesús:

    Me parece encomiable buscar esos modelos. La teoría de los juegos lleva usándolos varias décadas. A Harsanyi le dieron el Nobel por mostrar cómo se pueden analizar:

    http://todoloqueseaverdad.blogspot.com/2009/10/la-teoria-de-los-juegos-la-historia-mas_28.html

    ResponderEliminar
  7. José Luis:
    pues si lo sabes, ¿pa qué preguntas?
    ;)

    ResponderEliminar
  8. Por abogar por los defensores del argumento a partir del caracter intensional de lo mental (aunque no es mi argumento, porque, en efecto, yo comparto que lo intensional afecta a todos los niveles: es más, no creo que haya nada "extensional"), lo que quieren decir no creo que se vea afectado por el contraargumento que presentas. Por supuesto, términos (que tú dices que) no (son) mentales, como "decir" o "escribir" (pero a ver quién es el machote que define uno de esos conceptos sin implicar conceptos de actitudes proposicionales), dan lugar a contextos intensionales. Y, por supuesto, uno puede describir en términos (más o menos) "extensionales" todo eso, aunque haya que cambiar de lugar ciertas cosas. Pero lo importante es que, al hacer eso, se elimina precisamente lo que había que explicar, o sea, que alguien "escribe", "dice", "entiende", "interpreta" algo. Si alguien dice, es que implica otras cosas (un radiocasette no habla). Davidson ha argumentado que un perro, en verdad, no "sabe" que el gato de la vecina ha subido al árbol, porque una creencia está conectada con muchas otras, a las que implica. Y aunque, por supuesto, se puede describir el estado del cerebro del perro, y del gato, y del mundo entero, si se quiere, al final de la operación, seguir entendiendo que el perro entiende (o que yo entiendo) no se pueden eliminar los términos mentales.

    La trampa que usa el reduccionista (inconscientemente, en general) es que, como él sabe a priori lo que son los conceptos mentales, puede correlacionarlos con fenómenos naturales y creer que los está reduciendo o explicando. Pero esto no es así: un neurólogo nunca puede saber qué está sintiendo la persona a la que estudia (ni siquiera aunque esta se lo diga -podría mentirle-); ni siquiera puede saber si tiene conciencia o no es meramente un zombi. En cambio un oncólogo no necesita preguntarle nada al sujeto, ni este tiene ninguna autoridad al respecto.

    ResponderEliminar
  9. Juan Antonio:
    no creo que haya nada "extensional"
    Hombre, tal como se define normalmente, "extensional" es una propiedad gramatical de las frases, como estar en subjuntivo o en futuro. Es como si dijeras que en el fondo no crees que haya frases en pretérito perfecto.
    .
    lo que quieren decir no creo que se vea afectado por el contraargumento que presentas.
    Es muy probable. Lo que pasa es que yo he contestado a lo que dicen, no a lo que quieren decir. Se agradecerá que la próxima vez digan lo que querían decir y no consiguieron decirlo.
    .
    términos (que tú dices que) no (son) mentales, como "decir" o "escribir"
    Digo que no son mentales en el sentido de que ES CONCEBIBLE la existencia de seres que "dicen" o "escriben" cosas PERO NO POSEEN UNA MENTE CONSCIENTE. Naturalmente, la inmensa mayoría de lo que los HUMANOS dicen y escriben, tiene ALGO que ver con lo que piensan.
    .
    a ver quién es el machote que define uno de esos conceptos sin implicar conceptos de actitudes proposicionales
    Yo no digo que se pueda definir "escribir" sin implicar actidudes proposicionales. Lo que digo es que puede haber actitudes proposicionales SIN UNA MENTE que las tenga. Que no hayan EVOLUCIONADO en nuestra biosfera bichos capaces de hacerlo así no significa que no sea POSIBLE que los haya, igual que el hecho de que no hayan evolucionado crustáceos voladores no quiere decir que no sean posibles.
    .
    uno puede describir en términos (más o menos) "extensionales" todo eso
    No: lo que digo no es que lo intensional "pueda describirse en términos extensionales"; lo que digo es que NO ES NECESARIO QUE HAYA UNA MENTE para que haya intensionalidad.
    .
    al hacer eso, se elimina precisamente lo que había que explicar, o sea, que alguien "escribe", "dice", "entiende", "interpreta" algo.
    No, eso no es lo que "hay que explicar". Lo que hay que explicar es POR QUÉ NOS PARECE QUE LO HAY, y por otro lado, SEA LO QUE SEA ESO QUE HAY, DE DÓNDE COÑO HA SALIDO Y CÓMO SE RELACIONA CON SUS PROPIAS MOLÉCULAS.
    .
    un radiocasette no habla
    Pero es que es UN ERROR inferir, del hecho de que LAS MÁQUINA PARLANTES QUE CONOCEMOS no hablan realmente, la conclusión de que SERÍA ABSOLUTAMENTE IMPOSIBLE que evolucionaran algún tipo de seres capaces de una conducta comunicativa TAN COMPLEJA DESDE EL PUNTO DE VISTA INFORMATIVO Y GRAMATICAL como la nuestra, pero que no tuvieran "conciencia" en el sentido de nuestra capacidad de "awareness".
    .
    una creencia está conectada con muchas otras, a las que implica.
    En eso, totalmente de acuerdo. Tal vez el cerebro del perro no dé para tanto. Pero eso no implica que una condición NECESARIA para implementar esas capacidades inferenciales tenga que ser inevitablemente LA CONCIENCIA. Es algo así como decir que sólo pueden volar los animales que tienen plumas.
    .
    sigo

    ResponderEliminar
  10. sigo

    no se pueden eliminar los términos mentales.
    No: lo que (ante unos bichos con capacidades inferenciales suficientemente complejas) "no se puede eliminar" son los términos INTENSIONALES. Lo que intento mostrar es que NO ES NECESARIO QUE ESOS TÉRMINOS INTENSIONALES ESTÉN IMPLEMENTADOS POR ALGO "MENTAL".
    .
    un neurólogo nunca puede saber qué está sintiendo la persona a la que estudia
    Eso es, cuando menos, una predicción arriesgada. No veo ninguna razón que haga IMPOSIBLE el terminar sabiendo lo que uno está pensando, sintiendo, etc., mediante la observación de su cerebro. OTRA CUESTIÓN es la que se refiere a "cómo lo nota la persona que lo siente, EN SUS ASPECTOS CUALITATIVOS" (en el sentido de la otra discusión: es decir, en el sentido de LO QUE PUEDE SER DIFERENTE EN DOS SISTEMAS ISOMÓRFICOS DISTINTOS). Pero, insisto, esa es OTRA cuestión,
    .
    ni siquiera puede saber si tiene conciencia o no es meramente un zombi
    Puestos a eso, TÚ tampoco puedes saber si SÓLO EN ESTE MOMENTO eres consciente, y todo el resto de tu vida, pasada y futura, has sido y serás un zombi. El hecho de que te sea imposible demostrate que ayer NO eras un zombi, ¿significa que no es RAZONABLE para ti hacer la hipótesis de que NO lo eras? Pues lo mismo para el médico con respecto a su paciente: él no puede DEMOSTRAR que su paciente no es un zombi, pero no tiene ninguna razón en contra de la hipótesis de que no lo es (mientras que la hipótesis de la uniformidad de la naturaleza sí que hace razonable que, si yo tengo conciencia GRACIAS a que mi organismo funciona de tal o cual manera -pues cuando deja de funcionar así, pierdo la conciencia-, entonces podemos asumir que los seres cuyo organismo funciona de manera suficientemente parecida a la mía, también tienen conciencia).
    Por otro lado, la posibilidad de los zombis hace más comprensible mi argumento de la entrada: esos eres con conducta lingüística compleja pero sin mente podían ser "zombis", pero no por ello DEJARÍAN DE SER INTENSIONALES las frases intensionales que escribieran.

    ResponderEliminar
  11. Jesús, me parece difícil que tus mentecatos de segunda generación hayan podido aprender la técnica de la cita indirecta, precisamente por mentecatos.

    La técnica de la cita indirecta requiere acomodaciones de los deícticos como Pepe dice que Pedro vendrá mañana (citando el miécoles 3, por ejemplo, Pedro irá el jueves 4). Esas acomodaciones quedarían fuera del alcance de un Alberto mentecato: requieren la capacidad de (re)ligar las expresiones deícticas citadas a un nuevo centro deíctico, que es siempre un "egocentro".

    Lo que genera contextos intensionales y queda embutido en ellos no son los usos metalingüísticos sino las citas indirectas (que, por supuesto, pueden serlo de usos metalingüísticos: Pepe dice que perro no muerde).

    No me parece difícil, sin embargo, que los mentecatos de segunda generación hayan aprendido la técnica de la cita directa, pero la cita directa supone un contexto de intensionalidad diferente, un contexto de "intensionalidad" más bien icónica: lo que en ellos hace inviable la sustitución de expresiones no es la falta de garantías de conservación de la verdad sino la violación de la exigencia iconicidad estricta.

    ResponderEliminar
  12. Nébride:
    siendo yo mismo un mentecato de primera generación, me temo que no entiendo lo que me dices.

    ResponderEliminar
  13. Lo que intentaba decir es que el pequeño Alberto no podrá nunca citar al viejo Pepe, de forma indirecta, si no tiene conciencia de sí mismo.

    Mira como le quedaría la cosa si suponemos que su descripción incluye una descripción de Pepe como Pedro irá a comer el jueves:

    Pepe dice que Pedro irá a comer el jueves.

    Es decir, Alberto nunca podrá ofrecer una descripción de lo dicho por Pepe como

    Pepe dice que Pedro VENDRÁ a comer el jueves.

    Y el caso es que esta es la descripción que también debería poder ofrecer si realmente hubiera aprendido la técnica de la cita indirecta, la descripción que debería sustituir en su cuerpo a la primera si pasase de nadar a la vera de Pepe a nadar a la vera de los anfitriones de Pepe; si no se produjese esa sustitución de descripciones en su cuerpo, no podríamos decir, en rigor, que ha aprendido a hacer descripciones que incluyen las de los otros: solo habría aprendido a hacer descripciones de descripciones en las que no es relevante dónde se encuentra y qué otro calamar lo observa.

    En resumen, no puede desarrollarse un lenguaje que permita "descripciones" indirectas de "descripciones" (del tipo "Pepe dice que [hay un cachalote cerca de aquí]") si no incluye recursos egocéntricos, sensibles a la condición de sujeto del ser replicador.

    En fin, a mí me parece una objeción a la posibilidad de desarrollo pleno, entre mentecatos, de ese lenguaje capaz de contextos intensionales.

    Después de este rollo, espero haber conseguido explicarme algo mejor. Si no, seguramente se debe a que lo que pretendo que es una objeción solo es una mentecatez.

    ResponderEliminar
  14. Por cierto, una descripción directa de otra sería Pepe dice: "Pedro irá a comer el jueves" o Pedro irá a comer el jueves--dice Pepe. Ya supongo que maldita la falta que te hacía que te explicitara esto.

    ResponderEliminar
  15. Nébride:
    es que no hace falta tener "conciencia de uno mismo" para usar deícticos. Lo que hace falta es que el sistema que genera los enunciados siga unas reglas que digan cuándo es correcto usarlos. Ten en cuenta que los enunciados son entidades o procesos físicos como cualquier otra (marcas en papel, p.ej.), así que siempre se puede implementar una regla que diga algo así como que "si el lugar en el que se está poniendo el enunciado es el mismo lugar o está lo suficientemente próximo al lugar del que habla el enunciado, sustituir las coordenadas de ese enunciado por la expresión 'aquí'", y así para cada deíctico ("yo", "ahora", "allí", etc.).
    Por muy mentecato que sea el sistema, eso será capaz de hacerlo sin ningún problema (quiero decir, más problemas aparte de los que la evolución habrá superado para conseguir un sistema que se comunique con otros).

    ResponderEliminar
  16. Creo que te entiendo. Seguramente la raíz de mi pretendida objeción es una lectura demasiado literal de ... unos bichos de conducta compleja pero sin "mente" (en el sentido de mente consciente) [HAN SIDO CAPACES DE DESARROLLAR] un lenguaje..., cuando parece que debía haber interpretado algo como 'en unos mentecatos de conducta compleja SE HA DESARROLLADO la posibilidad de una conducta nueva consistente en seguir la reglas de un lenguaje...'

    ResponderEliminar
  17. Jesús:

    Pero el que exista intensión para referirse a "cosas" que no sean pensamiento no elimina el argumento de que la mente sea irreductible a la extensionalidad.

    Siguiendo tu argumentación, un lenguaje puramente extensional no podría dar cuenta de la mente Y DE OTROS FENÓMENOS NO MENTALES TAMBIÉN como es el caso del lenguaje de los calamares de tu ejemplo. No solucionas el problema, lo agrandas.

    ResponderEliminar
  18. Santiago:
    no entiendo lo que me quieres decir. Lo que dice mi argumento es que la intensionalidad no requiere la mente, y que pueden construirse lenguajes intensionales a partir de sistemas que describimos mediante reglas puramente extensionales (el programa que les hace escribir a los calamares una cierta combinación de colores en vez de otra).
    Por lo tanto, el argumento "hay cosas intensionales, y lo intensional necesita la mente como algo distingo de lo físico, por lo tanto existe la mente como algo distinto de lo físico", no es válido, porque falla la segunda premisa.

    ResponderEliminar
  19. Me explico mejor:

    Tú vienes a decir que la intensionalidad no es algo exclusivo de la mente. Los calamares no tienen estados mentales y, sin embargo, pueden crear expresiones intensionales. Muy bien, original y correcto.

    Pero esto no invalida que la mente sea irreductible al lenguaje extensional. Sólo dice que hay cosas físicas (no mentales) que pueden tener intensionalidad, es decir, que lo mental no es condición necesaria para lo intensional; pero para hablar de lo mental tenemos que seguir recurriendo a lo intensional cuando si queremos mantener el reduccionismo fisicalista necesitamos poder hablar extensionalmente de él.

    De otro modo:

    Antes decíamos: la mente tiene una propiedad especial que nada más posee: intensionalidad. Esta propiedad la hace irreductible al lenguaje fisicalista.

    Ahora no podemos decir eso: tenemos calamares sin mente que generan expresiones intensionales. La intensionalidad no es una propiedad que posea la mente en exclusiva.

    ¿Y qué? El problema sigue allí. Sólo que antes no podíamos hablar extensionalmente de la mente y ahora descubrimos que tampoco podríamos hacerlo de otras cosas. La cosa se pone aún más fea para el fisicalismo.

    ResponderEliminar
  20. Santiago:
    esto no invalida que la mente sea irreductible al lenguaje extensional
    ¡Ah, por supuesto! Mi argumento sólo dice que el argumento basado en la intensionalidad no es válido. Tal vez haya otros que sí lo sean (pero no los conozco).
    .
    para hablar de lo mental tenemos que seguir recurriendo a lo intensional cuando si queremos mantener el reduccionismo fisicalista necesitamos poder hablar extensionalmente de él
    No: lo que muestra mi argumento es que el lenguaje intensional puede ser meramente una FORMA ABREVIADA de un conjunto de acciones de creación-de-mensajes, las cuales puedan ser descritas extensionalmente.
    Es decir, la diferencia intensional-extensional NO ES MÁS QUE LA DIFERENCIA ENTRE LENGUAJE Y METALENGUAJE (o sea, un lenguaje que tenga la posibilidad de describir COSAS-que-consisten-en-productos-lingüísticos). Una vez que ves que los ENUNCIADOS son cosas como otras cualesquiera, ves también que puede haber enunciados que hablen sobre otros enunciados, y entonces tienes intensionalidad A PARTIR DE ENUNCIADOS QUE SON PURAMENTE EXTENSIONALES (pero metalingüísticos).
    .

    ResponderEliminar
  21. Dicho de otro modo: el software que permitiría construir en un ordenador enunciados intensinales PUEDE SER DESCRITO EXTENSIONALMENTE.

    ResponderEliminar