14 de marzo de 2008

LA BELLEZA ESTÁ EN EL OJO DEL QUE MIRA



(Lo he sacado de algún sitio, pero no recuerdo de dónde).
.

10 comentarios:

  1. Joer, un poco cruel la bromita ¿no? parece una persona con algún tipo de deficiencia. ¿Esto tiene gracia?
    Prefiero tu humor cuando es inteligente.

    ResponderEliminar
  2. This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

    ResponderEliminar
  3. aaaayyyy, qué topico jesús, cuando uno cuenta un chiste de esos otro salta diciendo ¡qué mala leche! Pues mira, si no nos reímos de nuestras propias desgracias, ¿qué hacemos?, ¿llorar?

    Yo estuve de voluntario en un centro de terminales de sida durante 6 años, los enfermos eran los que contaban chistes de sidosos, así se referían a ellos mismos, "sidosos". Las palabras tabú las inventan los que no quieren ver la realidad. También trabajé con inmigrantes, solían contar chistes de pateras. Y va en serio.

    Que sean ellos los que hablen.

    (yo también soy feo, más feo que pegarle a un padre con un calcetín "mojao")

    ResponderEliminar
  4. Bueno, está bien, sois feos y estáis muy orgullosos de vuestro sentido del humor al asumir la condición de feos, ¿quién podría objetar nada ante algo así? Pero no creo necesario que para anunciar al mundo vuestro maravilloso sentido del humor haya que mostrar la foto de una persona a la que no conocéis, y a la que quizá no le haga mucha gracia ser utilizada para provocar la risas de los demás.

    P.D. Jesús, ahora resulta que tú también te autoproclamas feo, esto me recuerda a la típica contestación: "pero si yo tengo muchos amigos gays"...

    ResponderEliminar
  5. Anónimo:
    Reconozco que sería mejor saber de quién es la foto, y saber que no le molesta si se entera. Pero creo que ello no es tan importante como para justificar su eliminación (otra cosa sería si me lo pidiera alguien con derecho reconocible a sentirse ofendido por la foto, o sea, el propio sujeto o sus familiares).

    Ocurre lo mismo con la comunicación por internet: creo que la gente tiene todo el derecho del mundo a saber quién se está comunicando con ella (imagínate que te llaman por teléfono pero no te quieren decir quién es); pero ese derecho no es tan importante como para prohibir que la gente establezca una comunicación personal por internet a través de un pseudónimo o un anónimo.

    ResponderEliminar
  6. Jesús:

    Si existiese un censo en la Red de cada uno de los habitantes del planeta con una ficha en la que esas personas diesen permiso o no para utilizar una foto suya con el fin de que otras personas se riesen de ella, y el sujeto de tu foto hubiese accedido a ello, no tendría nada que decir. Lo que sí me parece extraño es que tú ofrezcas la posibilidad a tus lectores de comunicarnos anónimamente en el blog y me reproches que elija esa opción (otra cosa sería que hubiese utilizado el anonimato que me brindas para insultar, desprestigiar, calumniar etc., pero no lo he hecho, ni pienso hacerlo). Solo quiero dejar constancia de que me extraña que una persona integra y de principios como deduzco que eres de la letura de tus escritos, haga mofa publica de un individuo al que ninguno de nosotros conocemos, ni siquiera sabemos si está vivo o muerto, si tiene una vida cómoda o por el contrario su vida es un calvario, si se puede defender o no por sí solo etc. Riámonos de nuestros políticos, famosillos y demás tropa pública, que nos lo ponen a huevo y además se lo ganan a pulso, pero dejemos a las personas anónimas en paz, que bastante dura es la vida para buena parte de ellos.
    Considero que la solución a nuestra discrepancia en este asunto, no pasa por la comparación entre dos derechos de muy diferente naturaleza.

    Cordialmente,

    ResponderEliminar
  7. Querido Anónimo:
    El punto en discusión es que yo no considero que la entrada constituya una burla de la persona de la foto; acepto que puede interpretarse así, pero también puede interpretarse (como hago yo) simplemente como un "juego de palabras ilustrado" para mostrar lo absurdo de un dicho popular.

    Para cualquier cosa que uno escriba o publique, existirá al menos una interpretación que le parecerá ofensiva a alguien (en el caso de los chistes sobre la religión, o sobre ANV, sin duda). Pero me resisto a ceder a los intentos de convertir en sistemática la censura previa y de someternos a la dictadura de lo "políticamente correcto".

    Con respecto al anonimato, por una parte, debido a mi ignorancia superior en informática, no sé cómo se impide que se manden mensajes anónimos en blogger. Pero, por otra parte, ya que se puede usar un pseudónimo cuya identidad no se puede conocer, ¿qué más da?
    De todas formas, el ejemplo no lo ponía como crítica, sino como algo que toleramos pese a que en otros contextos nos parece una grosería (categoría en la cual se podría incluir mi chiste, en el peor de los casos, así que no creo que se trate de "dos derechos de distinta naturaleza").

    Pero, en fin, para que se vea que no soy un racionalista dogmático empeñado en defender sus opiniones a toda costa, me aplico la autocensura preventiva, y cambio la imagen para que no exista posibilidad de identificar al sujeto.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. también puede interpretarse (como hago yo) simplemente como un "juego de palabras ilustrado" para mostrar lo absurdo de un dicho popular.

    No es sólo un dicho popular, es una máxima de Hume. Del amigo Hume, patrón de todos los positivistas.

    ResponderEliminar
  9. Lo absurdo es la metáfora entendida LITERALMENTE. Evidentemente, no es en el OJO, donde está la belleza.

    ResponderEliminar
  10. No, claro. El ojo es sinécdoque del sujeto. Luego ¿es la belleza totalmente subjetiva?

    ResponderEliminar