6 de marzo de 2008

PÚBLICO Y MANIFIESTO

He aquí un ejemplo de argumentación falaz, retórica en el mal sentido de la palabra. De esas cosas que destruyen en una línea la credibilidad duramente acumulada en cientos de páginas.
.
Dice hoy el diario Público:
.
"El público tiende a identificarse con el débil, con el perdedor. Quizá eso sirva para explicar que, tras la clara victoria de José Luis Rodríguez Zapatero en el segundo debate electoral, el Partido
Popular ha conseguido recortar distancias en intención de voto hasta situarse a un escaso 2,5%."
.
¿En qué quedamos, entonces? ¿Rajoy sube porque baja? ¿Zapatero baja porque sube?
.
.
.
Los debates sirven para poquísimo... ¡pero anda que los "sondeos"! En general, más que un sondeo, parece una colonoscopia.
.
.
.

/\/\

1 comentario:

  1. Cachondeos de los sondeos:

    Tú sabes que los periódicos en España tienen unos amores y unos odios bien definidos.

    Así que fiarse de sus sondeos es como dejar que en tribunal para las cátedras esté compuesto por el catedrático y su secretaria.

    Casi con seguridad podríamos saber el resultado de unas oposiciones así. Y sabemos que los sondeos van a estar "cocinados". Imagina ya las "explicaciones" de que hemos subido en porcentaje pero bajado en escaños y todas esas teologías del escrutinio.

    ResponderEliminar