22 de marzo de 2008

PENITENCIA

Quiero y debo pediros disculpas. En esta noche de Viernes Santo, me he visto forzado a hacer lo que me resistía a llevar a cabo desde que inicié el blog: introducir el molesto cilicio de la verificación anti-Turing al enviarme comentarios. Lo siento mucho. Me molaba mucho lo de dejar llegar comentarios a pelo, pero la llegada de muy molestos comentarios spam-módicos (bueno, de módicos nada) me ha abierto los ojos para cerrar, bueno, sólo entornar, otras aberturas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario