9 de febrero de 2008

¡¡¡NO FUIMOS LOS EUROPEOS!!!

La pérfida teoría de la conspiración indigenista ha perdido una batalla más. Se acaba de demostrar que no todos los males malísimos que sufrieron los pobres nativos de América fueron llevados por los europeos. El New York Times publica hoy la noticia de que el análisis de ADN de los piojos momificados encontrados aún en los pelos de momias preincaicas coincide con los marcadores genéticos de los piojos pata negra del Antiguo Continente. O sea, que en contra de todos sus lamentos y protestas, ¡fueron los propios indios los que llevaron a cuestas sus piojos cuando llegaron a América desde Asia!
.
¡Me siento con una responsabilidad enorme quitada de mi chepa!

3 comentarios:

  1. Como te pasas, jajaja

    ah, gracias por los consejos, parece interesante, le echaré un vistazo a la web para informarme más detalladamente.

    Un saludo,

    Jordi

    ResponderEliminar
  2. ¿Soy el único que cuando eschucha piojo se rasca la cabeza?

    ¡Dios, qué picor!

    ResponderEliminar
  3. Bueno, y además Europa recibió, además de la inflación producida por el oro americano, el tifus y la sífilis.

    Glups.

    ResponderEliminar