1 de febrero de 2008

YO NO TENGO A NADIE QUE ME QUIERA A MÍ

2 comentarios:

  1. Como he escrito en la sección de participación de ABC.es considero que (Comunicado filosófico):

    Humildemente creo que los señores obispos deberían de fundir el oro de sus crucifijos y socorrer a los pobres y desamparados, como habría hecho Jesucristo su Señor.

    Jordi Casado Sobrepere

    ResponderEliminar
  2. Jajaja...
    La magia del fotomontaje a la antigua usanza, cuántos buenos momentos...
    Es que estos positivistas....no se, con un look más agresivo y juvenil se comerían el mercado hoy copado por el combo-star del rosario llegado directamente de los suburbios del Vaticano...

    ResponderEliminar