5 de febrero de 2009

CÁTEDRA PEDRO JOTA DE TEOLOGÍA

Sobre el artículo "Dios probablemente existe", de Juan Antonio Herrero Brasas.


De un Jota Pedro a un Pedro Jota: parece que el diario El Mundo ha tomado partido en la polémica levantada por la campaña del bus ateo. De momento, ha sacado una "Tribuna" en el número de ayer, publicitando algunos de los argumentos más simplones y populistas en defensa de una "creación inteligente" del universo y de la vida. Los argumentos sorprenden viniendo de un autor con pedigrí de progre, como Juan Antonio Herrero Brasas (profesor de ética en Northridge, California), lo que, por otro lado, demuestra que el ser de izquierdas no inmuniza, ni mucho menos, contra el virus de la religión. No sé de las creencias del autor en su juventud, pero el hecho de que el artículo comience hablando sobre la "conversión" a la fe del anciano y otrora gran ateo Anthony Flew sea un reconocimiento inconsciente del hecho biológico de que la proximidad al final de la vida hace más atrayente la oscuridad lumínica e intelectual de las capillas y mausoleos..
El artículo en cuestión, de todos modos, tiene poca chicha argumentativa, en parte por la estrategia demagógica (muy evangélica, por cierto) de ponerse en el lugar del que "no es un intelectual de élite" (Dios nos guarde de los intelectuales "de élite", dicho entre nosotros; a mí lo que me gustaría es que cada cual se esforzara por ser un poco más "intelectual"). La cuestión es si este movimiento de monseñor Pedro Jota quedará ahí, o habrá posibilidad de contestar para el otro bando autobusero, o si más bien el director de El Mundo habrá pensado en esa profunda máxima filosófica de que, "para ser conductor de primera, acelera, acelera" (o, "al enemigo, ni agua"). Veremos.
.
Y ahora, varios comentarios sobre el artículo de Juan A. Herrero Brasas:
.
- La religión PRETENDE tratar sobre “verdades últimas”, o dicho de otra manera, platea PREGUNTAS para las que, si hubiera una respuesta, ésta sería una “verdad última”; pero no hay ABSOLUTAMENTE ninguna razón para pensar que las RESPUESTAS que da la religión a esa cuestión sean ni siquiera aproximadas a las verdaderas respuestas (si es que las hay… no todas las preguntas tienen respuesta -p.ej., ¿cuál es el mayor número primo?). Lo más que podemos decir es, por tanto, que las religiones han INVENTADO algunas respuestas a esas “preguntas últimas”. Pero, tras cincuenta mil años de religiones, aún estamos esperando que nos proporcionen algún método para ESTIMAR si esas respuestas tienen algo que ver con la verdad sobre el tema, o si andan tan desencaminadas con respecto a la auténtica verdad como la cosmología babilónica lo estaba con respecto a la astronomía actual.
.
- Los mejores teólogos (p.ej., Agustín de Hipona, Tomás de Aquino) ya mostraron que la cuestión de si el universo tiene una CAUSA es diferente de la cuestión de si tiene un COMIENZO en el tiempo. Por lo tanto, que el universo haya empezado a existir en un momento determinado (cosa que tampoco sabemos EN ABSOLUTO: lo que sabemos es que hace 13.500 millones de años todo estaba mucho más junto que ahora; no tenemos NI IDEA de qué pasaba antes, ni de si hubo un "antes") es IRRELEVANTE para la cuestión de si el mundo ha sido creado o no: puede que el mundo sea eterno y haya sido creado, que tenga un comienzo y haya sido creado, que tenga un comienzo y no haya sido creado, y que sea eterno y no haya sido creado. Cuando Bertrand Russell (ese "mal ejemplo de filosofía" donde los haya -¿?-) se preguntaba que quién o qué ha creado al creador del universo, no necesitaba preguntarse CUÁNDO, sino cuál es la causa de que el creador exista; si el creador no necesita tal causa, ¿por qué el universo la va a necesitar?
.
- En mi opinión, el problema que subyace a todo esto es que no tenemos NI IDEA de qué queremos decir con "causa": afirmamos que X es causa de Y cuando vemos que Y se sigue regularmente de X; los filósofos empiristas de la Ilustración ya aclararon suficientemente que no podemos aplicar "con fundamento" (que diría Arguiñano) el concepto de causa en situaciones en las que no tenemos constancia empírica de X, de Y, y del hecho de que van unidos por una conexión regular. Así que, cuando preguntamos por la "causa" del universo, no sabemos QUÉ estamos preguntando, pues lo único que podemos averiguar son las LEYES (o "regularidades") que obedecen las entidades del universo; no hay ningún SENTIDO en el que podamos averiguar (ni siquiera saber qué es lo que estamos intentando averiguar) al preguntar "¿por qué las leyes del universo son las que son?" . Las únicas respuestas posibles consisten en DEDUCIR MATEMÁTICAMENTE esas leyes a partir de otras -que tengamos razones empíricas independientes para pensar que son correctas-; pero entonces, por definición, no podemos preguntar con sentido: "si ya hubiéramos descubierto TODAS las leyes físicas del universo, ¿cómo buscaríamos OTRA LEY que las explicara?". Otra forma de expresar lo vano de este propósito es darse cuenta de que sólo podemos saber CÓMO son las cosas, no POR QUÉ: una aparente respuesta a un "por qué" no es más que la descripción de un cómo. La ingenua pregunta "por qué" es aplicable sólo al mundo de la vida cotidiana, no al conocimiento de la naturaleza. Esa es la auténtica razón por la que la existencia del universo y de sus leyes "siempre será un misterio": es un misterio porque es una pregunta SIN respuesta, no porque la respuesta sea "misteriosa", y además, accesible a través de una conexión espiritual con el más allá, o algo así.
.
- Quien afirma la “imposibilidad” de entender el origen del universo sin postular un creador, está hablando tal vez de su propia “incapacidad”, de su falta de imaginación, pero es algo que muchas personas pueden “entender” sin el más mínimo problema. Es como si decimos que tiene que haber un número primo que sea el más alto, y damos como argumento nuestra “imposibilidad” de pensar un conjunto infinito. De hecho, postular que el universo ha sido creado como resultado de la INTENCIÓN de un ser, supone olvidar que, POR LO QUE SABEMOS, “intenciones” es algo que sólo pueden tener determinada clase de seres vivos: una estalactita o una bacteria no tienen intenciones, ni un abeto, ni posiblemente un mejillón… hace falta, como mínimo, un cerebro que produzca DESEOS. Los deseos son un FENÓMENO BIOLÓGICO, tan biológico como la digestión o como la fotosíntesis, y es absurdo atribuir a un ser “trasdencente al universo”, y que, por lo tanto, ni siquiera es material, las características de un ANIMAL. Decir que el universo es resultado final de un DESEO es tan ridículo como decir que es el resultado final de una DIGESTIÓN.
.
- La misma FALACIA se observa en la sorprendente afirmación de que "si no hay Dios, nos encontramos con que el Universo -en última instancia una roca inmensa- ha decidido existir y ha dado lugar a su propia existencia" (cursivas mías). Me temo que Juan Herrero está preso aún en la trampa animista de considerar que las "causas últimas" deben tener la naturaleza de... ¡¡¡nada más y nada menos que una DECISIÓN!!! Hace falta ser, al menos, un BICHO para poder tomar decisiones: porque, como he dicho, hace falta tener deseos, además de alguna capacidad de razonamiento, y sólo un cerebro muy desarrollado puede hacer eso. Además, lo de que el universo es un pedrusco enorme es un hallazgo metafórico fundamental. No sé qué tendrá el autor del artículo contra las piedras, que al fin y al cabo están constituídas por elementos interesantísimos, como los quarks, electrones, etc., que si no son algo, es "pasivos", sino más bien "espontáneos": ¡hasta tienen la capacidad de aparecer y desaparecer aleatoriamente! (según una determinada ley de probabilidades).
.
- No hay ABSOLUTAMENTE ningún motivo para pensar que la relación entre cerebro y pensamiento sea una de esas “cuestiones últimas”. De hecho, cada vez se conocen más DETALLES sobre la forma en que las conexiones neuronales (o su falta o mal funcionamiento) afectan a los procesos psicológicos. Esta es, sencillamente, una cuestión científica PARTICULARMENTE DIFÍCIL, pero tampoco se pensaba hace doscientos años que la ciencia podría enviar un hombre al espacio. Por otro lado, puestos a explicarle las cosas al que no es un "intelectual de élite", la afirmación de que "si dios existe, la relación entre cerebro y alma/pensamiento representaría el internet final" no deja de ser la típica metáfora biensonante que, en el fondo, todos ignoramos lo que significa ni a cuento de qué viene.
.
- Por último, se agradecería que el autor del artículo hubiera ejemplificado las “afirmaciones disparatadas” del libro de Dawkins. Yo me lo he leído y no he encontrado ninguna. Al menos, ninguna tan disparatada como muchas de las que leo en lo que escriben los defensores de las religiones.
.


Más sobre ateísmo y el bus ateo:

.Seguramente, no hay vida después de la muerte.

.Dignidad de la fe, dignidad del ateísmo.

.Llega el autobús ateo, cargado de odio.

. La cruzada de las librerías.

. Algo tiene que haber (¿o no?). Comentario de El espejismo de Dios.

.¿Es Dawkins creacionista?

.

10 comentarios:

  1. >>Pero, tras cincuenta mil años de >>religiones, aún estamos esperando >>que nos proporcionen algún método >>para ESTIMAR si esas respuestas

    Siempre me sorprende cuando un creyente dice que tras mas de doscientos años de "ciencia" aun esta no ha podido dar las respuestas a las preguntas fundamentales del universo.

    Me parece que están admitiendo que las religiones TAMPOCO han dado respuestas satisfactorias ya que si uno TIENE una respuesta que considera válida para que va a buscarla en otro ámbito?, o a lo sumo deberían decir que aun no logran que la "ciencia" corrobore las mismas respuestas que la religión.

    Kewois

    ResponderEliminar
  2. Quizá la clave sea esa: Es imposible para un creyente imaginarse un universo sin la decisión de un "bicho" que tome la decisión de crearlo. Considero que los razonamientos que defienden el creacionismo o el diseño inteligente están encorsetados por dos axiomas que, desde el punto de vista físico, no son tales, como son la eternidad del tiempo y la obligatoriedad de que alguien tuviera que dar la orden de "empezar" el invento.
    Saludos.

    PD.- Si cualquier "progre" o "intelectual" razona A, Pedro Jeta siempre sacará de sus tripas B.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo en la crítica a un texto de Pedro Jota, a ratos débil, y a ratos algo condescendiente pero no comulgo con todas tus ideas pues, digamos, que creo que llevas los contrargumentos demasiado lejos.

    Pero seré breve, sólo haré dos apuntes al menos.

    Dices:
    la existencia del universo y de sus leyes "siempre será un misterio": es un misterio porque es una pregunta SIN respuesta

    Un misterio que se cifra en que el determinismo, la causalidad, es nomás que un esquema cognitiva innato que nos naturaliza la realidad pero que al no poder extenderse in totum a toda ella demuestra que esta es algo más -si bien es cierto que ese algo más no tiene por qué tener barba y rayos pero ese es otro tema- que esta es sobrenatural.

    Decir que el universo es resultado final de un DESEO es tan ridículo como decir que es el resultado final de una DIGESTIÓN

    ¿?
    Esto ya es pasarse de frenada, es como afimar que el decir que el amanacer es "la aurora de de rosados dedos" es tan absurdo como el decir que "es un pie descalzo" como, al fin y al cabo, todo forma parte del cuerpo...

    ResponderEliminar
  4. "Un misterio que se cifra en que el determinismo, la causalidad, es nomás que un esquema cognitiva innato que nos naturaliza la realidad pero que al no poder extenderse in totum a toda ella demuestra que esta es algo más -si bien es cierto que ese algo más no tiene por qué tener barba y rayos pero ese es otro tema- que esta es sobrenatural."

    Has sido víctima de tu propio "esquema cognitivo innato" atribuyendo causalidad donde no la hay. De que el determinismo y la causalidad no pueda extenderse 'in totum' a la naturaleza no sigue que esta sea sobrenatural.

    Además cabría puntualizar mucho sobre esa afirmación: determinismo y causalidad NO son lo mismo. Igual que aleatoriedad no ímplica no determinismo, y que no exista causalidad en algunos ámbitos de la realidad es algo cuestionable, de hecho es muy probable que sea un problema de observación. Es decir, no hay nada definitivo en ese dilema así que hay que cogerlo con pinzas.

    Respecto a lo segundo, ya lo dice la Biblia "Y Dios creo al hombre a su imagen y semejanza". Existe una paradoja innegable entre la atribución de cualidades que requieren de 'finitud' a un ente infinito e immaterial. Pero bueno todo el concepto de Dios en sí es así de abstracto e incomprensible. por eso es una cuestión de fe.

    ResponderEliminar
  5. Respecto a lo primero.

    Un universo cuyos hechos son describibles mediante leyes es un universo natural. Que su inicio no pueda ser descrito mediante leyes niega la mayor, ¿no?, por lo tanto tal universo no es únicamente, no es circunscribible únicamente a un corpus de leyes naturales.

    Por lo demás determinismo y causalidad sí es lo mismo. Lo que no lo es lo mismo es causalidad fuerte, tipo demonio de Laplace, con determinismo porque puede existir un fenómeno "aleatorio" como los descritos por el caos son deterministas y por ende causales. Te invito a que me des un ejemplo de determinismo no causal.

    Creo que no me has entendido. No sólo no hay non sequitur sino que a mi ver, es puramente tautológico lo que digo.

    Respecto a lo segundo. ¿A mi que me importa lo que diga la Biblia? Lo que yo quiero decir está bien claro. La comparación es absurda y obvia el carácter no siempre semánticamente preciso del lenguaje.

    ResponderEliminar
  6. Te responderé a lo primero con más calma ya que ahora me tengo que marchar (es probable que haya confusión, no sé, deja que me aclare jeje).

    Respecto a lo segundo: "Decir que el universo es resultado final de un DESEO es tan ridículo como decir que es el resultado final de una DIGESTIÓN"

    Lo que quiere decir Jesús (si lo he entendido bien), es que el DESEO es una cuestión biológica (y por extensión, física) por lo tanto se puede comparar perfectamente con una digestión. La referencia a la Biblia venía a cuento de que, los seres humanos imaginamos (los que lo hacen) a Dios con una serie de propiedades (algunas de ellas sólo), iguales a las humanas. Una de ellas es la voluntad, fruto del deseo, la voluntad creadora.

    Sin embargo hay una paradoja respectoa ese tema, lo que dije en el post anterior.

    ResponderEliminar
  7. los seres humanos imaginamos (los que lo hacen) a Dios con una serie de propiedades (algunas de ellas sólo), iguales a las humanas.

    Sí, al igual que al no poder explicar la belleza del amanecer se use la metáfora de los dedos rosados que no pretende postular características fisiológicas comunes entre un amanecer y un hombre sino dar cuenta de una forma poética lo que de otro modo sería inefable.

    Por eso lo parádojico y por eso la irrelevancia de la comparación pues las metáforas no son exactas, correcto, pero no por ello son arbitrarias. Hay arbitrariedades y arbitrariedades

    ResponderEliminar
  8. Un creyente, no tiene mas discernimiento que un borracho, ambos están intoxicados, con la ventaja que la borrachera, se pasa.
    ¿Discutes con borrachos?
    Con el diseño inteligente pasa lo mismo. EL diseñador era un cabr0naz0, pues se dejó el cáncer sin resolver y ¿quién sabe? Tal vez algún día, demos, torpes de nosotros con la solución.
    ¡Salud y buenos alimentos!

    ResponderEliminar
  9. Héctor:

    Un misterio que se cifra en que el determinismo, la causalidad, es nomás que un esquema cognitiva innato que nos naturaliza la realidad pero que al no poder extenderse in totum a toda ella demuestra que esta es algo más -si bien es cierto que ese algo más no tiene por qué tener barba y rayos pero ese es otro tema- que esta es sobrenatural.

    Como no me lo escribas más claro, me temo que mi inteligencia no lo captará.

    Con respecto a lo de la digestión, etc., por supuesto admito que se utilicen conceptos biológicos para hablar sobre el universo siempre que seamos conscientes de que es una METÁFORA (como lo de los dedos de la aurora). Pero yo critico a los que lo entienden LITERALMENTE, no metafóricamente.

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué buena viñeta! Ja,ja,ja. ¿la ponemos en los buses? Si Dios solo hubiese creado a los que pensáis con el culo, así pudiera haber sido la creación. Y ahora no os pongáis estrechitos y me salgáis con lo del respeto. Me limito a disfrutar de la vida, sin preocupaciones, salaos que sois unos salaos.
    Besotes.

    ResponderEliminar