20 de octubre de 2010

EL INTERMEDIO: ¿EL PRINCIPIO DEL FIN?


Algo se mueve en el zetapismo, con la remodelación del gobierno de hoy. O no se mueve, y se trata sólo de una operación de consolidación del cimentaje. O es, visto desde un futuro hipotético, una mera señal del principio del fin (y el comienzo del rubalca-ni-balismo). Si fuere aquesta última opción, no habría sido poco síntoma previsorio el comienzo de la nueva temporada del Intermedio (otrora mi programa favorito... y no sé si todavía, porque ya veo tan poco la televisión que no creo que haya algo así como "mi" programa... bueno, sí, los partidos de fútbol del Madrid y de la selección). Comienzo en mi opinión nefasto por la incorporación del vergonzante periodista "Gonzo" (Fernando González), a quien ya conocimos haciendo lo mismito en Caiga Quien Caiga: intentar dejar en ridículo a gente de la que se sabe de antemano que no tiene la menor gana de responder a lo que el "periodista" le está preguntando.
.
No es que me parezca mal el formular preguntas como ésas: el periodista debe acorralar dialécticamente al entrevistado (cosa demasiado poco frecuente, por lo demás, en este país -¿o planeta?- de corralitos mediáticos), pero no creo que deba convertir en espectáculo añadido la vergüenza y el ridículo de este último, ni excitar sus bajas pasiones (para ver si, con suerte, le propina un mamporro al entrevistador, lo cual aumentaría notablemente el rating tvazofial del sketch). Es cierto que la degeneración ya comenzó antes: el papel de Gonzo lo hacía la temporada pasada Tania Llasera, pero sin regodearse tanto en el bochorno ajeno, y con mucha menor orientación política.
.
En fin, que el Intermedio está empezando a cruzar la línea que separaba su parcela de humor inteligente, del basto territorio de la telebasura.
.
Más:
.

11 comentarios:

  1. Pues a mí no me parece mal: me parece necesario. Igual que el Follonero con Salvados o la periodista esta de los Desayunos de TVE. Por fin gente que se atreve a hacer esas preguntas incómodas sin importarle lo políticamente correcto. Y qué quieres que te diga... A gentuza como Fabra y similares, a los que se les debería caer la cara de vergüenza, me parece estupendo que pasen un mal rato por culpa del Gonzo de turno o el Follonero de turno.

    ResponderEliminar
  2. El comentario anterior era yo, que no me había salido el formulario para poner mi nombre...

    ResponderEliminar
  3. Iñaki:
    si a mí no me parece mal que se hagan esas preguntas, pero, o bien con gracia (como el Follonero), o bien con educación (como Ana Pastor). Pero Gonzo no tiene ni lo uno ni lo otro.

    ResponderEliminar
  4. Está visto que cuando me meto con algún rojo, no hay casi debate.

    ResponderEliminar
  5. Es que a Wyoming, independientemente del lado al que cargue, no le veo la gracia. Entonces el post me parece como uno de esos posts que hay en blogs friquis de por ahí, alabando el enésimo diálogo de la decimoquinta peli de Woody Allen, o el trigesimosegundo discurso de Gandalf a los Filipenses. Es decir, una fricada.

    Pero tienes todo tu derecho, claro.

    (no están mal las ubres de la Llasera, por cierto)

    ResponderEliminar
  6. Querido Jesús,

    Si el Intermedio hace humor inteligente, yo asumo mi discapacidad psíquica.

    ResponderEliminar
  7. (si existe vida inteligente en alpha ceti, entonces los elefantes son paquidermos)
    (lo primero, nadie lo sabe, de momento; lo segundo, es una certeza)

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. ¿Humor inteligente en el intermedio?

    Ni le veo la gracia al Wyoming ni la inteligencia. Un sectario mediocre y poco más.

    ResponderEliminar
  10. Jesús:

    Jesús:

    El problema es que el humor del programa es siempre a costa de alguien. Cero a la izquierda: licencia para acosar. Me alegro de que les des su ración de crítica.

    Y para hacer programas basura que hagan que se forre más el empresario que dice que es comunista. En China estaría muy a gusto.

    ResponderEliminar