19 de mayo de 2011

A LA PUERTA DEL SOL QUE MÁS CALIENTA


No he pasado estos días por la Puerta del Sol. Pueden contarse con los dedos de una pezuña las veces que en mi vida he acudido a una manifestación, sea en apoyo o en repulsa de lo que sea. Ni estuve en las concentraciones contra el atentado del 11-M, ni contra la guerra de Irak, ni en defensa de la familia de toda la vida, ni contra ETA, ni contra Bolonia, ni en mítines, ni en asambleas, ni en sentadas, ni en el entierro de Tierno Galván. Tampoco voy a fiestas populares, espectáculos de masas, encierros (ni taurinos ni los otros), botellones, o cualquier otro tipo de concentraciones en los que se pretende algo así como una comunión de sentimientos y voluntades. Debo de ser un poco autista, o tal vez meramente huraño. En parte también influye mi natural vagancia. Y mi individualismo. Eso sí, pienso que en esto soy como el noventa por ciento de la población, que tampoco suele ir a manifestaciones, mítines y demás, o como el setenta por ciento, que tampoco van a verbenas ni a procesiones.
.
Pero, por supuesto, igual que pienso que quien participa en este tipo de "demostraciones" (como dicen los ingleses) no tienen derecho (ni creo que lo reclamen) a plantear las cosas en términos de "el que no está aquí está en contra de quienes estamos aquí", también valoro inmensamente el derecho de las personas a manifestarse, concentrarse, protestar y exigir. Y por lo tanto deploraré cualquier intento por parte del establishment político de restringir ese derecho, aunque sea con la burda excusa de que se interfiere en la campaña electoral (yo, ingenuamente suponía que la legislación electoral estar dirigida al control de las actividades de los partidos, no a la restricción de las libertades de los ciudadanos). Y del mismo modo he de confesar mi simpatía hacia los motivos y muchas de las reclamaciones de los miles de cabreados que han decidido salir a la calle para manifestar su indignación. Y no en menor medida, mi alegría por cuanto este movimiento pueda suponer de bofetada en la jeta de la "clase política", para que sean conscientes de que su repugnante palabrería (la cual, pese a ser crónica, se agudiza en los periodos electorales) es un insulto a la inteligencia de la gente, y de que su conducta como guardianes de la partitocracia y de sus cuotas de poder es una verguenza para los propios valores que presumen defender. Así que, si alguien anda leyendo el Otto Neurath por esas manifestaciones (lo que ya sería raro), vayan desde aquí mis saludos y mis buenos deseos.
.
Esto no quiere decir, naturalmente, que esté de acuerdo con todas y cada una de las reclamaciones de los manifestantes (que cada uno tendrá las suyas, además, aunque el mecanismo de la gregarización asamblearia tiende a aplanar las diferencias para que terminen cabiendo por el embudo de quienes han nacido con mejor labia y con más don de gentes), y de que no tenga mis sospechas de que, llegados a la tesitura de tener que concebir e implementar medidas concretas para intentar lograr sus objetivos, no se acabe cayendo una vez más en la realpolitik, o todavía peor, en un ingenuo idealismo que se ciegue ante las verosímiles consecuencias catastróficas que podrían tener algunas de esas medidas. Tampoco me gusta la asociación de las manifestaciones con una parte del "movimiento anónimo" con sus horrendas y estúpidas caretas (¡qué carajo: seamos valientes y demos la cara, igual que yo estoy firmando esto con mi nombre y apellidos!), aunque esto es más una cuestión estética que de principio.
.

Y hasta hace un par de días, también consideraba, como muchos otros, que este movimiento era una especie de suicidio electoral de la izquierda, pues muy escasos serán los posibles votantes del PP que se asocien con el movimiento (este del 15-M, no el otro con mayúscula, que parece que quiere seguir vivo en muchos barrios). Pero en las últimas horas este argumento me parece cada vez menos convincente, pues tal vez lo que necesitemos en la izquierda sea, efectivamente, un suicidio, o al menos una metamorfosis, y un buen batacazo el próximo domingo, y en las próximas elecciones generales, proporcionaría un caldo de cultivo excelente para que, de cara al medio plazo, los movimientos de izquierda (incluyendo hasta los liberal-progresistas con los que más puede simpatizar un servidor) empiecen una verdadera transformación que pueda dar sus frutos unos cuantos años después.
.
Será una travesía del desierto, ciertamente, a la sombra, además, de un gobierno desmelenado de los del PP, casi seguro triunfador de las próximas generales, y que, inmune a cualesquiera atribuciones de responsabilidad por la mala situación económica (toda la culpa es de Zapatero, ya se sabe), se olvidará de tijeras y las sustituirá por la sierra mecánica, "no teniendo más remedio que aplicar medidas mucho más dolorosas de lo que imaginábamos, porque las cuentas públicas nos las hemos encontrado muchísimo peor de lo que decían los socialistas, que ya era malo". La política de comunicación que seguirá el gobierno del PP nos la podemos imaginar también (basta con extrapolar Telemadrid o Intereconomía a todos los medios convencionales), con Prisa y Mediapró hundidos hasta el cuello en sus deudas, así que no nos enteraremos por la tele, la radio o los periódicos de lo mal que va todo; aunque, por fortuna, es previsible que internet pueda seguir creciendo en su influencia como medio de información y de interconexión social (salvo que los cerebros del PP inventen algo que pudiera dejar como una mera aprendiz a la ley Sinde). Pero a pesar de la situación, y en parte por su gravedad, sería el momento idóneo para probar a una reconstrucción social, moral, institucional, y sobre todo intelectual, de la izquierda.
.
Sería fantástico que, vistas las cosas desde dentro de treinta años, Europa y el mundo le pudieran agradecer al menos eso a la España de los tristes años diez. Yo seguiré sin poner mis insociables pies en manifestaciones, pero confío en contribuir a la creación y discusión de ideas, que buena falta hace.
.
.
Más:
.


.

34 comentarios:

  1. Primero, me alegro de que veas con buenos ojos las concentraciones, aunque algunas de las propuestas vayan en contra (casi de forma radical) de tu ideario socio-económico.

    Sobre las propuestas, bueno, parece que tienen una ideología concreta en contra del "pragmatismo" reinante en lo económico. No deberíamos ser los ciudadanos quienes paguemos los excesos del sistema, etc. El problema es la realidad, como siempre. Pero eso es para otro día, no nos confundamos. Hoy, hay que dejar claro que lo que hay no es suficiente. Hay que exigir más a los políticos y a la sociedad en general. Me parece un poco injusto pedirle a un movimiento ciudadano y espontáneo, medidas concretísimas para sacar al país de la situación donde está. Nadie pretende tomar el gobierno mañana.

    Sobre el anonimato, yo lo practico en Internet desde hace muchos años y no entiendo la posición de superioridad moral que ejercéis aquellos que no lo hacéis. En mi opinión, lo importante son las ideas y compartirlas, no el nombre de quien lo haga. Ahí está la gracia del anonimato, en forzar esa situación. Lo que digo es lo que soy. Punto.

    ResponderEliminar
  2. Eulez:
    sobre las propuestas, no les pido que las tengan muy detalladas; con las que he visto me basta para hacerme una idea. Pero me limito a expresar mi creencia de que, CUANDO el movimiento tenga propuestas concretas, tal vez no esté muy de acuerdo con ellas.
    .
    Sobre el anonimato, admito que es cuestión de gustos. Simplemente expreso mi gusto totalmente personal y subjetivo. Por otro lado, una cosa es el usar un seudónimo (ya sea para escribir novelas o blogs), lo que me parece muy loable, y otra cosa es el no dar la cara en una protesta (salvo, obviamente, cuando hay posibilidades claras de represión, que me parece que no es el caso con las manifestaciones contra la ley Sinde y demás). Pero, insisto, es cuestión de gustos.

    ResponderEliminar
  3. "Yo seguiré sin poner mis insociables pies en manifestaciones, pero confío en contribuir a la creación y discusión de ideas, que buena falta hace."

    Y se te da muy bien, pero proponer ideas no es lo único ni lo más importante que se puede hacer a nivel individual. No sé si alguna vez has escuchado a Joan Antoni Melé, de Triodos Bank. Merece la pena (aunque discrepo en algunos puntos):
    http://www.youtube.com/watch?v=UK3hC1xxHQM

    ResponderEliminar
  4. A mi la propuesta de Democracia Real no me convence, ya que me considero republicano.

    ResponderEliminar
  5. Pues a los botellones sí debería ir usted, don Jesús, merecen mucho la pena. Conoce uno titis, bebe, fuma porros... ¿que más se puede pedir?

    ResponderEliminar
  6. Bueno Temístocles, para eso no hace falta irse de botellón, con matricularse en cualquier Facultad de Filosofía va uno servido.

    PD: solo en las presenciales claro.

    ResponderEliminar
  7. Lo de que la izquierda necesita un suicidio, porque así se regenerará, me parece indigno de una persona que ya lleva algunos años en este mundo real. Seguro que eso se dijo en Madrid unos días antes de que doña Espe comenzara a eternizarse, y así estamos todavía. Incluso en Valencia se pensaba que tras una legislatura las aguas volverían a su cauce.

    No siempre es posible regenerarse, y cuando se hace (como los laboristas tras Thatcher), no es garantía de que se va a hacer como a nosotros nos gustase.

    Me suena demasiado a esa postura (pequeñoburguesa, habríamos dicho en otros tiempos) de que más vale mantener nuestras convicciones intactas y perder, que intentar cambiar algo desde el poder. Una postura (política) que siempre pone muy contenta a la derecha.

    ResponderEliminar
  8. La expresión “gregarización asamblearia” es, en sentido estricto, una contradictio in terminis
    Mauricio Patapalo

    ResponderEliminar
  9. En último término esto es un movimiento asambleario. Por tanto será manipulado y dirigido por cualquier grupúsculo organizado que apele a los más bajos instintos de la masa y proponga las cuestiones con mayor infantilismo y radicalismo. Todos recordamos sonrojantes experiencias universitarias.
    El resultado parce que será la preparación de una oposición callejera de corte fascistoide (es decir comunistoide) al previsible gobierno del PP. “Nunca mais” o “No a la guerra” a mayor escala. El PSOE se apuntará oponiéndose a “cualquier tipo de recorte social” con dos cojones y sin sonrojo alguno.
    Me jode sobre todo porque me parecerá indignante que le hagan esto al majadero de Rajoy al que no soporto.

    ResponderEliminar
  10. Quizá sea cierto lo que decía Ortega, que el hombre es un ser histórico...
    Pero sabemos soñar. Soñar es una huida hacia un futuro que se fragua en el interior de cada uno. Es atisbar la isla que te conducirá a la siguiente; lanzar una sonda al Espacio para investigar que hay más allá. Con la Leyes de Newton llegó el hombre a la Luna. Y se dedujo la existencia del planeta Neptuno ¡con lápiz y papel!
    ...
    Un placer conocer tu casa, Jesús (gracias a Divúlgame.net, el Menéame de ciencia).

    ¡Muchas gracias!
    Un saludo, desde la Enterprise.

    ResponderEliminar
  11. El resultado parce que será la preparación de una oposición callejera de corte fascistoide (es decir comunistoide) al previsible gobierno del PP.

    Pues ya sabe usted mucho más de lo que sabe nadie. Y así, sin despeinarse.

    Por pura sana emulación, voy a echar también mi propia profecía: le adjudico un ochenta por ciento de probabilidades de desflecarse y casi disolverse en unos meses, dejando atrás un cierto cambio en la retórica pública cansina y ortodoxa de los políticos profesionales, al menos una temporada más.
    Le auguro el veinte por ciento restante a cualquier otra de muchas posibilidades, que ahora desconocemos, no necesariamente buenas todas, claro.
    A la que usted dice le auguro prácticamente cero. IU lleva intentándolo muchos años, y es imposible que lo consiga porque no lo intenta sinceramente: es decir, pretende cambiar cuatro detalles retóricos (y eso a medias) y "refundarse" de mentira cada dos por tres intentando que los jóvenes obedezcan a los mismos estalinistas de siempre con las mismas ideas que hace veinte o cincuenta años, y sin que estos se apeen del mando: y eso es una imposibilidad absoluta.

    Todos recordamos sonrojantes experiencias universitarias

    Cuyas consecuencias a medio y largo plazo no parecen haber sido las que usted pronostica.

    ResponderEliminar
  12. Hombre!, para ser un esclavo con cultura no está mal, lo que pasa es que solo votan los esclavos, los ciudanos elige.Sutil diferencia.
    Votar es sencillamente un acto de fe.

    ResponderEliminar
  13. Me ha dejado usted gratamente sorprendido, Don Jesús, con esta entrada. No sólo porque yo la suscribo de principio a fín, sino porque acostumbrado a que cada vez que entraba a su blog, a menudo me encontraba una chorrada que no era propia de una persona de su preparación académica e intelectual según su curriculum.

    Soy asiduo a leer los blogs de Neoprogs y, cada vez que entraba al suyo, me sentía totalmente frustrado y salía cabreado por haberme hecho perder el tiempo. Me sacaba de quicio igual que me han sacado los políticos mediocres que tenemos con sus insultos, polémicas artificiales, cuantos y milongas.

    Curiosamente, estos dias, a raiz de toda esta protesta y esta movida, he coincidido con personas que estaban tan indignadas como yo aunque nuestras ideas políticas no coincidieran. A ver si de una vez se recuperan valores perdidos, se regenera la democracia y sacamos adelante este país entre todos en vez de tirarnos los trastos a la cabeza y echarnos las culpas unos a otros sin que nadie arrime el hombro.

    PS: Yo utilizo un nick o pseunónimo porque no soy vanidoso, no me gusta la fama y me gusta pasar mientras más desapercibidos mejor. No me gustan las aglomeraciones y prefiero la soledad y la naturaleza. Aún así en la vida real me gusta dar la cara. Mi nombre es Juanma.

    ResponderEliminar
  14. Masgüel:
    lo uno no quita lo otro.
    .
    Temístocles:
    generalmente, para conocer titis, beber o fumar porros no he necesitado ir a botellones; en todo caso, las multitudes me acobardan, así que no creo que lo disfrutase mucho.
    .
    Toño:
    lo de "suicidio" es metafórico; es una forma de referirse a una refundación. De todas formas, no estoy seguro de preferir a una izquierda "real" como la que tenemos "realmente", que al PP. En lo que más de acuerdo estoy con los manifestantes (o lo que sean) es en la idea de que las opciones que el "mercado electoral" ofrece para elegir son una caca. Pero pienso que, naturalmente, lo más coherente en esa situación es organizarse para crear una opción diferente.
    .
    Mauricio:
    pues no veo la contradicción (mira lo que dice Stirner en el comentario siguiente al tuyo).
    .
    Hipatia:
    el placer es mío.
    .
    Áloe:
    cada vez que te leo me convenzo más de que tenías que ser tú quien liderase un movimiento político, o al menos, alguien con tu clarividencia y ganas de llamar a las cosas por su nombre.
    .
    Peter Pank:
    me temo que no lo pillo.
    .
    Runaway:
    me alegro de que te guste, pero me gustaría también que fueras más específico sobre qué cosas no te gustan de otras entradas (aunque si se trata solamente de mi peculiar sentido del humor, lo siento mucho, pero no tengo arreglo).

    ResponderEliminar
  15. Por cierto, Runaway:
    mi crítica (o más bien la expresión de mi criterio estético) no va contra los PSEUDÓNIMOS, sino contra los ANÓNIMOS, que son dos cosas completamente distintas. Y no va contra la ACTIVIDAD LITERARIA (sea escribir un libro o comentar en un blog), sino sólo contra la CRÍTICA POLÍTICA.

    ResponderEliminar
  16. Se dice que tenemos los políticos que nos merecemos, y eso no va tan desencaminado. Al fin y al cabo los políticos salen del pueblo. Algunos que no valen para otra cosa se meten a político. Las corruptelas que vemos entre los políticos, tienen su correspondiente a nivel de la calle: pedir facturas sin iva, conseguir favoritismos a través de contactos, ir a urgencias por cosas que no son urgentes, y otras que todos conocemos.

    Los acampados en Sol que se creen mejor que los políticos no lo son tanto. A un político le censuramos que sea demagogo y populista, pero a los acampados se lo toleramos. Las propuestas que se filtran desde Sol son populismo puro y duro. Por otro lado difícilmente pueden censurar a los políticos que incumplen la ley y no acatan las sentencias judiciales cuando ellos son los primeros que están incumpliendo la ley electoral y las resoluciones de la Junta Electoral.

    Se puede tolerar que ocupen el espacio público, a mi no me molesta. Pero habría que ver si tendríamos la misma tolerancia si los ocupantes de la Puerta del Sol en plena campaña electoral fuese un grupo de ultraderechistas nostálgicos del pasado.

    Está bien que haya unos cuantos jóvenes que por primera vez en su vida empiecen a pensar sobre política. No digo que vaya a salir nada relevante, porque no es un foro de expertos, y hay expertos que sí llevan años pensando sobre como salir de la crisis o como regenerar la política sin que haya soluciones mágicas ni fáciles a esos problemas. Pero por lo menos piensan en vez de darle al botellón.


    Eso sí, no nos los tomemos muy en serio ni les demos más importancia que la que tienen.

    En cuanto a la refundación de la izquierda les puedes pedir consejo a IU, que son expertos en refundarse cada pocos meses.

    ResponderEliminar
  17. No creo en milagros que logren la regeneración política de nuestro país. Si hay corrupción y políticos incompetentes es porque los titulares de la soberanía, el pueblo, no somos tampoco un dechado de virtudes. No nos interesan demasiado los detalles de la política porque son aburridos, ni vigilamos de cerca las actuaciones de los políticos, ni castigamos a los corruptos en las urnas (véase Valencia). No somos especialmente honrados ni cumplidores de la ley comparados con otros países situados más al norte.

    Para mejorar el funcionamiento del sistema de partidos, primero habría que mejorar la ética de la ciudadanía, que nos interesemos más por los programas políticos que por otros programas que protagonizan Cristiano Ronaldo y Belén Esteba (utopía) y prestar más atención al sentido común en lugar de a lo que nos halaga los oídos. Esas son las materias primas necesarias para la regeneración política.

    Por lo demás no hay soluciones fáciles. Las listas abiertas, la representación proporcional, etcétera etcétera, no sirven para nada. Es un autoengaño pensar que cambios de ese tipo van a regenerar la política. Sí, nos agarramos a un clavo ardiendo, queremos creer que hay solución, pero nos estamos engañando.

    El clavo ardiendo con el que algunos se están autoengañando hoy es pensar que unos chavales, tomando una plaza a imitación de lo que han visto en la tele que ocurría en África y Asia, gritando de todo menos bonito a la clase política y debatiendo en una asamblea, van a regenerar la política. Pero es otro autoengaño.

    Sí, estamos frustrados, queremos gritar y patalear, queremos creer, y por eso nos engañamos a nosotros mismos.

    Lo que necesitamos es más ética, más interés en estar informados y más sentido de la realidad, pero para nosotros, no sólo para los políticos.

    ResponderEliminar
  18. Menudo planteamiento, Gulliver: "Como no se puede hacer todo en un día, no hagamos nada". Hace falta que el ciudadano asuma la responsabilidad de sus actos y sus consecuencias, sí. Pero también hace falta una reforma de la ley electoral, un impuesto a las transacciones financieras, etc... ¿A cuento de qué lo uno impide lo otro?. Hay que empezar por donde nos dejan. No votar a los partidos que sacan tajada de la statu quo e impiden el cambio.

    ResponderEliminar
  19. Mauricio:
    pues no veo la contradicción (mira lo que dice Stirner en el comentario siguiente al tuyo).


    Una asamblea es una REUNIÓN (más o menos) numerosa de personas PARA DISCUTIR determinadas cuestiones y ADOPTAR DECISIONES sobre ellas. Y nada más lejos, me parece, de lo gregario: del “animal que vive en REBAÑO o MANADA” Ni nada más cerca del nuestra animalidad política y/o democrática (que, en sentido estricto, viene a ser lo mismo.). ¿No te chirrían las MAYÚSCULAS asociadas a ASAMBLEA y GREGARIZACIÓN? A mí si. Y además ¿qué tiene que ver el reunirse “PARA DISCUTIR determinadas cuestiones y ADOPTAR DECISIONES sobre ellas” y “juntarse con otras y SEGUIR CIEGAMENTE las ideas o iniciativas ajenas” (= ¿No te parecen ambas cosas contradictorias?

    Me parece que se confunde (no se tu, pero si San Max (el de la Sagrada Familia, y el amigo Stirner del post que mencionas… Y Nietzsche, Platón, Lenin –cuando le conviene-- y otros elitistas,,,) identifican asamblea con masa, en el sentido peyorativo del término cuando en realidad ambos (asamblea/masa), para mí al menos son incompatibles. Masa de zombies irán a votar (meter papeles en rajas) dentro de poco sin conocer los programas de las siglas que votan, ni lo destacable o no de aquellos a quienes votan… corruptos (mas de cien, incluidos)

    Por cierto, si no he respondido a Stirner es porque la repuesta de Aloe me resulta, de momento, satisfactoria,
    Mauricio Patapalo

    ResponderEliminar
  20. Esas palabras que entrecomillas no son mías ni literalmente ni en idea.

    No es que una cosa quite la otra, es que creo que una reforma electoral no iba a cambiar nada de nada, porque sigue intacta la materia prima: políticos y votantes. En cuanto a los impuestos por transacciones financieras (¿voy a tener que pagar impuestos cada vez que haga una transferencia o pague un recibo?) permíteme que dude también de que sea útil.

    ResponderEliminar
  21. Estaba respondiendo a Masgüel en el último comentario

    ResponderEliminar
  22. Mauricio:
    una cosa es "para qué" es una asamblea (o para qué "debería" ser), y otra cosa muy diferente es lo que se hace normalmente en las asambleas. De hecho, en general ocurre que la emoción y la intuición son causas mucho más determinantes de las opiniones y decisiones de uno que el análisis racional; pero el reunirse con otros que tienen emociones parecidas hace que el peso de la emoción suela ser todavía mayor. Naturalmente, opino que hace falta más deliberación y análisis racional, y que eso requiere deliberaciones CONJUNTAS. Pero las "asambleas", tal como son practicadas habitualmente en nuestra tradición izquierdista, es bastante incompatible con eso.
    Y con respecto a lo del gregarismo, pues espero que seas más flexible en otros ámbitos de la vida que en tu receptividad hacia las metáforas.

    ResponderEliminar
  23. Pero Gulliver, la tasa que se propone es sobre las transacciones que implican cambio de divisas, que es donde se da el grueso de las operaciones especulativas.

    Dices que el cambio de sistema electoral no soluciona nada. Pues para empezar soluciona el problema de un sistema electoral injusto. Si te parece poco...

    ResponderEliminar
  24. Está bien que haya unos cuantos jóvenes que por primera vez en su vida empiecen a pensar sobre política. No digo que vaya a salir nada relevante, porque no es un foro de expertos, y hay expertos que sí llevan años pensando sobre como salir de la crisis o como regenerar la política sin que haya soluciones mágicas ni fáciles a esos problemas.

    Gulliver: ¿Y no cabría pensar que sea el régimen, con sus expertos (¿en qué?) incluidos, el que está en crisis, y que no tienen ni puta idea, o mejor dicho ni puta gana, de sacarnos de ella, pues solo podrían hacerlo suicidándose político-económicamente amente como casta u oligarquía –cosa que obviamente no harán?. Insisto ¿EXPERTOS, EN QUÉ? Desde luego, en mi opinión, expertos en política no hay (no puede haberlos en democracia) por más que algunos se vendan como tales. Si hacen falta expertos en cualquier arte o técnica, se les consulta y se les paga, pero no deciden.

    Yo no quiero políticos profesionales, aunque si ha de haberlos, y me temo que los habrá por bastante tiempo –ojala me equivoque—los quiero inteligentes (sabios), honrrados (buenos) y bellos…
    Mauricio Patapalo

    ResponderEliminar
  25. Hombre, yo creo que todo lo que sea remover conciencias esta bien y más en estos tiempos que corren.

    Claro que siempre serán impulsores de estos movimientos personas sujetas a un futuro incierto y precario.

    También es lógico que la gente que tiene la vida resuelta no sienta la necesidad de identificarse o solidarizarse con dichos movimientos.

    Hasta es posible que desde una postura conservadora se opte por el cinismo a la hora de evaluar la situación.

    Yo creo que los ideales, si están presididos por buenas intenciones y lozanas maneras deben tener cabida 'incluso' hoy en día.

    En fin, ya veremos como acaba esto.

    ResponderEliminar
  26. Jesús,
    comparto prácticamente todo lo que dices.

    ¡Estos niñatos vagos y maleantes, que no quieren trabajar ni irse de casa!, (según el refrán de los más envejecidos y necios de los "adultos" que secuestran el poco trabajo que queda, bajo la falda de los que se dedican al noble trabajo de la especulación).

    (Claro que este grito de sentido común hubiese sido más "real" si se hubiese dado, no en tiempos de crisis económica, sino cuando las cosas "nos iban bien").

    ResponderEliminar
  27. Claro que este grito de sentido común hubiese sido más "real" si se hubiese dado, no en tiempos de crisis económica, sino cuando las cosas "nos iban bien"

    Ya se daba, pero no tenía mucha acogida.
    Señal inequìvoca de que entonces no era más real, sino menos.
    La pretensión de que la gente real que realmente se pega con la realidad de pagar el alquiler o la hipoteca, y a la que realmmente le va peor ahora que hace tres años sea más previsora, más racional y más desprovista de intereses que quienes mandan (y tienen cubierto todo)... eso sí que es irreal.

    ResponderEliminar
  28. Don Jesús, abundo en la opinión de que, en lo que respecta a los alias o nicknames, la cuestión principal es qué hacemos quienes no queremos engrandecer nuestro ego (o no así, que tampoco hay que exagerar en la humildad) y en cambio, pensamos que un nick permanente nos identifica perfectamente a los efectos importantes.
    ¿Qué importa el DNI,para mantener una u otra opiniòn?
    En cuanto a lo de dar la cara, la policia, si fuéramos lo bastante importantes para interesarla, ya puede saber perfectamente hasta el número de empastes que tenemos y cuanto pagamos a nuestro ISP.
    Por no hablar de las multas de aparcamiento, que yo tengo varias, Eso me descalifica para liderar nada, o eso espero. El Señor nos prueba, pero no tanto.

    ResponderEliminar
  29. Pero las "asambleas", tal como son practicadas habitualmente en nuestra tradición izquierdista, es bastante incompatible con eso.

    Jesús, la asamblea como órgano de discusión y toma de decisiones es una ‘institución’ que nada tiene que ver con la dicotomía derecha/izquierda. Las encontramos entre los hebreos, griegos, romanos, germanos, y otros… No hay asambleas de derechas ni de izquierdas. Las asambleas son lo que son: órganos de discusión y toma de decisiones, o no lo son (es decir: no son asambleas). Y el hecho de que, como bien dices, el reunirse con otros hace que el peso de la emoción suela ser mayor que cuando uno juzga y decide en solitario, no representa problema alguno, creo.

    Otra cosa es que las diversas izquierdas (fundamentalmente las comunistas) hayan tratado siempre de llevar el algua (la asamblea) a su molino, o, cuando ha sido imposible (casi siemrpe que hay un movimiento asambleario espontáneo), reventarlas. Cosa que por ejemplo no ha hecho, o solo en ínfima medida, la izquierda libertaria.

    Mauricio Patapalo

    ResponderEliminar
  30. Supongamos que los "democráticos reales" presentes en las plazas de España sumen del orden de 40.000. Mañana (por mucha abstención que haya) no bajarán de 20 millones los votantes para elegir corporaciones locales. El 85% de los votos se los repartirán el PP (9 millones) y el PSOE (8 millones). Es decir, "la misma mierda es" recibirá la confianza de la mayoría de los ciudadanos. Una de una : ..., o no todo es mierda (aunque abunda) y se va a votar con los orificios nasales tapados para evitar el hedor de la fracción podrida.
    Resumiendo : ¡20 millones contra 40.000!

    ResponderEliminar
  31. Sé de una ciudad en la que la prensa local informó de miles de participantes, cuando en realidad no pasaban de 150 (lo he visto con mis propios ojos). Facebook, Twitter y los medios están haciendo su agosto.

    ResponderEliminar
  32. Aunque puede suceder que la abstención sea enorme y la participación no suba de 15 millones. No obstante . ¡15 millones contra 40.000!

    ResponderEliminar
  33. Aby Wartburg.·.22 de mayo de 2011, 4:32

    Hola Jesus
    En primer lugar un saludo y después felicitarte por tu articulo, me gusta mucho,aunque discrepe en algunos aspectos que ahora no vienen al caso, también me parece muy lucido y elegante.
    Otrosi En varias ocasiones y en diferentes momentos del día he estado pasando por las concentraciones de Sol. Mi casa está muy cerca,lo que he podido observar es que la gente que participa no tiene mucha "ideología"
    pero si mucha tecnología, es decir, ¡que bien se están organizando en los temas de intendencia!.
    Aunque solo fuera por esta capacidad de autorganización en red este movimiento ya es interesante de conocer.
    No se si esta acampada manifestación durara mucho mas tiempo, pero si podéis pasaros en horas en que no hay mucha gente lo podréis comprobar.

    Por supuesto mis mayores y mejores simpatías y deseos a los manifestantes y a todos vosotros.

    Sed felices cual perdices, Paz y Amor y el Plus pál Salon.

    ResponderEliminar