17 de enero de 2008

Mi (por otras razones) admirado Javier Ortiz se ha pronunciado en su blog contra la ilegalización de los clones de Batasuna. Sus argumentos esta vez me parecen falaces. Transcribo aquí mis comentarios.
.
Es cierto que el Código Penal establece un tipo de responsabilidades (delitos y faltas) que sólo afectan a los individuos, pero no es porque "sólo los individuos puedan delinquir", sino porque llamamos "delito" a aquella acción que queremos condenar con pena de cárcel, o con algún otro castigo que afecta a una persona física. Pero las sociedades jurídicas (empresas, asociaciones, instituciones, partidos, clubs) evidentemente están sujetas a muchos otros tipos de responsabilidad (código mercantil, derecho administrativo, etc.), de modo que "sus" acciones (como distintas de las que sus miembros llevan a cabo a título personal) también son susceptibles de ser castigadas.
.
¿O deberíamos indignarnos, y salir a la calle a quemar cajeros, ante la sentencia que condena a la petrolera TOTAL a pagar 180.000 millones de euros, con el argumento de que "sólo pueden ser cometer delitos los individuos, no las empresas"?
.
Además, el argumento de que "prohibir un partido es privar a una parte de la sociedad a su derecho a estar representada" también es totalmente falaz. ¿Usted aprobaría un partido que tuviera entre sus fines el acabar con la libertad de prensa, prohibir que las mujeres trabajaran fuera de casa, castigar con penas de mutilación delitos como el robo, y otras finuras semejantes? Es obvio que en una sociedad democrática no puede permitirse la concurrencia de un partido así, incluso aunque hubiera un 10 por ciento de la población que quisiera votarlo.
.
Los votantes de Batasuna y de sus clones tienen que terminar convenciéndose de que el cariño y el respeto que sienten hacia los pistoleros de ETA es una perversión de las más mínimas nociones de democracia, y que no pueden pretender que esos sentimientos se vean legitimados mediante la posibilidad de votar por quienes los defienden.

No hay comentarios:

Publicar un comentario