17 de octubre de 2007

"LOS NEGROS NO TIENEN DERECHOS, Y ADEMÁS SON MÁS TONTOS QUE LOS BLANCOS" (¿ESO HA DICHO JIM WATSON?)

No llevamos un mes navegando, y ya parece que se nos avecina la primera galerna. Esta vez la borrasca no la ha producido una pequeña mariposa agitando sus alas en las antípodas, sino más bien un enorme elefante enloquecido chapoteando en una charca: el tan genial como polémico James Watson. Jim ya la lió a finales de los 70 cuando escribió La doble hélice, novelita inmejorable donde se ve la ciencia por dentro, como algo demasiado humano. Ahora, sin que sepamos muy bien por qué, ha vuelto a montar el pollo con unas declaraciones a The Sunday Times, en las que afirma que los africanos son genéticamente menos inteligentes que los blancos (no especifica blancos de dónde). Esto parecería probarlo la experiencia cotidiana de mucha gente (?), y lo podría justificar (?) el hecho de que las poblaciones no africanas hayamos evolucionado separadas de las africanas los últimos 40.000 años.

El revuelo que han causado estas declaraciones era previsible: han tocado uno de los puntos más protegidos por la corrección política. Pero un blog positivista como el nuestro no puede dejar de comentarlo, a ver si conseguimos achicar un poco del agua que nos entra por la bodega.

En primer lugar, lo que dice Watson probablemente sea una falsedad. El hecho de ser un genetista de los más importantes no implica que Jim sepa más que la gente normal sobre este asunto de las razas (o las poblaciones) y la inteligencia. Segundo, sea verdadero o falso, ello no tendría ninguna implicación respecto a los derechos o a la dignidad moral de negros y blancos: aunque la inteligencia estuviera repartida por igual en todas las poblaciones, los habríamos más tontos y más listos, y no por eso los más cortitos íbamos a tener menos derecho a la vida, a la vivienda (?), a la libertad de expresión, etc., que los más talentosos. Eso sí, los menos espabilados tenderíamos a aprovechar peor esos derechos que los listillos, porque básicamente en eso consiste el ser más tonto. Por otro lado, la inteligencia es sólo uno de los factores que hacen que a uno le vaya mejor o peor en la vida: algunos tontos heredan fortunas y les va muy bien.

¿Son racistas las afirmaciones de Watson? Sin duda muchos pueden interpretarlas así, sobre todo porque pueden servir de excusa para tratar de modo denigratorio a ciertas personas. Pero, como éste es un blog de filosofía, más que de otra cosa, quiero formular unas preguntas sobre las que tendríamos que pensar antes de responder al tema del racismo.

Primero, si el cociente intelectual -CI- de una persona es una medida objetiva (es decir, si se puede medir el de una persona con varios procedimientos y el resultado siempre es muy parecido, en lo cual los psicólogos parecen estar de acuerdo), entonces serán cuestiones puramente fácticas las siguientes:

a) ¿cómo está distribuido el CI en cada población? ¿tienen algunas poblaciones un CI medio más alto que otras? ¿tienen algunas poblaciones un porcentaje especialmente alto de CIs muy elevados?


b) ¿es hereditario el CI? ¿cómo influyen los factores genéticos en su distribución? (nadie discute que el color de los ojos se hereda genéticamente por completo, y que el idioma, en cambio, no se hereda genéticamente en absoluto; ¿entre qué extremos está el CI?)


Cada una de estas preguntas tendrá una respuesta que esté en la propia realidad, es decir, que no dependerá de nuestros (buenos o malos) deseos. Por supuesto, podemos decidir que es pernicioso investigarlo, igual que podemos prohibir investigar el número de pelos del pubis de una persona que no se deje, pero el hecho de que decidamos no investigarlo (por sus posibles consecuencias políticas), no equivale a asumir que aquellas preguntas no tienen una respuesta definida, ni que averiguar la respuesta empíricamente tenga por qué ser difícil.

Un ejemplo de los errores en que se puede caer si no se tiene en cuenta esto, son muchos de los comentarios que pueden leerse en internet a las declaraciones de Watson. Tomo uno al azar: "las afirmaciones del Sr. Jaimito Watson y las suyas sólo tienen sentido si de las diferencias que afirman existen entre las distintas razas se deriva alguna consecuencia en lo atinente a la igualdad. Si esas diferencias no tienen ningún tipo de consecuencia, entonces son irrelevantes y cualquier estudio "científico" al respecto es poco menos que absurdo" (en el diario Público). Si hacemos caso a este modo de pensar, ¿también sería "irrelevante" o "absurdo" estudiar las diferencias
que pueda haber entre distintas poblaciones respecto a cómo reaccionan ante ciertas medicinas? Si se descubren diferencias, está claro que de ahí "se deriva alguna consecuencia en lo atinente a la igualdad", pero la falacia está en suponer que una desigualdad en características físicas o psíquicas tiene que implicar una desigualdad en derechos.

Por supuesto, lo que es muy dudoso es que las diferencias en inteligencia tengan alguna repercusión relevante en la estructura política que sea mejor en cada país. Puesto que en no todos tenemos el mismo CI, ¿debería haber en un mismo país unas leyes para los que están por encima de la media, y otras para los que están por debajo? Los derechos fundamentales, en particular, no están inventados para listos ni para tontos, sino para todos. África, desde luego, tiene muchos problemas, pero no creo que "una política pensada (¿por quién?) para más tontos" fuera la solución, ni es probable que la causa de los problemas sea la (supuesta) menor inteligencia genética media de la población. Y aun si lo fuera, hay que tener en cuenta que una persona con un CI más bajo que otra puede alcanzar resultados intelectuales superiores a la segunda gracias a una mejor educación: tal vez la moraleja de las declaraciones de Watson sería justamente que Africa necesita por encima de todo ayuda educativa (y el fomento de condiciones para mantenerla). Con una mejor educación que la nuestra (y al paso que vamos, eso no será difícil), África podría empezar a producir doctores e ingenieros de altísima calidad.

Pero, en fin, lo que no me resisto a añadir es otra tesis positivista sobre el particular: puede ser más o menos dudoso que los europeos sean más inteligentes genéticamente que los africanos, pero hay un argumento demoledor que muestra que ambos tienen exactamente los mismos derechos, a saber, ninguno. Nada puede estar más claro: europeos y africanos tenemos ojos, hígado, estómago, cerebro, piel (unos más oscura
y otros más clara), pelo (unos más rizado y otros menos), pero lo que ninguno de nosotros tenemos son derechos, sencillamente porque los derechos no existen, son un puro invento, como Papá Noel o las siete cabritillas parlanchinas. Nosotros (los occidentales post-ilustrados) nos hemos inventado un juego que consiste en imaginarnos que todos los seres humanos tenemos ciertos derechos, y resulta que jugar a ese juego es más chupi que jugar al juego del feudalismo o del esclavismo (donde se habían imaginado derechos distintos y no iguales para todos). Así que los derechos, aunque son un invento, son claramente un buen invento. Imaginarse un juego en el que los ciudadanos de ciertos países tienen más derechos que los de otros, es algo que se ha hecho muchas veces en la historia, con resultados lamentables, así que es mejor no volver a jugar a eso. Pero jugar a que ciertas cosas no pueden ser investigadas también se inventó en otras épocas, y no me gustaría que se repitiera.

Pero las nubes más negras se van aproximando a nuestro barco. Habrá que sujetarse.

16 comentarios:

  1. Estimado Jesús: descubro, rastreando opiniones y secuelas de la nueva entrega de la astracanada de Watson, tu blog. Me alegro de encontrarte de nuevo, aunque sea virtualmente, y tanto más para aportar luz sobre la estupidez de este tipo. Un abrazo, José Manuel Abad

    ResponderEliminar
  2. Un saludo para ti también, José Manuel.Jesús.

    ResponderEliminar
  3. Saludos. Pero vamos a ver, el CI, ¿no es un mero índice resultado de un test? Y siendo así, ¿quién podría dudar de que sociedades, etnias, colectivos, clases sociales, etc., social y tecnológicamente atrasados dan lugar a "tests" de resultados más pobres?

    No acabo de ver cómo la raza -o mejor dicho el linaje genético, los "genes heredados" -puede influir en todo esto... ¿es que caso el test incluye alguna pregunta acerca de la configuración genética del paciente, del entrevistado, y la de sus ancestros biológicos?

    Este señor Watson demuestra su racismo por el hecho de publicar una opinión confusa, simplista, irracional... y al mismo tiempo tajante y agresiva. En su caso, la ciencia no es más que un pretexto ideológico para defender una serie de privilegios de clase. Ojalá tenga nietos o bisnietos mulatos que se rían de él en su ancianidad.
    Atentamente,

    ResponderEliminar
  4. Buenas noches,

    Vaya por delante mi felicitación por su blog, que me parece muy interesante.

    Cuando leí su comentario en el foro de Público: "Esta noticia ha dado más que hablar que ninguna otra (al menos en la sección de ciencia), pero se dicen muchas tonterías. Como responderlas a todas es muy largo aquí, he puesto algunas ideas en http://abordodelottoneurath.blogspot.com Quienes queráis seguir la charla allí, seréis muy bienvenidos", decidí entrar en él. Me sorprendió ver que en una entrada del blog de un Profesor universitario se citaba un comentario mío, aunque sólo fuera para ponerlo como ejemplo de las tonterías que se dicen en un foro de Internet y de los errores en que uno incurre si no reflexiona suficientemente sobre las "cuestiones puramente fácticas" que rodean el debate sobre las diferencias entre razas.
    Lejos de molestarme, creame, me sentí halagado. Pensé, "vaya, alguien (y no cualquiera) ha leído mi comentario, poniendo la suficiente atención como para hacer una crítica razonada sobre él". Es cierto, me siento halagado, pero, por otra parte, pienso que el fragmento de mi comentario que usted utilizó no refleja correctamente mi opinión en este tema. Por eso siento la necesidad de hacer algunas matizaciones al respecto.

    ResponderEliminar
  5. En primer lugar, la frase útilizada por usted era parte de un cruce de opiniones con un usuario del foro apodado Cordura, que (aun con el temor de convertir este comentario en un ladrillo) reproduzco aquí:

    •Cordura por favor 1 | 17-10-2007 16:54:42
    A ver, no seamos superprogres sin más. Soy científico, y no tengo ni idea de si los "negros" son más o menos inteligentes que los "blancos", o los "orientales", etc... Pero lo que sí sé, y en lo que sí que le puedo dar la razón a Watson es en que NO somos iguales. Durante miles y miles de años unos grupos humanos ("razas") han estado separados unos de otros y cada uno ha evolucionado de acuerdo a las influencias de su propio entorno y el resultado es que no somos iguales, somos muy parecidos pues obviamente somos todos humanos, pero tenemos liegras diferencias (...) No pasa nada, no somos mejores ni peores en términos absolutos, simplemente la selección natural en nuestros antepasados que vivieron en hábitats diferentes nos ha hecho algo diferentes. Y la inteligencia es igualmente otro rasgo evolutivo, sometido a presión selectiva por la selección natural y sexual, y no sería extraño que en unas poblaciones humanas la inteligencia sea distinta que en otras (...) No pasa nada. Somos distintos, es obvio, y negarlo es una estupidez. Aparte de científico soy de izquierdas y odio, incluso más que a los racistas, a los progres tipo PSOE que defienden lo politicamente correcto por encima de toda lógica, simulando buenos sentimientos en cosas como esta (donde no son necesarios) pero luego colaborando en la explotación de otros paises, firmando reformas laborales neoliberales, ilegalizando partidos políticos y tratando de competir a ver quien es más que patriota... que asco de hipocresía.

    •Mersault | 17-10-2007 17:17:57
    El Sr. Cordura tiene un problema muy parecido al del Sr. Jaimito Watson. A pesar de la formación científica de ambos, son incapaces de distinguir entre diferente y desigual. Lo contrario de diferente (en cuanto a características físicas, étnicas, sexuales, intelectuales, emocionales, culturales, etc.) no es igual (en derechos; igual jurídicamente). Lo contrario de diferente es idéntico; lo contrario de igual es desigual. Lo que no quieren asumir (de ahí su racismo, sexismo, clasismo...) es que ninguna diferencia física, étnica, sexual... del tipo que sea justifica un trato discriminatorio, es decir, desigual en cuanto a los derechos. Así que Cordura no es de izquierdas, sino más bien lo contrario, como refleja su determinismo biológico.

    •Cordura | 17-10-2007 17:28:33
    ¿dónde he hablado yo de diferencias en derechos? Absurdo. Por supuesto que todo el mundo ha de tener los mismos derechos (cosa que no ocurre en este país de papanatas donde tenemso un Rey y donde 150.000 personas no pueden elegir a sus representantes políticos). Por favor, no seamos patéticos o inquisiodres, y aprendamos a leer.

    •Mersault | 17-10-2007 17:59:22
    Sr. Cordura, las afirmaciones del Sr. Jaimito Watson y las suyas sólo tienen sentido si de las diferencias que afirman existen entre las distintas razas se deriva alguna consecuencia en lo atinente a la igualdad. Si esas diferencias no tienen ningún tipo de consecuencia, entonces son irrelevantes y cualquier estudio "científico" al respecto es poco menos que absurdo. Tal vez no sé leer, pero esta frase de D. Jaimito: "todas nuestras políticas sociales hacia África se basan en el supuesto de que su inteligencia es la misma que la nuestra pero las pruebas dicen lo contrario" es claramente racista y persigue justificar un cambio de "política" en relación con los derechos de los individuos africanos de raza negra. Usted con esta otra: "Pero lo que sí sé, y en lo que sí que le puedo dar la razón a Watson es en que NO somos iguales" parece darle la razón. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. En este contexto, mi opinión no es tan diferente de la suya. Lo que yo pretendía denunciar es el razonamiento doblemente falaz de Watson, que a mi juicio Cordura intentaba justificar.
    El razonamiento de Watson incurre, por un lado y a mi juicio, en la falacia naturalista: pretende hacer derivar de una proposición del "ser" como es "los blancos son más inteligentes que los negros" (y ello siempre que se considere científicamente fundada esa afirmación, que usted mismo pone en duda), una proposición del "deber ser" como es "las sociedades desarrolladas de población blanca (otra falacia) deben modificar sus políticas hacia el África negra" (y no modificarlas en el sentido que usted propone de incrementar las ayudas educativas, no, sino, me temo, modificarlas en el sentido de abandonar el esfuerzo por remediar lo que no tiene remedio porque está genéticamente determinado).
    Eso es lo que me parecía criticable de la opinión de Watson, que de una diferencia de hecho (científicamente demostrable, aunque él no la ha demostrado) pretendiera deducir una prescripción. Que, en definitiva, pretenda que "diferencia" e "igualdad" son conceptos opuestos. Y no lo son, no lo son porque se refieren a planos distintos. Es más, no sólo no son contrarios, sino que son complementarios. Así, la mejor definición de la igualdad que conozco afirma que la igualdad no es otra cosa que la garantía del derecho a la diferencia (PÉREZ ROYO).
    Sé que cuando a menudo se dice (como dice Cordura) que "NO somos iguales" lo que quiere decir es simplemente que somos diferentes, y que no pretende afirmar que esa diferencia justifique desigualdad jurídica. Sin embargo, siempre que se pone el acento en una diferencia de hecho (los negros son menos..., el cerebro de las mujeres es..., el hipotálamo en los homosexuales está..., etc.) se está al borde de dar el paso y pretender justificar una desigualdad de derecho.

    ResponderEliminar
  7. La segunda falacia en la que, una vez más en mi opinión, incurre Watson es la falacia de la generalización. De unos estudios sobre el cociente intelectual de un número x de individuos (que sólo revelan eso: el CI del individuo en cuestión) pretende deducir una especie de CI de todo un colectivo, en este caso una raza humana. Es una propuesta tan burda que no debería merecer siquiera discusión alguna, pero parece que hay muchas personas dispuestas a darle crédito. Decir que la raza negra es menos inteligente que la blanca porque la media de los CI de los negros es inferior a la media de los CI de los blancos es tan absurdo como decir que en una comunidad de dos individuos en la que uno tiene 100€ y otro 0€ la riqueza está mejor distribuida que en otra en la que los dos individuos tienen 40€ cada uno. No me voy a extender en esto, usted es el Profesor de Filosofía de la Ciencia.

    ResponderEliminar
  8. Y ahí voy, a la ciencia. Lo que usted criticaba especialmente de mi afirmación es que de ella se deducía la prohibición de investigar según qué cosas. Nada más lejos. No soy partidario de prohibir investigar nada. Lo que denuncio cuando afirmo que es absurdo realizar investigaciones presuntamente científicas sobre ciertas cosas es, precisamente, que se pretenda dar abrigo con el prestigioso manto de la ciencia a tesis dirigidas únicamente a fundamentar opciones morales, religiosas, políticas... en general, ideológicas (en este caso de ideología racista) que vistas de frente (sin subterfugios pseudocientíficos) se encuentran absolutamente desnudas, tiritando de frío. Eso es lo que afirmaba en mi última interpelación a Cordura: que simplemente no me creo que alguien haga un estudio acerca del CI de blancos y negros porque sí, simplemente por interés de la ciencia. Sino que en estas cuestiones, la mayoría de las veces si no siempre, hay detrás la pretensión (racista) de encontrar argumentos para justificar una discriminación ya existente o para emprender una discrimianción en el futuro.
    Su contraejemplo de los fármacos no me vale. Ahí si hay un claro interés científico en lograr unos fármacos más eficientes y adaptados a las diferentes características fisiológicas de los individuos a quienes se van a aplicar. Es más, en ese caso, lo contrario a la "igualdad" sería no atender a la "diferencia" y administrar a todos los individuos el mismo fármaco sin tener en cuenta las diferentes respuestas de unos y otros.

    ResponderEliminar
  9. Por último, lanza usted una proposición, aparentemente provocativa, como es la tesis positivista de que negros y blancos tienen los mismos derechos, es decir ninguno, porque "los derechos no existen, son un puro invento".

    Tiene usted razón. Hoy en día la mayoría de juristas dirían lo mismo que usted (aunque lo expresarían de otra forma). El positivismo jurídico es, afortunadamente, la teoría dominante en el estudio del derecho...
    (terminaré mi respuesta mañana)

    ResponderEliminar
  10. Al comentario de Martín: el test de inteligencia es uno de los datos medibles más objetivos en psicología (obviamente no tanto como en ciencias que pueden pesar y medir las cosas), pues es un predictor estupendo (estadísticamente hablando) de los resultados académicos de los individuos y de la renta que alcanzarán. Desde luego, es difícil diseñar tests que sean igual de fáciles para todas las culturas, pero los psicólogos consiguen hacer las adaptaciones necesarias, en muchos casos. Existe una clarísima relación entre el nivel de riqueza de los países y su CI medio (aunque no estricta, claro), pero desde luego no es posible saber qué es la causa de qué.
    Lo que sí se sabe es que el CI es un dato fenotípico (es decir, observable, medible) considerablemente HEREDABLE. El CI de los niños adoptados se parece mucho más al de sus padres y hermanos biológicos que al de sus padres y hermanos adoptivos (p,ej., un niño adoptado cuyos padres biológicos tengan un CI elevado, tenderá a tenerlo él también, aunque el de sus padres adoptivos sea bajo). No hace falta examinar los genes para descubrir esto.
    Eso sí, desde luego las consecuencias racistas (en cuanto a la actitud moral y política hacia unas personas u otras) que muchos (entre ellos Watson) sacan de aquí, no tienen ninguna base.

    ResponderEliminar
  11. A Mersault:
    Muchas gracias por tu paciente e iluminador comentario. Esperaré a recibirlo completo para responder con más detalle. Baste ahora decir que la distinción entre "igualdad" e "identidad" (yo más bien diría semejanza; ni los gemelos idénticos son "idénticos" en todo) aclara mucho tu posición, y estoy totalmente de acuerdo en lo que dices sobre el tema. Y desde luego, también estoy de acuerdo en que las INTENCIONES de Watson son bastante racistas (además de para promover su próximo libro).

    ResponderEliminar
  12. Tengo la impresión de que Watson esta haciendo publicidad diciendo "mirad lo anticonvencional que soy, leedme".

    Pero el resto de las cuestiones son muy debatibles y puedo estar de acuerdo con parte de los argumentos de algunos de vosotros.

    Por ejemplo, mersault, si la media de los CI de una población es análoga a la media de la riqueza (medida en la misma moneda) o de la altura, tiene el mismo sentido decir que los suecos son más altos o ricos que los pigmeos que decir que son más inteligentes. La cuestión es que lo sean o no. Estrictamente Watson afirma que entre los negros hay más porcentaje de CI bajos que en los blancos (y tengamos e cuenta que se define el CI en referencia a una media 100), pero tontos hay por todos lados, como bien se ve.

    Se ha medido, por lo que leo (por ejemplo Marvin harris) el CI de blancos y negros en los EE UU y el de los negros es de 10 puntos menor en promedio. Pero M Harris critica que la influencia del ambiente social y los modelos culturales no han sido bien valorados y que un niño negro se aleja del CI de sus padres adoptivos blancos a partir de una edad adolescente (si he entendido bien el libro "Teorías sobre la cultura en la era posmoderna"). Y si el papel del entorno social y del modelo que sigue cada chico no está bien delimitado no se pude hablar sin más de los genes como sabe cualquiera sobre el desarrollo de plantas de la misma especie en diferentes ambientes de altura o sequedad variable, por ejemplo.

    Pero el tema político, los derechos, el paso de la condiciones individuales a la condición de ciudadano tiene que ver con la necesidad de llegar a un consenso democrático que haga posible convivir en una sociedad compleja y segmentada. Diganles si no a los currelas de una obra que ellos no tienen los mismos derechos que su jefe porque la prueba es que ellos no pasaron de la primaria y volveremos rápidamente a la sociedad estamental y a destruir el progreso de los últimos siglos o a enfrentarnos a otra revolución.

    Me alegro de leer una frase que sintetiza muy bien lo que pensaba: los derechos son una invento pero son un buen invento.

    ResponderEliminar
  13. Un saludo.
    Seré breve. Antes que nada, lo felicito por su espacio, y le agradezco que comparta sus ideas sobre un tema relativamente complicado. Como una aportación, quisiera proponer el término "racialista", que pienso pudiera ayudar a colocar el comentario de Watson en su justo medio - y digo el comentario, porque a la persona no la conozco. Con racialismo se entiende toda postulación - por vaga o elaborada que sea - que postule diferencias entre grupos de seres humanos a partir de su pertenencia a una determinada raza, lo que no es necesariamente racista. Quienes postulan que los "negros" son mejores atletas que los blancos, son, en este sentido, racialistas, sin ser racistas. El racismo es un racialismo que considera inferior a una raza determinada. ¿Puede, en este sentido, decirse que el comentario de Watson fue racista? No me parece, si tomamos - de nuevo - únicamente el comentario. Watson menciona la hipótesis - esto es muy importante, es sólo una hipótesis que podría o no ponerse a prueba - de que los negros tienen menos inteligencia, pero también que tienen más libido. Entonces, del cómo valoremos la inteligencia (que pueda medir un test de C.I.) y la libido, depende si consideramos a los negros como seres inferiores o no. Es decir, inteligencia inferior no quiere decir, necesariamente, ser inferior. No veo, tomando el comentario tal y como fue, de dónde concluir que Watson propone dejar de apoyar a África. Tampoco veo que proponga lo contrario.

    ResponderEliminar
  14. La sugerencia del término "racialista" me parece muy oportuna para neutralizar los efectos del lenguaje. Por desgracia, veo en todo ello un par de problemas. Por una parte, el propio concepto de "raza" no tiene mucha validez científica: hay más bien "poblaciones" con límites más o menos borrosos. Por otro lado, la variabilidad genética entre los miembros de una población suele ser mayor que la que hay entre poblaciones diferentes. Más que decir, entonces, que una raza es "superior" a otra en alguna característica, tal vez sea más correcto afirmar que, dentro de una población, la frecuencia de individuos con cierta característica (a veces deseable, a veces no), es mayor que en otras poblaciones, pero habrá muchos individuos en la primera población que no posean dicha característica.

    ResponderEliminar
  15. Estoy de acuerdo. Quizá no me expliqué muy bien. El racialismo parte necesariamente de la postulación de la existencia de razas, premisa que bien puede ser debatible y que de hecho, como usted, yo no suscribo. El racialismo, por lo tanto, es un hecho discursivo, más allá de su sustento empírico, y como tal, sin embargo, puede tener consecuencias reales, a través de la estructuración de tramas significativas para la interpretación de la realidad social y la construcción de identidades.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. “Al comentario de Martín: el test de inteligencia es uno de los datos medibles más objetivos en psicología (obviamente no tanto como en ciencias que pueden pesar y medir las cosas), pues es un predictor estupendo (estadísticamente hablando) de los resultados académicos de los individuos y de la renta que alcanzarán. Desde luego, es difícil diseñar tests que sean igual de fáciles para todas las culturas, pero los psicólogos consiguen hacer las adaptaciones necesarias, en muchos casos. Existe una clarísima relación entre el nivel de riqueza de los países y su CI medio (aunque no estricta, claro), pero desde luego no es posible saber qué es la causa de qué.
    Lo que sí se sabe es que el CI es un dato fenotípico (es decir, observable, medible) considerablemente HEREDABLE. El CI de los niños adoptados se parece mucho más al de sus padres y hermanos biológicos que al de sus padres y hermanos adoptivos (p,ej., un niño adoptado cuyos padres biológicos tengan un CI elevado, tenderá a tenerlo él también, aunque el de sus padres adoptivos sea bajo). No hace falta examinar los genes para descubrir esto.
    Eso sí, desde luego las consecuencias racistas (en cuanto a la actitud moral y política hacia unas personas u otras) que muchos (entre ellos Watson) sacan de aquí, no tienen ninguna base”.
    ---------------------------------------------------------------------------------------------------------


    Y si no disimularas, pillín...


    ¿En qué circunstancias tener un CI o IQ más alto te da esas ventajas? Hay que joderse con estos sujetos tan cojonudos.

    Si lo que dices es verdad, deberemos concluir que los más ricos poseen CI más altos, los más pobres..., y la clase media un CI/IQ promedio aproximado al de la media poblacional.

    Y claro, los gringos son unos genios en comparación con los israelíes, canadienses, españoles, ingleses, franceses, alemanes...

    ¡Ni mandado a hacer!

    Saludos

    ResponderEliminar