9 de octubre de 2007

SÓLO TE PERCIBES A TI MISMO

He aquí un curioso experimento para comprobar la firmeza de las cuadernas de nuestro barco, las planchas (muy débiles, una por una) que nos separan del océano que nos rodea y amenaza con devorarnos.

Mientras estás leye
ndo este texto, coloca el dedo índice a unos cinco centímetros delante de tu nariz, y apuntando hacia el techo. Sin dejar de mirar este texto, ¿cuántos dedos ves? Dos, ¿verdad? Según acercas el dedo a la pantalla del ordenador (manteniéndolo siempre en vertical), los "dos" dedos que ves se van aproximando. Si guiñas un ojo, sólo verás un dedo. Y si enfocas tu mirada a la punta del dedo, lo que ves son dos pantallas al fondo.

La cuestión es: obviamente sólo hay un dedo (no cuentan los otros cuatro de la mano; sólo el índice extendido); pero tú ves dos "cosas". Cada una de esas "cosas", ¿
ES tu dedo? No, porque el dedo es uno, y las "cosas" son dos.
Entonces, ¿qué SON esas "cosas"? La respuesa es sencilla: son IMÁGENES del dedo, no el dedo real.

Ahora bien, nos da la impresión de que, cuando enfocamos la mirada al dedo, entonces sí que vemos el dedo, no su imagen. Pero esto es falso: lo que ocurre es que, al enfocar, las dos imágenes SE FUNDEN (p.ej., según se van aproximando a medida que alejas el dedo hacia el ordenador), aunque lo hacen de manera imperfecta (p.ej., si has levantado el índice derecho, con el ojo de
recho ves parte del nudillo, pero con el izquierdo no, o no tanta).

Conclusión: lo que ves no es tu dedo, sino una imagen de él. Ahora bien, ¿"dónde" está esa imagen? No puede estar "entre tu cabeza y la pantalla del ordenador": ahí no hay ninguna imagen, ahí lo que está es tu dedo real. Así que la imagen está en tu cerebro. Pero eso quiere decir que lo que estás viendo no es el dedo: es tu cerebro (la parte de él que ha "construido" las imágenes del dedo).

[ADVERTENCIA: Esta prueba puede ser peligrosa. Mirad cómo se quedó el amigo de la izquierda tras intentar hacerla muchas veces; el amigo de la derecha todavía lo está pensando]

2 comentarios:

  1. Está re bueno pero a mi no me funciona, solo logro ver un dedo

    ResponderEliminar
  2. Pues pon directamente la base del dedo sobre la nariz, con la punta apuntando hacia arriba, y, estando en esa postura, mira hacia el ordenador

    ResponderEliminar