3 de diciembre de 2008

MARICAS EN MADRID: ¿POR QUÉ ABUNDAN TANTO?

Serían principios de los ochenta cuando, mientras yo estudiaba en mi cuarto, mi madre, asomada a la calle desde mi ventana, lanzó una alegre exclamación de sorpresa que me dejó aturdido:
.
-¡Anda! ¡Si hay maricas en Madrid!
.
Intentando imaginar, o tal vez no, lo que mi madre habría visto por la ventana (que daba a un sucio callejón casi siempre desierto, entre la valla del patio de mi casa y la de un colegio vecino, y que sólo acostumbraba a tener como ocupantes a drogadictos, borrachos, o pandillas de adolescentes soñando con un sitio prohibido), no me atreví a asomarme yo también inmediatamente
.
-¿Y ahora te enteras, mamá? -fue toda mi respuesta.
.
-Pues yo no lo había visto nunca.
.
La verdad es que, en aquella época, recién salidos de la mogigata dictadura, la homosexualidad era todavía un tema tabú, y sobre todo, muy oculto. Algo como el Día del Orgullo Gay era inimaginable. Así que tuve que reconocer que yo, verlo, tampoco lo había visto, y que sabía de la existencia de homosexuales en Madrid como casi todo el mundo: de oídas.
.
Pero, cuando al final dejé mis libros y fui hacia la ventana, mi sorpresa fue mayúscula. Mi madre contemplaba un ejemplar del córvido cuyo nombre científico es pica pica (sí, sí, como los polvos), y que generalmente es conocido como "urraca", aunque el DRAE recoge claramente como primera acepción del término "marica" la de consistir en un sinónimo de "urraca". "Maricas" es como se habían llamado estos pájaros en el pueblo de mi madre (y supono que en tantos otros) toda la vida, y como yo mismo las había llamado hasta aprender el otro en un lugar como Madrid, donde no las había.
.
Me he acordado mucho en los últimos meses de esta anécdota, al contemplar el increíble número de urracas que ahora viven en las calles, tejados y parques de nuestra capital, cuando hace veinte o treinta años era rarísimo el verlas. En cambio, las palomas y, sobre todo, los gorriones (que en mi niñez eran los grandes pobladores de la urbe), casi han desaparecido. Teniendo en cuenta la inteligencia demostrada por las urracas, se diría que han desplazado a las otras especies a fuerza de ser más listas que ellas, pero este es, sin duda, un razonamiento falaz, porque hace doscientos, o treinta años, la proporción entre las inteligencias sería justo la misma que la de hoy.
.
Me gustaría, pues, lanzar una pregunta para biólogos: ¿por qué son se han hecho tan abundantes las urracas en Madrid en los últimos años?
.

.


.

8 comentarios:

  1. Hola:

    Según los científicos expertos, la respuesta es que ha disminuido su caza (la caza es ilegal, porque es una especie protegida desde la entrada en vigor de la Directiva de Aves). La distribución de la especie y su expansión lo puedes leer con más detalle en esta web:

    http://www.mma.es/secciones/biodiversidad/inventarios/inb/atlas_aves_reproductoras/pdf/urraca.pdf

    http://www.zoowebplus.com/datos/urraca.html

    Al aumentar la densidad de las poblaciones de urracas, supongo que por competencia en alimento y espacio se ha podido producir una disminución progresiva de las poblaciones de palomas y gorriones en algunas áreas urbanas. La proporción entre las inteligencias efectivamente sería la misma antes y ahora, pero la disminución de la caza hace aumentar las poblaciones de urracas, han colonizado las urbes, su vida sedentaria facilita la adaptación en los parques urbanos y ahí se hacen dominantes (en obtención del alimento y ocupación del espacio), desplazando a otras especies urbanas. En muchas ciudades las palomas están siendo exterminadas por razones de higiene y conservación patrimonial.

    Claro que en algunos sitios, como en Zaragoza, las aves autóctonas ya están siendo poco a poco desplazadas por la cotorra de Argentina, una especie exótica invasora. Pero las urracas ("picarazas" en Aragón) aún resisten.

    De niño tuve ocasión de ver una pelea entre una urraca y un gato ambos subidos en un árbol, y la urraca consigió echar del árbol al gato. ¡Como para no asustar a los gorriones y a las palomas!

    Si echas una miga de pan en un parque donde convivan palomas, gorriones y urracas, primero acudirá la paloma si está a ras de suelo, pero el gorrión llegará antes para intentar coger la miga casi al vuelo, pero luego llegará la urraca y espantará a las palomas y a los gorriones. A más urracas, menos alimento para palomas y gorriones, que tenderán a ocupar otras áreas sin urracas.

    Bueno, no soy biólogo, pero me gustan los temas sobre biodiversidad (sobre todo de moluscos), espero no haber errado en la explicación.

    Saludos,

    Ramón

    ResponderEliminar
  2. Alrededor de mi facultad, en el campus de Ciudad Universitaria, hay muchísimas (y muy gordas) urracas, y, también, como ha comentado Ramón, una bandada de unas 20 o 30 cotorras, o algún tipo de ave muy similar.

    Desde luego son animales más "simpáticos" que las palomas :)

    ResponderEliminar
  3. En Navarra, "picaraza" de toda la vida.

    ResponderEliminar
  4. Lo que explica Ramón está muy bien y es muy interesante. Además, las urracas son capaces ocupar (u ¿“okupar”?) prácticamente cualquier hábitat, pero parecen preferir estar cerca de campos roturados o parajes degradados por el hombre (ciudades, basureros, carreteras…) y/o les “agrada” la cercanía de poblaciones humanas. Es una especie que ha conseguido adaptarse, multiplicarse y aprovecharse de las alteraciones del medio que provoca el hombre, y, desde luego, en los últimos años nuestras ciudades se han visto bastante alteradas y degradadas...
    Un saludo;
    Nieves.

    ResponderEliminar
  5. No son solo urracas. Han aparecido también en de unos años para acá Madrid y alrededores, mirlos y lavanderas que yo no había visto aquí en mi vida.

    Además las cotorras que señala padawan. Anidan en los arboles del parque de la bombilla y cuyos nidos gigantes se pueden ver cuando crían.

    ResponderEliminar
  6. ¡Delicioso post!!
    Ya se expulsaron los estorninos de las Grandes Vias de Valencia y se controlan las palomas, pero en los parques, como afirma Draco, en Valencia había visto ya mirlos desde el año 1990.
    Mas recientemente, bandas de verdes cotorras van de un lado a otro de la ciudad, en la que se puede ver patos, alguna garza real y la garza blanca, gaviotas e incluso algunas tardes buitres en el cinturón industrial de Valencia.
    A quien ya casi no vemos es al emblemático "rat penat" o murciélago. La fórmula 1 obligó a tratar los humedales con insecticidas y lo pagaron los murciélagos!!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola ja ja ja me llamo asi como describis a esta ave, y no es broma,bueno en realidad mi apellido viene de un pueblo de La Rioja, si, y quizas tenga bastante de Urraca, pero no soy marica, si no hermafrodita, habemos de todo en la viña del Señor,y que vamos hacer naci asi y asi soy. Un saludo fraternal Urraca

    ResponderEliminar
  8. En tiempos de mi niñez, uno a se avergonzaba de sentirse asi, y debido a mi apellido, este me ayudaba a asimilar mi condicion, anormal entre monjas e incluso se mofaban de mi persona, todo un trauma en mi niñez, ahora de adulto lo he superado todo y conozco varios amigos que son igual que yo. Un saludo de Urraca Hermafrodita

    ResponderEliminar