26 de abril de 2009

SIONISMO DEL BUENO


.
Para no perdérselo: el vestido de la primera violinista.

4 comentarios:

  1. Y el del violonchelo que aparece en el segundo 27, al lado del calve se parece al capitán de esta nave...

    ResponderEliminar
  2. ¡Ah, eso! Bueno, las mujeres tienen derecho a ponerse (o quitarse) lo que les apetezca. La verdad es que ni me había fijado en el color. Sólo en que era un "color" y que lo llevaba una mujer.

    ResponderEliminar