5 de mayo de 2009

"ANTE DIOS HUMILLADO"... TURURÚ


A Iñaki Anasagasti le parece «terrible» que se cambie una fórmula que responde a una tradición «más allá de las creencias». Lo de que una tradición esté "más allá de las creencias" tiene coña, teniendo en cuenta además que es una "tradición" que se había puesto un práctica UNA vez antes de la constitución de la Comunidad Autónoma del País Vasco (me recuerda a aquella noticia sobre la "tradición iniciada el año pasado", de las mujeres de ciertos toreros yendo a no sé qué ermita en no sé qué pueblo). Más antigua es la tradición de tirar a la cabra por el campanario, y no es que sea muy "terrible" eliminarla.
.
Lo malo es que hay gente que le da más valor a lo de "respetar las tradiciones" (sea humillarse ante dios, o dar tiros en la nuca) que a lo de trabajar por el bienestar de la sociedad, y luego votan a quienes votan.
.

13 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hoy el jefecillo nacionalista ha protestado porque a ETA no le dejan presentar sus máscaras electorales y el firmante del pacto con ETA en Estella ha llamado frentista al gobierno de Patxi López.

    Acabo de verlo en la tele y le diría a Ibarretxe en su funeral político lo que dicen en otros: tanta gloria tengas como paz dejas.

    ResponderEliminar
  3. Añado un comentario muy similar de otro bloguero:


    Resumen de lo que Ibarreche ha dicho en el parlamento vasco esta mañana: "No hay derecho a que no nos dejen gobernar este país con el apoyo de los asesinos de nuestro adversarios"
    Resumen de treinta años de dominación nacionalista.

    ResponderEliminar
  4. ¿Y qué opina Rouco sobre todo esto?

    ResponderEliminar
  5. "Al término de su intervención ante el pleno de la Cámara vasca, el ex lehendakari Juan José Ibarretxe se ha despedido y ha anunciado su intención de dejar la política."

    Juanjo vete ya

    Juanjo vete ya

    Juanjo vete yaaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  6. Yo siempre he creido que lo mejor de las tradiciones son que se pueden cambiar. Las tradiciones son buenas si nos sirven. Puro utilitarismo.
    En este caso la tradición es simplemente simbolismo rancio y hace bien Patxi en adaptarlo a los tiempos actuales.

    ResponderEliminar
  7. Sursum,

    Cuidado con las alegrías. Veo que no has hecho un buen análisis de la situación. Creo que en estos momentos hay sectores del PNV que están relativamente contentos con los cambios. El PNV había llegado a un callejón sin salida, ya que Ibarretxe estaba quemado mediáticamente y no sabían cómo botarlo; y tantos años en el poder les había llevado a una dinámica repetitiva que suele ser muy difícil de cambiar. El cambio de poder después de tantos años también mejora, aunque escueza, al que va a la oposición, siempre y cuando si éste realice una buena gestión de su nueva posición.

    Además tienen otras ventajas. En primer lugar es un gobierno con sustentación débil (no hay más que ver las veces que Patxi le ha tendido la mano al PNV), que tiene poco apoyo (en las encuestas sólo un 6% apoyaba esta coalición frente al 75% que apoyaba PSE-PNV). Por otro lado la oposición va a ser muy fuerte (el nacionalismo obtuvo más votos que la coalición de gobierno) y con aire de ganador (el PNV le va a recordar todos los días quién ganó las elecciones). En tercer lugar, no van a ser años buenos para gobernar con la crisis que tenemos encima.

    Por eso, a largo plazo la situación puede ser otra.

    Pero lo peor es que a corto plazo muy difícil lo tiene el bueno de Patxi.

    ResponderEliminar
  8. EStos del pnv se creen el alma de no sé qué. Son religiosos e independentistas pero se llevan los dineros del odioso estado central y español. Siempre juegan al chantaje político-con la eta- y ahora al religioso-con la iglesia se topan y se toparon bien siempre- y protestan por algo que la sociedad civil está pidiendo: su independencia del poder religioso. Salu2.

    ResponderEliminar
  9. "La tradición iniciada el año pasado". No lo conocía. Genial.

    ResponderEliminar
  10. Iñigo Unamuno:

    Lo más sorprendente de que me digas que no he hecho un buen análisis de la situación es que no creo haber hecho ningún análisis sino sólo mostrado mi alegría por la desaparición política del tío más pelma y sectario y sectario y pelma del universo político.

    Pero yo creo que tú SÍ has hecho un buen análisis. Seguro que Urkullu y el sector vizcaino que le sostiene están bastante contentos por la huida de Juanjo el ciclista con un plan. Porque la salida del otro día: "aquí (Casa de Juntas de Guernica) comencé la política y aquí la dejo" muestra a un tipo "a piñon fijo" y que cuando se para, se cae, como la bicicleta.

    Ha estado aññños sin hacer nada más que dar la murga con su plan de hegemonía y control nacionalistas y cuando no le ha salido, se va. Un pésimo político incapaz de la mínima flexibilidad.

    Y ahora que el PNV decían que se iba a radicalizar, pone a Mario Fernandez al frente de la BBK. Toda una muestra de no radicalidad.

    Es cierto, como dices, que Patxi López lo tiene crudo estos años con la situación económica, pero me conformaría con que las dificultades para nosotros las pusiera sólo el contexto y no el mismo gobernante, que me temo que se va a tropezar varias veces con el cordón de sus zapatos. Ya ha comenzado con la monserga de trabajar por la paz. Y vuelta la burra al trigo, inundarnos de palabras sobre trabajo y luego no hacer nada.

    Pero si me dan a elegir entre cualquiera -que no sea Otegi y similares- y Juanjo Ibarretxe ¡por favor, cualquiera!

    Sólo te diría una cosa: que las situaciones no son estáticas y lo que hoy es un control absoluto de la sociedad por el PNV puede flojear a fuerza de pasar frío en la oposición y que según se vea que el mundo no se desintegra bajo la presidencia de un maketo hijo de obreros y de Portugalete, los menos boronos del PNV van a ir viendo que igual esto no es tan malo...

    ResponderEliminar
  11. Y lo de las tradiciones del PNV... ¡joder, pero si tiene un fábrica donde las hace!

    Sabino Arana y el PNV se han ido inventando un País Vasco que nunca existió y con el que tener la sartén por el mango dando a otros la ilusión de participar en una comunidad milenaria y quedándose los del partido con el dinero y el poder.

    Aguirre se inventó en 1936 un juramento a la medida del PNV de Dios y Leyes viejas y ahora tenemos que cargar con la "makila" y con el recuerdo de los antepasados -¿de quién?-. Menos mal que Patxi ha quitado lo de "ante Dios, humillado" porque ya sólo nos faltaba un "Begoña'ko andra Mari".

    ResponderEliminar
  12. Perdón, casi seguro que a casi nadie le importa pero corrijo


    Porque la salida del otro día: "aquí (Parlamento autonómico en Vitoria) comencé la política y aquí la dejo"

    ResponderEliminar