18 de mayo de 2009

UN OJO NOS VIGILA DESDE EL CIELO

4 comentarios:

  1. Menuda leche se llevó el satélite ese. Impresionante.

    ResponderEliminar
  2. Qué mundo tan mono, Mimas. El pobre está saturado de cráteres de impacto y el efecto del golpe que formo el cráter Herschel, ese que se ve en la imagen, llegó hasta el polo opuesto.
    Curiosamente, Encélado su casi vecino y de un tamaño bastante parecido casi no tiene cráteres y escupe geíseres de agua y sustancias carbonosas de kilómetros de alto por los alrededores de su polo sur y es la última starlette de los astrobiólogos.
    A mí el aspecto de Mimas me recuerda a las babosas cerebrales de Futurama. Esos parásitos alelantes.
    Saludos,
    J.N.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar