7 de julio de 2010

CIENCIA Y FÚTBOL

¿Quién dijo que en la esencia de la España futbolera no cabe la preocupación por la ciencia?. Véase un maravilloso contraejemplo aquí.
.


4 comentarios:

  1. Mmm, un tanto arriesgado reducirlo a matemática, pero interesante, no cabe duda.
    Más sobre ciencia y fútbol, en este caso la importancia del contacto físico, aquí:

    http://blogs.heraldo.es/ciencia/?p=1273

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Anónimo.
    Por cierto, no está "reducido" a matemática, sino que se limita a constatar la relevancia estadística de ciertos factores (lo cual no puedes hacer sin cálculos matemáticos).

    ResponderEliminar
  3. Siempre he defendido la importancia de la buena cabeza para enfrentarse en solitario a una de las dificultades menos consideradas del deporte colectivo. Hansido muchos grandes que a la hora de la verdad, no han estado a la altura y otros, dato tambien interesante, que ni siquiera han sido capqces de enfrentarse al portero.
    Concretamente tras ese ejemplo que vemos en el vídeo, está un tal Bebeto, un gran futbolista que se negó a afrontar ese momento que suponía ganar una liga.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Ni matemática ni leches.

    Búsquese un pulpo

    ResponderEliminar