16 de julio de 2010

¿POR QUÉ YA CASI NO SE HABLA DE TELEPATÍA?


En mi adolescencia, me apasionaba el tema de los "fenómenos para(@)normales". Dentro de ese amplio mundo ("que hay otros, pero están en éste"), uno de los asuntos fundamentales que destacaba era el de la telepatía. Pero actualmente ya se oye hablar relativamente poco del tema (no digo que nada, pero no tanto como antes).
.
Mi teoría es que la pérdida de interés por la telepatía ha sido causada por el desarrollo de una tecnología mucho más eficiente para la transmisión de pensamientos a distancia desde casi cualquier lugar a casi cualquier otro (con cobertura): el teléfono móvil.
.
¿Quién necesita telepatía, habiendo yoigo?
.

33 comentarios:

  1. Parece que soy el único comentarista no telépata.
    Creo que la hipótesis es buena. En su día yo también fuí un apasionado de dichos fenómenos, los cuales aparentemente "siempre", cumplían dos requisitos:
    pasarse por el forro las leyes de la física e ir a rebufo de las novedades técnicas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Querido Jesús:

    La telepatía es un hecho cotidiano contrastable.

    Se da en conversaciones en las que anticipamos los contenidos mentales del hablante que participa con nosotros en la comunicación y viceversa.

    Lo hacemos casi sin darnos cuenta. Aunque no es algo que podamos controlar a nuestro antojo, sino que se da según el grado de empatía y el contexto.

    Esto es una demostración palpable de que existe un medio de transmisión 'no físico', o que la física actual no ha sabido o no es capaz de calibrar.

    Tal vez en un futuro no muy lejano, algún investigador descubra la raíz del fenómeno. Y a partir de entonces y con entrenamiento adecuado (desde la niñez) seamos capaces de mantener comunicaciones no verbales a través de nuestras mentes.

    ResponderEliminar
  3. Jordi:
    mi mujer sabe casi siempre lo que voy a decir, pero no es que me lea la mente, sino que me conoce muy bien. También sabemos lo que van a hacer los planetas, y no porque leamos su mente.

    ResponderEliminar
  4. Querido Jesús:

    A partir de ahora estudia tus comunicaciones con otros hablantes.

    Es como observarte desde fuera, al mismo tiempo que interaccionas.

    Trata de retener los contenidos concretos, y observa como pasan de una mente a otra. A veces de forma convencional y otras no tanto.

    Al tiempo observarás como ciertos contenidos 'flotan' en el contexto.

    ResponderEliminar
  5. ¿Y qué? Eso significa sencillamente que la conversación es una "propiedad emergente", no que haya una "comunicación extrasensorial".

    ResponderEliminar
  6. Querido Jesús:

    Tu hazme caso cabezón.

    ResponderEliminar
  7. Si tenemos en cuenta que el pensamiento es la interiorización (aquí "interior" es una metáfora) de nuestra conducta verbal (Vigotsky), podría decirse que la comunicación es previa al pensamiento mismo. El habla es telepatía a corta distancia. Las nuevas tecnologías comunicativas amplian el alcance y el abanico de posibilidades para comunicar y pensar de formas distintas. Hay dispositivos en desarrollo que detectan los movimientos musculares que el emisor produce al subvocalizar y los traduce a texto o voz sintética en el periférico de salida del receptor.

    Respecto a la telepatía "clásica", en "Siete experimentos que pueden cambiar el mundo", Rupert Sheldrake habla sobre estadísticas relacionadas con la sensación de que te están mirando, los perros que saben cuándo su dueño decide volver a casa y se van a esperar a la puerta, o el incremento en la velocidad de resolución de problemas que los animales de laboratorio desarrollan cuando ese experimento ya ha sido realizado con anterioridad. Por supuesto la ortoxia mecanicista le salta al cuello antes de mirar siquiera los datos. Yo no me pronuncio al respecto pero no reacciono ante esas propuestas de investigación como una amenaza herética. Su idea de los campos mórficos me parece propuesta teórica muy sugerente. Ya veremos lo que sale de ahí.

    ResponderEliminar
  8. Da un poquillo de pena ver cuánta gente adulta y que perece normal, cree en telepatías, milagros y demás tontás (y luego dicen de la LOGSE...)

    ResponderEliminar
  9. y que parece normal

    ... no lo dirás por Jordi (lo de normal, claro).

    A mí nunca me dio por la telepatía ni esas cosas. Sí que me dio por leer sobre astrología, pero siempre tuve muy claro que era una especie de álgebra de símbolos, sin relación alguna con la realidad, y que me servía para ligarme a las tías que sí creían en esas cosas.

    También me dio por leer a Jung, pero esa parte es interesante: esperaba que, como persona que había trabajado con pacientes mentales, aportase pruebas. Es decir, esperaba que fuese "científico"... pero casi enseguida me di cuenta de que no lo era. Por cierto, algo parecido me pasó con Chomsky: mucha ilusión inicial, para luego pasar al desencanto.

    ResponderEliminar
  10. Masguel:
    yo respeto mucho los argumentos del Sheldrake y similares. Sólo que me parece que, si hubiera algo de verdad en los fenómenos que dice, entonces, con la cantidad de gente rica, convencida de que algo de verdad hay en esas cosas, y con tanto dinero por gastar en montones de otras cosas raras (sobre todo en EEUU), creo que ya se habrían constituido varios institutos de investigación privados que habrían MOSTRADO FUERA DE TODA DUDA RAZONABLE la validez de esos experimentos.
    Puesto que tal cosa no ha ocurrido, queda la explicación alternativa: que en TODOS los fenómenos hay un tanto por ciento de posibilidad de que ocurran "resultados raros", no debidos a feurzas desconocidas, sino a la simple fuerza de la estadística, y estamos programados para que los casos raros nos llamen la atención mucho más de lo que merece su escasa significación estadística.

    ResponderEliminar
  11. Su idea de los campos mórficos

    ¿Cuál es la lagrangiana de dichos campos? ¿Qué simetrías los caracterizan? ¿O lo de "campo mórfico" es como lo de la fuerza magnético-mesmérica de otros siglos?

    ResponderEliminar
  12. "¿O lo de "campo mórfico" es como lo de la fuerza magnético-mesmérica de otros siglos?"

    Algo parecido. Es una estrategia heurística. Nada concreto. El propio Sheldrake lo entiende así. Un concepto para imaginar la relación no local que parece establecerse entre algunos fenómenos.

    ResponderEliminar
  13. Jordi:
    La verdad está en tu interior.

    Ya no: me tomé el laxante.

    ResponderEliminar
  14. Ar Lor:
    Parece que soy el único comentarista no telépata.
    Claro. Es que los telépatas me mandaron ya sus comentarios por otras vías.

    ResponderEliminar
  15. La telepatía sí que existe: es la transmisión de sentimientos y emociones a distancia. Lo hace todos los mamíferos. Aunque de extrasensorial no tiene nada. Es sensorial.-

    ResponderEliminar
  16. Nunca se hará el suficiente hincapié en al necesidad de definir bien las cosas antes de empezar a hablar.

    "Telepatía = Anticipar los contenidos mentales del hablante que participa con nosotros en una comunicación."

    Eso es una definición no operativa. Puede ser un primer acercamiento intuitivo de lo que queremos decir, pero no sirve todavía. ¿Cuántos contenidos mentales? ¿Qué grado de precisión? ¿Evaluado por quién?

    Cada vez que se intenta hacer algo serio con estas cosas (i.e., dar una definición operativa, lo que equivale a señalar qué se consideraría un éxito o un fracaso de un posible experimento), nos encontramos siempre con excusas. Es lo que pasa con todos y cada uno de los que intentan llevarse el premio del millón de dólares de la Fundación Randi.

    BTW: En la discusión anterior sobre el concepto de verdad es lo que intenté hacer, ir más allá de esa definición intuitiva de lo que entiende un niño de cinco años, pero ni caso. Y así la conversación se enredó en dilucidar si "hoy llueve" es lo mismo que "es verdad que hoy llueve" y otras lindezas semejantes.

    ResponderEliminar
  17. José Luis:
    es que creo que tu intervención se refería más bien a CÓMO AVERIGUAMOS si algo es verdad, no a EN QUÉ CONSISTE que sea verdad (lo averigüemos o no).

    ResponderEliminar
  18. José Luis:
    es que creo que tu intervención se refería más bien a CÓMO AVERIGUAMOS si algo es verdad, no a EN QUÉ CONSISTE que sea verdad (lo averigüemos o no).

    ResponderEliminar
  19. Chicos, chicos...

    Esto de la telepatía me ha dado pie a plantearme la creación de una obra sobre el tema.

    Denominaré al libro...La peligrosa idea de Jordi

    PD: espero que Freman me haga el prólogo a la vigesimotercera edición.

    ResponderEliminar
  20. Jordi: Manda tus comentarios telepáticamente. Tú te ahorras el esfuerzo, y nosotros también nos ahorramos algo.

    ResponderEliminar
  21. Jesús:

    Es como siempre: a más cómo, menos por qué.

    ResponderEliminar
  22. imaginar la relación no local que parece establecerse

    Es decir, una explicación basada en un comportamiento que no tiene base experimental alguna. Wishful thinking: no existe prueba alguna de telepatía. Pero Ruperto Mandrake dice que, si la hubiese, tendría que estar basada en la transmisión de información a velocidades superlumínicas. Y la gente olvida enseguida la partícula condicional de la frase original.

    Coño, cómo degeneran las cosas. Hasta aquella tontería del "principio de sincronicidad" era, si no más real, por imposible, sí más estética. Al menos, The Police le sacó una canción.

    ResponderEliminar
  23. Querido Jesús:

    El próximo post que vaya de espiritismo, y el siguiente de ovnis.

    Porfa,porfa,porfa...

    ResponderEliminar
  24. Freeman, SI la relación es no local, la velocidad deja de ser un factor a considerar.

    Y se puede experimentar con relaciones de ese tipo. No se si has visto el video del perro, pero es curiosísimo. En la grabación de la cámara, que muestra fecha y hora, el perro va a esperar a la puerta justo cuando el dueño decide volver a casa (claro está, se elige una hora no habitual de retorno). No estoy diciendo que esas experiencias demuestren su hipótesis. Me limito a señalarlas.

    De todas formas, a mí me parece que Sheldrake se mete en camisa de once varas cuando incluye la telepatía en su propuesta teórica. Me parece mucho más interesante para el entendimiento de la formación de sistemas autoorganizados y aún en ese ámbito no deja de ser un mero imaginario, una forma de entender el universo en su conjunto. Es una especie de platonismo historicista.

    Si no te gustan las teorías que hablan de cosas sobre las que no se puede poner el dedo, es cosa tuya. A mí, con que me sugiera nuevas formas de ver las cosas, me basta para valorarlas positivamente.

    P.D. Me resulta muy desagradable el tono despectivo y la mala leche que rezumas.

    ResponderEliminar
  25. Me resulta muy desagradable el tono despectivo y la mala leche que rezumas.

    Agua y ajo. A mí las gilipolleces me provocan ronchas.

    ResponderEliminar
  26. A mí, con que me sugiera nuevas formas de ver las cosas

    Es decir, te gustan las novelas de ciencia-ficción. A mí también. Pero me gusta también ese anuncio que ponen al principio: "cualquier semejanza con la realidad", etc, etc. Hay mucho tontainas por ahí.

    Me parece mucho más interesante para el entendimiento de la formación de sistemas autoorganizados

    Talk is cheap. También se me ocurre una frase (falsamente) atribuida a Buda, pero rezuma mucho más desprecio y mala leche.

    ResponderEliminar
  27. "Agua y ajo. A mí las gilipolleces me provocan ronchas."

    Pues que te mejores. En adelante me ahorro cualquier respuesta a tus comentarios.

    ResponderEliminar
  28. Ten cuidado: se comienza creyendo en la telepatía, luego se cree en el milagro de Calanda, y se termina saltando la verja del Rocío.

    ResponderEliminar
  29. Querido masgüel:

    Freman no es mala persona, lo único que ocurre es que tiene reprimida su latente homosexualidad.

    Y ello le provoca una alteración del carácter que desemboca en ese tono ácido que acostumbramos a observar.

    ResponderEliminar
  30. Con la telepatía y demás fantasías me pasa como con las exposiciones de antigüedades: siempre veo cosas que me hacen pensar cómo pudieron usar ESO.

    En los 70 mucha gente padeció del maravillosismo irracional: el retorno de los brujos, ovnis, lobsang rampa, parapsicología. Y una vez más España se empeñó en aportar al mundo a Jimenez del Oso en vez de algún candidato a premio Nobel.

    Y aún nos extrañamos de que tengamos casi un 20% de paro frente a cifras de la mitad o menos en países desarrollados...


    Para acabar, el conocido chiste del tipo que va a consultar a un adivino. Llama a la puerta y se oye una voz dentro.

    -¿Quién es?

    -Pues vaya mierda de adivino.

    ResponderEliminar
  31. jesus...

    Al inicio de tu cortito pero interesantisimo post dices: "uno de los asuntos fundamentales que destacaba era el de la telepatía. Pero actualmente ya se oye hablar relativamente poco del tema (no digo que nada, pero no tanto como antes)."

    y luego pasas a decir: "Mi teoría es que la pérdida de interés por la telepatía ha sido causada por el desarrollo de una tecnología mucho más eficiente para la transmisión de pensamientos a distancia desde casi cualquier lugar a casi cualquier otro (con cobertura): el teléfono móvil."

    Ese es el punto, en un medio abrumado por publicidad y mercadeo subliminal, no nos permiten darnos cuenta de la realidad del negocio: La telepatia es un hecho, pero LAS TELEFONICAS LA MANTIENEN OCULTA...

    ResponderEliminar
  32. Interesante hipótesis. Puede ser como dicen que haces las petroleras con las patentes de energía solar

    ResponderEliminar