22 de noviembre de 2009

POLÍTICAMENTE INCORRECTOS


¿Qué canción os parece más "políticamente incorrecta"?
.
¿Ésta?
.
¿O ésta?.

Yo sostengo que una canción como la primera no sería "culturalmente aceptable" en nuestra tolerante sociedad (tal vez porque los obesos están más organizados que los feos), y me parece que eso sería un ejemplo de intolerancia y de falta de libertad.
.
(Aunque también podríamos añadir ésta).

10 comentarios:

  1. Al final del segundo enlace se te ha quedado olvidado un + que impide verlo al pinchar en él ;)

    ResponderEliminar
  2. La segunda tiene más peligro. Ni gordos ni feos tienen una asociación, pero las mujeres sí, y la segunda habla, ya no de una mujer gorda, sino de una mujer gorda y además fea. La gordura se cura. La fealdad, de momento, sólo se puede disimular.

    No se ha montado una todavía a cuenta de la canción porque quienes la cantan son una panda de gordos feos con el pito encogido. Al bufón medieval se le permitía algunas licencias porque, al fin y al cabo, era un enano feo, contrahecho y desgraciado.

    ResponderEliminar
  3. Te digo lo mismo que le dije a Raus hace ya algo de tiempo.
    ¿Por qué tantas lamentaciones con que si no se puede decir tal o tal cosa porque es "políticamente incorrecto" y demás gilipolleces?

    Lo que suelen querer decir los de tales quejas es más o menos lo siguiente: "Yo y los que son como yo venimos insultando a determinadas personas (o tipos de personas) de toda la vida de dios, sin suscitar más que risitas cómplices o silencios agraviados, y hete aquí que ahora hay gente que contesta en mal tono, puritanos que nos critican y don nadies que hasta se atreven a insultarnos igualmente. Y los de las risitas son menos y de tapadillo. Pero ¿adonde vamos a parar, si todo el mundo va a tener el mismo derecho a llamarme mamón que yo a llamárselo a los demás?"

    Es contradictorio que digas que lo tolerante es callarse la crítica con los que no se callan las suyas. O, como suelen decir los lloricas de marras, que "se les censura", cuando eso sólo es cierto en el sentido de que se les afea su conducta o se les critica, pero no que se les prohíba, se les persiga o se les castigue.

    Vamos a ver: si yo tengo derecho a ser grosera y desagradable con otras personas, lo menos que puedo esperar y admitir es que otras personas tengan el mismo derecho a ser desagradables conmigo. Si mantengo opiniones socialmente mal vistas, lo menos que puedo esperar es que los que las ven mal lo digan.
    ¿Dónde está el problema, o la falta de tolerancia?
    ¿O lo que se defiende es la ley del embudo?

    Todavía la cosa es más tonta si se habla de espectáculo y entretenimiento: eso es un negocio, sin más, y si los que lo contratan y lo pagan creen que determinadas expresiones son malas para su negocio, porque el público se rebota, pues dirán que no lo vuelven a poner, lo mismo que si contratan otro espectáculo que no gusta por otro motivo. Eso es porque el respetable público ve lo que quiere, y juzga como le sale de los huevos al titiritero o artit-ta, como ha sido siempre.

    Ser minoritario o mantener opiniones minoritarias, o impopulares, es lo que ha tenido siempre.
    Podemos aspirar a que la Inquisición o la Brigada Social no nos lleve al calabozo, pero no a que el resto del mundo nos aplauda o se calle, si no le da la gana.

    ResponderEliminar
  4. ¿Por qué tantas lamentaciones...

    :) Yo no me lamento. De hecho, nunca me ha gustado la etiqueta de "políticamente incorrecto". Yo simplemente soy un borde maleducado que no siente demasiada empatía por el prójimo y a quien se la trae ligera los sentimientos de la mayoría de la gente.

    Es más, mira qué bien me lo tomo cuando la gente se mete conmigo. Está en su derecho. Coherencia, ¿no? Además, como no me afecta...

    ResponderEliminar
  5. si yo tengo derecho a ser grosera y desagradable con otras personas

    ... y sí, ya sé que lo has escrito como el antecedente de una hipótesis, pero la verdad es que no tienes la lengua pilosa, y me caes bien por eso (y por tus ataques esporádicos de iconoclasia).

    Hay quien prefiere a un hijo de puta educado antes que a alguien sincero, pero desagradable. Yo no.

    ResponderEliminar
  6. (pero espero que no te parezcas a la señorita Muwada, ¿verdad? ya sé que la belleza está en el interior, pero esa chica necesitaría un espeleólogo o un arqueólogo para que la descubriese)

    ResponderEliminar
  7. Yo la verdad es que prefiero que los que hablen mal de mi tengan la delicadeza de hacerlo a mis espaldas.

    No puedo conseguir que la bronca y las palabras desagradables no me afecten, como a ti.

    Pero eso es en lo personal. Yo tengo mucha práctica en mantener opiniones impopulares y creo que hay que tener el valor de las propias opiniones, o callárselas, pero no pretender decirlas (y más sin paños calientes) y que nadie te contradiga. O callárselas por conveniencia o cobardía y luego lloriquear que es que no dejan hablar.

    La verdad es que comparada con Muwada, creo que vengo a ser dos tercios de ella en todos los órdenes. En valor para ponerse semejante corona, también.

    ResponderEliminar
  8. Que grandes son los Mojinos, coño! Ohu ¡que tía más fea! Recordemos que dicen que "todas las mujeres son guapas, y si no te lo parecen, te bebes otro cubata" Una verdad científica universal, la relatividad de la belleza en función del grado de alcohol en sangre.

    ResponderEliminar