2 de enero de 2009

LECCIONES DE ESTADÍSTICA PARA MINISTRAS DE IGUALDAD (Y EDITORES DE PÚBLICO)


Seguimos con la obligación de meternos con el diario Público... ¡Y yo que pensaba que lo de la objetividad era una responsabilidad de la izquierda! Se ve que peco de ingenuo.
.
El tebeo de Escolar (ojo, con todo mi respeto a los tebeos, con los cuales siempre me lo he pasado bomba, incluyendo Público) aprovecha unas declaraciones de la Espe sobre la violencia contra las mujeres para ponerla de xenófoba y racista. No digo yo que no lo pueda ser, pero habrá que dar otros argumentos. Lo que ha constatado la presidenta de Madrid es que la violencia esa llamada "de género" en España se da en mucha mayor medida entre los extranjeros que entre los aborígenes. A ello contestan los de Público, con los datos en la mano, que más de la mitad de las víctimas eran españolas, en concreto, 39 de 70.
.
En fin, vamos a ver: según los últimos datos del padrón, viven en nuestro país 23.264.850 mujeres. De ellas, son españolas 20.395.283, y extranjeras, 2.879.567. Con esos cifras, lo que resulta es quela probabilidad que tiene una mujer española de ser asesinada como resultado de la violencia de género es de 1,912 por millón. En cambio, una extranjera tiene una probabilidad de 10,8 por millón. Más del quíntuple. La propia ministra de Igualdad se da cuenta del dato, como confirman los de Público sin atribuirle intenciones xenófobas.
.
Por lo tanto, el problema de la violencia de género es cinco veces más grave entre las extranjeras residentes en España que entre las españolas. No sé si la única causa de esto serán las "diferencias culturales" a las que se refería Esperanza Aguirre, pero sospecho que puede ser una causa relevante.
.
Lo que primero que necesitamos como arma preventiva frente a este problema son estadísticas claras (no estoy hablando de la actuación en los casos manifestados, sino en la previsión). Hay que diseñar unos "perfiles de riesgo" lo más completos y objetivos posibles, lo que significa proporcionar a la gente el conocimiento de qué tipo de circunstancias, indicios o pistas pueden ayudarla a estimar la probabilidad de que cierta persona (en general, cierto varón) pueda convertirse en un maltratador (o un maltratador de una mujer de tales o cuales características, porque seguro que no se atrevería con todas igual). Tal vez convendría que fuese obligatorio hacerse un test de este riesgo (u obligar a tu novio a que se lo hiciera) antes de iniciar una relación sentimental más o menos estable.
.
Las actuaciones preventivas más intensas deberían realizarse, pues, entre aquellos grupos de población a los que la estadística identificara como más susceptibles de generar ese tipo de violencia. ¿Qué actuaciones? Ello dependería de los factores que la propia estadística mostrara como relevantes: puede que en ciertos casos sea mejor una acción educativa en los primeros años, en otros puede que lo mejor sean unos cursillos prematrimoniales, en otros tal vez lo mejor sea una labor de concienciación entre el vecindario, los compañeros de trabajo y la familia cercana.
.
Pero, claro, esto sería el camino hacia una sociedad de "presuntos delincuentes", a lo Minority report (o no, según como se lleve a cabo esta política). Entra en juego también la violación de la intimidad (¿la de los machos vale más que la vida de las hembras?).
.
¡Ahj! Pero me temo que estoy teniendo en este inicio de año vanos sueños positivistas... Seguro que, en todo caso, la realidad se burlaría de mí, convirtiendo en estrellas mediáticas a los machos que sacaran una alta puntuación en esos tests de maltratadores potenciales. Al fin y al cabo, tal vez tienen más morbo.
.

9 comentarios:

  1. Hola Jesús,
    Buen trabajo. En cualquier "guerra" la primera víctima es la verdad (ergo, me parece improbable que el error se deba a ignorancia en estadística).
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Jesús,
    Buen trabajo. En cualquier "guerra" la primera víctima es la verdad (ergo, me parece improbable que el error se deba a ignorancia en estadística).
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hombre,si 'Público' es un tebeo, qué será ABC, con las indescriptibles soflamas del insoportable Tertsch. O la totalidad del vertedero digital de Losantos. ¿Cómics?

    ResponderEliminar
  4. Ya quisiera ABC ser un tebeo. Mejor tebeo que catecismo.

    ResponderEliminar
  5. Con esto del "respeto a otras culturas" nos olvidamos que otras culturas, tendrán que purgar sus anacronismos e incompatibilidades con el estado de derecho, como ya lo hizo o lo está haciendo la propia cultura española, tradicionalmente machista.
    Si tenemos en cuenta la procedencia de muchos inmigrantes, no me extraña que el machismo sea una lacra común.
    No es xenofobia. Es denunciar en el otro, los errores que en ti mismo reconoces, sin que su "cultura" (ese escudo impenetrable tras el cual todo lo hay que "tolerar"), te impida verlos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Serás estatista malvado y totalitario! Y encima facha, defendiendo a Aguirre.

    Jejejeje Lo tienes todo, Jesús.

    Por cierto, no estaría mal que existieses esos tests para que, a posteriori, una vez cometido el delito, se pudiese distinguir si la violencia es auténtica violencia de género, o es violencia doméstica (con lo que no sea serían aplicables los agravantes penales de género).

    Feliz año.

    ResponderEliminar
  7. Incluso siendo peor el indicador de violencia machista entre los extranjeros que entre los aborigenes, eso no significa que haya una relación causa efecto. Habría que sacar datos sobre grado de instrucción, poder adquisitivo, etc. A lo que voy es que la causa está más en la pobreza o exclusión social que en donde uno haya nacido. Que saquen datos de violencia según nivel de ingresos, y luego vemos si hay diferencias entre extranjeros y españoles.

    ResponderEliminar
  8. Vamos, que mientras los crímenes de violencia de género sean tan abrumadoramente mayoritarios contra las mujeres extranjeras no son importantes.
    Creo que esa es la filosofía de la hipócrita Gil de Viedma de toda la vida. Y, probablemente, los de Público estén desquiciados por esa "perla" que gobierna Madrid, la cual, creo, ya habrá aprendido que Saramago no es la escritora Sara Mago. Jeje.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Seguimos con la obligación de meternos con el diario Público... ¡Y yo que pensaba que lo de la objetividad era una responsabilidad de la izquierda!
    ------
    Pues sí, esa primera frase sobre la objetividad y la izquierda resulta una completa ingenuidad.

    Por supuesto, lo primero para abordar un problema social es disponer de estadísticas claras mejor que moralina y prejuicios.

    Por lo demás, felicidades por el blog. Creo que subiré al Otto Neurath de vez en cuando.

    ResponderEliminar