7 de enero de 2010

QUE DIGAN MISA



Da gusto ir a misa últimamente.
.
Si lo haces en Granada (y el Señor te ha bendecido con el regalo de haberte hecho varón), sales de allí con unas ganas tremendas de coger a la primera chica que te encuentres (y que haya abortado, of course), para "abusar de su cuerpo con licencia absoluta, sin límites". Era digno de ver cómo empezaban a abultar, entre la feligresía de la catedral granadina, las escasas braguetas masculinas que aún no habían pasado la pitopausia, al resonar entre las columnas y bóvedas del magnífico templo, y entre los huesos parietales de sus libidinosos cráneos, las procaces palabras del arzobispo: "¡Sin límites..., sin límites..., sin límites...!"
.
.
.
.
.

Si, en cambio (o además, que ya es potra), vas a la misa de la Epifanía en Roma (y el Demonio te ha engatusado para convertirte en un científico), con lo que sales es con la gran satisfacción espiritual que da el saber que tus investigaciones tienen que estar abiertas a "ulteriores revelaciones y llamadas divinas". Vamos, que el día menos pensado se te aparece una estrella errante encima del matraz y la retorta, y siguiéndola pasito a pasito terminas colocando regalos por la noche en las casas de los niños, soportando por arte de magia un frío de la puta madre a base de los chupitos que dejan los padres, y saltando de ventana en balcón gracias a unos camellos malolientes alimentados por pajes ataviados con pantalón de culera ceñida (de esos de los que un arzobispo sueña con abusar sin límites... sin límites... sin límites).
.
En fin, todo sea por la glorificación del abuso de las abortistas (y supongo que, ya de paso, de toda chica un poco progre, o sea, de las que no van a las manifas kiko-roucales), y de la astrología como vía para la iluminación.
.
Aunque yo me conformaría con glorificar un poquito más la tesis de que la ciencia, por supuesto, no es "autosuficiente" en sentido moral, sino que, como toda actividad humana, está sujeta al respeto a los derechos fundamentales. Tampoco es "autosuficiente" en sentido epistemológico, pero eso significa tan sólo que es falible, no que necesite de ayudas provenientes de la mitología, azteca, zoroástrica, o judeo-romana.
.
.
Más:
.
.
.
.
.
.

9 comentarios:

  1. "Eso le da a los varones la
    licencia absoluta, sin límites, de abusar del cuerpo de la mujer, porque la
    tragedia se la traga ella, y se la traga como si fuera un derecho."

    Me temo que usted tiene un problema con la lectura. Leer no consiste en percibir letras juntas para formar palabras; después hay que juntar las palabras para formar frases y, si ésta es subordinada, es donde usted se pierde (y ahí me quedo, porque el proceso continúa): No da derecho, según el arzobispo, a abusar de la mujer que haya abortado, sino de toda que esté en disposición de hacerlo, pues luego aborta y sanseacabó el problema que ha originado el abuso.

    Una vez que haya entendido la frase puede empezar a criticarla; a mí me parece una simpleza, pues da a entender que el único problema que trae una violación es el embarazo.

    Seguro que caben interpretaciones más benignas pero a un arzobispo cabe pedir, como a un catedrático de universidad, que se exprese con propiedad.

    De nada.

    ResponderEliminar
  2. La homilía original para el que quiera leerla de primera fuente:
    http://diocesisgranada.files.wordpress.com/2009/12/homiliacatedral20diciembre20092.pdf

    La frase es como la cita el "anónimo" pero yo no percibo ningún matiz positivo, me sigue pareciendo una barbaridad. Será que tengo problemas con la lectura también.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo:
    efectivamente, espero que en la entrada hayas hecho algo más que juntar mis palabras. ¿Has oído hablar de la ironía?
    .
    Parece que me criticas por criticar al arzobispo MENOS de lo que merece ser criticado, aunque lo dices con frases que, normalmente, se usarían para decir que no se le puede criticar lo que le critico.
    .
    En fin. Que junto tus letras y me quedo sin saber con qué no estás de acuerdo de lo que digo en la entrada.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, la frase del arzobispo tiene más pecado que el de ser una "simpleza": expresa un desprecio radical y fundamental hacia la libertad de la mujer, y una reducción del varón a los más animalescos instintos sexuales.
    .
    En fin, que es de un cavernicolismo "sin límites... sin límites... sin límites"

    ResponderEliminar
  5. Queridos hermanos:

    Yo creo que la mujer es un objeto de deseo para el hombre. Esto es una realidad como un templo.

    Claro que si cada vez que copulas con una hembra humana tienes que mantener un hijo, pues ya no puedes disfrutar del objeto de deseo tantas veces como quisieras.

    Por eso el aborto es un chollo. Porque ya no te tienes que preocupar de mantener niños y encima te puedes dedicar a copular sin límites (Y las hembras también disfrutan ojo).

    En fin hermanos, que yo estoy de acuerdo con el contenido de la misa, y la crítica de mi querido Jesús me parece poco realista en relación a la condición humana.

    ResponderEliminar
  6. Si alguien usara este blog como única fuente para documentarse sobre lo que opinan los positivistas y los descreídos (bueno, descreídos sólo en materia religiosa, porque en las restantes el positivista es de un fideísmo bastante rocoso), sacaría la errónea conclusión de que esta clase de personas sólo son capaces de proferir lugares comunes en lenguaje chabacano, con la intención de ser confundidos con cualquier personaje de televisión basura. Menos mal que entre los positivistas y entre los agnósticos y ateos hay de todo porque, si la mayoría fuera como el profesor Zamora Bonilla, harían bueno al obispo más ultramontano.

    ResponderEliminar
  7. O sea, que un obispo dice una barbaridad que bordea el delito, y la culpa es de Zamora por chabacano y por no saber leer.

    ¿Se puede tener menos vergüenza que los vaticanistas españoles?

    ResponderEliminar
  8. A los católicos de guardia del blog de Zamora:
    Una vez un tipo, que era imán musulmán con turbante, dijo en un libro que cuando los maridos pegaran sus mujeres, a lo que tenían según él indudable derecho (para corregirlas, evidentemente, como en nuestra santa tradición católica hoy perdida) tenían que seguir tales y cuales reglas, encaminadas principalmente a no estropearles la cara ni dejarlas baldadas (que hay gente que se entusiasma y no se acuerda de que la susodicha luego tiene que hacer la colada y acostarse con él).
    ¿Qué pasó? Pues que fue procesado el imán de las narices, y condenado penalmente por incitar y hacer apología de un delito y demás.
    A ls obispos les debió parecer bien, porque estuvieron calladitos.

    Bueno, pues a mi, en el uso de mi facultad de juntar letras, me parece que lo de este impresentable es todavía más grave, porque incita a delitos todavía más graves.

    Pero sé que si espero que los diligentes fiscales le abran diligencias por incitar y justificar la tortura y la violación, voy a tener que esperar mucho. Y que si espero que las mujeres católicas, independientemente de si están contra el aborto o no lo están, digan algo, también voy a tener que esperar mucho.

    Porque los fiscales deben ser católicos en su mayoría (o no quieren líos con los que lo son) y las mujeres católicas deben ser sobre todo católicas, antes seguramente que personas humanas.

    Los católicos sois esa gente de la que no se puede esperar que respeteis la ley cuando la jerarquía de la iglesia la infringe, ni defendais los derechos humanos ni la mínima humanidad en ese caso. También sois de quiene se espera que ataqueis con todo lo que teneis cuando algún conciudadano se atreve a hacer lo que deberíais hacer vosotros. Incluyendo denunciarlo al Santo Oficio, ese que está ahí para protegeros de la mala doctrina.

    Luego no os quejéis de que se tenga de vosotros tan mala opinión, y se os conceptúe de manera tan miserable y se os desprecie. Os lo ganáis a pulso cada día.
    Llamaros gañanes y bestias de arado es poco. Es moderado.

    ResponderEliminar
  9. Hola, Enojado:
    supongo que estás enojado, sobre todo, por la incitación a la violación con violencia sin límites a la que te ha animado el encargao del rebaño granaíno (por usar ese lenguaje chabacano que me caracteriza; sigo adelante con el cursillo hasta que mi verbo se parezca al de la Belén Esteban... lo que es sólo una etapa hacia el objetivo final: ser igual de faltón que Jiménez Losantos).
    .
    Sobre el positivismo, naturalmente en este blog sólo se defiende la versión del positivismo de Jesús Zamora, no otras. Lo que no entiendo es ese "fideísmo" que me achacas (bueno, tal como escribes no se llega a ver claramente si me lo achacas a mí o a quién); ¿en qué cosas supones que 'creo sin tener razones suficientes' -y supongo que tú no crees en ellas, puesto que en caso contrario, no me lo recriminarías-?
    Y por último, la mayoría de los positivistas-agnósticos-o-ateos que escriben por ahí, suelen ser más cañeros todavía que yo con la Santa Madre Iglesia -que Dios tenga en su gloria (¿o no era eso?)-, así que me suena un poco raro lo de que "entre positivistas y demás hay de todo..."

    ResponderEliminar