24 de mayo de 2008

"EL CONCEPTO DE PROPIEDAD ES UN INVENTO MUY ASENTADO"

"El concepto de propiedad es un invento muy asentado". Eso dice Miguel de Icaza en una entrevista que sale hoy en Público.
.
El desodorante y la pasta de dientes también son "inventos muy asentados", y es una suerte que lo sean, al menos cuando vas en el metro por las mañanas.
.
Para cada tipo de tecnología existe un tipo de reglas de propiedad que favorecen de la mejor manera posible el interés social, y estas reglas no tienen por qué ser uniformes. El tipo de reglas de propiedad que favorecen la producción y el consumo de ropa no tienen por qué ser las mismas que las que hacen lo propio con los aeropuertos o con los antibióticos. Como estas reglas "óptimas" tampoco pueden ser descubiertas por el puro razonamiento lógico, es bueno que se experimente con reglas alternativas en casos, en períodos y en territorios distintos. Así que el desarrollo del software libre y de todas las formas alternativas de copyright están muy bien, naturalmente, pero no tomando cada una de ellas como un dogma que vaya a sustituir al dogma de la propiedad inalienable, sino como experimentos alternativos y complementarios cuando sea posible.
.
Por otro lado, el software libre ha crecido tanto porque es una actividad que pueden hacer personas en su tiempo libre, con necesidad de relativamente pocos medios -salvo tiempo, talento y un equipo informático- (o a la que se puede sacar rendimiento económico a través de otras vías). Pero, por lo que sé, aunque hay "visionarios del software libre", no hay "visionarios de la fabricación del automóvil libre" (o sea, que lo fabriques y lo regales). La explicación es obvia.
.

13 comentarios:

  1. "no hay "visionarios de la fabricación del automóvil libre" (o sea, que lo fabriques y lo regales)"

    No tiene nada que ver "libre" con "regalar" cosas. Hay software libre gratis y software libre no gratis. No confundas los términos, porque se suele hacer con demasiada frecuencia. La equivalencia entre sofware libre y tu ejemplo del "automóvil libre" sería que se diera a conocer todos los planos y hasta el último detalle de un coche, y que cualquier empresa pudiera fabricar una réplica exacta. Eso no implica gratuidad.

    Esto es importante entenderlo, y a menudo no se hace.

    ResponderEliminar
  2. Te agradezco la puntualización, Iñaki. Es un error por mi parte.

    De todos modos: ¿por qué no hay "visionarios del diseño libre del automóvil"? Creo que la explicación es que diseñar un automóvil (no ya fabricarlo) también es, por lo general, un proceso muchísimo más caro que diseñar un programa.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo. Se requieren medios muy caros para diseñar un automóvil. Pero no entiendo a dónde quieres ir a parar con el símil.

    De todas formas, prácticamente todos los negocios que se me ocurren ahora mismo están dominados por "el secreto". Me explico: Coca-Cola tiene "su secreto", "su fórmula", que guardan con recelo; BMW tendrá "su secreto" para mil cosas (el motor, la amortiguación y yo qué sé); Heineken tiene "su receta" secreta; etc., y así funciona el asunto. Pero, ¿por qué no puede funcionar otro modelo de negocio?

    Un caso parecido es el de la criptografía. La criptografía ya ha pasado por estas fases y las ha superado: antes, lo que garantizaba la fortaleza del cifrado era "el secreto" que suponía cómo se cifraba el mensaje. Véase la máquina Enigma, por ejemplo. Ahora no, ahora la cosa funciona de manera bien distinta. Ahora los sistemas de cifrado son conocidos por todos. Es más, son puestos a disposición de expertos en seguridad para que los rompan y corregir errores. Ahora la seguridad se basa en la fortaleza del método, y no en el desconocimiento de éste.

    Ya sé que no es lo mismo, pero sí guarda cierta relación. Y viendo la evolución que está tomando (sobre todo el software libre, y gracias, como dices, a que cualquiera puede hacerlo con conocimientos y pocos medios), me pregunto: ¿por qué no se puede lograr una evolución paralela al ejemplo anterior?

    ¿Cómo? No lo sé, no entiendo de negocios. Yo hablo de lo que entiendo un poquito, y en el terreno del software, como en el de la criptografía, yo cada vez lo veo más claro: se puede cambiar el modelo de negocio.

    En otros campos, la pelota la juegan otros. El otro día ya comenté otro ejemplo que está tomando fuerza.

    Por otro lado, la batalla del software es algo singular que se da en pocos ámbitos (ahora no se me ocurre ninguno... ¿Telefónica?), y es que cuando tú vas a comprarte un PC, no te compras un PC (aunque suene raro). No. Te compras "un PC con Windows". Y esto era así en el 99.999% de los casos hasta hace cuatro días, y todavía sigue siéndolo en un 95% al menos. Y cuando se dan cursos de informática, ¿qué se imparte?: Word y Excel. El monopolio absoluto por las bravas. Este factor también es importante para mover a la gente. Como tú dices, aunque barato, el software libre se hace en el tiempo libre de la gente. Con lo cual, pongámoslo entre comillas: "barato".

    ResponderEliminar
  4. El ejemplo del automóvil viene a cuento de que la estructura de capital de cada tipo de industria es la que determina, en último término (junto con las características de los bienes producidos), qué forma de derechos de propiedad serán más convenientes. Sólo eso.

    Pero estoy de acuerdo contigo en todo lo que dices: hay que experimentar con formas de negocio alternativas.

    ResponderEliminar
  5. Salud:

    Estimado Don Jesús, la comparación del 'software libre' estaría mejor hacerla con un campo como las matemáticas, la lógica o la lingüística, por ejemplo. Un sujeto desarrolla un teorema y lo da a conocer a la humanidad. El 'conocimiento' de dicho teorema no tiene más restricciones que el reconocimiento, pues su comercialización, distribución, modificación o aplicaciones posteriores, son enteramente libres. Y, 'libre', no quiere decir 'gratis' (aunque muchas veces lo sea).

    El modelo de negocio del 'software libre' es el conocimiento experto y el no ir a "piñón fijo" sobre unas licencias que sólo te permiten unos límites. A eso se le llama escalabilidad y modularidad; que es como decir que quieres tener la tecnología que quieres (o puedes) llegar a tener en ese campo.

    Se ha metido, con todo el cariño del mundo Don Jesús, en camisas de once varas. El modelo de negocio del software privativo es diametralmente distinto al del software libre. Éste último se fundamenta en las necesidades reales del cliente y ésto sólo se sabe haciendo una consultoría a fondo. El software libre es una herramienta más dentro del engranaje organizativo.

    Por ejemplo, uno de los negocios más boyantes del software libre es la aplicación del mismo a unos vehículos eléctricos (visitas turísticas, campos de golf, etc.), que si se hiciera con software privativo, tales vehículos, no serían competitivos en precio.

    ResponderEliminar
  6. Carlos:
    si se me ha entendido que yo defiendo que el software debiera patentarse como los coches, me he debido explicar muy mal. Lo que yo digo es que cada tipo de producto y cada tipo de industria tendrá un tipo de derechos de propiedad que favorezca de la mejor manera posible los intereses sociales. Así que hay que explorar diversas formas de derechos de propiedad.
    Con lo que yo me metía era con la idea (que creo percibir por ahí) de que TODO debería tener los derechos de propiedad del software libre, y ponía el ejemplo de los coches para mostrar que, dada la distinta naturaleza de ambos bienes (software y automóviles), no es lógico que la gente haga "patentes de coche libres".

    ResponderEliminar
  7. Salud:

    Es que, la 'propiedad', bien entendida, es una cuestión legal (del Derecho). En España (y en Europa occidental en general), al software se le aplica la 'propiedad intelectual' (porque en sí, son lenguajes de programación) y no la 'propiedad industrial' (como en la industria del automóvil). Desde el momento en que son distintas clases de propiedades, la comparanza, carece de sentido, Don Jesús.

    ResponderEliminar
  8. No depende tanto del tipo de industria, como de la forma de consumo o de uso del bien.
    O sea, de que el uso sea excluyente o conjunto, tenga más o menos externalidades (positivas o negativas) o, en el caso del conocimiento y la información, el único coste de reproducción sea el de soporte y distribución, pero la cantidad de ejemplares del bine o servicio es propiamente dicha es potencialmente infinita sin coste.

    ResponderEliminar
  9. Áloe: acepto la precisión; me refiero en general a las características técnicas del bien y de su uso.

    Carlos: precisamente porque son distintos caben las comparaciones, para ver cómo reaccionamos ante las diferencias

    ResponderEliminar
  10. Hay otro aspecto también a tener en cuenta: es la demanda. Por muy barato que algo sea sino no se utiliza muere. La demanda del software bueno es alta porque es fácil de "fabricar" si tienes el diseño, en cambio los coches no, tienen una fabricación compleja y de un coste elevado.

    Caso parecido al software son los blogs libres, sólo funcionan (exponiendo ideas gratis) los que tienen clientela.

    Pero de todas formas creo que también existe algo de diseño libre en el mundo del coche. En concreto, en USA hay un gran mercado (si es USA tiene que ser grande a la fuerza) de coches tuneados que se montan con piezas de grandes catálogos. Hay catálogos que contienen todas las piezas de un coche, o mejor, conjuntos como caja de cambios, diferencial, motor, chasis... Seguro que hay multitud de web donde poder apoyarte en la construcción de tu coche.

    ResponderEliminar
  11. Íñigo,
    admito que la demanda influye muchísimo... ¡pero si algo tiene demanda en nuestra sociedad, son los coches!

    ResponderEliminar
  12. La sintaxis de mi comentario, efecto de la prisa, es pa'matarme.
    Si lo has entendido, es que eres un adivino.
    Disculpas.

    ResponderEliminar
  13. Jesús,

    Lo siento, he vuelto a explicarme mal. Lo intento de nuevo.

    En el software los procesos que podemos distinguir (diseño, creación de los programas fuente y reproducción) están muy ligados entre sí ya que la reproducción es simplemente colgar el software en internet. Se puede hablar de un único proceso, el cual tiene un mercado potencial de millones de personas capaces de utilizarlo; por lo que la demanda potencial es muy alta.

    En cambio en la fabricación de coches podemos diferenciar dos grandes y complejos procesos: el diseño y la propia fabricación. Que por el nivel de inversión que conllevan se diferencian claramente (aunque interactúan entre sí y pueden dividirse en otros procesos también complejos). En este caso podemos diferenciar demanda de diseño de coches y demanda de coches. La demanda de diseño de coches es muy limitada ya tiene muy pocos clientes potenciales: los fabricantes de coches. Los demás mortales como no los utilicemos de posters no veo que podamos hacer nada con el diseño de un coche. Por eso hablaba de una demanda potencial baja.

    También comentaba que eso es en nuestro país, donde los coches a medida son muy pocos y siempre hablamos de coches en grandes series. Pero existen mercados de coches a medida y coches que te los puedes fabricar en el garaje de casa comprando piezas por catálogo, sobre todo en USA, donde considero que sí tiene que haber una mayor demanda de diseño de coches, y, seguramente, habrá en internet diseños libres de coches.

    Pero todo era un comentario que añadir al debate. No considero que la demanda sea el factor más importante en el caso que nos ocupa.

    ResponderEliminar