31 de enero de 2013

Semántica sin cosas

Mi nuevo artículo en Mapping Ignorance, esta vez sobre Peter Gärdenfors.

Españoles.... Rajoy ha muerto... ¡Viva la unidad!

Muy oportuna la portada de Mongolia de hoy. Me sumo a la petición de publicitarla.
.
.
.
A la vista de la situación, creo que el único paso razonable para la sociedad española en este momento sería que hubiera sendos congresos extraordinarios en el PP y el PSOE, con una radical renovación de sus cúpulas nacionales y regionales, que se convocaran nuevas elecciones, y que ambos partidos se comprometieran a formar un gobierno de unidad con el compromiso de llevar a cabo una radical renovación constitucional, institucional y cultural. Y el que quiera sumarse, que se sume.

29 de enero de 2013

¡Que le corten la cabeza...!

Supongamos que tenemos una tecnología que nos permite replicar toda la información contenida en un cerebro humano, tal como se especula en muchas obras de ciencia ficción. Cada día (o cada semana, si no eres tan hipocondríaco), antes de salir de casa, "descargas" toda esa información en un archivo de tu ordenador como una "copia de seguridad", de modo que, en caso de que tengas un accidente que convierta tu cerebro en chicharrones, puedan fabricarte un cerebro nuevo y "cargarle" otra vez exactamente la misma información que tenías cuando hiciste el último "back-up". Supongamos también que es posible construir o reconstruir organismos completos, o por partes, de modo que lo mismo puede hacerse con cualquier parte del cuerpo que se haya deteriorado (o que deseemos mejorar por la razón que sea, pero ese no es el punto de esta entrada).
.
Imaginemos ahora que el típico investigador malévolo te hace la siguiente oferta: puede anestesiarte completamente, hacer una copia de tu información cerebral, traspasarla a otro cerebro en otro organismo todo lo similar al tuyo que quieras (que también permanece anestesiado), y una vez transferidos los "datos", aplicarte un veneno que te haga morir mientras estás bajo los efectos de la anestesia, y a continuación despertar a tu nueva "copia", quien dispondrá de 10 millones de euros que habrán sido ingresados en ese momento en tu cuenta corriente.
.
Si no aceptas el trato, el científico no te hace nada, y sigues con tu vida como si tal cosa, pero sin los 10 millones de euros, nos ha jodío.
.
La pregunta está clara: ¿aceptaríais la oferta? Y por supuesto, ¿qué implicaciones tiene vuestra respuesta sobre la cuestión de la naturaleza de la mente?
.
.
Sigue a bordo:
¿Es reducible la materia a la conciencia?
La intencionalidad, lo mental y el naturalismo
Una lanza por el individualismo atomista

27 de enero de 2013

¡Socorro, se me ha enganchado un cansino!

Desde hace unas semanss ocurre algo extraño en mi blog, no sé si habréis tenido alguna experiencia parecida. Alguien accede a una página del blog, y entre en ella automáticamente cada 3 o 4 segundos, como se ve en la imagen. El menda de Acapulco lleva unas 15.000 visitas él solito desde ayer por la tarde, ¡y eso que incluso he borrado la página a la que supuestamente sigue entrando! Las entradas las veo a través de statcounter, aunque, por el contrario, las propias estadísticas de blogger no las contabiliza.
.
¿Alguien sabe qué hacer en un caso como este, para que no se descuadren las estadísticas?

26 de enero de 2013

Con la música a esta parte

Jodíos coreanos, qué bien tocan (bueno, tienen la colaboración de Fernando Alonso en los trombones)

25 de enero de 2013

La piratería no perjudica a Hacienda

Uno de los argumentos de quienes critican la mal llamda "piratería" digital es que esta actividad no sólo supone un descenso de los ingresos de los propietarios de los derechos de autor (lo que es seguramente verdad), y de las editoriales, distribuidoras, librerías, etc. (que también), sino que asímismo implican un perjuicio "para toda la sociedad" al disminuir la recaudación de impuestos (sobre todo, el IVA por las ventas perdidas de los ejemplares copiados, pero también por los otros impuestos sobre las rentas que esas ventas generarían a individuos y empresas).
.
Este último argumento, al contrario que el primero, es rotundamente falso. El dinero que la gente no se gasta en comprar un libro, pagar una entrada al  cine, o una suscripción a un canal de televisión, porque descargan esos "contenidos" gratuitamente a través de internet, ese dinero se lo terminarán gastando en otras cosas, en las que no se lo habrían gastado de habérselo tenido que gastar en libros, cine, o fútbol; y al comprar esas otras cosas, pagarán el IVA correspondiente, y generarán rentas que Hacienda gravará (salvo que sean rentas de algún amnistiable).
.
Así que, cuando bajéis de internet alguna de esas cosas, descontad en vuestro responsable cargamento de culpa, que sin duda sentís, la parte que corresponde a los impuestos, porque esa no se va a ver mermada de ninguna manera a causa de vuestra decisión.
.
.
Sigue a bordo:
*¿Y si Gutenberg hubiera inventado el pdf antes que la imprenta?
*Derechos de copia con límite de copias
*Hablando con propiedad

23 de enero de 2013

Una lanza por el individualismo atomista

Me pongo de los nervios cada vez que oigo o leo que alguien critica ciertas posturas filosóficas, éticas o políticas por ser "atomistas", es decir, por basarse en la idea de que los individuos somos "átomos".
.
¡Pero si no hay nada en este mundo más social que un átomo! No sólo son los átomos una verdadera república de (en muchos casos cientos de) otros diminutos kosmopolites (electrones, protones, neutrones, quarks, gluones, y la madre que los parió), sino que, salvo algunos casos aislados (nunca mejor dicho: los de los gases nobles), un átomo difícilmente puede "vivir solo", sino que está aguardando con impaciencia la más mínima oportunidad para enlazarse en un abrazo eléctrico con otros átomos.
.
átomo, individualismo, liberalismo, socialismo, colectivo, mente, individuo, holismo
Así que, en efecto, la sociedad está formada por "individuos atómicos": repúblicas de células, órganos, emociones y pensamientos, que están deseosas de relacionarse de mil maneras con las otras repúblicas individuales que las rodean.
.
.
Sigue a bordo:
La intencionalidad, lo mental, y el naturalismo
Manifiesto liberal-positivista
Esta entrada no tiene ni puta gracia
¿Tienen fines las plantas?
Superveniencia y determinismo
Abajo el materialismo, viva el naturalismo
A vueltas con el naturalismo
Más vueltas con el naturalismo

Filtro anti-spam

Con todo mi pesar, he decidido volver a poner el pesado filtro de reconocimiento visual para los comentarios, pues en estos días estaba sufriendo un ataque masivo de spams; hasta ahora, los mensajes me llegaban al correo aunque Blogger no los mostraba en las entradas, pero ahora sí que se han llegado a colar. Intentaré quitar el filtro dentro de un tiempo, a ver si se han olvidado de este barco.

22 de enero de 2013

Video killed the radio star, and mobile phone killed telepathy



Pues, ¿cómo, si no, explicar la casi desaparición de la telepatía como la reina de los temas de lo 'paranormal'? Ahora sólo aparece de tarde en tarde, y en sitios como así.

21 de enero de 2013

"Historia y Filosofía de la Ciencia", nº 2 en Amazon-Filosofía.

Tal como se puede comprobar en la imagen, hoy, 21 de enero de 2013, mi libro Historia y Filosofía de la Ciencia: Una Introducción Bibliográfica (autoeditado como ebook en Kindle Direct Publishing) se ha colocado como el número 2 en ventas de libros de filosofía de Amazon.
.
.
No conviene, eso sí, que echemos al vuelo en el Otto Neurath las campanas del barco, porque resulta que esa posición ha sido alcanzada con unas cifras de ventas de lo más reducido: 3 ejemplares este fin de semana, y 18 en lo que va de mes (unos 70 desde que lo publiqué el pasado verano, con sólo un caso de un cliente que lo devolvió), y hasta hace unos días el libro deambulaba por los puestos 40 o 50 de la lista.
.
¿Qué quiere decir esto? Primero, que aunque no me voy a volver rico con el (ciertamente generoso, en comparación con el mercado editorial) 30 % de royalties que Amazon me paga por esas ventas de un libro que cuesta 94 céntimos, estoy más que contento con la experiencia (y también contigo, bobalicón, aunque de ti se vendan muchos menos). Para un libro con un tema tan árido a primera vista, me parece que no está mal.
.
Segundo, que la verdad es que las cifras de Amazon no deben de ser muy espectaculares en general, cuando unas ventas tan exiguas te hacen subir tanto en la lista. Pero, en fin, creo que ciertamente es un ejemplo del cambio de modelo que está experimentando el mercado editorial.
.
Y a todo esto, en primavera espero el gran acontecimiento, con la publicación en Ediciones Tagus (un experimento de Casa del Libro en el mercado de ebooks) de mi novela sobre los Reyes Magus, perdón, Magos. Saldrá a un precio de 4,99 € (aunque el primer día de venta -ya os avisaré- estará a 0,99),
.

18 de enero de 2013

La sombra del dopaje

Famoso escritor devuelve su premios literarios, entre ellos el Nobel, tras confesar que escribió la mayor parte de su obra bajo los efectos de sustancias dopantes.
.
.
Sigue a bordo:
La frase de Armstrong
Siempre ha habido frikis y torpes
Cómo distinguir la ciencia de la pseudociencia
¿Por qué acabó la dinastía de los Austrias?

8 de enero de 2013

LA INTENCIONALIDAD, LO MENTAL, Y EL NATURALISMO


Más fragmentos del debate sobre libertad, intencionalidad y naturalismo en Dialéctica y Analogía (en cursiva, frases de Juan Antonio Negrete).
.
Es obvio que las descripciones a nivel mental tienen una peculiaridad (como todo: todo es peculiar en algún sentido): la intencionalidad, que tú bien has señalado. Pero ten en cuenta que la intencionalidad consiste en que ciertos hechos o estados (mentales o del tipo que sea) TIENEN CONTENIDO SEMÁNTICO (obviamente, la solidez del hielo no lo tiene). El contenido semántico son PROPOSICIONES: el contenido de mi pensamiento "está lloviendo" es la proposición que dice que está lloviendo. Esto es importante porque, si lo que queremos explicar es la relación entre lo mental y lo físico, lo que hay que explicar es lo mental, NO NECESARIAMENTE SU CONTENIDO SEMÁNTICO. Fíjate que entre ACTOS DE PENSAR no se dan relaciones lógicas: las relaciones lógicas se dan entre las proposiciones que son el contenido de esos actos de pensar. Por lo tanto, para explicar la relación entre los actos mentales de pensar y la actividad neuronal NO HACE FALTA SUPONER QUE ENTRE UNAS ACTIVIDADES NEURONALES Y OTRAS SE DEN RELACIONES DE CONSECUENCIA LÓGICA (p.ej.), pues entre los actos mentales TAMPOCO se dan esas relaciones (de "Fulano cree que X es mayor que Y y "Fulano cree que Y es mayor que Z" NO SE SIGUE LÓGICAMENTE "Fulano cree que X es mayor que Z").
Lo que hay que explicar es, más bien, cómo es posible que ciertas actividades (mentales, neuronales, electrónicas o lo que sea) sean de tal manera QUE PUEDAN TENER CONTENIDO SEMÁNTICO. (Fíjate, p.ej., que los lagartos tienen seguramente estados mentales conscientes -no autoconscientes-, pero no por eso esos estados tienen contenido semántico, como muchos de los nuestros; luego tampoco es inmediata la identidad mente= intencionalidad; puede haber mente sin intencionalidad, y seguramente, también intencionalidad -o sea, contenidos semánticos- sin mente).
(…)
Las relaciones LÓGICAS que se dan entre las proposiciones PENSADAS no se dan entre los ACTOS DE PENSARLAS. De "creo que X" y "creo que X implica Y" no se sigue lógicamente "creo que Y". Esto significa que el paso de unos PENSAMIENTOS a otros no puede ser explicado MERAMENTE como resultado de las relaciones lógicas que se dan entre las proposiciones pensadas en ellos. Es decir, por mucho que te empeñes en decir que la descripción neurológica del cerebro no explica por qué (digamos) los teoremas matemáticos son así o asá (lo que admitiré por mor del argumento), en realidad sucede exactamente lo mismo con la descripción MENTAL o "intencional" (o sea, la descripción de lo que ocurre "en el nivel mental"): tampoco ella explica por qué los teoremas matemáticos son así o asá, ni seguramente por qué tenemos sobre ellos los pensamientos que tenemos.
(…)
el problema que estoy señalando como importante: cómo “opera” la intencionalidad en un mundo material
En cierto sentido, no "opera". Si lo intencional es meramente una descripción A OTRO NIVEL de los hechos que ocurren en el cerebro, lo que operan son ESOS HECHOS, no su "descripción". Podremos descubrir regularidades entre unas descripciones y otras, y eso es todo. Lo importante y difícil es, como digo, más bien verlo en el otro sentido: ¿cómo se las apaña el cerebro para generar la intencionalidad?
(…)
es falso que la mente necesite un material en que implementarse para existir... la ciencia-natural solo trata de lo material
Bueno, yo estoy entendiendo por "mente" en toda esta discusión los procesos CONSCIENTES, y estoy asumiendo como conjetura más económica (epistemológica y ontológicamente) que la consciencia es una propiedad superveniente de los sistemas que, DE MOMENTO, sospechamos que la tienen (y que básicamente son los animales con sistema nervioso central); dicho en bruto: "mente" es lo que tiene aquella cosa a la que le puede doler algo. Supongo que, una vez cogido el truquillo mediante el que los sistemas nerviosos centrales consiguen que haya dolores, será factible construir un sistema a base de chips o de gominolas, al que también le duelan algunas cosas (y si hace más cosas mentales todavía, mucho mejor). Pero la idea misma de algo a lo que le duele algo pero no está "hecho de nada" sencillamente me parece que está bien como literatura mística, pero no veo ni la menor necesidad de admitirlo como algo razonablemente posible ni mínimamente relevante para nuestro conocimiento de la realidad.
.
las razones auténticas por las que aceptamos un teorema matemático es la matemática misma, con sus criterios internos.
De nuevo olvidas la distinción entre la actividad mental que consiste en pensar, y el contenido de esos pensamientos. El hecho de que tú te des cuenta de ciertas RAZONES (p.ej, la relación lógica entre las premisas y la conclusión) es seguramente parte de la CAUSA de que tú aceptes el teorema, pero la causa de que lo aceptes no son las RAZONES por las que lo aceptas, sino EL HECHO DE QUE TE DAS CUENTA DE ESAS RAZONES.
.
Fíjate en que tú puedes estar equivocado y aceptar algo a partir de una premisa falsa; p.ej., puedes leer una placa en un edificio de Burgos, en la que pone "Baroja vivió aquí", y creer por eso que Pío Baroja vivió en Burgos. Supón que la placa, sin que tú lo sepas, la ha puesto un bromista, o que se refiere a otro Baroja distinto al que tú crees. Obviamente, si la verdad es que Baroja no vivió nunca en Burgos, no puedes decir que la razón por la que tú crees que Baroja vivió en Burgos es porque vivió en esa casa que está en Burgos (pues él, por hipótesis, NO vivió allí). Más bien: el hecho de que tú crees que Pío Baroja vivió en esa casa (lo cual es falso), de que crees que esa casa está en Burgos (lo cual es verdadero), y de que de tú piensas (correctamente) que "Pío Baroja vivió en esa casa" y "esa casa está en Burgos" IMPLICAN LÓGICAMENTE (o sea, es una RAZÓN lógicamente suficiente para) "Pío Baroja vivió en Burgos", de todos esos hechos (más el hecho de que tu sistema nervioso está estructurado de tal manera que te lleva a creer de manera natural las consecuencias lógicas MÁS SENCILLAS de aquellas otras cosas que crees) se sigue COMO CONSECUENCIA CAUSAL que también creerás que Pío Baroja vivió en Burgos. Pero, insisto, en este caso, que Pío Baroja vivió en esa casa de Burgos no puede ser la RAZÓN por la que Pío Baroja vivió en Burgos, porque obviamente hemos supuesto que no vivió en esa casa.
.
En fin, en resumen, que no veo qué motivos te llevan a no aceptar que entre los ACTOS DE CREER se dan relaciones CAUSALES (como buenos procesos naturales que son), mientras que entre las PROPOSICIONES creídas (o no creídas) se dan relaciones DE CONSECUENCIA LÓGICA, pero no se dan relaciones causales entre proposiciones, ni relaciones de consecuencia lógica entre actos mentales distintos.

4 de enero de 2013

POR QUÉ EL INDETERMINISMO NO ES COMPATIBLE CON EL LIBRE ALBEDRÍO

Ahora que, tras varios años en barbecho, mis reflexiones sobre el libre albedrío han vuelto a brotar gracias al inagotable invernadero de Dialéctica y Analogía, veo que es conveniente precisar un poquitín el argumento según el cual el libre albedrío (o sea, la tesis de que, al decidir, existen realmente varios 'cursos de acción' posibles, 'abiertos' ante nosotros, y que nuestra voluntad racional puede ser la causa de que uno de ellos, y no los demás, sea el que se lleve a efecto) es compatible, e incluso requiere, el indeterminismo físico (o sea, la tesis de que, al menos en ciertas situaciones, el estado de la naturaleza en el momento t, más las leyes físicas, determinan sólo una cierta distribución de probabilidad sobre los posibles estados de la naturaleza en el momento t+1). Hablé sobre esto ya en los inicios de nuestra singladura (así que pasen cinco años), y está recogido en la selección del blog Filosofía flotante, pero merece la pena insistir en el argumento.
.
Parece intuitivamente obvio que, si uno defiende el libre albedrío, tendrá que aceptar la existencia de diversas alternativas posibles cuando se toma una decisión. ¿Y no es esto precisamente lo que dice el indeterminismo? Pues no: el indeterminismo no sólo dice eso, sino que dice que las leyes de la naturaleza, además de dejar varios 'caminos abiertos', determinan con qué probabilidad ocurrirá cada uno de ellos, o sea, con qué frecuencia ocurriría cada uno si la situación se repitiera un número elevado de veces. P.ej., supongamos que la situación es exactamente en la que yo estoy ahora, y que las opciones son que yo levante la mano izquierda o que levante la derecha. Supongamos, por mor del argumento, que, desde el punto de vista físico, que yo tome una decisión u otra depende de cierto evento cuántico que ocurre en mi sistema nervioso, con una probabilidad del 50 %, y que es tal que, si ocurre, levantaré la mano izquierda, y si no ocurre, levantaré la derecha.
libre albedrío, free will, determinism, indeterminism, determinismo, indeterminismo, libertad,
.
Ahora bien, si la tesis del libre albedrío fuese cierta, eso querría decir que mi voluntad racional tiene la capacidad de elegir siempre (si así le pareciese) una de las opciones, p.ej., levantar la mano derecha. Es decir, la tesis del libre albedrío implica que yo tengo la capacidad de elegir siempre la misma opción en una situación dada. Es decir, la tesis del libre albedrío implica que mi voluntad racional tiene la capacidad de hacer que un evento, al que las leyes físicas dan un 50% de probabilidad de ocurrir, ocurra en un 100 % de las veces. Es decir, si la tesis fuera cierta, entonces mi voluntad racional podría generar una frecuencia de acontecimientos diferente a la frecuencia determinada por las leyes físicas. Es decir, mi voluntad racional podría violar las leyes físicas.
.
Por lo tanto, la hipótesis del libre albedrío es incompatible con la hipótesis de que los acontecimientos de la naturaleza cumplen leyes, tanto si estas leyes son deterministas, como si son indeterministas.
.
.
.
Sigue a bordo:
.
Física cuántica y consciencia: desmintiendo el romance.
.
Quanticum quanticorum.
.
¿Es reducible la materia a la conciencia?
.
Como el sol cuando amanece
.
Mente (o lo que sea) y cerebro
.
¿Por qué podemos resistirnos a aceptar el multiverso cuántico?
.

2 de enero de 2013

LA MÚSICA DE LAS ESFERAS




  • De una jugosa discusión que estamos manteniendo sobre el "misterio de la realidad" (aka: dogmas católicos revestidos de jerga zubiriana), en una entrada sobre el ateísmo.

    si te tapas las orejas, no comentes mi música
    Una metáfora engañosa, como siempre: es cierto que hay gente a la que la buena música (pongamos, Beethoven) le deja frío, pero en este caso NO SE TRATA DE UNA CUESTIÓN TOTALMENTE SUBJETIVA. La música tiene propiedades objetivas, que pueden ser analizadas y comprendidas perfectamente incluso por quien no tiene "sensibilidad musical", y que tienen que ver con la ciencia de la acústica y con la neurología de nuestra percepción. En el caso del "misterio", por el contrario, no hay NADA QUE PUEDAS ARGUMENTAR OBJETIVAMENTE, pues, como he dicho varias veces Y NO TE HAS MOLESTADO NUNCA EN RESPONDER, Y SUPONGO QUE NI EN PENSAR, ni siquiera podemos saber si los conceptos que le aplicamos se le PUEDEN aplicar (al contrario que con la acústica y el resto de las ciencias, en las que el éxito predictivo son una garantía, al menos provisional, de que nuestros conceptos no andan muy desencaminamos).
    Por otro lado, nuestro cerebro ha evolucionado (biológica y culturalmente) de modo que ciertas relaciones matemáticas y físicas entre los sonidos tienden a producir a la mayoría de los oyentes una cierta RESPUESTA EMOCIONAL, pero no hay NADA en las propiedades objetivas de los sonidos que haga que CUALQUIER SER VIVIENTE E INTELIGENTE tuviera de forma necesaria que tener la misma respuesta emocional que yo a la música de Beethoven: que yo responda así, es un accidente de la evolución (accidente muy bien aprovechado por Beethoven, naturalmente). Del mismo modo, no hay nada en el "misterio" que haga que la ÚNICA reacción razonable ante él por parte de un ser racional sea la de caer sobrecogido de hinojos (y mucho menos identificarlo con cierto personaje más o menos antipático de ciertos libros considerados "sagrados"), y no lo hay porque, sencillamente, del misterio no puedes SABER nada, ni siquiera eso (si no, no sería un misterio).
    .

    o estoy sordo o mi interlocutor es esquizofrénico. Usted afirmará lo segundo tal vez, yo lo primero.
    De acuerdo, pero imagina un mundo de sordos, en donde nace una persona que puede oir. Sólo hay una cosa que puede convencer RACIONALMENTE a los sordos de que esa persona tiene una capacidad perceptiva que le permite conocer OBJETIVAMENTE ciertos aspectos de la realidad que ELLOS no pueden captar: el mayor éxito predictivo que el que oye tiene frente a los que no oyen (p.ej., que oye los pasos de alguien acercándose, y entonces predice que alguien va a llegar, antes de que lo puedan predecir sus compañeros).
    En cambio, si el que DICE que "oye" se limita a afirmarlo y a adoptar una conducta idiosincrática cuando se refiere a ello, y con más pundonor todavía cuando los demás se lo ponen en duda, pero sin ser capaz de PREDECIR nada nuevo gracias a sus supuestas "audiciones", pues los demás tendrán dos opciones: creérselo como pazguatos (depende de lo convincente que sea en su conducta idiosincrática) o no hacerle ni caso.
    .
    Tú ponte en mi lugar: tú dices que, según tú, lo que se "oye" en el caso del misterio es algo así como una "noergia" que te hace arrodillarte, rezar, tal vez valorar la virginidad, y quién sabe si abstenerse de comer carne los viernes de cuaresma. Ten un poco de piedad conmigo y comprende que yo no oigo nada de eso: pues caramba, intenta hacer un poco como el que oye en un mundo de sordos, enséñame qué OTRAS cosas puedes averiguar tú (y que yo pueda contrastar objetivamente) sobre el mundo A PARTIR DE LA HIPÓTESIS DE QUE TÚ TIENES RAZÓN Y YO NO sobre lo que se "oye" o se deja de "oir". (Y no vale lo de "mira cómo les mola a millones de personas mi conducta idiosincrática", porque no se trata de si les mola o les deja de molar, sino de pruebas objetivas, predicciones empíricas, o al menos razonamientos lógicos intersubjetivamente examinables).
    .
    se descubre en un analisis fenomenologico del intelegir, .... ¿¿¿¿ La fenomenología es imaginación???? 
    Y dale: comprende que mi valoración epistemológica del "análisis fenomenológico del inteligir" es nula. Nuestra mente es como es, y nos produce las experiencias e intelecciones que nos produce, por razones que son todo menos TRANSPARENTES para la mente misma. El cerebro ha creado una fenomenología que nos simplifica la vida PERO QUE NOS ENGAÑA DE MALA MANERA. Te recomiendo una lectura un poco más científica que la ilusión de que la fenomenología enseña algo sobre la realidad.
    .